Los mejores cojines de lactancia y almohadas para encinta

cojin almohada embarazada  e

El mejor cojín de lactancia facilita el proceso de amamantar al bebé haciendo que se transforme en un momento agradable entre madre y además hijo, y evita las malas posturas que pueden acarrear dolores de espalda, brazos y cuello.

En este análisis, bajo los criterios de los especialistas, hay un claro modelo que destaca de manera notable sobre el resto: el Boppy. Su forma de herradura ofrece un excepcional confort para la madre o la persona que nutra al bebé y, sobre todo, para el pequeño.

Almohadas de embarazo: un artículo útil desde los últimos meses de embarazo

Los últimos meses de embarazo y los primeros meses de lactancia resultan duros y cansados para una mujer. Y si a esto se añade un parto con cesárea, este complemento de lactancia será ideal para evitar sacrificios superfluos. Por eso existen estos cojines y almohadas con diferentes formas y texturas que se amoldan a cada momento.

En este artículo se explica qué aspectos se deben tener en cuenta en el momento de elegir un cojín o almohada de este género, en tanto que debe acomodarse a las necesidades de la persona para realizar una adquiere satisfactoria.

Forma: Se aconseja un modelo anatómico que se ajuste a la fisonomía de la madre. También hay que fijarse en el tamaño y la forma, que va a depender de si se quiere emplear en la última etapa del embarazo para descansar mejor (forma de tubo largo), o si se va a emplear para la lactancia y siguiente (forma de herradura).

Existen, además de esto, diseños novedosos con formas diferentes a las dos tradicionales y que sirven para partos gemelares.

El material con el que están confeccionados además es un aspecto esencial. Los mejores modelos cuentan con elementos hipoalergénicos que evitan la aparición de alergias.

Exteriormente, habitúan a estar confeccionados con fundas desmontables transpirables y lavables, hechas de algodón o poliéster. En su interior, van rellenos de ‘microperlas’ de poliestireno, goma espuma o fibras sintéticas y de algodón que le aportan una consistencia suave y agradable.

Son muchas los beneficios que supone adquirir uno de estos productos, pero los especialistas además han encontrado inconvenientes que se mientan ahora.

Dependiendo de su tamaño pueden ser bastante difíciles de transportar. Se debe elegir el modelo que mejor se adapte a la constitución de la persona en tanto que debe quedar a la altura recomendable para prevenir una mala postura. Pero hay modelos que solo ofrecen un tamaño estándar. También hay que acostumbrarse pues al principio resulta algo incómodo, aunque todo cambia con el tiempo, cuando se encuentra la forma recomendable de ponerlo.

En referencia al costo, habitúan a estar en una media de entre 40€ y 60€ pero se encuentran modelos en el mercado que se ajustan a todos los presupuestos.

Después de identificar todas estas características particulares que ayudarán al consumidor a elegir la opción deseada, se presentan los mejores 5 modelos de cojines y almohadas de lactancia, analizados en profundidad por los especialistas.

El preferido: cojín de lactancia ‘Boppy’

El cojín de lactancia Boppy, de 0 a 12 meses, fue lanzado al mercado en 1989 como un producto de calidad y con un diseño diferente en forma de herradura, con fundas originales y un relleno de silicona agradable y cómodo.

Testado y recomendado por la marca Chicco, durante todos estos años ha sido premiado en Europa y Estados Unidos por sus diseños y alta calidad. Es por eso que aparece el primero en esta comparativa, como el favorito de los especialistas.

Lo primero que destaca en este cojín es su material de relleno indeformable gracias a su exclusiva fibra interior. Así consigue que el aumento de peso del bebé no influya en su empleo y favorezca a la mamá para poder sostener una situación cómoda y relajada.

Se puede desenfundar y tanto la funda como el relleno pueden lavarse a máquina y meterse en la secadora. Además, su diseño ofrece múltiples colores y estampados a elegir. Es sólido y ligero, y como solo pesa un kilogramo, se puede transportar con bastante sencillez.

Es versátil en tanto que su empleo se amolda a la edad de desarrollo del bebé y no se limita solo a la lactancia, con lo que puede usarse en múltiples etapas: Desde el nacimiento, para dar de mamar. A partir de los 3 meses, como apoyo para mejorar la digestión del pequeño. A los 6 meses, para asistirle a ponerse boca abajo. Y a los 9 meses, como soporte para que se sostenga sentado.

En conclusión, el cojín de lactancia Boppy es el complemento ideal para la madre y su bebé a lo largo del periodo de lactancia.

Una buena alternativa: Cojín de lactancia Nou Futur

Nou Futur es una compañía familiar ubicada en Valencia que lleva más de 40 años dedicados a sistemas de reposo. Tras el análisis realizado, los especialistas plantean el cojín de lactancia de esta marca como una buena opción de adquiere.

Con un diseño unisex en color gris claro con topitos, se presenta como un modelo prudente y con líneas suaves. Además, su relleno compuesto por fibra hueca de silicona le aporta una firmeza media-alta que favorece la situación recomendable del bebé.

La funda es de un tejido suave, de piqué, y con una práctica cremallera lateral que facilita quitarla para su lavado en la lavadora.

Puede usarse desde el tercer trimestre del embarazo para dormir, colocándolo en la espalda o entre las piernas y, así, favorecer el reposo de la futura mamá.

Sin ser una marca muy popular, resulta una alternativa cómoda, práctica y a un buen costo, que además de esto se distingue por su bonito diseño y su sencillez.

La más versátil Flexofill Midi

Cuando se busca una almohada de lactancia para descansar lo mejor posible durante los 3 últimos meses de embarazo, la marca alemana Joyfill ofrece el modelo Flexofill Midi. Con una medida de 170 x 34 centímetros, hace que se pueda amoldar a lo largo del cuerpo, sirviendo de apoyo para la incipiente tripita y consiguiendo calmar el exceso de peso cuando se está en el sofá o en la cama.

Como cojín de lactancia, con sus grandes medidas, puede amoldarse como se desee en tanto que su relleno de microperlas de poliestireno deja ajustar la forma y firmeza, ofertando un cómodo apoyo para el bebé y asegurando una postura recomendable de la madre o de la persona que lo esté empleando.

Los analistas lo definen como un producto de marca y calidad, unido a su buen costo. Destaca las cualidades de sus materiales textiles transpirables y además hipoalergénicos, fabricados en algodón 100% y con un cierre de cremallera que facilita el lavado de la funda en el caso de ensuciarse.

El modelo analizado tiene una bonita funda beis con búhos de colores, pero, se pueden elegir otros estampados. El catálogo de colores y diseños es muy, muy amplio. Así, dependiendo del gusto, cada consumidor podrá elegir el que prefiera.

Además de elegir entre la pluralidad del estampado, además se puede adquirir en una medida superior de 109 x 40 centímetros, recomendable a personas más altas o que precisen un tamaño mayor.

Finalmente, se aconseja atención al desenfundarlo pues habitualmente se abre por fallo la cremallera interior y esto puede causar que las microperlas se salgan y la almohada vaya perdiendo volumen con el tiempo.

La mejor para dos bebés cojín lactancia gemelar Best Purchase

Almohada para encinta (130 x 80 cm) | Almohada para lactancia materna | Almohada de embarazo y maternidad | Cojín encinta gigante, cojín lactancia gemelar | Cojín de lactancia

Cojín de encinta que ayuda a la encinta a dormir mejor, de lado o de costado, evitando los dolores de espalda a raíz de las contracturas.

Tal como cita el Instituto Nacional de Estadística, los partos múltiples han aumentado un 70% en los últimos 10 años. Este dato sitúa a España a la cabeza de Europa con prácticamente un 28% de partos gemelares y prácticamente un 5% de trillizos por cada mil embarazadas.

La situación hace que los fabricantes inventen productos que llenen el vacío existente en el mercado para partos gemelares y demás y consigan calmar la vida de estas familias.

Para estos casos, los analistas han encontrado el modelo vendido por Best Purchase SL, una almohada idónea para amamantar a más de un bebé bien sea con leche de fórmula o con lactancia materna.

Asimismo, se convierte en un buen aliado para facilitar el reposo de las futuras mamás a lo largo del embarazo mediante un respaldo que recoge la zona lumbar y que permite su empleo sentada en un sofá o en la cama.

Y es que, inevitablemente, el peso que soporta una mujer con un embarazo múltiple habitualmente provoca dolores de espalda y contracturas que hacen más difícil y agotada esa etapa.

Sus medidas de 130 x 80 son ideales para amamantar a dos bebés al tiempo en tanto que tiene un relleno de poliéster sólido que la hace consistente, flexible y además indeformable. También ayuda su funda confeccionada en algodón 100% con un tejido suave, de tacto agradable y libre de alérgenos que podrían causar irritaciones en la frágil piel de los bebés.

Tiene una cremallera que facilita desenfundarla para su lavado a mano o a máquina, a una temperatura de 40º.

Los especialistas describen esta almohada como multifuncional para su empleo en el embarazo, en la lactancia y como apoyo para los bebés evitando que vuelquen o se caigan.

La única queja que observan es que el color es muy, muy claro y se ensucia con mayor sencillez.

El mejor costo: cojín de lactancia de Cambrass

Cambrass, con una trayectoria de 30 años en el planeta del bebé, es una marca cuya identidad y filosofía es fabricar productos 100% Made in Spain. Con su buen servicio y calidad se ha ganado el reconocimiento nacional y además internacional.

Por eso en el top 5 de este estudio se incluye el cojín de lactancia de Cambrass. Siendo la opción más asequible, garantiza una gran calidad con un costo muy asequible para todos los bolsillos.
Ayuda a la comodidad de la madre y del bebé acomodando la postura de los dos y aliviando posibles tensiones de la espalda y brazo.

Además de su empleo en el embarazo y durante la lactancia, puede ser empleado por cualquier persona en tanto que es muy ergonómico y resulta realmente útil como cojín cervical si se va a realizar un viaje, por ejemplo.

Se puede localizar en múltiples estampados para todos los gustos, que van desde los tonos pasteles hasta los modelos más multicolores.

Pero hay puntos menos recomendables que es conveniente saber y que los especialistas han descubierto en su análisis. Este cojín, con unas medidas de 58 x 45 x 20 centímetros, puede resultar algo pequeño si la talla de la persona que lo vaya a emplear es grande.

Y el mayor inconveniente que presenta y que justifica su reducido costo es que, aunque puede meterse en la lavadora gracias a su pequeño tamaño, no se desenfunda para lavar.

Última actualización el 2019-12-04 at 13:40 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados