Los mejores cinturones de seguridad para embarazadas

eUrDTJCL

La seguridad en el vehículo es un aspecto de vital relevancia para cualquier persona, en singular para las embarazadas, que deben extremar las cautelas. Según la DGT. El cinturón de seguridad en los automóviles reduce a la mitad el riesgo de muerte en el caso de accidente y evita además en un 50% los daños del futuro recién nacido.

Existen múltiples sistemas de retención para el cinturón que se emplean a lo largo del embarazo con uno, dos o tres puntos de anclaje dependiendo de las necesidades.

En esta comparativa se aconseja la utilización de un modelo con anclaje central como el que plantea BeSafe que ha sido elegido como el mejor por los especialistas, o Zuwit, que fue el finalista de esta comparativa.

Aunque estos instrumentos pueden ser menos cómodos, ponen el cinturón en la situación más inmejorable.

La DGT fuerza a las gestantes a llevar el cinturón de seguridad desde 2016. Si bien, remarcan la relevancia de llevarlo de forma recomendable: entre los senos, a la altura de las ingles y por bajo el vientre.

Esto se consigue empleando un dispositivo que sostenga al cinturón en esta situación sin reducir su eficiencia.

Quienes hayan sido madres saben que, conforme avanza el embarazo, el cinturón de seguridad resulta poco a poco más molesto. Pero lo que muchas ignoran es que no solamente se trata de comodidad, sino la utilización de un cinturón de seguridad para embarazadas garantiza la situación recomendable de la cinta ventral a una altura que no apriete el vientre y, en consecuencia, al feto, en el caso de generarse una colisión.


Durante el primer trimestre del embarazo, el cuerpo de una mujer no sufre importantes cambios físicos con lo que puede proseguirse llevando una vida normal, como utilizar los pantalones del mismo tallaje o abrocharse el cinturón de seguridad que viene de serie.

Sin embargo, si se produjera un accidente, al no haber suficiente líquido amniótico se podrían generar hemorragias internas que, incluso, provocarían un aborto.

Otro momento frágil es el último trimestre. La barriguita va en incremento y el cinturón del vehículo cada vez molesta más por el hecho de que queda puesto en medio de la tripa. ¡Qué mal! Las consecuencias derivadas de un fuerte frenazo o un accidente van desde traumatismos en la cabeza del bebé hasta un parto prematuro.

Con estas patentizas, lo más esencial es asegurar la seguridad del pequeño y de la mamá en todo momento. Por eso, los especialistas aconsejan la adquiere de un cinturón que esté homologado, testeado, con la calidad garantizada y que se adecue a la normativa europea actual.

Después, los compradores deberían fijarse en la confortabilidad y la resistencia de los materiales.

BeSafe Pregnant Belt, seguridad y calidad máximas

El propio nombre de la marca BeSafe traducido al de españa lo afirma todo: estar seguro. Este simple detalle apunta el nivel del que se habla al mentar esta firma escandinava experta en artículos de seguridad para el vehículo desde 1963.

BeSafe Pregnant Belt es un cinturón que puede salvar dos vidas desde el segundo mes de embarazo. Cumple con la normativa europea ECE R16 ‒cuando a cinturones y anclajes‒, y está probado y homologado.

Su enganche entre las piernas desvía el cinturón de seguridad y lo pon lejos del vientre materno. Asimismo, le da confort durante la conducción o como acompañante.

Su diseño en color oscuro lo hace pasar inadvertido en la mayoría de las tapicerías, y su tamaño sólido deja guardarlo en el bolso al salir el vehículo. A algunos le va a parecer costoso por comparación, en tanto que tiene un coste más elevado que el resto. Pero los especialistas patentizan que los acabados de sus componentes son de alta calidad y resistencia, y catalogan a BeSafe como una marca superior.

Si cabe señalar algún punto en contra, conforme los especialistas, es la posible ruptura de los corchetes de la parte central tras un empleo prolongado.

Zuwit, más seguro que el tradicional

El cinturón graduable para embarazadas de Zuwit ofrece un sistema renovador que se sosten por bajo el asiento con una cinta y deja que la conductora o pasajera gestante vaya cómoda y segura.

Se ajusta sobre los muslos (como los asientos de competición de 3 y 5 puntos), en lugar de bajo el abdomen. Esto lo hace más seguro que el tradicional.
Puede comenzar a usarse desde el tercer mes de gestación y además es capaz para personas que hayan sufrido una operación de abdomen o para un posparto con cesárea.

Su instalación no molesta a otros conductores que no lo precisen con lo que puede dejarse acomodado. Eso sí, aunque es un sistema universal que sirve para la gran mayoría de los automóviles, resulta necesario que el asiento tenga hueco por debajo y entre asiento y respaldo.

Es muy apropiado para su empleo diario por el hecho de que se abrocha y desabrocha de manera fácil, de manera especial si se equipara con los modelos de cojín que tienen velcro o corchetes.

El único inconveniente apreciado por los especialistas es que, con la utilización, la correa que pasa por bajo el asiento pierde tensión. Así que resulta conveniente repasarlo de manera regular.

Otro factor a tener en consideración es que si el asiento tiene un cajón debajo posiblemente no sirva por el hecho de que no ejercitaría la tensión adecuadamente. Tampoco se puede poner en los asientos traseros.

Como conclusión, los especialistas valoran el cinturón de Zuwit como un buen producto para quienes intentan seguridad y calidad a un coste ajustado. Un producto fácil que cumple con su cometido, testeado conforme la normativa ECE R16 y el test de materiales tóxicos Rohs.

El más vendido es Mipies

Rebajas

Mipies es una marca que se implica en cuidar y proteger a embarazadas y sus bebés. Ayudados por pediatras y especialistas en embarazo y recién nacidos, crean productos que facilitan el cada día de las madres.

El cinturón para encinta de Mipies da un viaje seguro y cómodo para la futura mamá.

Sus cintas de doble fijación consiguen que el cinturón del vehículo no oprima la barriga y cuide de la salud del bebé.

Puede usarse desde los 2 meses de gestación hasta el mismo día del parto en tanto que está homologado, es seguro, está testeado por los crash test europeos y cumple la normativa de la DGT.

El cojín es realmente simple y fácil de utilizar. Cuenta con una cinta que se pon por tras el asiento y dos enganches por los que se pasa el cinturón ventral. De esta forma se consigue bajarlo a la altura de las piernas.

Además, sus enganches laterales dejan llevar tanto falda como pantalón.

Mipies es una firma avalada por su reputación y alta calidad. Los especialistas han reparado en que, incluso siendo el modelo más vendido del mercado, tiene algunos fallos:

  • Su tejido de terciopelo lo hace caluroso para el verano.
  • La cinta trasera que lo sosten por tras el asiento es corta y no se amolda a todos los turismos.
  • Los remachados de las costuras son deficientes y se descosen con sencillez.
  • Dependiendo del tamaño del asiento, queda pequeño.

Aunque la percepción general es satisfactoria y cumple con su función, los acabados no están a la altura y podrían ser mejorados.

Celyc, una buena alternativa

Rebajas

Una buena alternativa que emplea el mismo sistema de dos puntos que el modelo precedente, es el sistema de retención de Celyc.

Con todas los beneficios que tiene este género de cojín, cuenta además de esto con un material antideslizante con el que no se va a mover del asiento.

Reduce la presión del cinturón en más de un 50% en el caso de colisión y evita, así, lesiones en el feto.

Es un procedimiento cómodo, seguro y simple de utilizar en cualquier asiento. Además, sus anclajes laterales permiten la utilización con pantalones en invierno y con faldas o vestidos en verano.

Este cojín, homologado y testeado conforme ECE R16/ ECE R14, está recomendado desde el comienzo del embarazo hasta el momento del parto por el hecho de que aporta eficiencia y seguridad frente a un frenazo o giro brusco del vehículo.

Los especialistas lo catalogan como un producto de calidad contrastada, buenos acabados, simple de poner y suprimir.

Un consejo: ha de situarse lo más adelante posible para que cumpla con eficiencia su función.

Rovtop, el más económico

Disponer de un bajo presupuesto no es una disculpa para ir en el vehículo sin un cinturón de seguridad para embarazadas.

La marca Rovtop dispone de un modelo que evita los riesgos al volante tanto para la madre para el bebé a un coste inferior de 15€.

Sus materiales tienen acabados de máxima calidad y son respetuosos con el medio ambiente. Cumple con la normativa de seguridad ECE R16, está testeado y aprobado.

Su ajuste universal sirve para todos los modelos de vehículo y asientos, así sean delanteros o traseros.

La futura mamá podrá seleccionar de qué forma colocárselo dependiendo de su vestimenta o de su comodidad en tanto que tiene dos enganches laterales y uno entre las piernas.

Tiene un cojín acolchado muy cómodo y el arnés de la entrepierna además va protegido para evitar posibles rozaduras en la piel.

Aunque viene sin instrucciones, su colocación es intuitiva y no presenta ninguna complicad. Está libre en color rosa que puede resultar demasiado atractivo y además indiscreto.

El cinturón de seguridad para embarazadas de Rovtop, tiene un packaging fácil de plástico transparente. Puede resultar pobre, pero prima el producto sobre su embalaje.

Última actualización el 2019-12-04 at 13:40 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados