Los mejores termómetros infrarrojos

Hay aparentemente infinitas aplicaciones para los termómetros de infrarrojos sin contacto, desde conseguir una lectura precisa de la temperatura de un motor en funcionamiento hasta tomar la temperatura de un bebé dormido.

Los termómetros digitales con infrarrojos te dejan medir de forma veloz, segura y precisa de la frente de un bebé o adulto y de cualquier superficie. Los infrarrojos son unos rayos invisibles al ojo humano que pueden leer la temperatura sin tomar contacto con la superficie.

Hay muchos termómetros infrarrojos en el mercado hoy en día. En un sacrificio por asistirte a reducir todas esas opciones, hemos escogido los termómetros infrarrojos para una pluralidad de usos, incluyendo la cocina, las aplicaciones profesionales y las aplicaciones médicas.




Rebajas


Rebajas

Rebajas


A tener en cuenta

Rango de medición

Los termómetros de infrarrojos se usan para una extensa pluralidad de tareas, desde aplicaciones industriales hasta empleo médico, y el rango de temperatura que queremos va a depender de para qué exactamente precisamos un termómetro de infrarrojos. La mayoría de los modelos de empleo general tienen un rango de medición de al menos -50°C a +380°C, al paso que que los termómetros de empleo profesional más avanzados tienen rangos de exploración de hasta -50°C a 750°C.

Relación de distancia al punto

«Relación de distancia al punto» se refiere a la distancia a la que un termómetro de infrarrojos escanea un área de una pulgada (2.54 centímetros).

Por ejemplo, una relación D/S de 12:1 quiere decir que el termómetro escanea un punto de una pulgada cuando se mantiene a 12 pulgadas de la superficie del objetivo, un punto de dos pulgadas cuando se mantiene a 24 pulgadas de la superficie, y así sucesivamente, con una precisión que reduce conforme esta distancia crece.

La mayoría de los modelos ofrecen una relación de puntos de 10:1 o 12:1, que es con perfección recomendable tanto para aplicaciones familiares como de trabajo, aunque determinados pueden presentar relaciones tan altas como 24:1.

Emisividad

Los termómetros de infrarrojos solo pueden tomar temperaturas externas, y la emisividad se relaciona con la reflectividad de la superficie que es escaneada.

En general, los termómetros de infrarrojos tienen una emisividad fija de 0,95, lo que está bien para leer superficies sólidas comunes como cañerías, paredes, metal y además incluso la frente humana.

La emisividad fija puede causar inconvenientes al escanear objetos reflectantes como vidrio, líquidos o superficies aceitosas, con lo que los mejores modelos de grado profesional ofrecen una emisividad variable (entre 0,10 y 1,00) que le deja calibrar el termómetro para cada superficie que esté escaneando para conseguir la lectura más precisa.

Velocidad y Precisión

Todos los termómetros recomendados ofrecen lecturas veloces y precisas, aunque los más avanzados diseñados para empleo profesional serán más precisos gracias a los mejores sensores de infrarrojos y a la emisividad graduable. Es de esperar una precisión de en torno a más menos 2% en los termómetros infrarrojos más económicos y más menos un 1% o menos en los modelos industriales donde se precisa más precisión.

Última actualización el 2020-05-20 at 14:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados