Los mejores estuches para la Vuelta al Cole

Conseguir la mochila no es labor fácil, y mucho menos lo es dar con el estuche indicado para poder guardar el sinfín de útiles escolares.

Los pequeños pequeños habitúan a buscar los estuches de sus personajes preferidos, normalmente a juego con la mochila. Estos estuches tienen la particularidad de ser más más grandes y presentar múltiples compartimentos que dejan guardar lapiceros, rotuladores, rayones, etc.

Los adolescentes y jóvenes en cambio, prefieren estuches más pequeños. En clase solo es suficiente con dos bolis y algunos resaltadores para asegurarse unos buenos apuntes.

A lo igual que sucede con el resto de útiles escolares, seleccionar el estuche recomendable puede ser una resolución muy simple o requerir un común acuerdo entre estética y funcionalidad.

Para facilitar esta labor y poner conforme a progenitores y además hijos, vamos a brindarles las opciones mejores en estuches escolares para esta vuelta al cole, de esta manera como una breve guía para que no se les pase por alto ninguno de los aspemos claves en el momento de seleccionar un buen estuche.

Estuches para primaria































Estuches para secundaria y bachillerato

Rebajas





Rebajas

Rebajas



Rebajas









Rebajas

Tipos de estuches

Las tres principales particularidades que distinguen a los estuches entre si son el género de estuche, el tamaño y el diseño.
Estas particularidades aparecen combinadas entre si y no se trata de cuestiones alejadas. Es conque un género de estuche lo podemos localizar en diferentes tamaños, o un mismo tamaño con diferentes diseños.

El tamaño normalmente viene de la mano de la cantidad de útiles que precisen llevar. No es exactamente lo mismo los pequeños en la primaria con su cargamento de lapiceros, crayones, rotuladores, tijera, pegamento, etc; a que los estudiantes secundarios que se las arreglan con algunos bolis y rotuladores.

En cuánto al diseño aplica la oración de “que, sobre gustos, colores”. Monocromáticos, de colores fuertes o pasteles, estampados, con diseños de superhéroes o algún personaje del momento; para resumir, una cantidad de diseños que harán las exquisiteces de los pequeños y quizás, la de algunos progenitores.

Podríamos decir que quizás la clave para distinguirlos entre sí sea por el género de estuche. De hecho, nos dará más de una pauta de cuál es el indicado para cada etapa escolar. Vamos a verlos más en detalle.

Estuches “Padel Lobb”

Se trata de un pequeño maletín o estuche que tiene múltiples compartimentos o “pisos” y se cierra mediante una cremallera.
Los modelos más habituales están fabricados con un aplancha recia formando la base del estuche y sobre el que se cosen una serie de gomas flexibles de diferentes tamaños.

La predisposición de las gomas y las diferencias de tamaño dejan poner los útiles agrupados por tipo, de forma ordenada y manteniendo cada uno de ellos de forma independiente.

De esta forma la goma tendrá su espacio, el sacapuntas el suyo, y de esta manera con el resto de los útiles. Al ser flexibles, dejan que cada una se adapte a la forma del útil, mejorando la unión.

Es la opción mejor si queremos que nuestros pequeños transporten los materiales de forma ordenada y segura.

Los pequeños habitúan a extraviar los útiles con sencillez, pero los estuches “padel lobb” son realmente útiles para que ellos de manera rápida se den cuenta si les falta algo, fundamentalmente pues el espacio destinado al útil estará vacío.

Vale la pena resaltar, que las gomas además dejan introducir y suprimir los útiles con sencillez. En pequeños pequeños a los cuáles la manipulación les cuesta un tanto, es una cosa que se agradece.

Depende el modelo, podemos localizar desde un divido hasta dos, tres o incluso cuatro. Otros modelos para no hacer tanto bulto con los niveles, tiene múltiples solapas que se despliegan y dejan guardarse todas en un mismo divido.

Son ideales para edades comprendidas entre los 7 y los 12 años, aunque además los habitúan a utilizar los estudiantes de bachillerato para guardar materiales artísticos como lapiceros acuarelables o pasteles.

Estuches bolsa o portatodo

Aunque con un orden menos complejo que el “padel lobb” es un tradicional entre los escolares, sobre todo en edades entre los 13 y 18 años.

Como ya no se hace tan preciso utilizar crayones, lapiceros y demás; se trata de una pequeña bolsa normalmente con cremallera, en la que se guardan los útiles al peso.

Menos cantidad de útiles implica menos compartimentos y menos necesidad de clasificación, si al abrir el estuche solo vamos a ver un bolígrafo, lapicero, rotulador y poco más; con un portatodo simple irán más que sobrados.

Algunos modelos dejan engancharse a las anillas de las carpetitas y habitúan a ser la opción para los estudiantes que pasan de utilizar mochila o que prefieren mochilas sensiblemente más pequeñas que las tradicionales escolares.

Claro que no falta el estudiante que prefiere mudar los lapiceros y rotuladores, por múltiples bolis de colores, fluorescentes diferentes, repuestos de minas, corrector, etc. Algunos son muy quisquillosos en el momento de tomar apuntes.

Para estos casos, hay portatodo dobles y triples. Básicamente constan de dos o tres compartimentos distinguidos, que, aunque al peso, dejan clasificar un tanto mejor lo útiles. Es algo como múltiples portatodos pegados unos a otros.

Los portatodo o bolsas pueden ser de tela o de plástico. Los de tela habitúan a ser más flexibles, son más resistentes y no se rompen con sencillez.

Estuche recio o plumier

Es el más viejo de todos, se trata de una caja en la que se guardan los útiles al peso. Algunos modelos, habitúan a tener un piso que se quita completamente, dejando generar dos compartimentos, para guardar los útiles distinguidos.

Suelen ser ideales para útiles enclenques, en tanto que soportan mejor los golpes. Podemos localizar plumier metálicos o bien fabricados en plástico.

Los metálicos asemejan una lata de sardinas, son sensiblemente más duros y resistentes que los plásticos, pero se rayan con sencillez y además incluso pueden llevarse alguna abolladura.

También podemos localizar el plumier de madera, que se asemeja a los viejos y tradicionales estuches escolares. Claro que no es tan resistente como sus modelos más nuevos y la madera acostumbra a aportar sensiblemente más peso que otros materiales.

Neceser

Este género de estuche tiene la particularidad de ser realmente una bolsa de aseo, aunque muchos estudiantes lo han adoptado para transportar sus materiales de estudio.

Son similares a los portatodo solo que su tamaño es considerablemente mayor, dejan guardar elementos como la calculadora o incluso el propio móvil.

Última actualización el 2019-12-04 at 10:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados