Los mejores patinetes para carros de bebés

Cuando se tiene un segundo hijo y el primero es pequeño todavía para ir caminando, resulta necesario utilizar un accesorio para que una sola persona pueda llevar a los dos al tiempo y de forma fácil. Muchos progenitores optan por una mochilita portabebés para el pequeño y una silla ligera para el mayor. Esto está realmente bien para ir a hacer la adquiere o para esas salidas que no acarreen pasar muchas horas fuera de casa.

Sin embargo, para aquellas situaciones en las que el bebé necesite estirar su espaldita y tumbarse, la opción mejor es acoplar al carro un patinete donde vaya con comodidad el hermano mayor (de pie o sentado) y plácidamente el pequeño tendido en su capazo o sentado en la silla. La opción mejor por su calidad/coste, conforme los especialistas, es el patinete BuggyBoard Maxi de Lascal, con su gran plataforma y adaptabilidad a la mayoría de los carros.

Un patinete es una plataforma con ruedas que se engancha en la parte posterior del turismo donde se pon el hermano mayor. Gracias a todos los avances en tecnología, son muchas las marcas que han desarrollado modelos seguros y ventajosos que promueven el desarrollo psicomotor de los pequeños. Estos accesorios son realmente simples de instalar, como de doblar.

A tener en consideración

Para realizar una recomendable adquiere de un patinete de bebé lo primerísimo que hay que saber es que sea compatible con el turismo en el que se va a acoplar y para eso debe especificarse que sea un modelo universal. Otro aspecto esencial es el género de plataforma que se precisa ya que hay modelos en los que el pequeño va de pie y hay otros con asiento removible. También es esencial que tenga un simple montaje y desmontaje para evitar procesos latosos de instalación cada vez que el adulto decida salir de casa. Y como último apunte, pero no menos significativo, se debe asegurar que el pequeño vaya seguro sobre una plataforma que no resbale y le deje agarrase.

Todos estos consejos y particularidades han sido recabados tras realizar un pormenorizado estudio basado en las creencias de especialistas y progenitores satisfechos. Con esta comparativa de cinco productos, los progenitores hallarán el modelo preciso de que se adapte a sus necesidades y con costos que fluctúan desde los 55 hasta los 125 euros.

El mejor valorado: Buggyboard Maxi 2750 de Lascal

El patinete Buggyboard Maxi de Lascal tiene un sistema patentado ‒el Lascal EasyFit‒ que promete una fijación universal para amoldarse a casi todos los carros y sillas de camino. El pequeño va cómodo y seguro gracias a su superficie antideslizante, un marco de protección lateral para que no pueda salirse y una plataforma firme y cómoda.

Esto es muy importante en lugares donde hay mucha gente o tráfico. Además, cuando el papá o la mamá va con prisa o el peque está agotado tras una larga jornada se convierte en el complemento idóneo para los dos.

Los papis caminarán con comodidad con el BuggyBoard Maxi debido a sus grandes ruedas y una ancha plataforma que dejan el suficiente espacio para los pies. Y cuando el hermano mayor no vaya de camino ese día o esté en cole, puede plegarse cara arriba sujetándose con una cinta al manillar o quitarse con solo presionar un botón.

El camino con la plataforma Buggyboard Maxi es ligero por el hecho de que lleva el sistema Max-COMFORT que ayuda a pasar baches y bordillos sin complicad. Además, si se pasea de noche, las letras laterales reflectan la luz para hacerlo observable.

Como dato extra (ya que asemeja útil como accesorio ayudar), hay un sillín de Lascal que se fija al patinete para que los pequeños se sienten. Es una buena opción para los más chiquis o para momentos puntuales.

Este patín está homologado hasta los 22 kg (cerca de los 6 años), con lo que se podrá dar un largo empleo. También está claro que conforme el pequeño vaya medrando se requerirá un sacrificio mayor para el manejo del carro.

La segunda opción mejor: Bumprider 51291-04

Para los progenitores que no desean quebraderos de cabeza se ha inventado el patín Bumprider. Es una plataforma con conector universal compatible 100% con todos los cochecitos y sillas de camino del mercado.

Tiene dos ruedas con suspensión que equilibran la plataforma y garantizan un camino agradable con pequeños de hasta 20 kg.

Además, cumple con múltiples particularidades que aportan seguridad para el pequeño, como su material antideslizante que cubre la plataforma y los salientes laterales que evitan una caída.

Su diseño sólido resulta cómodo para quien conduce y se desengancha de forma fácil, dejando los adaptadores en el chasis para entonces acoplarlo de nuevo de forma veloz.

Si este patinete no ha quedado en la pole position de esta comparativa es por el hecho de que la plataforma sobresale demasiado y complica el caminar. Por lo demás se merece una nota de sobresaliente.

Con asiento: Kid Sit KL151003R de Kleine Dreumes

La diferencia esencial del Kid Sit respecto a otros patinetes es que un pequeño de hasta 18 kg puede ir sentado. Sus autores han sido realmente ingeniosos. Sobre un patín tradicional han puesto un asiento en forma de ele, donde el pequeño se sienta y apoya los pies a los lados; cuando no quiere ir sentado, puede erguirse sin complicad. Si incluso así le molestase el asiento, se quita en un momento para guardarlo en la cesta del turismo.

El patín se sosten de forma fácil a los carros que tienen las dos ruedas traseras unidas por una barra horizontal. Debido a esto no es compatible, por poner un ejemplo, con las sillas ligeras con plegado de paraguas o sillas de primera edad como Stokke Xplory o Loola de Bebé Confort. Para satisfacer esta falta del producto, puede adquirirse un adaptador que aumenta la compatibilidad con los carros que no dispongan de esa barra.

Los especialistas han visto un inconveniente en los carros cuyo pedal de freno se sitúa en medio de la barra horizontal. Esta condición no impide la colocación del mismo, pero sí bloquea el freno, con lo que habrá que tenerlo en consideración o fijarse en otro modelo de patinete.

Para los pequeños más peques: Patín CAER25-1108 + Asiento Easy X Rider

Igual que el Kid Sit, modelo anteriormente presentado, el patín Easy X Rider puede emplearse con o sin asiento, con la diferencia de que esta silla es más completa por el hecho de que incluye respaldo, tapizado ventilado en 3D, arnés de 3 puntos y un manillar para que el nene pueda mantenerse.

De ahí que esté recomendado para los peques, por el hecho de que van bien sujetos sin riesgo de caerse y por el hecho de que pueden ir relajados sin mantenerse. Pero eso no quiere decir que los grandecitos y los revoltosos no puedan ir tan ricamente sentados. Con el patín Easy X Rider los progenitores saldrán de casa sin preocuparse de que el diablillo de la familia salga corriendo en cualquier momento.

Esta plataforma es universal y se acopla a la mayoría de los chasis gracias a sus brazos telescópicos. Estos se conectan a unos adaptadores que quedan fijados en el carro para, así, poder suprimir y poner el patinete cuando se necesite.

Las ruedas tienen suspensión individual y vienen pertrechadas con luces de colores para darle mayor visibilidad y seguridad al cruzar la calle o de noche. Además, esto a los pequeños les encantará.

Aunque la plataforma no tiene marcos laterales que eviten que el pequeño se salga de forma involuntaria (o deseando), viene cubierta con un material antideslizante que impide posibles resbalones.

El patín está homologado para pequeños de hasta 25 kg y el asiento puede emplearse desde los 15 meses hasta los 20 kg.

Easy X Rider – Asiento para patinete caer25-1108 para turismo de camino negro

Equipado con un tapizado ventilado en 3D; Arnés de seguridad; Para ir de compras, recoger a los pequeños del instituto o simplemente dar un camino
49,00 EUR

El patín y el asiento se venden por separado. Esto es una ventaja por el hecho de que, aunque la mayoría de progenitores adquieren las dos cosas al tiempo, da la posibilidad a otros de adquirir el patinete y después el asiento si fuera inevitable.

El mejor coste: Trasportín MS 1002, innovaciones MS

Innovaciones MS tiene un claro objetivo desde su despegue en 1992: “Satisfacer los deseos de los más pequeños y hacer la vida más simple a sus progenitores”. Su trasportín MS 1002 lo consigue. Es un modelo versátil que se amolda a la mayoría de cochecitos sin importar lo más mínimo qué género de chasis tengan.

Para que quede perfecto se ajusta en anchura, largura y altura. Está homologado para pequeños de hasta 20 kg de peso. Tiene una capa antideslizante en la superficie y barreras laterales para evitar accidentes o que el pequeño saque el pie de forma involuntaria. Para que no moleste cuando el pequeño no va subido encima, se engancha al manillar con una cinta.

En resumen, este patinete cumple con todas las esperanzas al mejor coste. Los especialistas estiman que solamente desmerecen son sus ruedas que no son de goma y su falta de amortiguación.

Última actualización el 2019-12-04 at 18:21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados