Los mejores secadores para manicura y pedicura

Lucir unas manos y unas uñas bonitas y cuidadas siempre y en todo momento es buena carta de presentación en el momento de enfrentarse a una entrevista de trabajo. Y en ciertas profesiones hasta se pueden convertir nuestras manos en el foco de las miradas, como es el caso de las tenderas.

El esculpido de uñas ha evolucionado mucho durante los últimos años y ya no se limita a un simple esmaltado.

Cada vez son más quienes optan por acabados permanentes o semipermanentes que no se descascarillen ante cualquier golpe y pervivan durante semanas.

Además, el sculpture nails se ha hecho muy popular en España gracias a personajes conocidos como la cantante Rosalía y sus atractivas uñas joya, que incorporan abalorios y ornamentos de todo género.

¡Ah! y no desconectes si eres hombre y lees este artículo. Aunque parezca que es cosa de chicas, cada vez son más los hombres que cuidan esta parte del cuerpo.

Así que si perteneces al género masculino, también te favorecerás de los resultados del modelo NS-03 de NailStar, la reconocida marca experta en todo género de artículos para el cuidado de manos y pies.

Rebajas

Es la favorita de esta comparativa, no solo por la firma en sí, que acredita la calidad del producto, sino por sus lámparas que combinan la luz LED con la ultravioleta, su temporizador y su perfecto desempeño con solo 24 vatios de potencia.

Manicuras y pedicuras perfectas desde el sofá

Algunas (y determinados) ya van a saber que los salones de belleza realizan manicuras y pedicuras impolutas que desde aquí recomendamos de forma encarecida. Pero también reconocemos que no son servicios singularmente asequibles, y sobre todo que a veces uno carece del tiempo preciso para acudir a una cita puntual.

Por eso somos tantos los que aprovechamos los tiempos fallecidos y sacamos partido a esos ratos sentados en el sofá viendo la t.v. tras una intensa jornada de trabajo.

Son tiempos de ocio, pero también dedicados al cuidado personal. Y si no… que levante la mano quién no ha estado enredando con un empujador, una tijerita o una lima al paso que ve la serie de turno o echa un vistazo al periódico.

Y aunque lleguemos a rozar la perfección y seamos capaces de pintarnos las uñas viendo Juego de Tronos, la realidad es que tras un buen esmalte precisamos un accesorio esencial: el secador de uñas.

Este último paso es principal para conseguir el acabado aguardado.

Y es que la paciencia que hay que tener para que se sequen al aire acaba con los nervios de cualquiera, y hasta puede arruinar un cauteloso trabajo en un segundo.

Así que lo más eficaz es recurrir a una de las múltiples lámparas expertas en manicura y pedicura que hay en el mercado y que reúnen las particularidades precisas para un resultado prácticamente profesional.

A tener en consideración

  • Las lámparas recomendadas por los especialistas son aquellas que emiten luz LED conjuntada con la ultravioleta. ¿Por qué? Porque la luz LED acelera el proceso de secado y tiene una vida útil de 50.000 horas; y la ultravioleta es esencial para trabajar con todo género de esmaltes, sobre todo con uñas de gel. Por eso esta combinación es la opción mejor. La luz azul o blanca que emiten las lámparas LED secan la uña sin concretar generar calor a altas temperaturas, y cuidan la piel para que no se obscurezca con los rayos UV.
  • Escoge un modelo con temporizador para que el secado se adapte al género de esmalte o tratamiento. Casi todos incorporan intervalos que pueden ir desde los 5 hasta los 120 segundos. Además, determinados tienen una pantalla LED donde se controla el tiempo en todo momento.
  • Otro aspecto valoradísimo es el sensor de movimiento que pone en funcionamiento el aparato al meter la mano o el pie, y lo apaga al sacarlos. Además de ser práctico y funcional, evita el sobrecalentamiento de la máquina al no seguir encendido durante todo el proceso.
  • La potencia determinará la velocidad de secado, pero también un mayor consumo si es superior. En esta comparativa se han elegido modelos que ofrecen 24, 48 y 52 vatios de potencia.

Ahora que conocemos los aspectos principales de una buena lámpara de secado para uñas, ahora nos centramos en los cinco mejores modelos, con unos costes que fluctúan entre los 28 y los 40 euros.

Esta primavera no te cortes y luce unas uñas espectaculares en cuestión de minutos: francesas, de gel, de porcelana, cuadradas o redondas. Escoge tu diseño preferido y sorprende a todos con un acabado tan profesional que nadie se lo creerá.

El más valorado: NailStar Profesional NS-03

Rebajas

La marca NailStar es referente a nivel del mundo en la fabricación de productos relacionados con el cuidado de las manos.

Sin duda, los artículos más elogiados por los especialistas son sus lámparas de secado de esmalte pues prometen un resultado profesional y veloz al paso que respetan la salud de las uñas.

El último modelo que ha sacado al mercado NailStar es el NS-03, que destaca sobre otras por combinar lámparas LED con ultravioleta. Este tándem da un trabajo eficaz con una mayor velocidad de secado. Sin necesidad de mucho calor y con solo 24 vatios de potencia.

Para asegurar un acabado perfecto también incorpora temporizadores de 30, 60 y 90 segundos. Así todos los géneros de esmaltes (permanentes o semipermanentes) y uñas (naturales, de gel o de porcelana) lucirán un aspecto perfecto y brillante en menos de dos minutos.

Es un aparato eléctrico que se enchufa a la red y, por medio de sensores de movimiento, enciende la lámpara al introducir la mano, o incluso la apaga si la retiramos antes que concluya el tiempo elegido en el temporizador.

En los centros de belleza profesional también les chifla por su tamaño sólido y por la base desmontable que optimiza la limpieza y mejora la higiene del aparato, tanto si se emplea para manicura para pedicura.

NailStar es la marca top en secadores de uñas, por eso ocupe la primera situación en esta comparativa.

La única queja que los especialistas encuentran en el NS-03 es que sus 24 vatios de potencia ralentizan la función de secado y no es un modelo tan veloz como otros. En ocasiones son precisos dos pasadas para que el esmalte quede bien fijado.

Otra buena elección: SUNUV SUN2C

Rebajas

El secador de uñas de SUNUV SUN2C es digno de los más reputados salones de belleza. Las adeptas al sculpture nail desearán tenerlo en sus hogares para conseguir resultados realmente profesionales y acabados fantásticos.

Igual que el favorito de NailStar, este secador está compuesto por lámparas LED y UV que aseguran un acabado brillante, veloz y perfecto.

Incorpora un temporizador que puede secar en cuatro tiempos: 10, 30, 60 y 90 segundos. Así cada persona podrá seleccionar el tiempo que más le convenga y, en contraste al preferido, cuenta con una gran potencia de 48 vatios, ideal para secados ultrarrápidos pudiendo bajarla a la mitad (24 vatios) si prefiere ahorrar energía.

Una característica común, pero esencial en este género de aparatos, es que se enciende y apaga automáticamente por medio de detectores inteligentes para evitar un sobrecalentamiento en sesiones largas.

Otro de los puntos fuertes de la lámpara SUNUV SUN2C es su importante tamaño, que deja meter los cinco dedos de la mano y el pie sin inconvenientes.

Además, y esto es lo más novedoso del producto, en la parte superior incluye una cómoda almohadilla donde apoyar la mano al paso que se aplica el esmalte o se esculpen las uñas.

A diferencia de los modelos viejos no genera ningún daño a la salud: esta lámpara no mancha la piel y no causa quemaduras ni afecta a los ojos pues la luz es sutil.

Para facilitar la limpieza y asegurar una recomendable higiene, la base de espejo se separa por medio de imanes.

La más compacta: Abody

La lámpara de Abody ocupa el tercer lugar por una característica diferenciadora: Es compacta y, en consecuencia, se transporta con sencillez y es realmente útil para las profesionales de la manicura que realizan servicios a domicilio.

Asimismo, cobija un espacio interior suficiente para descansar tanto el pie como la mano entera, sin dejar el dedo pulgar fuera.

Este modelo tiene dos opciones de potencia, de 24 y 48 vatios, que se intercambian automáticamente pulsando el botón on/off durante dos segundos. El cambio de potencia se aprecia por la intensidad de la luz y la velocidad del secado.

Combina lámparas LED y UV, de la misma manera que los dos modelos precedentes, con lo que es recomendable para todo género de esmaltes permanentes o semipermanentes, y cincelados tanto en gel como en porcelana.

El secador Abody cuenta con un agujero que evita el exceso de calor y un ventilador que enfría la máquina tras un empleo continuado.

Recordemos que la luz LED blanca evita que las manos se ennegrezcan por la ultravioleta.

Incorpora además de esto un sensor automático de encendido y un temporizador programable en 5, 20 y 30 segundos.

El Abody es fácil y simple de emplear, aunque echamos de menos un libro de instrucciones en de españa para quienes se empiezan en el planeta del esculpido y cuidado de las uñas.

También hay que tener en consideración que el aparato se calienta en su exterior, con lo que se deben extremar las cautelas si se emplea en un centro de belleza.

Por lo general, al paso que la clienta mete una mano en el secador, apoya la otra sobre el mismo al paso que le pintan las uñas. Pues si este es el caso, se aconseja poner un aislante encima para que no haya riesgo de quemarse.

El más potente: O’vinna

¿Busca eficiencia y un secado ultrarrápido? Este aparato de O’vinna es el más potente de los cinco modelos presentados en esta comparativa.

Con 52 vatios de potencia y sus 24 perlas UV-LED no hay uña ni esmalte que se le resista, y acorta hasta en un 50% el tiempo de secado.

Su sensor inteligente, de la misma manera que los modelos precedentes, mantiene apagado el secador si no se introduce la mano o el pie.

El temporizador con pantalla LED deja inspeccionar el tiempo en todo momento y seleccionar entre cuatro opciones: secado veloz en 30 segundos; y secado en 60 o 90 segundos, que depende del género de esmalte usado, y secado indoloro a baja temperatura; y 120 segundos para las uñas de gel.

Aunque la luz UV-LED no es perjudicial para la piel, el O’vinna trae unos guantes abiertos por los dedos para proteger las manos.

Su diseño es capaz tanto para manicura para pedicura y su base imantada extraíble facilita la limpieza y mantiene una recomendable higiene que evita el cruce de bacterias de las manos a los pies o a la inversa.

La mejor calidad/ costo: Ovonni

La lámpara secadora de uñas de Ovonni tiene unas cualidades y un costo realmente competitivos. Ha sido desarrollada en color negro y genera una fuente de luz dual (LED y UV) que seca todo género de uñas y esmaltes.

No te preocupes, en un caso así la emisión de luz LED tampoco es perjudicial para la vista y resguarda la piel para que no se obscurezca.

El interior de la lámpara lo conforman treinta y tres lámparas LED que están distribuidas homogéneamente para que llegue a todos los dedos sin complicad. La forma redondeada del aparato también facilita esta labor.

Cuenta con cuatro temporizadores de 10, 30, 60 y 99 segundos y tiene una potencia de 48 vatios. El tiempo se ve por medio de una pantalla LED ubicada en la parte superior.

Al igual que el resto de modelos, está desarrollado con tecnología de inducción infrarroja con la que el aparato se enciende automáticamente al poner la mano dentro y se apaga al sacarla. También cuenta con unos agujeros por donde se evapora el calor y que evitan el temido sobrecalentamiento.

Al adquirir el secador de Ovonni, la marca agasaja con una lima, un esmalte y abalorios para decorar las uñas.

Última actualización el 2019-12-04 at 11:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados