Los mejores puzles 3D

El primer rompecabezas 3D fue creado por el canadiense Paul E. Gallant en 1991 al paso que trabajaba en Wrebbit. La acogida de estos juegos de construcción y entretenimiento fue tal que la compañía creó la marca Puzz-3D.

La venta de estos rompecabezas se disparó y, en 2005, la multinacional Hasbro adquirió Wrebbit para extender sus puzles por el planeta.

Otras apreciadas marcas especializadas además en el planeta del rompecabezas, como Ravensburger o Educa Borrás, se atrevieron con los mismos puzles 3D.

La marca alemana fue vanguardista en los rompecabezas en forma de esfera y pirámide para pequeños de edad preescolar y destacó, más tarde, por la representación de edificios conocidos.

Un regalo ideal

Este género de puzles agradan a grandes y a pequeños en tanto que, además de esto de representar un juguete educativo, decoran cualquier estancia de la casa.

Las piezas se ensamblan unas con otras sin género de adhesivo y están fabricadas en cartón, plástico o madera. Las de plástico son las más versátiles y ofrecen mayores posibilidades de formas y estructuras.

Las piezas pueden ser curvadas, llanas y además, incluso, graduables. Se doblan por la mitad para crear esquinas y ángulos.

Existen todo género de representaciones y temas: edificios y monumentos simbólicos, estadios de futbol, figuras o bustos, escenarios de películas y series o personajes cinematográficos. Un sinfín de opciones entre aquéllas que encontrará la que se ajuste a sus gustos y preferencias.

Para definir la busca se ha creado esta guía donde se detallan los modelos populares y mejor valorados por los especialistas.

Es un regalo con el que asombrar en datas señaladas y el costo fluctúa entre los 20 y los 60 euros.

Edificios simbólicos de Ravensburger

Los puzles de Ravensburger son conocidos en cualquier punto del planeta. La editorial alemana fue creada en 1884 por Otto Maier, cuyo principal objetivo era “combinar entretenimiento y educación”.

Generación tras generación prosiguió creando nuevos productos como libros con fotografías, libros de bolsillo y puzles. Estos últimos se transformaron en la década de los 60 en uno de los pilares que sustentaron la compañía.

Su catálogo fue medrando al paso que su expansión por Europa, y “en los 70 se crearon las primeras filiales”. En 1980 se atrevieron con los juegos electrónicos y de mesa, consiguiendo innumerables galardones.

A partir de 1990 se expande a nuevos mercados y además, incluso, abre un parque de atracciones para toda la familia. Y en 2010 inaugura el Museo Ravensburger.

Los puzles 3D de esta marca están fabricados íntegramente en Europa y se identifican por la calidad de sus piezas ‘easyclick’ robustas y de plástico que no precisan pegamento para su montaje.

Para poder reproducir fielmente el monumento, las piezas de los puzles 3D Ravensburger puede ser curvas, llanas o ‘graduables’.

Gracias a las piezas plegables, la construcción tiene un acabado robusto y resistente y cuenta con esquinas perfectas. Y aunque las piezas van numeradas para asegurar que acabaremos el rompecabezas que hayamos comenzado, lo idóneo es valerse solo de la intuición y la constancia.

Además, vienen numeradas para que resulte fácil, aunque el reto está en procurar hallar las piezas sin mirar los números.

Su extensa gama de construcciones reproduce con fidelidad las construcciones más conocidos del planeta de los que hay tres claros preferidos: la Torre Eiffel, el Big Ben y el Empire State Building. Pensados para una edad mínima recomendada de 10 a 12 años.

Estas tres obras de arte arquitectónicas tienen 216 piezas tanto en su versión tradicional como en la nocturna con luces LED, que cambian de color y los alumbran en la oscuridad.

Ahora escoja su ciudad preferida y disfrute edificando las edificaciones más simbólicas. El resultado le sorprenderá.

Torre Eiffel de Ravensburger

Se edificó con ocasión de la Exposición Universal de 1889 en París y aunque entonces generó mucha polémica y fue calificada por muchos como un informe y horrible amasijo de hierro, hoy es el monumento que cobra entrada más visitado del planeta, con 7,1 millones de turistas de año en año.

Está construida con hierro forjado, mide 300 metros (al principio se llamó exactamente de esta manera: la Torre de los 300 metros) y fue construida por el ingeniero francés Alexandre Gustave Eiffel.​

Con su altura, prolongada después con una antena hasta los 324 metros, la torre Eiffel fue la estructura más alta del planeta durante 41 años. Hasta la construcción en 1930 del Edificio Chrysler, en Nueva York.



Construida en un par de años, un par de meses y cinco días (de 1887 a 1889) por 250 obreros, se inauguró oficialmente el 31 de marzo de 1889.

Para que la torre se conserve en perfectas condiciones, y para evitar el riesgo del óxido, toda la estructura se pinta cada siete años, y usan para esto 60 toneladas de pintura.

Dicen los especialistas que gran logro estético de la Torre Eiffel fue que dejaron al aire la estructura del edificio, sin muros ni decoración de ningún género, en una apuesta a que era inconcebible para la época.

Big Ben de Ravensburger

Mucha gente cree que Big Ben es el nombre del reloj de la torre ubicada en el lado nordoeste del Palacio de Westminster, sede del Parlamento del Reino Unido, en Londres. Otros creen que es el nombre de la torre completa.

Pero realmente Big Ben es… una campana. La gran campana del reloj que está situado en la simbólica Clock Tower, que se edificó en 1858 aunque ahora, desde el 26 de junio de 2012 y en honor a la reina Isabel II, ha pasado a llamarse Elizabeth Tower.

La torre cobija el reloj de cuatro caras más grande del planeta, que comenzó a marchar el 7 de septiembre de 1859.



Una de las más conocidas torres del planeta, popularmente conocida con el nombre de su campana (Big Ben), fue construida como parte del diseño de un nuevo palacio, tras que el viejo Palacio de Westminster fuera destruido por un incendio la noche del 16 de octubre de 1834.

Es de estilo neogótico, tiene la altura de unos 16 pisos (96,3 metros)

La torre además está desarrollada en estilo neogótico y tiene una altura de 96,3 metros (cerca de 16 pisos).

El cuerpo mide 61 metros y está construido en ladrillo con recubrimiento de piedra caliza color arena. Sobre él se levanta un ‘chapitel’ de hierro derretido que mide 35 metros y en cuyo interior hay un mirador y un faro.

El faro se enciende cada vez que el Parlamento está reunido tras el atardecer. Y lo mandó hacer la reina Victoria, para que ella pudiera saber desde el Palacio de Buckingham si los parlamentarios estaban trabajando.

Empire State Building de Ravensburger

Fue el primer edificio del planeta en superar los cien pisos de altura y el más alto de la tierra durante 40 años. Además, se considera por la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles como una de las Siete Maravillas del planeta moderno.

Está situado en la intersección de la Quinta Avenida y la 34, y además de esto del edificio más emblemático de Nueva york es probablemente el más conocido del planeta.

Este rompecabezas cuida mucho los detalles, pero le llevará un tanto menos de tiempo de lo que costó su construcción real (aguardemos), y muchas menos manos, en tanto que participaron unos 3.400 trabajadores, la mayoría inmigrantes europeos, además de esto de cientos y cientos de trabajadores especialistas en hierro y provenientes de la tribu de los Mohawk, de la reserva de Kahnawake, cerca de Montreal.

Rebajas


Para que se haga una idea de lo que va a edificar con sus manos, ahí van unos datos del originas:

El Empire State Building mide 381 metros hasta el piso 102, y alcanza los 443 metros cuando le sumamos el pináculo.

Tiene 6 500 ventanas, hay 1.860 pasos desde el nivel de la calle hasta el piso 102 y tiene su apartado de correos. Aloja 1.000 negocios y en él trabajan diariamente unos 21.000 empleados.

Tiene 73 ascensores (incluyendo los de servicio) y se tarda menos de un minuto en subir al piso 80.

En su interior hay 113 km de cañerías, 760 km de cable eléctrico, y cerca de 9.000 grifos. Su exterior se edificó con paneles de piedra caliza de Indiana.

Lugares de película

Los escenarios de películas y lugares de fantasía arrasan entre los amantes de los puzles en 3D. Los entusiastas de películas de Disney o la saga de Harry Potter y de series como Juego de Tronos alucinarán con las próximas construcciones recreadas con fidelidad.

Astronomy Tower de Harry Potter de Wrebbit3D

Paul E. Gallant revolucionó el planeta del rompecabezas al inventar en 1991 el primer rompecabezas 3D, como se ha dicho en la introducción, y desde ese momento los puzles de Wrebbit3D se han vendido por todo el planeta agradando a entusiastas y coleccionistas de 60 países.

Los rompecabezas Wrebbit3D están fabricados con espuma de polietileno no tóxico. Son los más resistentes nunca inventados, tienen la mayor cantidad de piezas y son las más grandes de su tipo.

Entre los puzles conocidos de la marca se encuentra la Astronomy Tower, que nos lleva de viaje al planeta mágico de Harry Potter y Hogwarts, la escuela donde se desarrolla gran una parte de la trama de la historia del intrépido mago.

Es un rompecabezas de enormes dimensiones con 875 piezas que se ensamblan con sencillez. Eso sí, hace falta paciencia en tanto que a diferencia de los modelos de Ravensburger, las piezas no vienen numeradas y las fotografías de las instrucciones son en blanco y negro, con lo que resulta difícil de hacer. ¡Todo un reto pero que merece mucho la pena por el increíble resultado final.

Castillo Disney de Ravensburger

Este castillo ilustrado de Ravensburger es el regalo ideal para los entusiastas del planeta Disney. Está compuesto por 216 piezas de todo género: llanas (para muros y paredes), curvas (para las torres circulares) y graduables (para esquinas y ángulos). Además, como en todos los puzles de Ravensburger 3D, vienen numeradas por si las moscas se tuerce la cosa y no se sabe proseguirse.

Pero este castillo no es el tradicional. En sus paredes aparecen dibujados los personajes Disney más populares, que le dan un encanto singular al paso que anima al constructor a hallar a su personaje preferido.

Una vez acabado quedará hermoso en cualquier habitación infantil. Tenga en cuenta las medidas (45 x 27 x 49 centímetros) para calcular el espacio que va a ocupar.

Juego de Tronos de Educa Borrás

Rebajas

Desde 1984 Educa Borrás es una marca de españa referente en juegos educativos y puzles de todo género. Y desde 2011 ha sido considerada “como la marca de juguetes con mayor fama entre las familias españolas con pequeños entre 0 y 12 años”, conforme una investigación realizado por el Observatorio del Mercado del Juguete de AIJU en colaboración con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España.

Destaca su ‘servicio de piezas perdidas de rompecabezas’ con el que los apasionados de los rompecabezas se marchan a ver enormemente agradecidos.

Entre sus puzles 3D llama la atención la recreación del trono de hierro donde se sienta el Rey de los Siete Reinos de la conocida serie Juego de Tronos.

Sus 56 piezas son de madera de alta calidad y no precisan pegamento para su ensamblaje. Es ideal para agasajar a coleccionistas o seguidores de la serie que deseen pasar dos horas entretenidas en familia.

Sculpture, de Educa Borrás

Los bustos Sculpture3D de Educa Borrás destacan sobre otras marcas por sus estupendos acabados y por dar la posibilidad de colorearlos al concluir de construirlos. El resultado final será una estatua con un nivel de detalle increíble.

La figura se edifica sobre un soporte que incluye unas guías donde se marchan poniendo, unas encima de otras, las 160 piezas de cartón. Cada capa está numerada, pero los valientes pueden procurar montarlo sin mirar.

Lo que cuesta un tiempo prolongado es identificar las piezas y desmontarlas en tanto que vienen en unas láminas de cartón troquelado y en desorden. Esto es de esta manera por el hecho de que la marca ha optimado dichas láminas para que quepan en el menor espacio posible.

Una vez montado se puede quedar en color blanco, pero algunos modelos incluyen pinturas para convertirlo en una auténtica obra de arte. Se aconseja rebajar las pinturas con agua para ir dosificándolas y cubrir de esta manera toda la superficie. Todo depende de si se atreven a colorearlo o no.

Educa ha creado rebosantes modelos entre aquéllos que destacan los relacionados con la saga de Star Wars, el dinosaurio T-Rex y los bustos de los faraones egipcios Nefertiti y Tutankamon.

La edad recomendada para estos puzles es desde los 6 años.





Rebajas

Rebajas

Para los futboleros, Nanostad

Mucho más de media España es futbolera, con lo que muy probablemente la mayoría de los que lean esta guía serán unos apasionados de este deporte o tendrán al lado alguien que lo sea.

Nanostad, que sabe de las pasiones que levanta el futbol, es una compañía de españa dedicada única y solamente a responder en 3D los estadios de los principales equipos nacionales y además internacionales.

Todos los modelos están fabricados con piezas de cartón pluma troquelado, creado con papel de alta calidad. Además, y de igual forma que otros modelos que se han señalado, el montaje es fácil por el hecho de que no precisa pegamento ni ningún otro género de herramienta.

Los estadios más demandados por el público son, como no podría ser de otra manera, el Santiago Bernabéu y el Camp Nou. Pero no se preocupe. Aunque aquí se incluyan los enlaces a estos dos templos del futbol, hay muchos campos para seleccionar de otros equipos. No todo es blanco o blaugrana.

Están recomendados para pequeños desde 5 años, pero los especialistas aconsejan que reciban la ayuda de un adulto.

Rebajas

Rebajas

Última actualización el 2019-12-04 at 12:00 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados