Los mejores monitores de sueño inteligentes

photo  bac

Producto del agobio y de los demasiados estímulos a los que estamos expuestos diariamente, asemeja que dormir se ha transformado en una misión enorme.

Aunque dormimos la cantidad de horas recomendadas (los que las duermen) demasiadas veces nos levantamos prácticamente tan cansados como nos hemos recostado. Y eso los que teóricamente consiguen dormir, pues probablemente no falte noche en la que demos demasiadas vueltas en la cama sin conseguir conciliar el sueño con sencillez.

Los monitores de sueño están concebidos para asistirnos a entender cuánto y de qué forma dormimos, de qué forma nos afecta al reposo y qué podemos hacer para mejorar nuestro sueño. Los especialistas han probado múltiples monitores y han recomendado al Winthings Aura como el favorito, para que cuando venga el ‘coco’ nos encuentre dormidos y no nos coma.

¿Por qué un monitor de sueño?

Todos sabemos que el sueño es esencial para el bienestar y la salud de nuestro cuerpo, de ahí la expresión ‘sueño reparador’, aunque no todos somos capaces de conciliar el sueño o conseguir un reposo de calidad y por consecuente nos sentimos agotados, desconcertados y soñolientos al despertar.

No descansar de forma recomendable implica un riesgo para conducir automóviles, manejar maquinaria pesada o realizar cualquier género de actividad que requiera prestar atención, concentración y capacidad de reacción. También se ve reflejado en el estado de ánimo (mal humor, irritabilidad, etc.), aumentando el nivel de agobio y apareciendo un envejecimiento precoz.

Al dormir, nuestro cuerpo se recarga de energía, el sistema inmunitario se activa y sigue alarma ante cualquier ataque, el sistema linfático limpia todas las impurezas y toxinas del cuerpo para desecharlas y el cerebro mejora su función cognitiva. Todas estas funciones se desarrollan mejor conciliando un sueño profundo y consiguiendo por su lado un buen reposo.

Los trastornos del sueño como el insomnio o la apnea del sueño, son muy peligrosos, pues evitan la restauración del organismo, dejándonos con mayor riesgo de sufrir inconvenientes crónicos de salud. Incluso a nivel fisiológico, la falta de horas de sueño, puede provocar picos altos de azúcar en sangre favoreciendo la diabetes y un aumento de peso. El trajín de nuestra vida hace que cada vez haya más gente con trastornos del sueño y inconvenientes de ansiedad derivados de los mismos.

Para registrar el sueño y la calidad del mismo, han aparecido diferentes aparatos para medir diferentes factores que nos ayudarán a saber de qué forma es nuestro reposo; si es de calidad y si dormimos las suficientes horas para que el cuerpo se recupere.

Si bien existen APP para los Smartphone, no son tan precisas pero nos asisten a saber algo más sobre nuestro reposo.

Los especialistas han escogido determinados de los monitores de sueño que están al alcance de cualquier bolsillo y que son un tanto más precisos. Estos aparatos nos ayudarán a conciliar el sueño, a saber más sobre de qué forma dormimos y a mudar nuestros hábitos de reposo si no fueran saludables.

Recomendaciones

Hay cinco fases del sueño, cuatro consideradas no REM y una REM (lleva por nombre de esta forma por sus iniciales en inglés de movimiento veloz de los ojos, propio de esta fase). Estas cinco fases, se repiten de forma cíclica de 5 a 6 veces por noche en periodos de 90 a 100 minutos; los últimos 20 o 30 minutos corresponden a la fase REM.

En cada una de estas fases el cuerpo actúa de forma diferente. Los aparatos que registran y estudian el sueño se valen de cada una de esas diferentes fases para conocer nuestros hábitos de reposo y saber si es de calidad.

Existen monitores del sueño de diferentes tipos, determinados se ponen en la muñeca simulando ser un reloj, otros constan de una banda de sensores para poner bajo el jergón y además incluso hay aparatos para poner encima de la mesa a la vera de la cama que registran nuestra actividad a lo largo del reposo.

Todos ellos vuelcan la información lograda a nuestro Smartphone, valiéndose de una APP.

Hay múltiples aspectos que no podemos dejar en el tintero en el momento de adquirir un buen dispositivo para controlar el sueño:

  • Sensores giroscópicos, de movimiento y de presión: Registran el movimiento durante todo el proceso del sueño, desde que nos acostamos hasta el momento en que nos levantamos. Sus valores nos apuntan las fases del sueño y el tiempo de las mismas; pues cuando el sueño es profundo apenas nos movemos, pero cuando el sueño es ligero, el movimiento del cuerpo es considerablemente mayor, aunque lo hagamos de forma inconsciente.
  • Bandas con sensores basados en tecnología conocida como balistocardiografía (BCG): Estas bandas de sensores son más precisas, incluso alcanzando la precisión médica en ciertos casos. Miden la frecuencia cardiaca, la duración del sueño, registran los ronquidos y la frecuencia de la respiración; siendo realmente útiles todos estos factores para conocer la calidad del sueño.
  • Sensores cardiacos: Además de medir el ritmo cardiaco, además nos pueden señalarse el nivel de oxígeno en sangre (SpO2).
  • Sensores para medición del ambiente: Es esencial saber si el ambiente nos acompaña a lo largo del reposo. Estos sensores miden temperatura, iluminación y sonido ambiental para saber si los factores externos perturban la calidad de nuestro sueño.
  • Otras funciones:

    • Alarma inteligente: Los dispositivos habitúan a contar un una alarma inteligente que te lúcida cuando el sueño es más ligero, para despertarte menos soñoliento y más activo.
    • Luces LED: Algunos medidores tienen luces LED de varios colores que asisten a conciliar el sueño o a despertarte conforme el tono y además intensidad de las mismas, favoreciendo la segregación o inhibición de la melatonina (hormona del sueño).
    • Sonidos relajantes: Para conciliar el sueño o para despertarnos de la mejor forma, hay aparatos emiten sonidos relajantes para inducir el sueño o nuestra música preferida para levantarnos con buen ánimo.

El rango de costes para adquirir un buen monitor de sueño fluctúa entre 50 € y 180 € los más complejos, va a depender en gran medida de los factores que deseemos que el aparato mida y de las funciones que nos aporte, en tanto que a mayor tecnología mayor el valor del monitor de sueño.

El preferido: Withings Aura

Permite controlar nuestro sueño poniendo una banda con sensores bajo jergón. Los sensores de la banda tienen una sensibilidad tal que miden las pulsaciones, los ciclos respiratorios, los movimientos del cuerpo y advierten en qué fase estamos del sueño.

El dispositivo de que asemeja una lámpara nocturna, llamado “de cabecera”, nos lanzará datos sobre los niveles térmicos y lumínicos de la habitación en la que dormimos.

Todos los datos que consiguen los sensores de la banda y el dispositivo de cabecera, los examinará conjuntamente y los descargará en la APP “Health Mate”.

Ni bien nos despertemos y por medio de análisis gráficos, nos dejará conocer un tanto más sobre de qué forma dormimos. Los gráficos nos van a mostrar las distintas fases del sueño, la duración del sueño, cuánto hemos tardado en quedarnos dormidos, cuántas veces nos hemos despertado, que temperatura y que iluminación tenía la habitación al paso que dormimos y de qué forma aprecio a nuestro sueño. Es como tener un médico durmiendo junto a nosotros.

Claro que además de esto de medir nuestro sueño, además nos ayuda a que podamos conciliarlo y descansar de forma recomendable.

Se vale de la tecnología LED para mudar el tono del dispositivo de cabecera. Pero además de esto se basa en estudio dónde se comprueba que las longitudes de onda se relacionan con la secreción de melatonina, nuestra hormona responsable de darnos un buen reposo o una noche de insomnio.

Al acostarnos, el dispositivo emite progresivamente una luz roja, que por sus longitudes de onda, favorecen la secreción de melatonina y además induciéndonos al sueño. Cuando es momento de despertarnos se va encendiendo poco a poco en color azul, pues son las que evitan la secreción de melatonina, para asistirnos a despertar.

No solo de vale de la luz azul, sino como examina nuestras fases del sueño, deja despertarnos con nuestro reloj biológico en la fase en la que tenemos el sueño menos profundo. No dejará que lleguemos tarde al trabajo, sino si hemos programado la alarma a las 6:00 y conforme nuestro ciclo el momento ideal para despertarnos es a las 5:40, adelantará la alarma.

Tranquilos, no nos quitará horas de sueño. Al despertarnos conforme nuestro reloj biológico, nos levantaremos descansados. De nosotros depende, acostarnos temprano y dormir las 7-8 horas recomendadas.

Como funciones extra y ya para ir sobrados de reposo, deja vincularse a la cuenta de Spotify y a los termostatos de marca Nest para acomodar la temperatura de la habitación en 18ºC, que es lo que se aconseja para un buen reposo.

Para determinados especialistas, el dispositivo les pareció un tanto grande para tener sobre la mesilla de luz; de todas formas el cable que conecta la banda de sensores con el dispositivo de cabecera, tiene en torno a 4 metros, con lo como podremos distanciarlo un tanto de la mesilla de noche. Otros especialistas han sentido que la banda de sensores esporádicamente emite algún zumbido.

La desventaja es que la marca la ha comprado Nokia, y aunque quedan determinados Aura, si queremos lograrlos debemos darnos prisa.

Otras opciones

Nokia Sleep

La nueva versión del Aura y más asequible es el monitor Nokia Sleep (recuerden que los Withings gadgets para la salud los ha comprado Nokia).

Su función es similar, pues obviamente se han valido de la tecnología de la compañía que han adquirido. La banda con sensores se pon bajo el jergón y deja conseguir datos sobre nuestra respiración, movimiento y ritmo cardiaco.

Los datos que recoge se mandan por medio de WiFi a la APP “Nokia Health Mate”, que los sagaces especialistas han comprobado que es la misma que para el monitor Withings. A veces, como todo dispositivo que enlace con WiFi o Bluethoot, la conexión puede dar algún problemita.

Con los datos que consigue de nuestro reposo, además de esto de enseñar la información de forma gráfica para que sea de simple entendimiento; confecciona un programa de entrenamiento de 8 semanas dónde nos ofrece sugerencias para mejorar la calidad de nuestro sueño.

No viene con ningún género de accesorio extra como música, luz o similar. Por eso es que su costo además es mucho menor.

Claro que si queremos ajustar la temperatura de la habitación o la luz para conseguir un ambiente más agradable o incluso vincular el monitor a otros dispositivos podremos hacerlo, haciéndonos con esos dispositivos primero, claro está.

Medisana Sleepace SC 800

En el rango de costo del Winthings Aura, pero con el funcionamiento similar al monitor Nokia Sleep.

A muchos especialistas lo que les ha agradado es que a diferencia de las otras bandas de sensores, esta se pon por sobre el jergón y no bajo este. Al ser más estrecha no molesta al dormir y además incluso las mediciones pueden realizarse con mejor precisión.

Sobre nuestro sueño nos dejará conocer, que profundidad tenemos al dormir, esto es conocer en detalle nuestras fases; la duración del sueño, la frecuencia cardiaca y respiratoria y cuanto nos movemos al paso que descansamos.

Todos los datos se descargan automáticamente por medio de Bluetooth a una APP instalada en el móvil, claro que a veces enlazar los dispositivos con esta tecnología puede servir un tanto.

Se carga por medio de USB, y en el diseño de la batería Medisana contemplo una autonomía de 4 semanas para reducir la emisión de ondas electromagnéticas en el dormitorio. Bien es sabido que son las mismas ondas que emiten los móviles y dormir con ellos cerca es algo desaconsejado.

Sleepace Dot B501

Pequeño y además inapreciable, este monitor se pon en la punta de la almohada a presión.

Para dormirnos podemos elegir la música que más nos guste desde la APP del monitor de sueño, claro que se reproducirá desde el teléfono, pero el monitor de sueño advertirá cuando estemos dormidos deteniéndola automáticamente.

Nos despertase cuando note nuestra fase de sueño ligero, en el rango horario que le hayamos establecido. Para el uso de la alarma además se valdrá de la aplicación instalada en el móvil, pero no de la alarma del móvil.

Cuando nos despertemos, tendremos en la aplicación el registro completo de nuestro sueño por medio de gráficos fáciles con información sobre el ciclo de sueño, los movimientos del cuerpo durante nuestro reposo y el tiempo de sueño. Además, con estos datos, nos ofrecerá una serie de consejos para descansar mejor.

Si queremos sumar las funciones de luz similares al monitor Withings Aura, debemos hacernos con la lámpara de noche Nox Smart Sleep Light, de la marca.

No precisa recargarse, marcha con una pila de botón de litio CR2032.

Hello Sense

La versión compacta del Withings Aura. Se vale de un botón como el Sleepace Dot para monitorear el sueño, pero el dispositivo que deja monitorear nuestra habitación además se pon sobre la mesilla de luz, solo que este es sensiblemente más pequeño que el Aura.

Las funciones, similares como en todos los monitores. Adapta la alarma conforme nuestro ciclo de sueño para despertarnos. Podremos tener información sobre qué profundo hemos dormido, que alteraciones en el ambiente han influido en nuestro reposo, etc.

Los factores ambientales del Hello Sense, son quizás un tanto más extensos que el Withings Aura, pues mide no solamente la luz y la temperatura de la habitación, sino además la humedad, la presión atmosférica, el dióxido de carbono y la calidad del aire.

Como no podía quedarse atrás, además emite luz y sonidos relajantes que nos ayudarán en la labor de conciliar el sueño.

Si el Bluetooth no enlaza al móvil para bajar los datos a la APP, no hay inconveniente pues además se vale de la conexión WiFi.

El costo es más económico que el Aura, pero para determinados especialistas en el dispositivo ambiental, aplica el refrán “el que mucho abarca poco aprieta”, en tanto que realiza demasiadas posibilidades para lo pequeño que es.

Fitbit Versa

Rebajas

Otra opción para controlar nuestro sueño, es valernos del mismo reloj que empleamos durante el día. Algunas marcas como Fitbit, que se especializan en pulseras de actividad y relojes deportivos, han incorporado la tecnología de monitorización del sueño a sus gadgets.

La Fitbit Versa, deja monitorear datos como el tiempo que descansamos o cuánto dura cada una de nuestras fases. Con la información lograda realiza consejos adaptados para mejorar nuestros hábitos de sueño, además de esto de volcar los datos a gráficos apra que podamos realizar una lectura clara y fácil de nuestros patrones de reposo.

Al tratarse de un smartwatch, además de esto de la hora, nos ofrecerá datos sobre el ritmo cardiaco, las pulsaciones, y todo lo relacionado a actividades como correr, caminar en bicicleta o incluso nadar; pues además de esto cuenta con GPS y es sumergible. Es ideal para las mujeres, pues deja conseguir información sobre el propio periodo.

También, al enlazarse con el móvil, nos deja percibir notificaciones de mensajes y además incluso manejar el reproductor de música.

Polar A370

Si además de esto del sueño, quisiéramos monitorear otras actividades que realizamos diariamente podríamos valernos de una pulsera de actividad. Son incluso más pequeñas que los smartwathces.

La pulsera Polar, por medio de su función “Polar Sleep Plus” advierte automáticamente en el momento en que nos dormimos, calculando el tiempo que dormimos, como es la calidad del reposo y las alteraciones de nuestra frecuencia cardiaca. A lo igual que otros dispositivos, nos ofrecerá consejos para mejorar nuestros hábitos de sueño.

Si tenemos dudas de cuántas calorías consumimos al paso que dormimos, con la pulsera Polar podremos calcular el consumo de calorías a través del cálculo de nuestra frecuencia cardiaca.

Permite percibir alarmas del móvil, aunque para los datos de distancia recorrida o pasos realizados, se vale del GPS del móvil, pues no trae uno incorporado. Funciona por medio de Bluetooth, con lo que en ciertas ocasiones, paciencia con el enlace.

Última actualización el 2019-12-04 at 13:00 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados