Los mejores libros del año para que nos traigan los Reyes Magos

No hay mejor regalo que un buen libro. Ni mejor selección de títulos que aquella que hacen los profesionales. En este caso, y para dar pistas de las buenas a los Reyes Magos, ofrecemos una selección de libros realizada por la editorial Alba.

Creada en 1993 con vocación primordialmente literaria, Alba Editorial comenzó en 1995 la colección Alba Clásica con Mansfield Park de Jane Austen y Mont-Oriol de Guy de Maupassant, desde los que se convirtió –hasta hoy- en un referente en la edición de tradicionales universales en de españa.

Con ya prácticamente 300 títulos en esa línea, su catálogo abarca desde finales del siglo XVIII hasta principios del siglo XX, con autores que van de Goethe a Thomas Mann, de Émile Zola a Antoine Saint-Exupéry, de las hermanas Brontë a Edith Wharton, de Pushkin a Chéjov, con títulos habitualmente inéditos en lengua castellana y con nuevas y ovacionadas traducciones.

Otro género esencial al que en los últimos tiempos se ha dedicado con cariño la editorial es el álbum infantil ilustrado. A los libros disco de Susu, The Pinker Tones y Lucrecia se han sumado las triunfantes compilaciones Pequeña y Grande y Pequeños Grandes Gestos, las dos en un sacrificio de unir primor y concienciación. Tampoco es extraña a este propósito la línea de ensayos de educación infantil destinada a progenitores y madres, con el éxito El cerebro del pequeño a la cabeza.

Alba Editorial es también cita obligada para todo aquel vinculado de forma académica o profesional al campo de las artes escénicas en tanto que dispone de una colección de primera calidad con las últimas tendencias y autores como Peter Brook, Stanislavski, Grotowski, Michael Chéjov y Uta Hagen, entre otros.

Manuales de escritura, desde los más básicos (Guías del Escritor) hasta los más avanzados (Guías del Escritor + y Textos de Referencia), y organización de talleres creativos completan su oferta.

Upstate. James Wood. Alba

Como explica la editorial Alba, Upstate es una historia intensa y profunda sobre la dicha y la familia escrita por uno de los críticos literarios vivos más esenciales del planeta.

James Wood dibuja con enorme sensibilidad las relaciones entre Alan, Helen y Vanessa, documentando los minúsculos cambios sensibles entre los tres adultos. «Aunque los hijos solo hayan sido pequeños escuetamente -medita Alan- uno nunca se acostumbra a verlos independientes».

En el transcurso de seis días invernales en el norte del estado de Nueva York, la familia Querry comienza a pelear con las preguntas que animan esta novela profunda y penetrante:

– ¿Por qué ciertas personas encuentran que vivir es sensiblemente más difícil que otras?
– ¿Es la dicha una habilidad que se puede aprender o un agraciado accidente de nacimiento?
– ¿La reflexión es útil para la dicha o un obstáculo para ella?
– Si, como afirma un pensador preferido de Vanessa, «la única empresa seria es vivir», ¿de qué forma deberíamos vivir?

Rico en una visión humana sutil, lleno de retratos conmovedores y frecuentemente amenos, y vívido con un sentido de lugar, Upstate es una novela perceptiva, intensamente emocionante.

Nos encaramos en Upstate a una meditación sobre la dicha, pero que no ofrece soluciones simples ni claras. Wood se resiste a cualquier tentación de anudar cabos sueltos y se mantiene obstinadamente fiel al desorden de la vida.

Las cartas de Chawton. Jane Austen. Edición de Kathryn Sutherland. Alba

Rebajas

La correspondencia comienza cuando Jane Austen, a los veinticinco años, se muda con su familia a Bath y sigue con visitas a Londres y su instalación terminante en un cottage en Chawton (Hampshire), propiedad de su hermano James.

Las cartas de Chawton nos dejan acceder, en este volumen bellamente ilustrado, no solo a las circunstancias de su vida rutinaria sino también a sus ideas y también inquietudes literarias.

De las trece cartas que Kathryn Sutherland ha escogido en este volumen, doce se encuentran hoy día en la Casa Museo Jane Austen de Chawton, la última residencia de la escritora; la decimotercera, escrita poco tras su muerte en 1817 por su hermana Cassandra a su sobrina Fanny, pertenece a la Jane Austen Society.

Cuentos de brujas de escritoras victorianas. VVAA. Alba

En el planeta primordialmente masculino de la sociedad victoriana, volcado en el comercio y la expansión imperial, regido por un orden racionalista y por unos estrictos códigos morales (aunque entonces los hombres, pero no las mujeres, pudieran llevar una doble vida), fueron las mujeres quienes se interesaron sobre todo por el fenómeno de la brujería.

Estas narraciones tan recordables como imaginativas ilustran tanto el poder de fascinación de la brujería como la mentalidad y la forma de entender lo oscuro de la mujer victoriana.

En Cuentos de brujas de escritoras victorianas (1839-1920) Peter Haining ha reunido sobre este tema crónicas históricas y leyendas tanto como ficciones de escritoras hoy en su mayor parte olvidadas pero que sin duda ha merecido la pena recuperar.

Eliza Lynn Linton estudió de manera profunda la tradición de la brujería en Inglaterra y Escocia; lo mismo hicieron, en Irlanda, Jane Wilde y, en Gales, Mary Lewes.

A su lado, un buen número de autoras –de una tal «H. L.» hasta H. D. Everett− escribieron cuentos de brujas, donde exploraron el enfrentamiento entre religión y ciencia, la condición de la mujer alejada y acosada, la sexualidad asociada a ‘los espíritus malignos’, las relaciones entre el amor y la muerte, y la visión de la Naturaleza como una fuerza fundamentalmente destructora.

El visitante. Stephen King. Plaza & Janés

Rebajas

Un pequeño de once años ha sido salvajemente violado y asesinado. Todas las pruebas apuntan a uno de los ciudadanos más queridos de Flint City: Terry Maitland, entrenador en la liga infantil, maestro de literatura, marido ejemplar y padre de dos pequeñas.

El detective Ralph Anderson ordena su detención. Maitland tiene una coartada firme que prueba que estuvo en otra ciudad cuando se cometió el crimen, pero las pruebas de ADN encontradas en el lugar de los hechos confirman que es culpable. Ante la justicia y la opinión pública Terry Maitland es un asesino y el caso está resuelto.

Pero el detective Anderson no está satisfecho. Maitland asemeja un buen tipo, un ciudadano ejemplar, ¿tal vez tiene dos caras? Y ¿de qué forma posiblemente estuviera en dos sitios al tiempo?
La contestación, como no podría ser de otra forma saliendo de la pluma de Stephen King, te hará querer no haber preguntado.

La cara norte del corazón. Dolores Redondo. Destino

Rebajas

Cuando Amaia Salazar tenía doce años estuvo perdida en el bosque durante dieciséis horas. La encontraron de madrugada, treinta quilómetros al norte del lugar donde se había despistado de la ruta.

Amaia estaba desvanecida bajo la intensa lluvia, la ropa oscurecida y chamuscada como la de una hechicera medieval salvada de una fogata. Pero, no obstante, su piel estaba blanca, limpia y helada como si acabara de surgir del hielo.

En agosto de 2005, mucho antes de los crímenes que conmocionaron el val del Baztán, una joven Amaia Salazar de veinticinco años, subinspectora de la Policía Foral, participa en un curso de intercambio para policías de la Europol en la Academia del FBI, en Estados Unidos, que da Aloisius Dupree, el jefe de la unidad de investigación.

Una de las pruebas consiste en estudiar un caso real de un asesino en serie a quien llaman «el compositor», que siempre y en todo momento actúa durante grandes desastres naturales atacando a familias enteras y siguiendo una escenificación prácticamente litúrgica.

Amaia se convertirá inopinadamente en parte del equipo de la investigación que se trasladará hasta Nueva Orleans, en vísperas del peor huracán de su historia, para procurar adelantarse al asesino…

Pero una llamada de su tía Engrasi desde Elizondo despertará en Amaia espectros de su infancia, enfrentándola de nuevo al miedo y a los recuerdos que la dotan de un excepcional conocimiento de la cara norte del corazón.

Terra alta. Javier Cercas. Planeta

Rebajas

Como afirma José Luis Roca en su crítica de El Periódico, Cercas se reinventa, en cierta manera, con esta novela. “Ni la voz narrativa es autobiográfica, ni hay reflejos metaficcionales ni el pasado histórico acucia llamando a la puerta. Y hasta el estilo asemeja haberse aligerado”.

El concluyentes arranque de la novela notifica de que nos encontramos frente a un relato policial.

Un crimen horrible sacude la dulce región de la Terra Alta: los dueños de su mayor empresa, Gráficas Adell, aparecen asesinados tras haber sido sometidos a atroces torturas. Se encarga del caso Melchor Marín, un joven policía y lector insaciable llegado desde Barcelona cuatro años atrás, con un oscuro pasado a cuestas que le ha transformado en una historia de leyenda del cuerpo y que cree haber sepultado bajo su vida feliz como marido de la bibliotecaria del pueblo y padre de una pequeña llamada Cosette, igual que la hija de Jean Valjean, el protagonista de su novela preferida: Los miserables.

Partiendo de ese acontencimiento, y mediante una narración trepidante y llena de personajes recordables, esta novela se convierte en una lúcida reflexión sobre el valor de la ley, la posibilidad de la justicia y la legitimidad de la venganza, pero sobre todo en la epopeya de un hombre en busca de su lugar en el planeta.

No cerramos en el mes de agosto. Eduard Palomares. Libros del Asteroide

Rebajas

‘No cerramos en el mes de agosto’ (Libros del Asteroide) es el refrescante y luminoso debut literario del cronista de El Periódico, Eduard Palomares (1980), quien despojando a la novela negra de sus estereotipos usa “un crimen como disculpa para recorrer la ciudad de Barcelona y conversar de ella. Para hacerla completamente identificable y reflejar los inconvenientes que tiene la gente joven y que son extensivos a todo el planeta”.

Como afirma Anna Abella en El Periódico, estamos ante “una concepción de narración policiaca que, con atinadas dosis de ironía, retrata la sociedad del momento, y que Palomares comparte con la novela negra mediterránea, con sus admirados Manuel Vázquez Montalbán, el últimamente fallecido Andrea Camilleri y el heleno Petros Markaris alejándose del frecuente ‘thriller’ de misterio.
El propio Palomares estima que la suya “no es una novela negra pura, sino de fusión”.

El razonamiento nos presenta a Jordi Viassolo, que consigue un trabajo de becario –temporal y mal pagado– en una agencia de detectives de Barcelona.

La misión que le encargan es realmente simple: sostener el despacho abierto a lo largo del verano sin meterse en líos.

Todo cambia cuando aparece un usuario agobiado asegurando que su mujer ha desaparecido. Se trata de una investigación aparentemente fácil, idónea para que el tímido y también inexperto Viassolo comience a foguearse en la calle.

Sin embargo, el caso se dificulta y el practicante de detective deberá distanciarse de la burbuja en la que ha vivido como estudiante y comenzar a poner en práctica lo que hasta el momento solo conocía de oídas.

Última actualización el 2019-12-27 at 12:50 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Guías de adquiere, creencias, artículos y análisis en Libros