Los mejores cuadernos para la vuelta al cole

Los cuadernos son compañeros esenciales durante toda la vida escolar y académica. En el secundario, muchos de ellos son sustituidos por carpetitas con hojas, pero siempre y en toda circunstancia se tiene a mano un bloc de notas, así sea para anotar comunicaciones o como agenda.

Es imposible acudir a clase sin esta herramienta, en los cuadernos volcamos todos los apuntes que entonces nos servirán para comprobar las lecciones y conseguir el tan ansiado “aprobado”.

Protagonista por antonomasia en las salas, no es extraño incluso que muchas madres conserven el primer bloc de notas de sus hijos, como recuerdo de sus primeros pasos en la vida escolar.

Claro que conforme los pequeños medran, las necesidades escolares van mudando y conforme a ellas el género de bloc de notas empleado. Incluso es común al principio utilizar un bloc de notas simple y sin renglones, para entonces utilizar múltiples de ellos por materia y con requerimientos específicos.

Como existen diferentes cuadernos para cada etapa y para cada empleo, vamos a brindarles una breve guía que los ayudará a elegir el que mejor se adapte a las necesidades escolares.

Cuadernos pautados







Rebajas

Cuadernos A5

Rebajas

Rebajas








Rebajas



Rebajas






Rebajas



Cuadernos A4








Rebajas




Rebajas


Rebajas
















Otros cuadernos




Rebajas

Rebajas

Rebajas







Rebajas

Rebajas



Algunas curiosidades

Los primeros cuadernos constaban de un enorme papel plegado en cuatro partes. De ahí su nombre, ya que en latín “quaterni”, significa “de cuatro en cuatro”.

Sus predecesores son el papiro egipcio y el pergamino popularizado por Alejandro Magno. En 1920, J.A. Birchall tomó ciertas hojas, las unió por su lado superior, y les puso una cartulina recia creando el primer bloc de notas tal como lo conocemos hoy.

El nombre que Birchall le dio a tal invento es un tanto curioso, lo llamó algo como “tableta para escribir de la ciudad de plata” (silver city writing tablet).

Partes y particularidades de un bloc de notas

Comencemos con la tapa, que es con lo primero que nos encontramos al abrir un bloc de notas. Los hay de dos tipos: tapa dura y tapa blanda.

Los cuadernos de tapa dura usan una cartulina, un cartón piedra o incluso algún material plástico. Estos materiales le ofrecen al bloc de notas una mayor durabilidad, mejor protección a las hojas y una base de apoyo dura para escribir sobre ellos.

Los de tapa flexible en cambio, habitúan a ser más enclenques, pero además sensiblemente más ligeros y económicos.

Las hojas son un tema candente, sobre todo por el hecho de que son ya conocidas las implicancias ecológicas que acarrea la utilización del papel. Muchos cuadernos usan papel reciclado o ecológico, que, aunque parezca, no es exactamente lo mismo.

El papel reciclado se consigue de la celulosa de restos de papel en desuso. Su color acostumbra a ser más opaco y su textura más rugosa.

El papel ecológico, es un papel elaborado de forma sostenible, esto es con criterios de respeto medioambiental con la meta de evita daños al ecosistema.

En su preparación se evita la utilización del cloro, el ozono, el vertido de productos contaminantes al agua, la emisión de humos, etc.
La mayoría de los cuadernos están elaborados con este género de papel.

El tamaño del bloc de notas puede cambiar bastante, incluso de una marca a otra. En general los más frecuentes para su empleo escolar, secundario y universitario son: tamaño A4 (21cm x 29,7cm), DIN A5 (14,85cm x 21cm) y DIN A6 (10,5cm × 14,8cm).

Los tamaños B5 (17,6×25 cm) y B6 (12,5 x 17,6cm) son tamaños conocidos como cuadernos nipones; al paso que que el tamaño A6 (10,5×14,8 cm) acostumbra a ser uno de los más portables, pero menos empleados en el campo escolar.

El encuadernado es la forma en que las hojas están mantienes entre sí y a las tapas del bloc de notas.

La forma más frecuente es el encolado y cocido. Cada una de las hojas están cosidas entre si y entonces encoladas al lomo del bloc de notas que las mantiene todas juntas y unidas a las tapas duras.

La desventaja con estos cuadernos es que su apertura no siempre y en toda circunstancia es de 180º y pueden entorpecer un tanto la escritura.

Los cuadernos de tapa blanda por lo general tienen sus hojas grapadas entre si y a las tapas, como en las gacetas.

Los cuadernos de tamaño A4 o similar, por el tamaño de sus hojas, tienen una espiral, anillos o anillos dobles en el lomo que une las hojas con las tapas duras.

También hay muchos cuadernos escolares que usan este sistema para sostener sus hojas ya que dejan abrirse absolutamente, en incluso plegarse para que la espiral no moleste durante la escritura. La desventaja es que las hojas pueden desprenderse y extraviarse.

Muchos cuadernos presentan sus hojas microperforadas, independientemente de cuál sea su procedimiento de encuadernado. Estas hojas dejan separarse del bloc de notas y ponerse en carpetitas de anillas para su archivo o empleo.

El gramaje, se trata del peso por metro cuadrado de la hoja de papel. Los cuadernos tienen un gramaje de 60g/m2 a 300g/m2. A mayor gramaje, mayor el grosor de la hoja y el peso del bloc de notas.

Los cuadernos empleados en el campo escolar son los de gramaje más fino, que van desde 70g/m2 a 90 g/m2.

Para dibujar, habitúan a usarse cuadernos o blocks de hojas cuyo gramaje es más grueso, siendo de 100 g/m2 a 300 g/m2.

No debemos confundir el gramaje con el grosor del papel, este último es la distancia entre las dos caras de una hoja, y es una medida más empleada en el campo artístico que en el escolar.

La impresión de los cuadernos va a depender del empleo que le deseemos dar. Es la principal característica que diferencia unos de otros, ya que la tapa, el tamaño, el encuadernado y el gramaje; son particularidades que un bloc de notas puede compartir con otro, aunque su impresión sea diferente. Debajo les daremos un detalle más extenso sobre cada uno de ellos de ellos.

¿Cuál es el mejor en todos y cada etapa?

Generalmente los maestros pautan el tamaño de los cuadernos dependiendo de la edad de los pupilos.

Para los pupilos con edades de entre 6 y 8 años, lo idóneo son cuadernos A5 o similar ya que les resultan más cómodos en su manejo y escritura.

A partir de los 9 años ya pueden comenzar a utilizar un bloc de notas A4, por el hecho de que dominan mejor el espacio gráfico y las tareas comienzan a ser más extensas.

Lo mismo sucede con el encuadernado. Para los pequeños menores de 8 años, se aconsejan más la utilización de cuadernos con grapas o encolados, por el hecho de que las hojas extraíbles pueden perderse y complican su organización.

Los cuadernos con espirales tampoco son muy recomendados, ya que la propia espiral puede entorpecerles la escritura.

Tipos de cuadernos

La principal diferencia entre un bloc de notas o bien otro es el género de impresión. De hecho, cada impresión se corresponde con una etapa particular del desarrollo escolar y atiende a las necesidades de aprendizaje de los pequeños.

Cuaderno cuadriculado

Este género de cuadernos se identifica por tener una cuadrícula de 5×5 milímetros, aunque además los hay de con cuadrículas de 3x3mm, 4x4mm, 6x6mm y 8x8mm.

La pauta para la elección de la cuadrícula la marcan los maestros y depende de la edad del pequeño. En general las cuadrículas de mayor tamaño se habitúan a utilizar en pequeños pequeños y conforme aumenta la edad, reduce el tamaño de la cuadrícula a utilizar.

Sus cuadrículas son realmente útiles, ya que además de esto de dejarnos escribir de forma recta y ordenada, ordena mejor los cálculos y deja dibujar con más precisión gráficos de funciones. Por eso, son del género de cuadernos muy empleado en las asignaturas de matemática, física, química, economía, etc.

El gramaje de estos cuadernos es de 90 g/m2 o 100g/m2. Los hay de tapa blanda, dura y extradura; y además incluso en una pluralidad de colores y estampados ideales para combinar con el resto de los útiles.

La edad ideal para este género de cuadernos es desde los 9 años.

Cuaderno milimetrado

La cuadrícula de este género de cuadernos se encuentra entre los 2 y los 8 milímetros.

La diferencia con el cuadriculado es que el folio está absolutamente dividido en recuadros que van desde los 2mm hasta los 8mm, esto es, los recuadros están todos juntos.

Este género de cuadernos se pueden conseguir en formato vertical o bien horizontal; con tapas dura o blanda.

Generalmente son muy empleados en dibujo técnico o para trazos de geometría.

Cuaderno plano

El tradicional de folios blancos sin renglón ni cuadrícula alguna. Son ideales para dibujar, tomar notas o cualquier actividad que no esté limitada por la utilización de líneas guía.

Suelen ser empleados en el kínder, como bloc de notas de dibujos o incluso en la primaria como bloc de notas de recortes. Los más grandes habitúan a emplearlos para bocetar o como un bloc de notas extra para apuntar deberes y tareas.

Cuaderno pautado

Su nombre se debe a que contiene unas líneas guías que marcan la pauta de escritura. Las hojas tienen unas líneas horizontales y paralelas que dejan proseguirse un orden en la escritura y una cierta altura en todos y cada letra.

Está pensado para el principio y práctica de la caligrafía de los más pequeños, ya que con las líneas pueden ir ordenando la escritura: dar la altura pertinente a cada letra, escribir derecho sobre el renglón, que las letras mantengan todas el mismo tamaño, un recomendable apartado entre palabra y palabra, etc.

Hay diferentes géneros de pautas para estos cuadernos, pauta estrecha de 2,5 mm; pauta ancha de 3,5mm; pauta Montessori, que incluye un límite superior y además inferior que sirve para trazar formas ascendentes y descendentes de las letras; y pauta guía, que además de esto de las líneas paralelas incluye una cuadrícula para que a los pequeños les resulte más simple ajustar el tamaño de la letra.

Cuaderno rayado

El tradicional bloc de notas con renglones que nos deja tomar escribir, tomar apuntes, etc.

Son los más versátiles de todos, ya que con ellos podemos escribir y dibujar a libre arbitrio.

En la primaria este género de cuadernos se habitúan a utilizar únicamente para la escritura. Ya en la secundaria y grados superiores, su empleo no está tan limitado pudiendo incluso usarse un mismo bloc de notas para múltiples asignaturas.

Cuaderno de música

Es un bloc de notas específico para la enseñanza de asignaturas musicales.

La particularidad es que el rayado es un pentagrama, esto es cinco líneas equidistantes que dejan escribir las notas y los signos musicales.

Es el que bloc de notas que se emplea en la materia de música y tratándose de aprender algún instrumento particularmente.

Podemos lograrlos en formato vertical o bien horizontal.

Otros géneros de cuadernos

Blocks de notas. Se trata de un bloc de notas un tanto más pequeño que sirve por lo general para apuntar notas o tareas de una manera más veloz.

También se les acostumbra a llamar libretas, aunque estás habitúan a ser más pequeñas que un block, cuyo tamaño no es mayor que el de una mano. Son usadas para pequeños apuntes y su principal característica es la portabilidad.

Block multidisciplinar. Incluye dos géneros de impresión de hojas, la mitad del bloc de notas con hojas cuadriculadas y la otra con hojas de rayado horizontal.

Última actualización el 2019-12-04 at 10:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados