Los mejores tensiómetros digitales

BJCML

Al visitar a un especialista, acostumbra a medirnos la tensión con un tensiómetro analógico. Para realizar la lectura de la tensión hay que prestar atención a los sonidos que se escuchan en el estetoscopio, y también ir mirando el visor con la aguja. Si bien un tensiómetro analógico puede y de verdad es más preciso en la medición, su empleo no es sencillo pues requiere un conocimiento precedente. Y por eso podríamos decir que está limitado al empleo del médico, que es el que sabe.

Un tensiómetro digital, por su sencillez de empleo, deja que cualquier persona, pueda medirse la tensión. Los especialistas han probado determinados de ellos y han elegido el tensiómetro Omron M3, como el favorito.

Rebajas

¿Por qué un tensiómetro digital?

Esta singularmente indicado en personas que precisan inspeccionar su presión arterial habitualmente, como personas con inconvenientes de hipertensión, atletas, etc.

Los tensiómetros digitales son fáciles de emplear y no se precisa ningún conocimiento precedente como en los analógicos. Basta con ponerse el brazalete, presionar determinados botones y el aparato nos ofrecerá la lectura de la tensión.

No solo ofrecen información sobre la medición del pulso, sino nos alertan cuando la lectura realizada no está en los rangos recomendados (hipertensión o hipotensión); en su mayor parte tienen un indicador del ritmo cardiaco y un detector de determinados géneros de arritmias. Si se sufre de alguna arritmia específica, lo idóneo es emplear un tensiómetro singularmente indicado para esta nosología.

Incorporan una memoria que resulta útil si debemos controlar la tensión habitualmente. Poder contar con un registro de los valores de la tensión será de enorme utilidad tanto para nosotros para nuestro médico.

Recomendaciones

Hay dos géneros de tensiómetros, de muñeca o de brazo. Por su precisión, los de brazo son más apropiados por su proximidad con el corazón, pues se ponen por sobre el codo y además de esto por el brazo circula una sola arteria; a diferencia de los de muñeca que se ponen más alejado del corazón y dónde a esa altura la arteria se bifurca.

Debe estar homologado y ratificado, ya que esto nos asegura que realmente mida la tensión y que lo realice adecuadamente. Al tratarse de nuestra salud, debemos poder fiarnos del aparato que usemos para cuidarla.

El brazalete y la talla de nuestro brazo. Antes de adquirir un tensiómetro, debemos medir la circunferencia de nuestro brazo y prestar atención si está en las medidas que se detallan en el brazalete, o caso contrario adquirir uno que se adapte a nuestro brazo. Si la talla no es la recomendable, afectará a la medición.

Medirse la tensión siempre y en toda circunstancia en el mismo momento del día. Más allá del aparato que usemos, el “en qué momento” lo hagamos, es esencial. Al despertar la tensión acostumbra a estar más elevada, entonces de el alimento y de noche acostumbra a estar más baja. Por esto es esencial que la medición se realice siempre y en toda circunstancia en el mismo momento.

Por tratarse de un aparato de medición, cada un periodo de un par de años aproximadamente, requiere un chequeo y calibrado. Es esencial que la marca del tensiómetro cuente con un buen servicio técnico.

Importante: un tensiómetro de este género nos ayuda a observar la tensión de forma rutinaria, pero nunca he de ser empleado para reemplazar las mediciones periódicas realizadas en la consulta médica.

El preferido: Omron M3

Rebajas

Este género de aparatos no habitúan a ser económicos, con lo como el Omron M3 es el que mejor se acomoda en cuánto a coste y funcionalidad.

Permite la medición de la presión y advertir casos de hipertensión o hipotensión. Es sensiblemente más preciso que el resto de los tensiómetros, pues el modo perfecto de señalarse altas o bajas presiones sobre la media, es situándolas en una escala de valores. Mide también el pulso cardiaco y deja advertir irregularidades en los latidos como las arritmias.

El brazalete se amolda de 22 a 42 cm, y trae impresa una guía para su recomendable postura en el brazo. Incluye la tecnología “Intellisense” que garantiza una presión recomendable de inflado del brazalete y no empieza la medición de la tensión hasta el momento en que este no esté adecuadamente puesto, garantizando una perfecta lectura de los resultados.

Incluso viene con la tecnología “Intelli Wrap Cuff”, que es lo que la propia marca promociona como “precisión 360 grados”, al conseguir resultados precisos en cualquier situación alrededor del brazo superior.

La interfaz y el panel de control son bastante intuitivos, además de esto la gran pantalla ayuda a ver la información de forma clara, con lo que podrán ser empleados sin inconvenientes por personas de cualquier edad.

Realiza hasta tres lecturas seguidas en un promedio de 10 minutos y tiene capacidad de registro de memoria para dos usuarios diferentes: 120 memorias, 60 por usuario.

Su funcionamiento es por medio de 4 pilas AA que duran aproximadamente unas 1000 mediciones, con lo como podremos emplearlo en casa o bien llevárnoslo de viaje. También brinda la opción de emplearlo conectado a la corriente eléctrica.

Algunos especialistas han apreciado al tomarse la presión, lanza valores con una pequeña alteración. En este caso es esencial recordar, que es muy normal que durante el día la presión cambie, y que lo recomendable es tomársela siempre y en toda circunstancia a la misma hora durante un periodo de tiempo prolongado, para establecer un patrón.

Este modelo está clínicamente ratificado por la Sociedad Europea de Hipertensión; el próximo modelo, el M6 Comfort, está homologado por el protocolo internacional: Blood Pressure Monitoring, lo que garantiza en la marca el desarrollo de tensiómetros de extrema fiabilidad y precisión. Incluso no debe extrañarnos, si encontramos este género de tensiómetros en algún centro médico.

Otras opciones

A&D Medical

Un modelo un tanto más económico que el Omron, pues solo tiene capacidad para 30 memorias.

Su brazalete eses un tanto más estrecho, de 22 a 32 cm, pero lo mejor es que podremos decantarse por una medida opcional de 31 a 45 cm.

Su interfaz también es fácil, es suficiente con presionar un botón para conseguir los valores. Con el tamaño de los números de su pantalla no se queda atrás, siendo incluso mejor que el Omron en las iniciales SYS, DIA y PUL, que apuntan la presión sistólica, diastólica y las pulsaciones, son mayores y están sobre un fondo blanco que asegura un mejor contraste. No es que los especialistas se hayan puesto “tiquimiquis” con el diseño gráfico, sino estos detalles son de gran ayuda para la lectura en las personas mayores.

En cuanto a funciones es similar, mide la presión arterial y en el caso de hipertensión lo apunta por medio de una escala de colores, menos precisa que una escala de valores, pero que nos servirá para encender una alarma en el caso de valores elevados.

Incorpora una tecnología desarrollada por la marca llamada “IHB: Irregular Heart Beat” (ritmo cardiaco irregular), que deja medir el pulso cardiaco advirtiendo ciertas arritmias en el caso de que las hubiera, incluyendo la fibrilación atrial.

Su funcionamiento es por medio de 4 pilas AA, y deja conectarlo a la corriente eléctrica por medio de un adaptador no incluido.

Si nos preocupa el respaldo de este tensiómetro, A&D es una marca con una larga trayectoria en aparatos médicos y este tensiómetro además de esto cuenta con la validación de la Sociedad Europea de Hipertensión.

Medisana

Realiza las funciones básicas de medición de presión arterial y detección de pulso. La identificación de ciertas arritmias y también hipertensión, lo hace en función de los valores recomendados por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

La interfaz del Medisana y la pantalla son mejorables. Por ejemplo, usa dos botones uno para encender y otro para realizar la medición, pudiendo estar todo unificado y ganar algo más de espacio de pantalla. Incluso pues el tensiómetro tras 1 minutos sin registrar empleo se apaga automáticamente.

La distribución de las leyendas puede ser otro punto de mejora, pues son pequeñísimas, no están puestas todas juntas y el contraste no es muy, muy bueno. Los números no obstante son claros y de buen tamaño.

La escala de colores, que nos deja situar las irregularidades en el pulso en el caso de que las tuviéramos, es un tanto más desarrollada que en otros tensiómetros, valiéndose de 4 colores en lugar de 3.

Tiene una capacidad de memoria de 120 registros, 60 para cada usuario. Está certificado por la Directiva Europea CE0297.

¿La desventaja? Su tamaño. Es menos sólido y algo más pesado, aspecto que debemos tener en cuenta en el momento de viajar y poder llevar el tensiómetro.

Funciona 4 pilas AA y la posibilidad de emplear un adaptador, pero debemos adquirirlo aparate pues no viene incluido.

Broadcare

En comparación ofrece una mayor capacidad de memoria que el Omron, 198 en conjunto, 99 para cada usuario. El brazalete es tiene un tamaño que va desde los 22 a 42 cm, pudiendo ajustarse conforme a nuestro brazo.

Como punto a favor, es que es muy sólido y podremos guardarlo o llevarlo de viaje sin que ocupe mucho espacio.

A pesar de ser sólido, su interfaz es muy intuitiva, un botón de encendido, otro para tomar la presión (“S” de start) y otro para grabar los datos de la medición en la memoria del dispositivo (“M” de memory). Las indicaciones y números en pantalla son grandes y legibles.

A diferencia del resto, se carga por medio de USB, con un tiempo estimado de 90 minutos y una autonomía de empleo de cerca de 528 mediciones. La desventaja es que no incluye alguna indicación que nos de aviso cuando la batería se está agotando.

Podremos hacernos con un adaptador de USB a corriente eléctrica, con el cuidado de no pasarnos con la intensidad de corriente aconsejad por el fabricante. Cuenta con apagado automático.

Beurer BM 85

El más completo de todos: Mide la presión y el pulso cardiaco, advierte ciertas arritmias y casos de hiper o hipotensión con una escala de colores LED sensiblemente más compleja que en el resto de los tensiómetros.

Además ofrece un promedio de la presión arterial vespertina y matinal de la última semana.

Cuenta con un indicador de calma para advertir la estabilidad hemodinámica (estabilidad del flujo sanguíneo) y conseguir resultados de medición más precisos, con lo como las mediciones las podremos realizar tanto sentados como acostados.

Permite registrar hasta 120 memorias y 2 usuarios. Mediante Bluetooth o USB deja descargar los datos en la APP para el móvil “Beurer Health Manager”, con lo como tendremos la información siempre y en toda circunstancia a predisposición y en forma de gráficos para una lectura veloz y fácil.

El brazalete mide de 22 a 36 cm, con la posibilidad de adquirir aparte un brazalete XL de medidas entre 35 a 44 cm.

Incluye un soporte para guardar enrollado el brazalete, el como es sensiblemente más delgado que en el resto de los tensiómetros; el conjunto además de esto, es muy sólido y delgado, ideal para viajes.

Se carga por medio de USB, y en este tensiómetro si podremos saber el estado de la carga. Al cabo de unos segundos de no empleo, se desconectará automáticamente. Si nos hacemos con un transformador, podremos emplearlo con corriente eléctrica, siempre y en toda circunstancia siguiendo las indicaciones de tensión del fabricante.

Ahora bien, habrá que estar preparado a realizar una inversión por sobre los 100 euros en este género de tensiómetros.

Última actualización el 2019-12-04 at 12:50 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados