Los mejores ventiladores de techo

Llega el calor y ya pensamos en de qué manera combatirlo sin finar en el intento. Una alternativa de las más eficaces es la de adquirir un ventilador de techo.

Existen ventiladores de todos los modelos y gamas de costos. Sin embargo, es esencial conocer unas pautas para ser capaces de seleccionar la opción mejor. A continuación, comentaremos qué claves debemos tener en consideración.

De momento, os adelantamos que de las opciones mejores por su buen coste es la de Westinghouse. Cuenta con un diseño versátil, capaz para ponerse en habitaciones extensas o en techos muy altos y también, incluso, inclinados.

Claves a tener en consideración

¿Dónde lo pondremos?

Ésta es la primera pregunta que debemos hacernos. No es exactamente lo mismo ponerlo en un lugar exterior o en uno interior. Lógicamente, si queremos ubicarlo en un techo exterior, vamos a deber asegurarnos de que está desarrollado para esto, con materiales resistentes a todo género de tiempos.

El tamaño de la habitación podrá limitarnos la selección. Por ejemplo, si la habitación es pequeña y el techo es bajo, vamos a deber decantarnos por una alternativa de menor diámetro y que cuelgue poco.

El diámetro es un aspecto esencial en tanto que, cuanto mayor sea, mayores serán sus aspas y va a mover mayor volumen de aire. Es decir, si queremos poner un ventilador en una habitación grande, buscaremos mayor diámetro.

Lo recomendado es seleccionar el ventilador más grande que podamos introducir en una habitación. Consume menos un ventilador grande virando lento que uno pequeño virando veloz. Además, esta activa hará que el ventilador sea más sigiloso al marchar.

Para hacernos una idea de las proporciones: Si la habitación mide menos de 13m2, no vamos a deber superar los 107cm de diámetro del ventilador. Si es una habitación más grande, que ronde los 18m2 o más, nos iremos a modelos que superen los 132cm de diámetro.

Si la habitación es considerablemente mayor que esas cantidades o supera los 38m2, lo mejor será proponernos instalar más de un ventilador.

Velocidad de giro

La velocidad de giro es un tema relativo: esto es, no por tener mayor velocidad es un ventilador mejor.

La velocidad va a depender del empleo que hagamos de él, como del espacio donde lo pongamos. Por ejemplo, si lo utilizamos en un dormitorio, desearemos una velocidad que ronde los 70 o 90rpm para que no moleste el ‘viento’ de noche. Y lo más probable es que no precisemos mayor potencia.

Sin embargo, si queremos instalarlo en un espacio grande o en la cocina donde puede haber humos, podremos seleccionar velocidades más altas que ronden los 200rpm.

Material de fabricación

Los materiales nos señalarán no solamente la durabilidad y resistencia del ventilador, sino su nivel de estruendo o su capacidad para ponerlo en un lugar exterior.

Los materiales más usados son:

  • Madera: Suele ser el más estético y bien elegante. Sin embargo, es sensible al exceso de calor y a la humedad con lo que no vamos a deber instalarlo ni en exteriores ni en lugares la cocina.
  • Metal: Es el más resistente y simple de adecentar, con lo que es el indicado para ponerlo en los lugares donde la madera no es posible. ¡Pero cuidado con tocarlo al paso que marcha!
  • Plástico: Resistente y simple de sostener. Eso sí, no lo recomendamos para exterior si puede darle el sol o seguir horas a altas temperaturas, en tanto que se puede desfigurar.

¿Queremos lámpara?

Muchas veces se pon el ventilador en el lugar donde iría la iluminación principal de la habitación. En esos casos, nos puede interesar que el ventilador disponga de luz.

Es un accesorio común en los ventiladores, con lo que no nos va a costar hallar buenos modelos con luz. Cuantas más lámparas tenga, de entrada, dará mayor iluminación a la habitación.

Si contamos con una iluminación alternativa no será tan preciso atender a este punto.

¿Cómo regular la velocidad del ventilador?

Hace determinados años, la única forma de regular un ventilador era por medio de cadenitas que colgaban de ellos. Hoy, aunque las cadenitas no han desaparecido, contamos con múltiples opciones:

  • Mando a distancia: Podremos regular la luz y las velocidades lugar desde el que estemos sin especificar levantarnos.
  • Regulador de pared: También es posible conectar el ventilador al enchufe para que, al encender el interruptor, se encienda la luz del ventilador. Podremos hacer que, con ella, se encienda también el ventilador. Normalmente, esta alternativa irá acompañada con la próxima.
  • Cadenas: Si cuenta con lámpara, el ventilador tendrá dos: una para la luz y otra para regular la velocidad del ventilador.

Westinghouse Industrial: Para techos altos o inclinados en grandes estancias

Se trata de una alternativa económica y valoradísima por los usuarios en tanto que es muy versátil en el momento de instalarse en diferentes géneros de techos.

Si procuramos un ventilador de aspas grandes, sin iluminación y con control de pared, ¡esta es nuestra opción!

Este ventilador tiene un diámetro de 142cm, con lo que es recomendable para habitaciones bastante grandes que midan entre 20 o 30m2.

Aunque se puede emplear a múltiples alturas, está de manera especial desarrollado para salones de techos elevados, talleres, residencias tipo loft… Para ello cuenta con una varilla de extensión de desde 30cm. Esta varilla vuelve posible que se pueda instalar incluso en techos inclinados.

Si queremos ponerlo en una habitación de altura estándar (en torno a los 2,5m), simplemente deberemos instalarlo sin la varilla de extensión.

En cualquier caso, para que el ventilador tenga el resultado aguardado, se aconseja instalar a un mínimo de 2,3 metros sobre el suelo y un máximo de 2,80 metros.

Dispone de la función inversa para poder emplear el ventilador tanto en invierno (para bajar el calor que se acumula en el techo) como en verano (para refrescar la habitación). Por ejemplo, si lo instalásemos en un loft de dos plantas, es de manera especial útil para repartir mejor el aire caliente entre las dos plantas.

Un aspecto positivo de este aparato es que cuenta con 4 niveles de velocidad. En los primeros niveles es de manera especial sigiloso, con lo que podremos emplearlo reposadamente durante la noche.

Dichas velocidades se pueden inspeccionar con el regulador de pared. El regulador es bastante fácil: Se trata de una rueda en la que se puede seleccionar del 0 (apagado) al 4 (máxima velocidad).

Si de esta forma lo quisiéramos, además de esto del regulador podremos hacernos con un mando de la misma marca, que se puede adquirir aparte. Sin embargo, el mando solo nos dejará acceder a tres de las velocidades de giro.

Es un producto muy resistente y de calidad. Prueba de ello son los 10 años de garantía que da la marca. Además, tiene un coste realmente competitivo.

Cecotec ForceSilence de 3 aspas: Pequeño, sigiloso y con mando

Cecotec cuenta con una de las opciones más vendidas. Este modelo, con 3 aspas, cuenta con un diseño moderno pero fácil. Su diámetro de 106cm lo hace idóneo para habitaciones de hasta 13m2.

Dispone de lámpara que alumbra de forma notable. Podremos emplearla como iluminación principal y única para la habitación. Eso sí, no incluye la lámpara con la adquiere con lo que deberemos adquirirla aparte.

A pesar de contar solo con 3 aspas, el diseño aerodinámico hace que mueva el aire de forma eficaz.

Además, cuenta con una función interesante: Cool & Heat System. Esta función hace que, dependiendo del sentido en que viren las aspas, van a dar una fresca brisa (para verano) o ‘harán bajar’ el calor que se concentra en el techo (para invierno).

Dispone de 3 velocidades diferentes, todas diseñadas para conseguir una máxima eficiencia y dirigidas a ahorrar el máximo en nuestra factura de la luz.

Pero con lo que realmente destaca es por su funcionamiento sigiloso. En la primera velocidad, podremos dormir con él marchando y solo oiremos el estruendo del aire moverse. No notaremos el motor ni ruidos de fricción entre materiales.

Para inspeccionar el funcionamiento del ventilador, contamos con un mando. A través de él, podremos acceder a extras interesantes como programar el apagado automático del ventilador transcurridas ciertas horas de empleo (1, 3 o 6 horas, concretamente). ¡Perfecto para utilizarlo por las noches sin preocuparse!

Por ponerle una queja: Cada vez que se usa el mando, emite un pitido que no puede quitarse. Esto puede resultar algo molesto para determinados usuarios en ciertas situaciones.

La adquiere del ventilador incluye un kit con todas las herramientas y accesorios para poder instalarlo. Con las instrucciones en mano, la instalación completa nos llevará menos de media hora.

Bastilipo: El mejor cuando a calidad de materiales, funcionalidad y diseño

Es una de las opciones más tradicionales y con mejor diseño: de madera y con 4 aspas redondeadas. Cuenta con un diámetro de 105cm, idóneo para habitaciones de hasta 13m2.

El material de fabricación es metal, con un diseño en color bronce avejentado y zapas de color nogal, con acabados de cuero. El material de metal asegura una larga vida a nuestro nuevo ventilador y un fácil mantenimiento.

Se controla a través del mando y cuenta con 3 velocidades, todas excepcionalmente sigilosas gracias a su diseño estable y robusto. Dispone también de la función inversa, para dar una brisa fría en verano y repartir el aire caliente en invierno.

Uno de sus aspectos positivos es que cuenta con temporizador programable para que se apague de forma automática tras 1, 2 o 4 horas de empleo.

Cuenta con iluminación, para lo que necesitaremos una sola lámpara de tipo E27 con un máximo de potencia recomendada de 60W, pudiendo emplear lámparas LED. Es suficientemente potente para utilizarlo de iluminación principal de la habitación.

Destaca por su etiqueta energética de A++, transformándolo en un ventilador de bajo consumo que nos ayudará al ahorro en las facturas.

A pesar de que las instrucciones podrían ser más claras, es un ventilador muy fácil de montar y también instalar. Cuenta con un kit para poder realizar la instalación de forma veloz y recomendable. Eso sí, una vez puesto, será de los mejores ventiladores que podamos adquirir.

Orbegozo CP-15075 N: Para las habitaciones más pequeñas

Orbegozo destaca con esta alternativa desarrollada en madera con 6 aspas y con 80cm de diámetro, lo que deja desplazar grandes cantidades de aire en las habitaciones más pequeñas. Estéticamente es de las opciones más bien elegantes.

Esta opción incluye una lámpara. Las lámparas no están incluidas, pero se podrán emplear las de tipo E14 de 60W. No es mucho, conque a pesar de que disponga de lámpara, si la habitación no es pequeñísima posiblemente precisemos alguna otra iluminación alternativa.

Es muy sigiloso en las tres velocidades de las que dispone. Y no vibrará nada incluso en las velocidades más altas, con lo que se puede emplear de noche cómodamente.

A la hora de inspeccionar la luz y la velocidad de giro, deberemos hacer empleo de sus dos cadenitas. Sin embargo, es posible adquirir aparte un mando universal que deja inspeccionar el ventilador a distancia, si nos interesase esa alternativa.

Para que lo tengamos presente en el momento de instalarlo, tiene una altura de 37cm. Sin embargo, al tener aspas redondas y de madera, no es peligroso el contacto durante su empleo.

Ahora bien, ¡paciencia en el momento de instalarlo! El montaje no acostumbra a resultar fácil, pero el resultado valdrá la pena. Además, las aspas pueden darse la vuelta para ofrecer dos géneros de colores de la madera y seleccionar la que más nos guste o combine con la habitación.

Faro Barcelona de TONSAY: Para habitaciones de más de 18m2

Si nuestra habitación mide más de 18m2, esta alternativa podrá interesarnos. Se trata de un ventilador de 132cm de diámetro, 3 aspas de madera y con un motor fabricado en acero.

La calidad de los materiales es incontrovertible. Además, las zapas son reversibles: por un lado cuenta con un acabado blanco y por el otro un acabado arce. De esta forma, podremos seleccionar el color que mejor combine con el resto de la habitación.

La lámpara cuenta con espacio para 2 lámparas de tipo E27 de bajo consumo (15W). Esta lámpara, aunque da bastante luz, si el espacio es demasiado extenso posiblemente deseemos agregar iluminación alternativa a la habitación.

El ventilador de TONSAY se controla con mando, pero este no hace ningún pitido cuando se manipula como ocurre en muchos otros modelos. También es posible conectarlo al interruptor de la habitación.

Lo que sí echamos de menos es que no cuenta con temporizador de apagado.

Dispone de 3 velocidades regulables, con función inversa. Al nivel más suave, este ventilador es completamente sigiloso. A las máximas velocidades suena algo más, pero nunca resulta molesto.

Cuenta con la certificación energética de A++, lo que nos asegura un bajo consumo y un buen ahorro en la factura de la luz.

En terminante, se trata de una alternativa realmente robusta, con un buen diámetro para salas grandes, y un funcionamiento sigiloso, eficaz y de bajo consumo.

Última actualización el 2019-12-04 at 10:40 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados