Los mejores comederos automáticos para mascotas

Al igual que las personas, nuestras mascotas precisan llevar una dieta equilibrada que les haga sentir ágiles y fuertes.

La vida laboral de la mayoría de los dueños acostumbra a ocupar una gran parte del día, y por eso, es recomendable tener en casa un comedero automático que ofrezca comida a nuestro amigo piloso de una manera controlada.

El modelo que incuestionablemente destaca sobre el resto es el de la marca HoneyGuaridan, un aparato que sobresale por su eficiencia y precisión, por lo fácil que resulta programarlo y por su relación calidad-costo.

Es la opción mejor para cualquier raza de gatos o perros pequeños y medianos (como caniches y pomeranias) y todo género de cachorros.

Pero no nos olvidamos de los grandotes. Hemos buscado el mejor comedero automático para ellos y Producan es la favorita de los especialistas mascoteros.

Este modelo tiene una gran capacidad y está fabricado con materiales resistentes a la intemperie, a los raspones y a las mordeduras.

Aspectos y particularidades

Sabemos cuáles son los favoritos, pero nos falta conocer los aspectos más esenciales en el momento de elegir un comedero automático, por el hecho de que hay otros que ofrecen unas posibilidades similares.

  • Capacidad. Excepto el modelo para razas grandes que tiene espacio para 15 kilos de comida, los destinados a mascotas de menor tamaño habitúan a tener una capacidad que puede cambiar desde el kilogramo y medio hasta los cuatro. Si diariamente estás en casa y puedes rellenar la tolva, con un modelo pequeño será suficiente. Pero, si vas a ausentarte unos días o no quieres estar pendiente diariamente, elige un dispensador con mayor capacidad.
  • Baterías. Casi todos los modelos marchan con pilas tipo D, aunque algunos combinan estas baterías con la corriente para que, si hay un corte de luz, no deje de marchar. Otros en cambio van conectados a la red eléctrica. De todas formas, estos aparatos no son de alto consumo, con lo que las pilas pueden tener una vida útil de hasta un año.
  • Programador. Otro motivo por el que vale la pena adquirir un comedero automático es que puedes programar la cantidad y el número de veces que quieres que coma tu mascota. Incluso hay modelos que graban la voz para que los perros sepan en qué momento tienen lista la ración.
  • Sistema antibloqueo. Esta característica impide que el alimento quede bloqueada al salir de la tolva y que nuestro amigo ayune sin quererlo. Muchos de estos instrumentos incorporan un sensor de infrarrojos que advierte si el bol está vacío y ajusta la cantidad de pienso para que no sobre o se atasque. Algunos fabricantes notifican del tamaño recomendable de las bolas de pienso.
  • Diseño. Existen algunos dispensadores con la tolva transparente para ver en todo momento la cantidad de creo que queda. Esto va a depender de gustos, pero lo que sí se aconseja es buscar un diseño cuya tapa no puedan abrir las mascotas más fisgonas y que cierre herméticamente el recipiente, para que el alimento se sostenga fresca y el olor no salga al exterior (a veces el pienso tiene un tufo bastante fuerte). Verás que existen modelos con microchip para que solo coma la mascota deseada. Esta opción es muy práctica y la que aconsejan los expertos en los hogares donde conviven perros y gatos que tienen una alimentación diferente. Los hay además con aspecto de bol usual y que dispensan tanto el alimento como el agua.

Estas son las particularidades que debe tener todo dosificador automático de calidad.

En la próxima comparativa encontrarás los mejores modelos del mercado. Solo debes elegir el que se adapte a las necesidades de tu amigo de cuatro patas.

Elijas uno o bien otro, el alimento no perderá sus propiedades y siempre y en todo momento estará a punto.

Los costos fluctúan entre los 35 y los 155 euros.

HoneyGuaridan: el favorito para mascotas pequeñas o medianas

El comedero automático de HoneyGuardian, como ya se ha mentado en la introducción, es el favorito por su relación calidad-costo, por su simple programación y por su eficiencia.

Las mascotas de pequeño o mediano tamaño disfrutarán de hasta 6 comidas al día sin que sus dueños deban preocuparse cuando se encuentran fuera de casa.

De este modo, su mascota llevará una alimentación controlada en todo momento sin pegarse atracones y manteniendo una dieta equilibrada.

La capacidad del recipiente es de 1,5 kilos de pienso seco o semiseco, y las porciones se pueden configurar desde los 4 hasta los 400 gramos dependiendo de la necesidad de cada mascota.

Para optimar el funcionamiento del dispensador y evitar atascos, se aconseja adquirir un género de pienso cuyas ‘bolas’ no superen un centímetro de tamaño y tengan forma homogénea.

Asimismo, el aparato incluye un sistema de infrarrojos que previene el exceso de dispensación de comida para que no se salga del bol o bloquee la salida.

Cuando adquieras el pienso para tu mascota, fíjate en el envase por el hecho de que, normalmente, trae las medidas del grano.

Gracias a su contenedor hermético y traslúcido el pienso se sostendrá en perfectas condiciones y en todo momento se podrá ver cuánto queda.

Una función que les chifla a los especialistas es la posibilidad de realizar una grabación de voz de doce segundos de duración para dejar un mensaje que se reproducirá justo antes que el comedero sirva una ración. Así, tu mascota asistirá a la llamada y sabrá que es la hora de comer.

Otro de los aspectos resaltables es que, aunque marcha con tres pilas alcalinas tipo D (no incluidas), tiene un consumo de energía muy, muy bajo y puede marchar sin mudarlas hasta medio año.

KatzeTatze, una buena alternativa con mayor capacidad

Con el alimentador automático de Katze Tatze nuestra mascota se sostendrá proveída si, por distintas circunstancias, tuviéramos que ausentarnos de casa durante unos días.

Su depósito de 4,3 kilos es mayor que el modelo de HoneyGuaridan. Tiene la misma capacidad que un envase de comida estándar para perros medianos y pequeños con lo que será simple calcular cuánto le durará un bulto.

El aparato puede configurarse para servir hasta cuatro comidas al día y, cada una de ellas, puede dividirse en hasta 10 porciones de 24 mililitros cada una.

Así que, dependiendo de las raciones, un depósito puede nutrir a una mascota durante cuatro días sin inconveniente.

Con este dispensador nuestra mascota asistirá volando tras oir nuestra llamada, que le recordará la hora de comer en tanto que, como el modelo preferido de esta comparativa, puede grabarse un mensaje de voz de diez segundos.

Además, lo va a repetir automáticamente tres veces por si las moscas la mascota no ha acudido con el primer aviso.

No debes preocuparte si tu mascota no tiene hambre y no acaba la porción servida. La salida tiene un detector de infrarrojos que advierte si queda comestible en el plato y reduce la cantidad de la próxima ración para impedir que el alimento se derrame o se atasque.

El comestible se dispensa en la tolva por medio de una tapa superior con cierre magnético que la mantiene bien cerrada (lejos de ese morro y esas patitas curiosas) y conseguir que el pienso se sostenga fresco y en perfectas condiciones.

A través de la pantalla LCD programaremos los “tentempiés”, vamos a ver la hora actual y el estado de la batería.

Funciona con tres pilas tipo D (no incluidas) y un cable de alimentación a la red. De esta forma si se genera un apagón y la energía eléctrica no llega al comedero, las pilas harán que siga marchando.

Ahora que sabemos de qué manera se emplea, comprenderás por qué es de los mejores comederos automáticos. Expertos y usuarios de esta manera lo confirman.

PRODUCAN, el mejor comedero para perros grandes y medianos

Muchos perros de talla mediana y grande viven en pisos, pero otros tantos viven o se adiestran para ser guardianes de fincas o casas particulares. Y estos pasan muchas horas al día sin compañía y ciertas razas como, por poner un ejemplo, el pastor alemán, comen hasta reventar pudiéndose poner enfermos o hartarse. Por eso, un comedero automático que les dosifique las raciones es imprescindible.

El mejor modelo del mercado llega de la mano de Producan, una marca de españa experta en la fabricación y comercialización de comederos automáticos.

Su diseño se identifica por la gran calidad de sus materiales resistentes al agua, que lo hacen capaz para empleo tanto en interior como en exterior.
Además, el acero galvanizado con el que está fabricado evita el deterioro si el animal intenta morder la estructura.

La tapa oculta el programador y el botón de encendido y apagado para evitar que el cánido lo active de forma involuntaria.

Tiene una capacidad de 15 kilos y pueden programarse hasta 17 raciones al día. Admite cualquier género de pienso seco independientemente del tamaño por el hecho de que su sistema patentado de racionar el alimento impide cualquier atasco.

El dispensador de Producan marcha conectándolo a la corriente. Pero no hay que preocuparse: en el caso de existir un corte de fluido eléctrico las pautas programadas se quedan grabadas durante un buen tiempo.

Surefeed: comedero con microchip

Se acabaron los hurtos de comida entre mascotas. O si una de ellas debe tomar una comida singular de dieta o que lleve algún fármaco.

La espléndida solución ha llegado con el comedero con microchip de Surefeed. Este aparato, de lo más avanzado del mercado, tiene un control de acceso que escanea el microchip de la mascota para que la tapa se abra y solo pueda acceder al comestible el animal registrado.

Con este sistema, el cánido o el gato se habituará a comer su comida (y no de la de otros) al paso que el dueño lleva un control sobre su dieta.

Pueden registrarse hasta 32 animales diferentes. Si tu mascota no lleva microchip el comedero incluye un colgante RFID (identificador por radiofrecuencia) para colocárselo y que las compuertas se abran cuando se acerque a comer.

Un aspecto que los usuarios han señalado es el perfecto sellado hermético de la tapa que mantiene el comestible fresco y evita que el olor salga al exterior.

Acepta todo género de comida seca o húmeda (tipo lata) y, para dosificarla, incluye un cuenco de plástico con capacidad de 400 ml, dos de acero inoxidable de 200 ml cada uno de ellos y una alfombra de silicona que mantiene el comedero limpio.

Funciona con cuatro pilas C (no incluidas) que tienen una vida útil de unos seis meses.

Navaris: agua y comida siempre y en todo momento a punto y al mejor costo

Mantén alimentada y además hidratada a tu mascota durante todo el día y sin preocuparte con este sólido y fácil comedero automático de Navaris.

Por su estética puede parecer un comedero tradicional con doble depósito, pero lo que lo hace singular es que, tanto el pienso como el agua, se dosifican automáticamente dando de comer y de tomar a la mascota hasta cuatro veces al día.

Incluye un temporizador para establecer las horas en las que deseemos que nuestra mascota se nutra.

Ya no vendrá por la noche a solicitarnos agua o comida por el hecho de que todo estará programado para que tenga una ración nocturna. Cuando llegue la hora establecida el aparato emitirá una alarma acústica con la que nuestra mascota sabrá que su menú está listo para degustar.

El dispensador de Navaris, con una capacidad de 1,6 litros, es recomendable tanto para gatos para perros y marcha con 3 pilas LR20 D (no incluidas). La única particularidad que debes conocer es que está concebido para el pienso seco.

Es, de todos los modelos que se han descrito en esta comparativa, el que ofrece un mejor costo.

Y no olvides que las pilas recargables acaban saliendo más asequibles y son mejores para el medio ambiente

Última actualización el 2019-12-04 at 10:50 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados