Los mejores nidos y comedores de exterior para pájaros pequeños

VScllML

Todos tenemos la imagen idílica del cottage inglés, con su jardín lleno de flores y los pajarillos revoloteando por los árboles y escondiéndose en unos nidos de madera con forma de casa de campo.

Esta estampa, asociada a otros países quizás más fríos, cada vez se torna más frecuente en este país.

Los nidos y comederos de exterior son algo más que un simple ornamento. Sirven de comestible y cobijo para muchas aves de pequeño tamaño que viven en nuestro ambiente.

Además, cumplen habitualmente una función educativa para los más pequeños de la casa, y son una muy recomendable alternativa a las jaulas.

Por eso hemos realizado esta comparativa, con la ayuda de especialistas. Para animar a adquirir una casa que contribuya con la mejora de nuestra naturaleza, y para acudir a elegir la que más se adapte a las posibilidades y gustos de cada uno de ellos.

Y para nuestros especialistas, el nido de madera de PetsN’all ha sido el elegido como vencedor de esta comparativa. Pero cualquiera de los modelos aquí analizados reúne las condiciones precisas para dejar satisfecho a su comprador.

Lo que ha de saber

Las marcas especializadas han sabido amoldarse a esta demanda creciente y en el mercado hay una gran pluralidad de comederos y cajas nido. Las hay de diferentes materiales, tamaños y diseños. Así que tenemos mucho donde elegir.

La resistencia a las inclemencias meteorológicas y una estructura sin grietas son las características particulares más esenciales en el momento de decantarnos por un modelo específico. Aunque todas ellas vienen, generalmente, hechas con materiales de calidad que no son tóxicos y están preparadas adecuadamente para anidar o alimentarse.

Si se decanta por una caja nido, tendrá que tener en cuenta la forma. Dependiendo de si tiene un frontal abierto o no, el género de ave que anidará será diferente. La longitud del diámetro del agujero de entrada marcará quiénes serán los posibles inquilinos.

La siguiente comparativa se centra en casitas nido y comederos para aves pequeñas ‒ lavanderas, herrerillos, petirrojos o carboneros‒ y deja de lado las cajas nido para pájaros de mayor tamaño, como la lechuza.

Se ha hecho una comparativa conjunta pues, frecuentemente, son dos productos que vienen asociados y que comparten una función común: captar los amigos con plumas.

Por último, como advertencia, hay que observar dónde se pon la casa nido o el comedero, en tanto que ha de estar a una altura prudencial para que no pueda ser alcanzada por otros animales.

Después solo debe esperar y dejarse embriagar por la belleza del plumaje y los trinos. Con unos prismáticos cerca, no hará falta salir al campo para disfrutar del birdwatching.

El preferido, de PetsN’all

El preferido de la lista es el nido de madera de PetsN’all por su función educativa. Con un cristal acrílico en la parte posterior que aísla a los pájaros, la caja se pon por medio de unas ventosas a una ventana para observar de qué manera edifican su nido, tienen sus huevos…

Hecha de madera de paulownia, conocida por su color claro y con gran resistencia a la humedad, esta casa nido ha sido pensada para que los más pequeños de la casa puedan disfrutar de la naturaleza desde un ambiente próximo.

Es una herramienta idónea para la educación ambiental, con lo que además serviría para poner en una escuela, aunque eso sí, en una zona más alejada, lejos de los ruidos de los turismos y que no se encuentre al alcance de cualquiera.

Su único inconveniente es el poder de sus ventosas, clave en el momento de poner la casa a la intemperie, donde tendrá que aguantar todo género de inclemencias meteorológicas.

La mayoría de los usuarios no tienen quejas, pero hay que comprobar desde el primer momento que no llega ninguna imperfecta, y todas marchan con perfección. De lo opuesto, la casa se convertirá en un factor poco útil para los objetivos culturales que se han planteado la mayoría de sus compradores.

Incluye tres agujeros de drenaje en la parte inferior y dos agujeros de ventilación en las paredes laterales.

Por último, solo hay que cruzar los dedos y esperar a que los tímidos pajarillos se aproximen.

Comedero Feeder1, de Ferplast Natura

La marca italiana Ferplast lleva más de 50 años en el mercado. Con tres plantas de producción, exporta a más de 80 países, lo que la transforma en líder y referente del mercado de las mascotas.

Dentro de su catálogo, se encuentra el comedero Feeder 1, ideal para poner en el jardín.

Fabricado en madera Tree Friend, procedente de bosques gestionados de forma sostenible, este comedero tiene forma de casa con tejado a dos aguas de color verde. La cubierta resguardará al pájaro al paso que se nutre y además, incluso, le servirá de cobijo.

El comedero, con unas medidas de 26,8 x 24 x 17,4 cm, tiene una reja para que las aves puedan mantenerse a ella y picar.

Feeder 1 es estético y le dará a su jardín un toque más agradable que un comedero colgante o de malla.

Esschert FB163, un comedero para la terraza

Así como el modelo de Ferplast está desarrollado para colgar el nido de un árbol, este comedero de Esschert ha sido pensado para ponerlo en una terraza o en un porche.

Es un comedero fácil, de 29 x 20 x 25 cm, fabricado en hierro derretido y que se pon sencillamente en la pared con dos tornillos.

Su diseño es una cucada, con un plato-comedero y dos pájaros a cada lado.

Este esbozo está ideado para pájaros granívoros, o sea, para aquellas aves que comen semillas, como jilgueros o gorriones.

Es simple de anclar a la pared y los pájaros no se atemorizan con las estatuas que trae. En cualquier no es obligatorio ponerlas en tanto que el comedero viene desmontado en múltiples piezas. Todo va a rosca

Los pájaros hallarán aquí un simpático comedero donde posarse, aunue podría haber sido un tanto más grande.

Chapelwood, una caja nido múltiple

Uno los nidos más vendidos es el modelo de Chapelwood, simple de fijar a un árbol o a un poste.

La característica singular de esta caja es que incluye tres entradas diferentes intercambiables. Eso quiere decir que podrán anidar una pluralidad mayor de pájaros dependiendo del diámetro del agujero que se ponga. Además, va a facilitar su limpieza.

Fabricada en pino, tiene un acabado sólido gracias a sus paredes de 15mm de grosor. Los habitantes del nido tendrán un buen cobijo contra las inclemencias meteorológicas.

Tiene unas medidas de 29 x 20 x 18 cm y viene con unas instrucciones de colocación, como la altura recomendable y la exposición, que serán realmente útiles para los poco versados en la materia.

Gardman A04380, la opción más asequible

Si por algo se distingue el simpático petirrojo es pues es el primer pájaro que canta antes del amanecer y lo sigue haciendo durante todo el día hasta el anochecer. Es un icono de nuestros parques y jardines. Pequeñito, rechoncho y con el pecho y la cara anaranjada, es muy habitual verlo por su atrevimiento y curiosidad.

Por eso, hay cajas singulares como la de la marca Gardman, construidas para que aniden este género de pájaros.

Al tener un frontal abierto, además podrán habitarla el colirrojo y la lavandera, dos aves muy habituales en España.

Hecha de madera con certificación medioambiental y con unas medidas de 14 x 12 x 24 cm, el suelo se puede retirar para una cómoda y veloz limpieza. Así lo refleja en las mismas instrucciones de empleo.

Su costo es asequible para todos los bolsillos, con lo que no hay disculpa para no dar cobijo y abrigo a los amigos cantarines.

Última actualización el 2019-12-04 at 13:30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados