Los mejores electroestimuladores económicos

En los últimos años, gracias a los avances en tecnología, las compañías dedicadas a la salud y al cuidado personal se han pertrechado de aparatos con funciones tonificantes y terapéuticas para mejorar el estado físico de las personas. Se trata de los conocidos electroestimuladores. Desde Compramejor se ha buceado en el mercado para escribir una guía comparativa de los modelos más alcanzables, pero de la mejor calidad y recomendados por los especialistas.

Entre todos ellos destaca el Beurer EM 49, un aparato sólido y con multitud de funciones simples de configurar. De hecho, su manejo fácil es uno de los motivos por los cuales recibe excelentes valoraciones por un lado de los usuarios.

¿Cómo marcha un electroestimulador?

La electroestimulación o gimnasia pasiva marcha por medio de pulsiones eléctricas que contraen la musculatura por medio de electrodos que se posicionan en los conjuntos musculares a tratar.

¿Para qué es recomendable?

Su empleo, siempre y en toda circunstancia bajo supervisión de un profesional de la salud, está recomendado para conseguir una mayor tonificación o mitigar alguna enfermedad crónica o puntual.

Todos los modelos que se describen ahora disponen de una tecnología específica para cada uno de ellos de los tratamientos. Se trata de dos géneros de electroestimulación:

  • Tecnología EMS (Estimulación Eléctrica Muscular). Vaya por delante que ayuda, pero no sustituye, a un entrenamiento real. Los milagros no existen y, por eso, los especialistas aconsejan siempre y en toda circunstancia hacer deporte con regularidad y llevar una dieta saludable. Partiendo de esta premisa y usándolo en conjuntos musculares ya trabajados, sí que es efectivo y se consiguen buenos resultados. De hecho, atletas de elite usan este procedimiento para ocupar sus entrenamientos.
  • Tecnología TENS (Estimulación Nerviosa Eléctrica Transcutánea). Es la otra técnica, recomendada para calmar dolores musculares: tendinitis, cefaleas o lesiones. En todo caso, también se aconseja que los programas adaptados cuenten con la supervisión de un especialista como, por poner un ejemplo, un fisioterapeuta.

A tener en consideración

  • Programas. Los ectroestimuladores musculares se identifican por el hecho de que incluyen en su memoria múltiples programas para tratar cada zona muscular en tanto que, dependiendo de dónde se pongan los electrodos, se precisará mayor o menor velocidad, potencia o anchura del impulso eléctrico. Algunos modelos dejan algunos programas personalizables para que cada uno de ellos los adapte a sus necesidades. Pregunta, en cualquier caso, a tu fisioterapeuta o entrenador personal.
  • Canales. Los aparatos tienen dos o más canales de entrada independientes que marchan de forma simultánea con tecnología TENS o EMS.
  • Electrodos. La mayoría de aparatos de impulso eléctrico incluyen cuatro electrodos; no obstante, los más profesionales poseen hasta 20 para trabajar una zona extensa del cuerpo como la espalda o múltiples partes al tiempo. Dependiendo del empleo, cada cierto tiempo deben adquirirse unos nuevos. Todas las marcas los venden como accesorio por separado.
  • Autonomía. Hay modelos que marchan con pilas AAA de 1,5 V y otros con baterías recargables.
  • Accesorios. Además de parches de multitud de formas y tamaños se puede adquirir como complemento ayudar un gel de contacto para mejorar la adherencia y la conductividad de los electrodos.

Ahora que se han dado unas pinceladas básicas, es la hora de seleccionar un aparato que se adapte a los objetivos o necesidades. Los encontrarás aquí abajo, para empleo familiar, desde 30 euros y hasta los 200.

El vencedor: Beurer EM 49

El preferido de esta guía ha sido elaborado por Beurer, una compañía dedicada al bienestar y la salud que crea artículos renovadores con las tecnologías más punteras.

Se trata del modelo EM 49, un aparato del tamaño de un móvil que, sin llegar a los 50 euros, cumple con las esperanzas esperadas tanto si lo adquieres para fortalecer (tecnología EMS), masajear o tratar algún dolor muscular (tecnología TENS).

Tiene cuatro electrodos de gel autoadhesivos que pueden ir conectados a uno o dos canales simultáneamente. De este modo, por poner un ejemplo, masajea una zona al paso que robustece otra.

Cuenta con 64 aplicaciones ya programadas; aunque, si se prefiere, existe la opción de personalizar 6 programas conforme a las necesidades ajustando la potencia, el ancho del pulso y el tiempo.

La posibilidad de poder crear un programa propio de entrenamiento o bienestar es una de las particularidades más valoradas por los especialistas por el hecho de que ayuda a proseguirse en casa las recomendaciones de un entrenador o un terapeuta.

Configurar todas estas funciones resulta fácil gracias a su pantalla LCD azul de simple lectura, y a los botones frontales que sirven para acceder al menú.

El subcampeón: prorelax TENS + ENS DUO

La segunda opción de esta comparativa también es un aparato todoterreno: TENS + ENS DUO, de prorelax. Resulta eficaz tanto para ejercitar y desarrollar nuestros músculos para realizar terapias de bienestar en zonas del cuerpo lesionadas o con tensión muscular, para el cuidado de la piel.

El TENS + ENS DUO, un aparato de alta calidad y dotado de la última tecnología, cuenta con 8 programas diferentes y 12 niveles de electroestimulación que fluctúan entre los 5 y los 60 minutos de duración.

Asimismo, con la función DUO se ajusta la intensidad y el tiempo de trabajo de cada uno de ellos de las cuatro almohadillas de electrodos de forma individual.

Toda la información queda registrada en la pantalla: la frecuencia, el ancho del pulso, la intensidad y la duración del programa. Cuando concluye la sesión, se apaga automáticamente y queda en la memoria el último registro de actividad realizado.

Los resultados, sobre todo en terapias contra dolores crónicos o tensionales, son inmediatos y perdurables si se usa de forma muy frecuente y se adquiere una rutina.

El más completo: Tesmed MAX 830

Tesmed se ha transformado en una de las marcas referentes con más de un millón de unidades de electroestimuladores vendidos por todo el planeta. En específico, el modelo MAX 830, que marcha con batería recargable, es uno de los más demandados por atletas profesionales, fisioterapeutas y amantes del fitness.

Aunque su costo cuatriplica el de los dos modelos precedentes, se debe tener en consideración que es un aparato muy completo con 99 programas libres de los que, veinte, se pueden personalizar en potencia y también intensidad.

De estos 20 programas, 5 cuentan con la patente WAIMS-SYSTEMS que emite ondas ascendentes en secuencia para activar la microcirculación, para drenar, relajar y recuperar tras realizar una actividad intensa. Los otros 15 programas plantean tratamientos tonificantes, descontracturantes, anticelulíticos, aeróbicos y de desarrollo de fuerza.

Otra diferencia plausible con respecto al vencedor y subcampeón es la cantidad de electrodos incluidos, 20 en conjunto, divididos en dos distintos tamaños conforme los conjuntos musculares que se desee tratar.

Se puede trabajar el cuerpo de formas diferentes en tanto que marcha con cuatro canales independientes. Esta función está apreciadísima por el hecho de que cada zona precisa de una mayor o menor potencia. O también se puede combinar: al paso que se masajea una zona, se robustece otra.

El más profesional: Axion STIM-PRO X9

Ahora es posible beneficiarse de las tecnologías profesionales por medio de aparatos versátiles y de calidad como el STIM-PRO X9 de Axion.

Esta compañía alemana es conocida en el ámbito médico y tiene certificados con testajes clínicamente demostrados que aconsejan sus productos para todo género de pieles, incluso las más sensibles.

La combinación TENS-EMS aúna 8 electrodos separados de dos en dos por cuatro cables conectores que nos dejan configurar en todos y cada par uno de los 37 programas y 8 modos incluidos en el aparato.

El manual de instrucciones, libre en de españa, enseña múltiples ejemplos de de qué forma poner los electrodos dependiendo de la zona del cuerpo y la meta.

Los usuarios y especialistas destacan su empleo versátil y fácil, aunque no tiene una función de ajuste adaptada como otros modelos.

El mejor costo: Med-Fit EMS TENS

Si se quiere probar un aparato de electroestimulación asequible para ver si consigues los resultados esperados o te resulta práctico, echa un vistazo al modelo EMS TENS de Med-Fit, un aparato que, por poco de más de 30 euros sirve tanto para tratar dolores musculares, mejorar lesiones o acudir a fortalecer conjuntos musculares.

Sus 24 programas se dividen en medio de modo TENS y mitad EMS que se aplican por medio de cuatro electrodos y dos canales para emplearlos de forma simultánea con un mismo programa o de forma independiente para dos zonas anatómicos que precisen diferente tratamiento.

A diferencia del resto de modelos en los que hay que ir comprando las almohadillas autoadhesivas de repuesto cada cierto tiempo, el EMS TENS de Med-Fit incluye 16 almohadillas que sirven para un año.

Las instrucciones de empleo, en castellano y muy gráficas, resultan útiles para saber dónde hay que poner los electrodos conforme el programa y la zona a tratar.

Por último, los clientes valoran que incluye un clip metálico para sostener la petaca en la cintura. Una particularidad realmente práctica para quienes deciden emplearlo al paso que realizan ejercicio aeróbico en casa o en el gimnasio.

Última actualización el 2020-05-14 at 08:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados