Los mejores trineos para la nieve

Durante el primer trimestre del año, coincidiendo con los meses de mayor frío, familias y conjuntos de amigos eligen sus vacaciones para realizar deportes de invierno o bien organizar una escapada para pasar el día en la nieve.

Y, ¿quién concibe un día níveo sin un trineo? Las batallas de bolas son divertidísimas, sí; pero llevar un trineo dará ratos inmejorables de diversión y cientos y cientos de risas (no solo a los pequeños), además de esto de suponer una descarga de adrenalina cuando se desciende de manera rápida por las pendientes.

Tras horas de investigación y comparación de la multitud de trineos que existen en el mercado, los especialistas han elegido los cinco mejores modelos con diferentes particularidades para que la elección sea fácil, cómoda y amoldada a la busca del usuario.

Entre todos ellos destaca el Rodel Snow Fox de KHW, un trineo fabuloso, con volante que facilita la conducción y unos materiales que lo hacen resistentes al bamboleo.

Lo que debemos tener en cuenta

Pero antes de describir cada uno de ellos de ellos, les señalamos con brevedad qué aspectos debería tener en cuenta en el momento de elegir un trineo:

  • El tamaño. Piense en el uso real que le dará. Si, por ejemplo, se sentará más de una persona o, en el caso de tener hijos, cuántos conforman la unidad familiar, a sabiendas de que los más pequeños deben ir acompañados.

    Suele ocurrir que en determinados modelos de una plaza caben dos personas (adulto y pequeño o dos pequeños), eso sí, un tanto apretujados. Pero existen extensos modelos de dos plazas en los que podemos ir sentados cómodamente por parejitas.

  • Los materiales. Aunque existen trineos usuales de madera, en esta comparativa se han elegido los que están fabricados en plástico por resultar más ligeros, aerodinámicos y modernos.

    Principalmente habitúan a estar construidos con HDPE (High Density Polyethylene) o PEAD (Polietileno de Alta Densidad), los dos materiales son resistentes y flexibles incluso a muy bajas temperaturas.

  • La seguridad. Sin duda es una de las particularidades esenciales en las que fijarse, por el hecho de que un trineo fiable es aquel que tiene una estructura antivuelco que asegura la estabilidad de los ocupantes, en tanto que puede conseguir grandes velocidades.
  • El diseño. Existen multitud de diseños, desde fáciles deslizadores, a trineos modernos con volante o bien otros más complejos que se asemejan a una motocicleta de nieve.

    Busque la opción recomendable a su utilización. Quizás, si su empleo es ocasional y en determinados lugares como la ciudad, bastará con un trineo fácil.

  • Edad recomendada. Este género de vehículo acostumbra a estar recomendado desde los 6 años, pero pueden subirse nenes más pequeños acompañados por personas de mayor edad o adultos.

Ahora que conocen los diversos puntos en los que fijarse antes de adquirir un trineo, le ofreceremos un listado que recoge los 5 mejores trineos de nieve del mercado. Seguro que alguno de ellos encajará con lo que busca, tanto por sus particularidades como por sus variados costes que fluctúan entre los 20 y los 130 euros.

El preferido: KHW Rodel Snow Fox

El trineo preferido de esta comparativa viene de la mano de KHW Snow, una marca que destaca en el mercado por sus modelos fabricados con materiales plásticos de alta calidad, que aportan baja fricción y robustez para conseguir un perfecto deslizamiento.

El modelo Rodel Snow Fox se distingue por su volante dirigible que facilita la conducción y por un freno lateral que aporta seguridad en curvas, situaciones de riesgo y en pistas llenas de gente.

Tiene unas medidas de 90x50x23 centímetros y, a pesar de que el fabricante aconseja un peso máximo de 75 kilos, los especialistas han comprobado que tanto el volante como el freno responden de manera perfecta con un peso de 95 kilos. Así que con dos pequeños o un adulto no demasiado alto con un menor puede marchar bastante bien, aunque, de entrada, esté pensado para una sola persona.

Como la mayoría de trineos de esta clase, llevarlo colina arriba no resultará complicado al incluir una larga cuerda desde la que tirar y arrastrar para después deslizarse cuesta abajo a toda velocidad tanto en pendientes pronunciadas como en otras más llanas.

Este trineo es fuerte y resistente tanto a golpes como a temperaturas de hasta 20 grados en negativo.

La diversión está garantizada si opta por esta adquiere, con una calidad coste excelente.

Una buena alternativa: AlpenGaudi AlpenRace

AlpenGaudi es una marca alemana que fabrica todo género de trineos modernos fabricados en plástico HDPE y tradicionales en metal o madera.

Entre sus múltiples modelos destaca el trineo AlpenGaudi Race. Con él los peques de la casa lo pasarán de fábula sobre la nieve. Está construido con una sólida dirección de acero, precisa y perdurable, así como un potente sistema de frenado manual situado bajo el volante ‒en contraste al preferido, que lo lleva en un lateral‒.

El fabricante lo aconseja para personas que no superen los 50 kilos; pero, de la misma manera que el modelo precedente, al probarlo sobre la nieve se ha comprobado que un adulto de 1,85 centímetros de altura así como un pequeño de cerca de un metro (aunque quepan justitos), pueden realizar una bajada controlada sin perder la dirección.

Un punto en su favor es que tiene unas medidas de 99x54x30 centímetros, que suponen 9 centímetros más de largo y 4 más de ancho que el HKW Rodel Snow Fox.

Al igual que el favorito, incluye correa de arrastre, aunque además dispone de un asa y unas pegatinas para personalizarlo. El coste, en comparativa, se eleva un tanto, aunque sigue siendo una alternativa asequible.

El más veloz: Hamax Son Blade

Los buenos acabados así como la calidad y la resistencia de los materiales hacen que los trineos de Hamax se deslicen por la nieve con un control de la trayectoria y una velocidad perfecta sin género de complicad.

El trineo Hamax Sno Blade llama la atención por su moderno diseño en forma de patín que se sale fuera de lo tradicional. Es extenso, con unas medidas de 125x 50,5 x38 centímetros, y soporta un peso de hasta 90 kilos. Tiene espacio suficiente para dos pequeños, un adulto y un pequeño o, incluso, un adulto y dos pequeños de unos 3 años. ¿No es realmente una buena opción si busca espacio?
Está fabricado con HDPE de gama alta y, a pesar de no contar con un respaldo, es cómodo y se desliza con fluidez en cualquier género de pendiente.

El Hamax Son Blade incluye un freno muy efectivo que se activa con el pie y que he de ser pisado fuertemente para parar el trineo sin sustos superfluos.

Por eso, si lo van a emplear pequeños pequeños que no tengan la suficiente fuerza, se aconseja su empleo en pendientes poco pronunciadas en tanto que alcanza una alta velocidad.

Este modelo precisa montaje, pero no tardará en hacerlo, por el hecho de que es fácil y además incluye un kit con las herramientas precisas.

El mejor de dos plazas: Stiga Sports Doppelsitzer

Rebajas

Quizás a alguien le suene la marca sueca Stiga por su relevancia en la producción de artículos de tenis de mesa. Pero se ha elegido en esta comparativa por su extensa gama de productos deportivos de exterior y, en singular, sus snowracers o trineos.

Este trineo destaca por ser biplaza. Con unas medidas de 119x47x19 cm y, por lo tanto, con extensos asientos, es, sin duda, el más grande de esta guía para que adultos y pequeños gocen juntos de trepidantes descensos.

El fabricante lo aconseja hasta los 80 kilos, así sea un pequeño acompañado por un adulto o dos pequeños juntos.

El sistema de frenado marcha al tirar de las asas laterales del trineo, pero hay que montarlo aparte.

Al igual que el resto de trineos de esta clase incluye una cuerda de arrastre y, para visibilizarlo bien en la pista, un reflector en la parte posterior.

Elija a su acompañante y diviértanse con este trineo de alta calidad, seguro y cómodo.

El mejor coste: deslizadores Com-four 3X Slide

Como opción más asequible están los deslizadores, que sustituyen a la tradicional bolsa de basura de antaño.

Entre todos los modelos, los especialistas destacan este bulto de tres de la marca alemana Com-four por resultar robustos y flexibles, y por tener un coste realmente asequible.

Aunque están diseñados para pequeños, además pueden usarlos los adultos. Solo es necesario sentarse, mantenerse a las asas y deslizarse por la pendiente.

Están fabricados con polietileno HDPE y diseñados en vivos colores: rojo, azul y naranja. El fabricante apunta que, aunque en la fotografía aparecen uno de cada color, posiblemente al recibirlos lleguen dos del mismo y uno de diferente. Es decir, que el color es azaroso.

Son superchulos por el hecho de que ocupan el mínimo espacio y no suponen un enorme desembolso para quienes deseen pasar un estupendo día en la nieve.

Eso sí, al revés que los modelos expuestos de antemano, es recomendable resaltar que por su sencillez no dispone de un sistema antivuelco. Por tanto, vigile que la pista esté despejada, tanto de objetos como de gente, y no suponga ningún riesgo.

Última actualización el 2019-12-04 at 11:50 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados