Los mejores protectores labiales para el invierno

Los labios son una parte del cuerpo especialmente sensible cuando aprieta el frío. Los amantes de los deportes de invierno lo saben bien, ya que son con probabilidad los que más sufren las consecuencias de una climatología desfavorable.

Pero pueden afectar a cualquiera, y las olas de frío lo prueban en miles y miles de personas.

Los rebordes de la boca se resecan, se resquebrajan y, en el peor caso, el sol invernal (sobre todo en elevadas altitudes) ayuda a que asomen los temidos herpes.

La mejora forma de cuidar esta zona tan observable es emplear un protector como el de Neutrogena. Protegerá, aliviará, aliviará y reparará unos labios maltrechos.

El porqué de unos labios deteriorados

La sensación de tirantez y sequedad se debe, primordialmente, a que los labios no están bien hidratados. La exposición al frío, el viento o el sol hacen que se resientan, con lo que debemos atajar cuanto antes las consecuencias derivadas de una exposición prolongada a las ‘agresiones’ externas.

Normalmente, los protectores labiales tienen una composición específica para combatir y resguardarse de los elementos. Conviene tener en consideración los ingredientes de los que están hechos, para descartar aquellos que no generen confianza y decantarse por productos recomendados por los especialistas.

Uno de los consejos que lanza la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) es que se desechen aquellos protectores que contengan aceites minerales que están fabricados con sustancia derivadas del petróleo. Y que se opte por aquellas ceras de origen natural (animal o vegetal).

Muchas marcas optan por ceras de abeja ‒que tiene propiedades reparadoras‒, o ceras vegetales como la candelilla, la carnauba, el aceite de oliva o el ricino.

Asimismo, los especialistas se declinan por aquellos labiales enriquecidos con vitamina C y E y que no contengan conservantes o que sean perfumados.

Los esquiadores deben decantarse por protecciones altas. Al igual que la crema solar, cuanta mayor sea el SPF (Sun Protection Factor, en castellano ‘Factor de Protección Solar’), mayor será la defensa.

Durante las largas jornadas de esquí el mínimo que se aconseja es el factor 30. Además, es conveniente llevar la barra en un bolsillo para revisar los labios cada dos o tres horas.

Por último, tenga presente que, como otros productos de higiene personal, las barras no se pueden compartir cuando haya erupciones como el herpes.

Una vez haya vencido la data de caducidad, el protector puede resultar inefectivo, con lo que es mejor adquirir otro.

Estos productos no resultan para nada costosos, con lo que vale la pena invertir el dinero en cuidar una de las zonas más observable y que son, así como los dientes, nuestra carta de presentación.
A continuación de detalla un listado con los mejores protectores labiales del mercado.

El preferido: Protector Labial SPF 20 de Neutrogena

Serán pocas las personas que no conozcan la marca californiana, con sede en Los Ángeles, Neutrogena.

Se trata de un gigante que distribuye sus productos de cosmética a más de 70 países. A la mayoría les sonará su protector labial SPF 20, propio por su sello con la bandera de Noruega.

Se ha elegido como la mejor de esta comparativa por diferentes motivos, además del incontrovertible prestigio de la marca.

Por lo pronto, es la más versátil, ya que se amolda a las distintas necesidades. Es capaz para el uso en la nieve, durante la práctica deportiva, y en el cada día en ambientes fríos.

Neutrogena, en cualquier caso, ofrece “excelentes resultados contra la sequedad y la capacitación de grietas en los labios”. Y así lo acreditan los especialistas, que ven en su fórmula ‒a base de cinamato, bisabolol, parafina, aceite de ricino y cera de abeja‒ el éxito para disfrutar de unos labios sin imperfecciones y también impolutos.

Si quiere resguardarse de los rayos UVA y UVB ‒con consecuencias peligrosísimas para la piel y para otras zonas sensibles como los labios‒ opte por llevar siempre y en toda circunstancia a mano un stick de Neutrogena, simple de meter en cualquier bolsillo o neceser.

Los especialistas también lo consideran una buena solución para proteger del sol otras partes sensibles de la cara (nariz y contorno de ojos) si no tiene a mano otra alternativa.

El stick es realmente económico, capaz para la mayoría de los bolsillos. También se encuentran en bultos de tres por en torno a 10 euros.

Fórmula francesa: Avène stick labial SPF 30

Si hay un mercado potente a nivel del mundo en cosmética es el francés. Nuestros vecinos siempre y en toda circunstancia han apostado por productos de muy, muy alta calidad, determinados de ellos capaces solo para los bolsillos pudientes.

De hecho, el protector de Avène ha sido elegido como segunda opción por su costo, sensiblemente más elevado que el de sus contendientes.

La historia que hay tras el agua termal de Avène resulta cuanto menos curiosa. La marca, tras 40 años, no desvela los secretos de por qué el factor líquido ofrece estos resultados prácticamente “prodigiosos”, por ser hiperbólicos.

Lo que sí se conoce es que este agua termal resulta “calmante, desensibilizante y anti-irritante por naturaleza”, algo que se puede comprobar en su protector labial.

El stick con factor de protección solar 30 coincide con la barra de Neutrogena en una parte de la composición, como el aceite de ricino (un agente calmante) y la cera de abejas, en un caso así blanca, que tiene propiedades reparadoras.

Además, añaden entre otros la cera carnauba, procedente de las hojas de la palma Copernicia prunifera, un compuesto muy empleado en la industria cosmética y que tiene propiedades contra la deshidratación.

Resulta, conforme los especialistas, realmente eficaz contra los rayos UVB y UVA, a los que hay que prestar singular atención en verano y cuando se realizan deportes de invierno en ciertas altitudes.

Debido a su protección 30 se aconseja su empleo en la práctica del esquí o del montañismo, aunque siempre y en toda circunstancia será bueno decantarse por un protector más potente como el próximo labial.

Ultraprotección: Photerpès PF 50+ de Bioderma

En la introducción charlábamos de las deplorables consecuencias que puede causar el sol, como el herpes labial. Por eso en determinados ambientes con temperaturas extremas, o durante la práctica de deporte en cotas altas, se debe decantarse por un protector labial que supere el factor 30.

Photerpès PF 50+ de Bioderma es, sin duda, la mejor de las opciones si se desean evitar las temidas erupciones bucales y proteger al máximo los labios.

Detrás está un laboratorio clínico francés que siempre y en toda circunstancia se mantiene a la cabeza en dermatología.

Su protector labial contiene glicirricina, un ácido que tiene propiedades como antiherpético. Además, en su composición, podemos hallar cera alba con gran poder de hidratación; aunque, por contraparte, también se encuentra cera microcristalina, derivada del petróleo.

De todas formas, los especialistas la aconsejan por su gran resultado.

La alternativa a la protección total: Isdin

Una alternativa más asequible al Photerpès PF 50+ de Bioderma es el protector labial de Isdin, “singular para condiciones extremas”.

Pese a tener un factor de protección solar 40 no deja restos blancos en la boca. Hidrata y nutre los labios, y su alto contenido en vitamina E marcha como un potente antioxidante protegiendo esta zona de la boca.

Al igual que el protector de Bioderma, mezcla las substancias minerales con las otras de origen vegetal, como son el aceite de ricino o la cera de carnauba.

Los especialistas destacan que es inodoro y también incoloro, no deja una sensación grasa, y ofrece una protección 100%.

Para quien no lo sepa, Isdin es una compañía farmacéutica de españa, con sede en Barcelona, que es líder en el mercado dermatológico patrio.

Sus buenos resultados le han llevado desde principios de siglo a expandirse a otros mercados, como el europeo, el sudamericano y el africano. Isdin viene efectuando una estupenda labor de innovación así como los mejores especialistas, una razón de peso para decantarse por este labial.

Un bulto para el invierno: linimento Carmex

¿Quién no conoce la barra labial de Carmex? Es tan popular que se oferta en bultos (de dos y tres barras), además de esto del protector individual. Se ha elegido para cerrar esta comparativa pues su empleo rutinario y su costo no tienen contendiente.

La marca estadounidense comenzó siendo un negocio familiar allá por los años 30 del pasado siglo, cuando su creador ideó un protector para sus labios que siempre y en toda circunstancia estaban resquebrajados.
Hoy, este lapicero amarillo con el tapón rojo tan propio, ocupa el bolsillo de cientos y cientos de miles y miles de personas en todo el planeta.

Los especialistas lo aconsejan como labial para el cada día, y destacan la sensación de alivio y frescor que genera de forma prácticamente inmediata. Los clientes lo prefieren, incluso, a otros de la misma gama, como Neutrogena.

Se diferencia de otros protectores por tener en su composición cera candelilla, que se emplea como alternativa a la cera de abeja, pero que tiene las mismas propiedades protectoras.

¿Qué tal hacerse con un bulto para pasar el invierno?

Última actualización el 2019-12-04 at 11:50 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados