Los mejores lavaplatos

vfuEIRbL

El agua es un bien valoradísimo y escaso. Solo en España cada ciudadano consume más de 170 litros de agua al día. Una de las soluciones para ahorrar agua es adquirir un buen lavaplatos. A muchas personas les sorprende saber que lavando a mano los platos se consumen cerca de 30 litros más de agua que empleando un lavaplatos.

Si a este dato se une a la comodidad y el ahorro de tiempo que supone utilizar el lavaplatos, no cabe duda de que es uno de los electrodomésticos más esenciales del hogar. El modelo LP8 820 de Teka aporta además de esto de un ahorro en el consumo de de agua, poco consumo eléctrico y diferentes programas de lavado.

Estos son los lavaplatos analizados en la comparativa:

Para seleccionar un buen lavaplatos hay que fijarse en una serie de particularidades:

Eficiencia energética: hay que tener en cuenta el consumo eléctrico. Las categorías van de la A a la D pero en los últimos tiempos la mejora en este sentido ha sido tan esencial que las mejores categorías son la A++ y A+. Dentro de la eficiencia energética además hay que ver el consumo de agua.

A pesar de que los aparatos más eficaces son más costosos en el momento de la adquiere, se amortizan por lo general mucho antes de la finalización de su vida útil con lo que el ahorro es considerablemente mayor.

Nivel de estruendo: el lavaplatos cuando está en funcionamiento es uno de los electrodomésticos más estruendosos y molestos del hogar. Los fabricantes han conseguido reducir su nivel de estruendo. Para la elección del modelo es muy esencial que su emisión de estruendo no supere los 50 decibelios.

Programas y funciones: no es trivial tener en cuenta que género de programas tiene y tampoco se limita a una cuestión de gustos. Si cuenta con los programas recomendables y hacemos un recomendable empleo de ellos esto además determinará el consumo final del lavaplatos. Es recomendable que tengan un programa de entre 45 a 55 grados centígrados para lavados económicos; otro de entre 55 a 65 grados y un tercero de 65 a 75 grados para lavados con suciedad engastada.

¿Quién debería adquirir un lavaplatos?

Un lavaplatos es una inversión estupenda. Ya que ahorra tiempo y sacrificio, limpia los platos, reduce las facturas y ahorra energía y agua.

Los electrodomésticos de actualmente son sensiblemente más eficaces que lavar los platos a mano. El lavado a mano de una carga completa de platos precisaría cerca de unos 100 litros de agua y 2.7 kWh para calentar el agua con el calentador. Usando un lavaplatos ahorras unos 10 mil litros de agua y el equivalente a 300 kWh por año si se emplea cuatro veces a la semana. Con lo que eso reduce la factura de agua, gas y luz.

Los lavaplatos además son mejores para desinficionar los platos en tanto que usan agua sensiblemente más caliente de lo que cualquier persona podría permitir lavando a mano. El jabón no mata los gérmenes, el agua caliente sí lo hace.

La mayoría de de los lavaplatos calientan el agua hasta los 55 grados centígrados (130 grados Fahrenheit) durante un ciclo normal y pueden conseguir los 72 grados centígrados (160 grados Fahrenheit) en ciclos singulares. El agua de un grifo normal puede llegar a los 48 grados centígrados (120 grados Fahrenheit) y el umbral de dolor de la mayoría de las personas es de en torno a 41 grados centígrados (106 grados Fahrenheit).

Y gracias a los nuevos limpiadores enzimáticos, productos de limpieza ecológicos, ya no es necesario prelavar los platos. Algunos de los lavaplatos analizados ahora son idóneo para familias pequeñas, parejas o gente que vive sola.

Análisis de especialistas, usuarios y compradores

En esta comparativa se han analizado por un lado de especialistas y usuarios los modelos más buscados y mejor valorados por los compradores.

La clasificación energética A++ ha sido determinante para apreciar que el lavaplatos Teka LP8 820 sea la recomendación de adquiere. Su coste, sus múltiples programas de lavado y sus 49 decibelios de estruendo han hecho que este sea el mejor valorado por los especialistas.

La segunda opción de los especialistas es el Indesit DFG 26B1 con unas buenas particularidades técnicas por un coste de unos 300 euros.

Los cinco modelos tienen grandes ventajas con lo que es mejor ver el análisis personalizado.

Teka LP8 820

El lavaplatos Teka LP8 820 destaca por su gran eficiencia energética. Tiene una clasificación de A++, la mejor de los lavaplatos analizados, que supone un enorme ahorro en la factura de la luz.

El nivel máximo de estruendo de este modelo son de 49 decibelios. Hay que recordar que el lavaplatos es un electrodoméstico que no está de manera continua trabajando con lo que el estruendo lo emite solo cuando está en funcionamiento. Además el dato que da el fabricante es el máximo que llega a generar en todo el programa de lavado.

Este modelo de Teka ofrece seis programas diferentes de lavado. Se puede cambiar la temperatura desde los 45 grados centígrados hasta los 65. Tiene opción de poner solo media carga y además de esto cuenta con programación digital de fin aplazado de hasta 24 horas. El fin aplazado consiste en que le aseveramos al lavaplatos a que hora queremos que acabe su lavado.

Como extras el LP8 820 tiene la cesta superior regulable en altura y pilotos indicativos de falta de sal, abrillantador, tiempo restante y programa escogido.

Además cuenta con el sistema «Aquastop», que como su nombre apunta se para el agua del lavado inmediatamente si abrimos la puerta del lavaplatos. Esta función es singularmente útil para en el momento en que nos damos cuenta que precisamos sin demoras un aparejo que está en el lavaplatos. Así se puede abrir, coger lo que sea y al cerrar el electrodoméstico seguirá con el lavado

Un lavaplatos muy completo con un buen coste, ronda los 350 euros.

Indesit DFG 26B1

Indesit destaca en sus gamas de electrodomésticos por los costes tan competitivos que ofrece con unos productos de muy, muy buena calidad. En este caso se ha analizado el modelo de lavaplatos DFG 26B1 que por unos 300 euros tiene una clasificación energética de A+. Un gran ahorro si lo que se pretende es substituir un lavaplatos viejo. Además incorpora un programa de lavado «Eco» que reduce su consumo de lavado a 1.04 kilovatios.

El nivel de estruendo es de 49 decibelios. Se trata de un buen nivel y más si tenemos presente que no es un sonido progresivo.

EL Indesit DFG 26B1 ofrece seis programas diferentes de lavado. Recordemos que esta característica además ayuda al ahorro de agua y luz.

Cabe resaltar el programa de media carga que es perfecto para familias pequeñas, parejas o gente independiente que vive sola. Permite tener los platos limpios sin esperar para completar el lavaplatos. Además supone un ahorro energético.

Este modelo de Indesit dispone de Temporizador de retraso, o sea se puede programar el lavaplatos para que el ciclo de lavado se haga después. Solo hay que dejar preparado el limpiador, elegir el programa y determinar cundo queremos que acabe.

Tiene indicador digital led en el que podemos ver el tiempo de lavado restante y se cambian los programas y temperaturas por medio de control electrónico.

A nivel estético tiene un acabado en color gris acero inoxidable que lo hacen recomendable para integrarse en cualquier cocina moderna.

Daewoo DDW-MQ1214S

Con un diseño ultra moderno con acabado gris acero inoxidable y pantalla de control (display) led el lavaplatos Daewoo DDW-MQ1214S puede ser un enorme complemento a las cocinas más vanguardistas.

Su diseño viene de la mano de una gran eficiencia energética, A++, que consigue que este modelo suponga además un enorme ahorro en la factura de la luz. EL fabricante estima el consumo anual en 258 kWh.

Este modelo de Daewoo tiene 8 programas diferentes de lavado que se amoldan a los diferentes grados de suciedad de la vajilla. Entre ellos están un veloz y un turbo.

Cuenta además de esto con la opción media carga que además de esto deja seleccionar entre la carga superior o inferior. Y es que muchas veces se llena antes una zona que otra de lavado. Con está función no habrá que poner el lavado completo con el lavaplatos sin completar por carencia de platos o vasos.

DDW-MQ1214S tiene la posibilidad de bloquearlo para pequeños. De esta forma los más pequeños de la casa no podrán interrumpir el lavado sin permiso de los adultos.

Es programable, se puede elegir a que hora es conveniente que acabe el lavado y el propio electrodoméstico calcula a que hora debe comenzarlo.

Daewoo ha dotado a este modelo con descalcificador de agua. En ciudades como Madrid donde la calidad del agua es notable y tiene poca dureza está función es completamente dispensable. En cambio si residimos en un lugar de costa como en uno de los archipiélagos o en la costa valenciana el agua corriente tiene mucha cal y trar consigue diferentes restos solidos. En estos casos la función de descalcificador va a suponer exender la vida útil del lavaplatos, evitará reparaciones y con el tiempo va a suponer un enorme ahorro.

El nivel máximo de estruendo de este aparato son 49 decibelios, un nivel bastante bajo y que además de esto solo llega a su punto culminante cuando está a pleno funcionamiento

Este lavaplatos está a la venta sobre los 400 euros lo que ha apartado a este modelo a la tercera situación a pesar de sus cualidades.

Balay 3VS502IP

El lavaplatos Balay 3VS502IP ofrece además una clasificación energética de A+ por un coste que ronda los 400 euros.

Para conseguir el mejor resultado en el lavado de la vajilla y además de esto asegurar el menos consumo, este modelo de Balay tiene 5 programas de lavado. Estos programas van desde el intensivo de 70 grados centígrados para esos lavados con mucha suciedad reseca, hasta el lavado veloz de 45 grados centígrados. Además cuenta con función media carga y «variosspeed» para lavados ultra veloces.

Una de las mayores ventajas del Balay 3VS502IP es que se puede conectar al agua fría o caliente. Si se conecta al agua caliente el lavaplatos reduce el consumo de agua. Al percibir el agua ya caliente no desaprovecha nada en la labor de calentarla para el lavado.

Otro extra a resaltar es la función de programación de fin aplazado. Como en otros modelos se puede elegir a que hora se quiere que acabe y el propio aparato determinará cuando ponerse en marcha.

Hay que tener en cuenta que la marca Balay da 10 años de garantía de la cuba. Esta garantía supone una calma de cara a posibles averías pero además de esto muestra la confianza de la marca en su producto. Lo que se traduce en calma de cara al comprador por la calidad del producto que adquiere.

El 3VS502IP tiene display digital para inspeccionar el tiempo restante de lavado y el programa elegido. También apunta cuando es necesario restablecer sal y abrillantador. Esta última función señalada es realmente útil en tanto que es frecuente que no se haga el recomendable mantenimiento de estos electrodomésticos.

Si un lavaplatos no tienen abrillantador el secado de la vajilla, singularmente de copas y vasos, no será el recomendable. La falta de sal afecta a la no eliminación de la cal del agua y esta puede incrustarse dentro del aparato y generar marcas blancas en platos y vasos.

El inconveniente de este modelo de Balay es nivel de estruendo. Emite 52 decibelios cuando esta en pleno funcionamiento. Es un nivel soportable y solo es en el momento más estruendoso del ciclo de lavado pero resulta molesto si nos coincide con que estamos en la cocina.

Beko DFN05210X

Por poco más de 250 euros podemos adquirir este lavaplatos de la marca Beko. El DFN05210X ofrece una clasificación energética A+ por el coste más asequible de todos los lavaplatos analizados.

Aunque la valoración del consumo energético en los electrodomésticos es lo primero a tener en cuenta no es lo único que hay que valorar. Este modelo de Beko tiene 5 programas diferentes de lavado para elegir el que más nos convenga conforme el nivel de suciedad de nuestros platos.

Además además cuenta con la opción de media carga, que te deja cargar solo la cesta superior o la inferior para un lavado simple y económico. Una opción muy, muy buena para los que son pocos en casa.

Como extras tiene el sistema «watersafe» que cuando advierte una fuga de agua cierra automáticamente la entrada de agua del lavaplatos. Este sistema es esencial para cuando existen fugas por mal funcionamiento del aparato pero además es útil en el cada día. Sirve para que si debemos abrir la puerta del lavaplatos al paso que está en pleno lavado para coger algo el agua se pare automáticamente.

El mayor inconveniente de este modelo es su nivel de estruendo. Los 54 decibelios que emite cuando está en funcionamiento son demasiados y hacen que el resto de sus cualidades técnicas queden
empañadas.

Última actualización el 2019-12-04 at 13:30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados