Los mejores cepillos alisadores

Los cepillos alisadores son el último grito en tendencias para nuestro pelo. Sin embargo, aunque ya llevan unos años viéndose por el mercado, es ahora cuando comienza a ser un producto suficientemente bien desarrollado para que merezca la pena la inversión.

De todos los cepillos eléctricos del mercado, nuestro preferido es el Power Straight Rowenta CF5820 por su relación calidad-coste y con unos resultados espectaculares incluso en los pelos más encrespados.

También puede interesarte: 10 planchas de pelo para diferentes necesidades

En primer lugar, es esencial aclarar que un cepillo alisador no está hecho para reemplazar una plancha. Si queremos acabados profesionales y de peluquería, una plancha es irremplazable.

Pero incluso con sus limitaciones, estos cepillos van más allá. Están hechos para aquellas que, tras secarse el pelo, les quedan ondas feas o el pelo extremadamente retorcido… Y van fatal de tiempo.

Se trata de reparar ese género de pelo para aquellas que empleamos la plancha diariamente pero que, con este género de productos, logramos en menos de cinco minutos salir de casa con un pelo bastante controlado y plano.

A tener en cuenta

Existen ciertas variables esenciales que tendremos presente en el momento de seleccionar nuestro cepillo eléctrico.

Tamaño de la zapa del cepillo

En general, las zapas más grandes nos darán más velocidad en el momento de alisar el pelo. Si contamos con un pelo grueso o difícil de peinar, mejor buscar un modelo con zapa grande.

Sin embargo, si tenemos el pelo fino y rompible posiblemente nos resulte más fácil manipular cepillos de un tamaño menor, para asegurarnos que no le aplicamos más fricción o calor del preciso.

Temperatura máxima

Se trata de una herramienta para alisar el pelo de forma veloz y en pasadas parcialmente breves. Y por eso, buscaremos temperaturas tenuemente superiores a las que expondríamos nuestro pelo si utilizásemos una plancha.

En este género de aparatos, es recomendable que la temperatura máxima supere los 200ºC.

Tiempo de calentamiento

El tiempo que tarde en conseguir la máxima temperatura es una variable realmente interesante, sobre todo pues hablamos de un aparejo que tiene como una de sus funciones esenciales el ahorro de tiempo.

Además, si es veloz calentando, muy probablemente será bueno manteniendo la temperatura muy frecuente durante todo la utilización.

Función iónica

Debería ser un básico en cualquier cepillo eléctrico alisador, pero hay que estar atentas pues en las gamas más bajas podremos echarlos de menos.

Hay que tener en cuenta que por el género de alisado y la velocidad al hacerlo, el pelo sufrirá fricciones que lo electrificarán. Y por eso esta función es clave para conseguir un acabado más sedoso y brillante.

Si no contiene esa funcionalidad, tenga cuidado pues puede ser peor el antídoto que la enfermedad. Es posible que agregue tanta electricidad estática en el pelo que terminemos necesitando pasarle una plancha después.

Así que, ¡no nos olvidemos de que tenga esta función o algún sustituto de la misma!

Tipo de púas

El grosor de las púas, como su material, conseguirán alisar nuestro pelo de forma aproximadamente eficaz. En general, cuanto más finas sean las púas, mejor alisarán en una pasada.

Sin embargo, si cuentas con un pelo que se enrede de manera fácil, será mejor que te inclines por unas púas algo más separadas.

El material por antonomasia en este género de productos es la porcelana. Por la protección que ofrece al pelo y por su capacidad de repartir el calor de forma uniforme y veloz. Además, este material cuenta con su función iónica de forma natural.

También podremos buscar de titanio (algo más costoso) o incluso con recubrimiento de turmalina.

Las púas habitúan a estar fabricadas de materiales plásticos, metálicos o incluso de piel de cerdo. El plástico es el material más versátil con cualquier género de pelo, pero las metálicas son más recomendables para pelos gruesos.

Las púas de piel de cerdo no son tan frecuentes de hallar. Pero si nuestro pelo es fino y rompible merecerá la pena procurarlas, pues será la opción más recomendable para cuidar la salud de nuestro pelo.

Tipo de cable

Otro tema esencial que acostumbramos a pasar por alto es el cable. Es muy esencial que sea resistente y tenga un mínimo de longitud, pero también debemos asegurarnos de que sea giratorio. De esta forma, no solamente nos será más fácil de manipular sino evitaremos que se enrede durante su empleo.

Otros extras

La función del apagado automático es uno de los extras estrella en este género de productos. Esta función nos dará seguridad y evitará accidentes en el caso de olvidarnos desconectar el aparato.

Nuestro preferido para pelos encrespados y rizados: Power Straight Rowenta CF5820

Rowenta también cuenta con productos nada abominables en este ámbito. Es el caso del Power Straight Rowenta CF5820, un cepillo alisador singularmente desarrollado para pelos encrespados y rizados.

El cepillo está fabricado en porcelana para favorecer una temperatura muy frecuente y homogénea pero cauta con la salud de nuestro pelo.

Cuenta con un diseño muy particular de las púas, que consiguen sostener el mechón para estirarlo y poder alisarlo mejor. Este diseño también deja alisar el pelo desde la raíz (lugar más problemático entre este género de productos) hasta las puntas.

Por supuesto, este cepillo dispone de la función ionizadora para evitar encrespamientos por la fricción del cepillado. Realmente es conocido de qué forma nos queda el pelo de brillante tras emplear este cepillo.

En cuanto a la temperatura, tiene libre un regulador a tres niveles: 160ºC, 180ºC y 200ºC. De esta forma, podremos emplearlo para diferentes géneros de pelos sin arriesgarnos a dañarlos.

Como recomendación para conseguir los mejores resultados con este cepillo, tres pasos:

  1. Secarse el pelo con normalidad antes de su empleo.
  2. Recogerlo en un moño durante dos o tres minutos para dejar que se enfríe ‘aplastado’.
  3. Y, para finalizar, cepillarlo con este modelo de Rowenta.

No tendremos necesidad ni de dividir el pelo en mechones. Y en menos de cinco minutos tendremos el pelo perfecto, sin encrespamientos.

Eso sí, como hemos comentado durante todo el artículo, si procuramos los resultados de una plancha lo mejor es… adquirir una plancha. Porque ningún cepillo eléctrico en el mercado nos dará un alisado tan profesional.

Otras opciones

Cepillo eléctrico GHD Glide: Para los pelos gruesos y más bastante difíciles

Comprar en Ghdhair.com

La marca GHD es una de las más reconocidas del mercado cuando productos para secar y alisar el pelo. Con el beneficio de su especialización y el pequeño inconveniente de su coste, que es sensiblemente superior a los productos de la competencia.

Con todo, GHD es una garantía de calidad. Porque cuando GHD se mete con un producto, lo da todo. Y este es el caso del cepillo alisador que han lanzado últimamente.

Su material principal es de porcelana con ionizador, para alisar el pelo eliminando el encrespamiento. Y su tecnología de porcelana consigue sostener la misma temperatura de forma homogénea durante todo el tiempo que lo empleemos.

Este cepillo consigue resultados realmente buenos con una sola temperatura: 185ºC. A pesar de que sea más baja esta temperatura que otras del mercado, con este cepillo logramos los mejores resultados en cualquier género de pelo y en un tiempo record.

En cuanto al tamaño, no es extremadamente grande o pesado, pero sí que caben mechones de pelo bastante extensos. Este tamaño intermedio lo hace manejable incluso en pelos finos. Y es veloz de emplear en los pelos más gruesos y rebosantes.

Cuenta con la función de apagado automático tras 60 minutos de inactividad, extra enormemente recomendable en este género de productos.

Otro extra interesante es su cable de 2,7 metros para que no padezcamos los enganchones con los muebles al paso que lo empleamos. ¡Se acabó alisarnos el pelo pegados al enchufe!

BaByliss 3D HSB100E: Para pelos largos y finos

Rebajas

Babyliss es una marca reconocida en el mercado en este género de productos. Este en cuestión cuenta con una buena potencia para conseguir buenos resultados en pelos con ciertas características particulares específicas.

Dispone de 3 temperaturas diferentes: 160ºC, 180ºC y 200ºC.

Y como es natural, y aunque tal vez no sea preciso ni decirlo, mejor no arriesgar y también insistir en que este género de cepillos no están concebidos para ser usados con el pelo mojado. Podrían estropearlo con seriedad.

El rango de temperatura se acostumbra a quedar corto para los pelos más gruesos o rizados bastante difíciles de peinar. Si es tu caso, recomendamos que mires otras alternativas, siendo la GHD la que mejores resultados te dará.

Sin embargo, para pelos finos, incluso con mucho volumen, este cepillo de Babyliss marcha estupendamente.

Quizá la mayor queja de este producto es el tiempo que tarda en calentarse: precisará dos o tres minutos para estar listo para emplearse.

Su diseño cuadrangular con una superficie de 60cm2 hacen que la labor de alisarnos el pelo se haga más veloz. Sin embargo, para pelos cortos (sobre los hombros) puede resultar un tanto excesivo, y también incluso complicar su manejo.

Este cepillo es rotatorio, está fabricado en porcelana y cuenta con un total de 126 púas (de plástico duro para desenredar, de silicona para peinar y de porcelana para alisar).

Su doble función iónica colabora para quitar el retorcido, concluyendo con la electricidad estática del pelo.

Este modelo cuenta con el apreciado (¡y preciso!) cable giratorio de 2 metros, haciendo más fácil todavía la utilización de este cepillo eléctrico.

Además, con la adquiere del producto incluye una alfombra aislante resistente al calor, precisa para este género de aparatos que marchan en caliente.

En terminante, es un cepillo asequible para todos los bolsillos. Y quienes más valorarán los beneficios del producto son aquellos con un pelo largo y fino con volumen (tanto plano como ondulado) pero con tendencia al encrespamiento.

Para el día a día, es idóneo para moldear este género de pelos en cuestión de 5 minutos.

Remington CB7400: Perfecto para pelos cortos

Rebajas

Este cepillo de Remington está fabricado en porcelana avanzada con lo que sostendrá la temperatura de forma homogénea mientras que resguarda el pelo. Además, cuenta con la función iónica para evitar el encrespamiento.

También deja regular la temperatura en tres niveles: para amoldarlo a los pelos más frágiles (150ºC) para los pelos normales (190ºC) y para los más gruesos y encrespados (230ºC).

El tiempo de calentamiento es sorprendentemente veloz: en 30 segundos lo tendremos listo para emplear.

La forma plana de este cepillo nos ayuda a manipularlo de manera fácil y nos deja incluso moldear nuestro pelo tenuemente.

Para pelos cortos, que por norma general habitúan a ser los más exigentes con este género de productos, marcha estupendamente. Sin embargo, es un cepillo un tanto más pesado si lo equiparamos con las opciones de la competencia.

Cuenta con múltiples extras como la suspensión automática tras una hora sin empleo, o una bolsa de almacenamiento incluida en la adquiere.

Como queja, aunque tiene un cable giratorio solo mide 1,8m de longitud. Y tal vez a alguna se le haga un tanto corto en el momento de manipularlo.

Otra queja es que si lo empleamos durante un periodo largo de tiempo podemos llegar a querer el calor de la plancha en la mano.

En cuanto a la relación calidad-coste, Remington es una garantía de buen producto y seguro para nuestro pelo.

ACTOPP: El más asequible

Este cepillo de ACTOPP sorprende por la elevada calidad que esta marca ha sido capaz de ofrecer, a un coste más bajo de lo normal. Un aspecto esencial y que seguro contribuye a convertirlo en el cepillo eléctrico alisador más vendido en Amazon.

Cuenta con una potente función ionizadora para alisar el pelo eliminando la electricidad estática. Es tan eficaz que muchos usuarios (generalmente con pelo fino) usan el cepillo sin el calor propio para lisar.

En cuanto al tiempo de calentamiento, tardará 30 segundos en llegar a la temperatura mínima (150ºC), y 110 segundos a la máxima (230ºC).

Este cepillo nos deja regular la temperatura en 5 niveles, para hacerlo recomendable a cualquier género de pelo.

Como punto negativo resaltaríamos que no tiene un modo para bloquear los botones de temperatura durante su empleo, y es fácil que los manipulemos por accidente.

Pero como el aparato es consciente de su falta, tiene una alarma para informar. Y cuando se aprieta un botón suena una alarma (tal vez incluso demasiado alta), con lo que podremos volver a seleccionar la temperatura recomendable.

Dispone de una pantalla LCD que nos va a mostrar en todo momento cuál es la temperatura real de la plancha.

Su tamaño lo hace un cepillo de manera fácil manipulable para todo género de pelos. Eso sí, muchas usuarias aseveran que en los pelos cortos no trabaja todo lo bien que debiera. Sin embargo, en pelos gruesos y ondulados tiene unos resultados más que admisibles en menos de diez minutos.

Su cable de 2 metros es giratorio con lo que podremos utilizarlo con bastante libertad y evitando embrollos durante su empleo. Al final del cable, en la unión con el cepillo, cuenta con un gancho por si las moscas quisiéramos colgarlo en lugar de guardarlo.

También incluye un guante por si las moscas llegase a quemar el mango tras un buen tiempo de empleo del cepillo. Sin embargo, lo más probable es que no lleguemos a utilizarlo en tanto que no es un producto que se sobrecaliente.

A pesar de su coste, cuenta con extras como la suspensión automática tras 30 minutos de inactividad. Y además de esto, incluye una bolsa para guardar el cepillo tras su empleo.

Si no contamos con un pelo extremadamente rebelde y procuramos un artículo asequible que nos asista a ahorrar tiempo en el día a día, esta es de las opciones mejores.

Última actualización el 2019-12-04 at 11:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados