Los mejores purificadores de aire

Llegan las alergias y ni nuestra casa asemeja un ambiente seguro para escapar de ellas. En este caso, un purificador de aire puede ser nuestra única solución para mitigar sus desapacibles efectos.

Para comenzar con una aclaración esencial, hay que saber que los purificadores no son humidificadores, aunque muchas personas los confunden.

Los purificadores están diseñados para la filtración de elementos contaminantes del aire, desde los ácaros hasta el polvo y los alérgenos. Sin embargo, el humidificador sirve para (valga la redundancia) humidificar los ambientes secos.

El purificador de aire por antonomasia es Philips Serie 3000 AC3256/10, singularmente desarrollado para alérgicos.

Su sistema de filtros de alta calidad, indicadores del estado del aire en tiempo real y la eliminación de olores y gases del aire lo han hecho merecedor del apoyo de reconocidos institutos en temas de alergias.

Algunos consejos precedentes

Existen muchos factores que nos pueden provocar alergias, asma o bien otro género de inconvenientes respiratorios: desde la temperatura hasta la carga de algunos componentes en el ambiente.

Si bien antes no nos quedaba más antídoto que resignarnos, ahora se sabe que con pequeños “trucos” podremos reducir su impacto y mejorar la eficiencia de nuestro purificador.

Pasamos la mayoría del tiempo en espacios cerrados y, si no están bien ventilados, podrían llegar a tener 5 veces más aire polucionado que en el exterior. Para evitarlo seguiremos los próximos consejos:

  1. Ventilar al menos 15 minutos toda la casa. Lo vamos a hacer en los momentos en que no haya mucho sol, siendo recomendable hacerlo a última hora de la tarde para evitar que entre demasiado polen.
  2. Lavar frecuentemente aquellos materiales que puedan acumular un exceso de polvo (cortinas, mantas, peluches, edredones…).
  3. Pasar la aspiradora de forma concienzuda al menos 2 veces a la semana sobre las alfombras y moquetas. Se aconseja utilizar filtros HEPA en la aspiradora (vamos a hablar de este género de filtros más adelante).
  4. Usar la secadora o tender la ropa dentro de la casa, para no introducir en ella más polen o polvo del preciso.
  5. Los días en que hace sol y viento son los días más “peligrosos” para los alérgicos por el hecho de que hay poca humedad en el ambiente y el polen se desperdigada con mayor sencillez. Si no podemos evitar salir de casa en esos días, que será lo más probable. vamos a deber bañarnos únicamente llegar para suprimir los restos que pudiéramos traer con nosotros. Este mismo consejo seguiremos si hemos frecuentado zonas donde han cortado el césped últimamente.

Si a todo esto le sumamos un purificador, seguro que vamos a pasar una temporada sensiblemente más soportable.

Lo que hay que tener en cuenta para adquirir un purificador

Filtros

Los filtros son la clave más esencial en estos aparatos en tanto que determinarán la calidad del aire que consiguen tras su empleo. Hay de múltiples tipos.

Filtros HEPA: Son los más recomendados, y su nombre lo componen las iniciales de ‘High Efficiency Particulate Air’, que se podría traducir por ‘Aire purificado de alta eficiencia’.

Estos filtros son propios de los purificadores de gama alta y algunos de gama media. Y aseguran ser capaces de atrapar el 99% de las partículas de 0,3 micrones (o superiores a esa cantidad).

Son los más eficaces, pero lo notaremos en el costo y habrá que mudarlos con una mayor frecuencia (cada 2 o 3 meses) que otro género de filtros.

De todas formas, aunque pueda suponer algo más de inversión, si padecemos alergias potentes o asma vamos a deber inclinarnos por esta alternativa.

Sólo una advertencia: encontraremos purificadores con filtros “tipo HEPA”. Esto no es exactamente lo mismo que los que acabamos de explicar, en tanto que no cuentan con las mismas garantías de calidad. Sin embargo, si tenemos una alergia más controlada, podremos inclinarnos por los “tipo HEPA”.

Filtro de nylon: Filtran las partículas más grandes y habitúan a marchar como complemento de otros filtros. Son los mismo que encontraremos en los aires acondicionados. Lo más frecuente es que debamos mudarlos una o un par de veces por año.

Filtro tipo Bolsa sintética (G4): Muy similar al filtro de nylon, pero desarrollado para atrapar las partículas más pequeñas de la estancia. Si le damos un buen empleo al purificador, vamos a deber mudar estos filtros un par de veces por año.

Además de estos filtros, es muy recomendable la capa de lignito activo para suprimir las partículas causantes de los olores, singularmente atrayente para aquellos que tienen mascotas en sus hogares. Este género de filtro puede durar más de un año.

En cualquier caso, cada purificador acepta un formato específico de filtros, con costos establecidos.

Es esencial comprobar los repuestos que acepta cada uno de ellos y sus costos, no vaya a ser que un ahorro en la adquiere se transforme en un mayor gasto de mantenimiento.

Funciones

Un purificador de aire podrá tener distintas funciones conforme el momento en el que lo precisemos. Y estas funciones habitúan a ir ligadas a la velocidad de limpieza del aparato.

Podremos localizar un modo turbo, para situaciones extremas en que deseemos purificar el aire de forma rápida. Eso sí, ¡preparémonos para el estruendo! Porque velocidad y silencio no asemejan compatibles.

Un modo nocturno que actuará con el desempeño mínimo para sostener la limpieza de la habitación sin realizar excesivo estruendo ni consumir demasiado. No es una función estándar a todos los purificadores, con lo que vamos a deber asegurarnos de que la tiene si padecemos de fuertes alergias.

Modos intermedios de eficiencia entre los dos primeros, para situaciones corrientes de empleo.

Función ionizadora. Es muy recomendable por el hecho de que deja aumentar de forma notable la eficiencia del purificador, esté en el modo perfecto que esté. Y además de esto robustecerá las tareas de limpieza de los filtros.

Los purificadores que tienen esta función además de esto de la básica los habitúan a llamar ‘híbridos’ o de doble función.

La función de programación es realmente útil para poder señalarse a qué hora queremos que se encienda el purificador y a qué hora se va a apagar de forma automática. Si vamos a emplearlo en modo nocturno, esta función habrá de estar en nuestro purificador.

El estruendo

Los purificadores no destacan por ser un aparato sigiloso. En general, los aparatos menos estruendosos rondan los 30 decibelios y, todavía de esta manera, dependiendo de la persona va a parecer bastante estruendoso.

Pero nada comparable con los momentos en que empleemos la máxima potencia, en tanto que en esas condiciones podrá conseguir los 60dB con sencillez.

De todas formas, por el beneficio que le aporta a un alérgico seguro que le merecerá la pena.

Potencia

Cuanto más potente sea el purificador, más veloz trabajará en la limpieza de la habitación. Pero sería bueno tener en cuenta el tamaño de la habitación en el momento de realizar la adquiere. Porque si es pequeñísima, demasiada potencia solo la quereremos en la factura de la luz, y no vamos a haber hecho un enorme negocio.

La potencia de estos aparatos se calcula por la velocidad con que son capaces de purificar el aire de una estancia múltiples veces. En específico, se precisan 3 ‘pasadas’ del aire de una estancia para asegurar una limpieza del 99%.

Por regla general, un purificador a máxima potencia va a gastar unos 70 vatios por hora.

Tamaño de la habitación donde se va a utilizar

Cada purificador tendrá una capacidad de limpieza que se va a medir en metros cuadrados o cúbicos. Esto es esencial por el hecho de que no necesitaremos la misma capacidad si vamos a emplearlo en un dormitorio pequeño que si lo precisamos para un salón extenso.

Debemos contar con que la capacidad que especifique el purificador será la máxima a la que llegue el producto.

Tamaño del purificador

Además de tener en cuenta esta variable por una cuestión de espacio en el hogar, no es difícil imaginar que generalmente un purificador grande cuenta con más capacidad de trabajo.

Aun de esta manera, si pensamos en hacernos con uno para toda la casa deberemos aceptar que son aparatos con determinado peso. También sería bueno contar con esto desde el comienzo si en nuestros planes está previsto moverlo entre las habitaciones.

Por lo general, las dimensiones que encontraremos irán desde los 20cm de ancho a los 25cm, y desde los 30 a los 60cm de alto. En cuanto al peso, la mayoría de estos aparatos rondan entre los 5 y 12kg.

Philips Serie 3000 AC3256/10: Para alérgicos con grandes estancias

Si procuramos un producto de calidad, Philips nos da garantía de ello. Además, es un purificador avalado por la Sociedad Española de Alergología y además Inmunología Clínica, y el Centro Europeo de la Fundación para la Investigación de la Alergia.

Philips ha desarrollado este modelo pensando en las estancias más grandes, con buenos resultados incluso en habitaciones de hasta 95m2 gracias a su alta capacidad de trabajo (393m3/h).

Está tan singularmente pensado para los alérgicos que tiene un modo solamente dirigido a las alergias, singularmente a las del polen o polvo.

En cuanto a materiales es inmejorable: Cuenta con un prefiltro lavable (para frenar las partículas más grandes y exender de esta manera la vida del filtro de HEPA), un filtro HEPA NanoProtect y uno de carbono activo extragrueso.

Además, el aparato dispone de indicador de cambio de filtro, para que no se nos olvide o lo cambiemos antes de tiempo.

Eso sí, el filtro lavable deberá limpiarse una o un par de veces a la semana si lo tenemos en muy frecuente empleo. Y aunque resulta hastiado limpiarlo cada semana, es muy fácil de sacar y adecentar. ¡Comprobaremos la eficiencia del aparato cuando veamos la atrapa de polvo, pelusas y además incluso pelo!

La duración estimada del filtro HEPA es de un par de años, y el de lignito activo de uno. Philips ha conseguido exender la vida útil de los dos filtros, siendo más soportables los costos de sus repuestos: el filtro HEPA ronda los 45€ y el de lignito activo los 33€.

Gracias al carbono activo, este purificador además elimina gases contaminantes que son comunes en los hogares, provenientes de pinturas, muebles y plásticos. También elimina los olores, desde el de las mascotas hasta el del tabaco.

Un extra interesante de este purificador es que incorpora un sensor de la calidad de aire en tiempo real mediante cambios en el tono de sus luces LED. Si vivimos en ciudades donde la polución es evidente, vamos a ver marchar sus luces cada vez que ventilemos nuestro hogar.

Además, cuenta con un modo nocturno más sigiloso, y en el que se apagan las luces LED de las que dispone. Aunque no puede programarse completamente, sí dispone de función de autoapagado, realmente útil para este modo nocturno.

No es un purificador singularmente pesado (9kg) con lo que es realmente simple de desplazar de una habitación a otra. Además, incorpora un asa en la parte superior que nos ayudará en la labor. Sin embargo, no cuenta con ruedas para facilitar el transporte.

Para usuarios con asma, inconvenientes respiratorios por alergias a animales o en lugares con mucha polución como en las grandes ciudades, notaremos una gran diferencia. Muchos usuarios aseveran tener, incluso, menos migrañas gracias a la purificación del aire de su hogar.

En terminante, es uno de los “grandes” en el terreno de los purificadores: calidad de materiales inmejorable, con las funcionalidades extra más útiles y con una potencia capaz de adecentar estancias muy extensas.

Eso sí, el costo solo merecerá la pena para los usuarios con un asma muy acentuado o con alergias realmente fuertes. Si no es tu caso, te proponemos otras alternativas más asequibles o adaptadas a otros usos ahora.

Rowenta PU6020 Intense Pure Air XL: El más versátil

Si la calidad de Philips se nos va de costo, encontramos esta alternativa en que la relación calidad-costo es realmente ajustada, sin llegar a ser un producto asequible.

Eliminará de forma eficaz las toxinas y partículas en el aire causantes de alergias, asma o inconvenientes respiratorios.

La serie de “Intense Pure Air” de Rowenta además está avalada por la Sociedad Española de Alergología y además Inmunología Clínica, y este modelo, en específico, se encuentra entre los más vendidos en España.

Cuenta con un sistema de cuatro filtros: un prefiltro para las partículas más grandes, un filtro de lignito activo para olores y gas, un filtro HEPA y un filtro de «Nanocaptur» que destruye contaminantes como el formaldehído.

El primer filtro es lavable (cada 10 días) y el resto se cambiarán una vez por año al menos. No son productos económicos, pero su durabilidad lo vale. El filtro de lignito cuesta unos 21€ y el de HEPA 40€.

Este purificador además cuenta con un sensor por el que cambiará la luz de color conforme la calidad del aire. También regulará de forma automática la velocidad de ventilación conforme dicha calidad.

Es muy fácil de utilizar y no resulta extremadamente grande ni pesado (unos 8,5kg). Este purificador de gama alta cumple con soltura los mínimos que se le demandan a un aparato de esta clase, pudiendo purificar espacios de hasta 120m2.

Entre sus extras más interesantes cuenta con el modo perfecto nocturno o sigiloso, y temporizador para un periodo entre 1 y 8 horas.

Se trata de un purificador de aire muy alabado por su capacidad de suprimir los olores. Lo agradecerán singularmente los que viven en grandes ciudades y les molesta singularmente la polución.

Es una buena opción para aquellos con fuertes episodios de asma o alergia. Si todavía de esta manera, el aparato resulta elevado en su costo, podremos proponernos su versión para estancias más pequeñas (60m2) que baja de los 200€:

Mismo purificador de Rowenta desarrollado para estancias más pequeñas:

SHARP KCA 50EUW: Híbrido y con humidificador, el más completo para asmáticos

El modelo Sharp KCA 50EUW es considerado por muchos el mejor del mercado. Esto se debe a que es uno de los modelos más completos y, aunque es de forma notable más costoso, su calidad es indudable.

Cuenta con un sistema de filtros, múltiples velocidades, función ionizadora y humidificador. Además, dispone de una pantalla integrada muy fácil de manejar.

Su mayor queja es el costo, no capaz para todos los bolsillos. Sin embargo, no hay duda de que cuando a particularidades es casi inmejorable.

Además, vale la pena resaltar que Sharp ofrece en este modelo una garantía de 10 años para sus filtros. Incluso en el manual vamos a leer que no hay que mudar los filtros nunca, y que será suficiente con lavarlos cada cierto tiempo para sostenerlos.

Así que lo tiene casi todo, incluido mando, y su tamaño es acorde a la multitud de funcionalidades de las que dispone.

Es capaz de purificar con soltura habitaciones de hasta 38 m2 con bastante velocidad, y tiene una velocidad de trabajo de 360 m2/h.

Como todos los purificadores, es estruendoso. Y lo que lo distancia de ser elegido como el mejor en esta selección es que no dispone de modo nocturno o sigiloso para emplearlo mientras que dormimos.

Esta opción está enormemente recomendada para personas que sufran de asma en tanto que el conjunto “purificador-humidificador” reducirá la sequedad y además impurezas del ambiente, dos de los autores del asma.

Si no es nuestro caso o no nos interesa la función del humidificador, recomendamos irnos a las opciones más asequibles.

Philips Purificador de Aire AC4012/10: El más sigiloso

Si lo que priorizamos en un purificador es que sea sigiloso, encontraremos nuestra opción mejor en Philips. Además, se trata de un purificador realmente ligero de desplazar de una habitación a otra con un peso de solo 5kg y unas dimensiones compactas.

En cuanto a filtros tiene la mejor calidad, como en las opciones precedentes: un pre-filtro lavable, uno de HEPA y un último filtro de lignito activado. Los repuestos del filtro de lignito y el de HEPA habitúan a estar en torno a 35€ cada uno de ellos.

Esta combinación, como venimos viendo, nos garantiza la eliminación del 99% de las bacterias y alérgenos del hogar. Además, además eliminará los olores y gases perjudiciales.

Su sensor inteligente nos notificará sobre la calidad del aire en tiempo real, con un sistema de colores en su luz LED.

Su potencia, de 30W, resultará suficiente para cumplir con nuestras esperanzas. Una habitación de 30m2 podrá ser purificada en solo una hora y sin resentir la factura de la luz.

De hecho, su modo nocturno acostumbra a ser más que suficiente para querer una gran mejora en una habitación.

Entre sus extras, destacamos un temporizador de 1, 4 o bien 8 horas simple de utilizar, el apagado programable y el indicador de cambio de filtro. Si no lo cambiásemos en un periodo prudente de tiempo, el aparato dejará de marchar hasta el momento en que lo hagamos, para asegurar un funcionamiento inmejorable en todos y cada pasada.

Philips nos ofrece este producto sólido y ligero, eficaz y con particularidades de gama alta por un costo sensiblemente más ajustado. Siendo uno de los más sigilosos del mercado, que incluso a máxima potencia no emitirá un estruendo molesto, siendo completamente inapreciable en el modo perfecto nocturno.

Si lo adquirimos por el hecho de que tenemos bebés en casa, esta es una espléndida opción si queremos sostener el aire de la habitación limpio sin riesgo a despertarles por el estruendo.

También es idóneo para personas mayores que deseen moverlo de una habitación a otra, en tanto que es uno de los purificadores más ligeros del mercado.

Bionaire BAP1700-I-065: Gran función ionizadora a un costo ajustado, singular para alérgicos al polen

Rebajas

El purificador de aire de Bionaire destaca por su combinación del doble filtro HEPA de esta manera como la función ionizadora, lo que potencia la eficiencia de este aparato. Cuenta con un diseño sólido y minimalista, válido para los hogares con más inconvenientes de espacio.

Como queja, es algo estruendoso al emplearse a máxima velocidad (56dB). Esto es algo común a la mayoría de los purificadores, con lo que no habitúan a estar diseñados para emplearse en su potencia máxima por las noches y a algunos usuarios les puede resultar pesado. Sin embargo, durante el día no resulta un estruendo singularmente molesto.

Para suprimir la polución, alergias y olores en tu hogar, dispone de una potencia de 70W y una capacidad de trabajo de 170m3/h. Está destinado para espacios de hasta 74m2.

En cuanto a los filtros, dispone de un pre-filtro que se debe lavar con jabón una vez al mes. Después, cuenta con dos niveles de filtro tipo HEPA de larga duración y simple limpieza (podremos limpiarlos con una aspiradora cada tres o cuatro meses).

Esto, a la vera de la función ionizadora, nos garantizará una eliminación del 99% de las partículas del aire. Una función singularmente útil si somos alérgicos al polen.

Entre sus extras incorpora el sensor de calidad del aire a tiempo real y poder alterar de forma automática el funcionamiento del purificador conforme dicha calidad. Dispone de 3 niveles de velocidad, de temporizador (de 1 a 8 horas) y de apagado automático.

Además, tiene un indicador de cambio de filtros para un inmejorable funcionamiento del purificador en todo momento. Como punto negativo, la puertecilla para sacar los filtros se ve algo enclenque. Sin embargo, es más resistente de lo que asemeja.

En terminante, por un costo más asequible notaremos que la calidad del aire de nuestro hogar mejora contundentemente. Eliminaremos los malos olores y notaremos nuestra casa sensiblemente más fresca, incluso si viven fumadores en ella.

Además, si limpiamos de manera regular los filtros, no deberemos mudarlos, con lo que el ahorro será mayor. Este es un muy grande punto positivo en favor de este aparato.

En terminante, si procuramos un aparato que purifique el aire de nuestra casa sin realizar grandes inversiones, la opción de Bionaire es de las mejores y más eficaces en su gama.

LEVOIT LV-H132: El más asequible

Si tenemos picos de alergias en momentos puntuales del año y no padecemos asma o inconvenientes respiratorios, esta alternativa de Levoit será perfecta por sus posibilidades y su costo.

Es bastante pequeño con lo que es perfecto si tenemos inconvenientes de espacio. Podremos ponerlo incluso sobre la mesilla de noche.

Su sistema de filtros eliminará las partículas más grandes del aire (polvo o polen) y reduce los olores de humo o tabaco. Si bien no los elimina por completo, la diferencia será evidente.

Dispone de un prefiltro, un filtro HEPA y uno de lignito activo. Dichos filtros se adquieren en un mismo bulto que nos va a costar unos 20€, con lo que el mantenimiento será bastante asequible. Eso sí, tengamos presente que se aconseja mudarlo cada 6 o bien 8 meses.

Cuenta con tres velocidades: alta, media y baja. En la máxima potencia no supera los 50 decibelios, que es un estruendo “recomendable” para este género de productos.

La potencia más baja será bastante sigilosa, aunque posiblemente a la mayoría de los usuarios les siga molestando para emplearlo mientras que duermen. Para emplearlo durante el día cumple su función con perfección.

Destaca por contar con controles táctiles, pero por contra no se puede programar.

Aunque no es la opción más eficaz y potente, para espacios pequeños o usuarios que no sufren de asma o alergia muy frecuente, es una gran opción con la que van a apreciar una notable diferencia cuando a la calidad del aire.

Última actualización el 2019-12-04 at 10:40 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Guías de opiniones, compra, análisis y artículos en Climatización