Los mejores robots limpiacristales

Los especialistas han encontrado un filón en concebir y crear robots inteligentes en especial diseñados para facilitar las aburridísimas tareas del hogar. Por eso, en muchas casas y empresas ya cuentan con los mejores aliados, como aspiradores inteligentes, que nos dejan ahorrar tiempo y sacrificio.

Sin duda, hay una labor que resulta dura y, a veces peligrosa y difícil de ejecutar cuando conversamos de exteriores y de zonas elevadas: la limpieza de las ventanas.

Las marcas especializadas ofertan la solución ideal, los robots limpiacristales, que se adhieren a la mayoría de las superficies y que se programan mediante control recóndito o desde un móvil.

Y, de todos los modelos que existen en el mercado, el favorito (y el más vendido) es el Cecotec Windroid 870, un robot limpiacristales sólido de forma ovalada y con dos cepillos que limpia y seca ventanas, mamparas o azulejos sin dejar ningún indicio de suciedad.

Cómo marcha

Un robot inteligente limpiacristales marcha con una bomba de absorción de alto volumen que lo mantiene adherido a la superficie hasta el momento en que concluye la labor. Están pertrechados con bayetas de microfibra que pueden usarse en seco o en mojado conforme el programa que elijamos desde el mando o desde la App.

Ellos solos crean la ruta y advierten los bordes de la ventana. Cuando lo hacen, cambian de dirección. Además, están programados para que no pasen un par de veces por el mismo lugar salvo que nosotros lo deseemos. Por último, se paran automáticamente cuando acaban su cometido.

A tener en consideración

Los robots limpiacristales reúnen una serie de particularidades que te van a dar pistas de de qué manera marchan y, en este sentido, de qué precisas:

La velocidad. Los robots de esta guía tardan una media de 4 minutos y medio en adecentar un metro cuadrado de superficie, pero los más potentes son sensiblemente más veloces. Esta será una alternativa preferente para aquellas personas que intenten la limpieza de grandes ventanales, como la de los comercios.

Las superficies. Como ya se ha mentado de antemano, estos aparatos marchan con un motor que activa una bomba de absorción de alto volumen para que el robot quede adherido a la superficie en todo momento independientemente de su textura. ¿Qué significa esto? Que la gran mayoría no tendrá inconvenientes en la limpieza de áreas rugosas o con relieve.

La seguridad. ¿Qué pasa si hay un corte de luz y mi aparato limpiacristales está puesto en un ventanal exterior del segundo piso? Los fabricantes, que piensan en todas las variables, han solventado esta posibilidad incorporando en los robots baterías de litio que marchan de forma autónoma durante 15 o 20 minutos. Esto quiere decir que disponemos de un tiempo prudencial para que cogerlo antes que se precipite al vacío. Asimismo, algunos de ellos cuentan con cables de seguridad de hasta 5 metros tan resistentes que pueden engancharse al aparato por si las moscas se diera esta situación.

La batería. Si eliges un modelo con cable, olvídate. Pero si prefieres un robot autónomo que funcione con batería recargable ten presente que el tiempo de carga es de una hora aproximadamente y que le da una autonomía de entre 15 y 30 minutos, tiempo preciso para adecentar unas 10 ventanas.

Aunque son aparatos con un coste elevado, el desembolso vale la pena pues solventa una de las peores tareas cuando a limpieza se refiere.

En esta guía encontrarás robots desde 170 euros. Los más complejos alcanzan los 330 euros de media.

El preferido: Cecotec Windroid 870

Cecotec es una compañía de españa de electrodomésticos que se ha hecho un hueco en el mercado compitiendo contra marcas reconocidísimas. Su desarrollo se ha disparado por la calidad de sus artículos y las buenas críticas que recibe por un lado de los especialistas y usuarios.

Estos dos factores, unidos al hecho de que sus costos son realmente competitivos, aúpan al Windroid 870 al podio de esta comparativa. Sus excelentes posibilidades facilitan la limpieza y secado de ventanas, espéculos y azulejos independientemente de si se encuentran en el interior o el exterior.

El preferido, que integra dos rodillos, está dotado con tres programas de limpieza para realizar el trabajo desde cualquier situación (vertical y horizontal). También incorpora un sistema llamado Autostop System con el que el robot comienza y acaba la labor automáticamente, sin precisar que lo paremos desde el mando con el que se controla.

Asimismo, para evitar que se caiga de aquellos ventanales que se encuentran a una gran altura, cuenta con un sistema de alimentación ininterrumpida que recibe el nombre de Cecotec Ups. De este modo quedaría adherido al cristal si se produjera un corte de flujo eléctrico gracias a su batería interna, que le da 20 minutos de autonomía.

El robot inteligente Windroid 870 tiene una potencia de 800 vatios y marcha a una velocidad de 4 minutos por metro cuadrado. Además, su inteligencia artificial advierte los límites de la ventana optimando la limpieza de toda la superficie.

¿No ha quedado suficientemente limpio el cristal? No te preocupes. Activa desde el control recóndito la función twice para adecentar la superficie de nuevo.

La altenativa: Ecovacs Winbot 950

Rebajas

Otra marca experta en robots de limpieza de toda clase es Ecovacs, compañía que diseña electrodomésticos que asisten y facilitan las tareas del hogar.

La alternativa al ganador es el Winbot 950, que calcula el espacio de limpieza y navega (de forma sigilosa) de forma independiente.

Con este robot, hasta las ventanas de peor acceso quedarán relucientes sin jugarnos el cuello, en tanto que tiene un cable de seguridad de 5 metros que nos deja engancharlo en cualquier lugar y, así, evitar que llegue hasta el suelo en el caso de una nefasta caída.

Igualmente incorpora una batería autónoma que le da 15 minutos extra de funcionamiento en el caso de apagón.

Los especialistas destacan que ninguna superficie, de esta forma sea llana o con relieve, se resiste al Winbot 970, un robot que realiza la limpieza mediante un ventilador de aspiración y marcha en cuatro fases para conseguir resultados perfectos de forma veloz y eficaz.

Al igual que el modelo de Cecotec, incluye un mando para inspeccionar las funciones sin interrumpir lo que estés haciendo en ese momento.

Desde tu móvil: Smartbot Hotbot 288

Rebajas

Smartbot Hotbot 288 es el robot limpiacristales ideal para quienes desean prescindir de mandos a distancia y prefieren manejarlo desde el móvil mediante su aplicación compatible con IOS o Android.

Ha sido en especial desarrollado para su empleo en grandes cristaleras exteriores o interiores con lo que, además de esto del empleo familiar, los especialistas lo aconsejan para adecentar los escaparates comerciales o las ventanas de hoteles y restoranes.

Un sensor láser facilita la limpieza de ventanas, mamparas o barandillas sin marco, sin riesgo de caída. Asimismo, la bomba centrífuga que incorpora acaba con la suciedad de cualquier género de cristal a la vera de su textura.

El Smartbot Hotbot 288 dispone de una doble función: en seco y en húmedo. Para esta última es suficiente con un producto limpiacristales que empleemos con frecuencia.

No obstante, muchos usuarios apuntan que la limpieza en seco es tan eficaz que ni siquiera lo han probado en mojado. Incluye seis paños de microfibra intercambiables que se lavan a máquina: tres para la limpieza en seco y tres para la limpieza en mojado.

Su tamaño, más grande que otros modelos, deja una limpieza de un metro cuadrado en menos de dos minutos y medio. También incorpora un sistema de seguridad anticaída que mantiene el aparato pegado al cristal durante 20 minutos tras generarse un temido corte de fluido eléctrico.

Calidad-coste: Prixton Windows Cleaner Spire BT200

El cuarto puesto lo ocupa otra marca de españa, Prixton, que ha lanzado al mercado un robot limpiacristales realmente bien valorado por los especialistas gracias a sus inmejorables posibilidades y a un coste competitivo.

Su modelo Windows Cleaner Spire, extremadamente ligero en comparación con otros electrodomésticos, es ideal para grandes superficies como, por poner un ejemplo, las ventanas de los balcones. De un tamaño notable (25×25 cm), da una limpieza de 2.5min/m2, característica muy elogiada por los especialistas.

Limpia en profundidad, tanto en seco como en mojado, y también integra sensores que advierten los bordes y le hacen mudar de dirección para seguir con la labor.

El Windows Cleaner Spire BT200 se controla desde un mando o desde su App. A través de ella se pueden programar rutas inteligentes de limpieza.

Diseñado con la última tecnología, incorpora como sus contendientes un sistema anticaída y un ventilador en la parte inferior que evita el sobrecalentamiento del aparato tras un largo periodo de empleo.

Por último, tarda en recargarse en torno a 60 minutos.

El mejor coste: Absolut Carbon Winclean de ECO-DE

Quienes desean probar un robot de limpieza inteligente a un bajo coste, pero que cumpla con las esperanzas, deben echar una ojeada al modelo de ECO-DE, un aparato fácil y eficaz al 100%.

La apariencia ovalada del Absolute Carbon Winclean y sus dos cepillos circulares recuerdan al preferido. También, como el modelo de Cecotec, marcha mediante control recóndito.

Dispone de un motor de absorción al vacío con el que se adhiere a las superficies con firmeza y, así, limpia a una velocidad de 4 minutos por metro cuadrado ventanales con o sin marco, azulejos o mamparas. Cuando el robot concluye su labor, se para automáticamente y emite un pitido de aviso.

A pesar de que no es inalámbrico, sus cinco metros de cable son suficientes para conseguir las zonas menos alcanzables.

Última actualización el 2020-03-12 at 01:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados