Los mejores cascos de bicicleta

photo  caafbb

La seguridad es una cosa que no es controvertible, mucho menos en las carreteras o en los caminos. Si salimos con la bicicleta, tenemos que ser cautos y contar con ciertas protecciones.

El casco es uno de los elementos imprescindibles, no es un accesorio como muchos piensan, todo lo opuesto, luces y casco es casi algo que debemos adquirir en simultáneo con la bicicleta.

Para asistirnos a estar más protegidos, los especialistas han probado diferentes cascos de distintas gamas, han elegido determinados para que elijamos y sobre todo nos aconsejan como preferido el caso Prowell F59R Vipor.

¿Por qué?

El empleo del casco es obligatorio por el hecho de que nos resguarda. No estamos exentos de caídas o accidentes, y una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo es la cabeza. Llevar casco nos asegura que en el caso de accidente, el daño en la cabeza sea menor, evitando lesiones severas, perdidas de conocimiento, etc.

Como elemento de seguridad un casco debe pasar ciertas certificaciones y homologaciones, la más frecuente es la homologación de la Directiva Europea 89/686/CEE, que se consigue mediante la certificación EN1078. Es muy fácil de saber, pues los cascos que si cumplen estos requerimientos se identifican con la inicial “CE” y el código “EN 1078”. Parece un dato menor pero no lo es, si tenemos presente que hay mucho casco de fabricación mala.

Invertir en un casco puede salir cierto dinero, pero si estamos manejando un tema frágil como es la seguridad, mejor no escatimar en costos.

Recomendaciones

Lo primero que has de saber es que cada género de ciclismo que practiquemos lleva su casco.

  • Los más habituales son los cascos urbanos y están dispuestos para un empleo diario. Son sensiblemente más duros para resistir caídas y al tiempo ligeros por el hecho de que debemos transportar el casco diariamente. Tienen agujeros de ventilación y un pequeño saliente en su diseño en la parte frontal que ayuda a proteger del sol.
  • Los cascos de ciclismo son más duros y sólidos y se amoldan a la estructura del cráneo. Dependiendo el modelo pueden tener o no una ligera gorra ya que esto afecta la aerodinámica. Vamos a localizar modelos aéreos y de tendencia aérea, que se diferencias por el diseño sólido y por tener aberturas que asisten no solo a una mejor ventilación sino a ganar velocidad.
  • Los cascos de montaña o MTB son de forma alargada y pueden cubrir completamente la cabeza y también incluso la mandíbula, como los cascos enduro, por el hecho de que en montaña las caídas son sensiblemente más frecuentes. La gorra que traen consigo, acostumbra a ser sensiblemente más pronunciada y también incluso puede retirarse o abatirse; salvo en los cascos de trial que se usan también en triatlones.
  • Cascos más profesionales son los llamados contrarreloj, y difieren entre sí por la cantidad de los agujeros de ventilación, disponen de lentes que protegen los ojos, el diseño es sensiblemente más alargado, incluso pueden llevar una pequeña cola para ayuda en la aerodinámica al corredor. Están fabricados con materiales sensiblemente más duros y habitúan a ser más pesados, incluso de esta manera los corredores profesionales los prefieren.

A tener en consideración

El casco tiene un peso que debemos aguantar en nuestra cabeza y cervicales y no debe resultar molesto, ni mucho menos causarnos daños. Para tener un factor, un casco de gama alta puede pesar en torno a 200 gramos al paso que que los de gama media rondan los 300 gr.

La ventilación no es un factor menor sobre todo en verano, precisamos que la cabeza respire y tener puesto el casco hará que transpiremos sí o sí. No es que cuantos más agujeros tenga mejor, se trata de de qué manera están diseñados estos agujeros.

Si al sostener el casco de frente, podemos ver mediante los agujeros lo que tenemos detrás, quiere decir que tendremos una buena ventilación ya que el aire ingresará y saldrá con fluidez.

No todos tenemos la cabeza de la misma forma ni con las mismas medidas, cada uno de ellos tendrá una talla que deberá respetar si queremos que el caco siente bien.

Mucho son universales y se amoldan a múltiples personas, pero siempre y en toda circunstancia es recomendable buscar el que se adapte a nosotros. El talle viene dado por la circunferencia de nuestra cabeza y en línea general se manejan conforme a las próximas medidas:

  • De 53 a 54 cm, talla XS
  • De 55 a 56 cm, talla S
  • De 57 a 58 cm, talla M
  • De 59 a 60 cm, talla L
  • De 61 a 62 cm, talla XL
  • De 63 cm de ahora en adelante, talla XXL

Pueden cambiar en el diseño, pero la composición de los materiales y su estructura acostumbra a ser similar. Cuentan con un forro por la parte interior que cubre el casco y está compuesto de poliestireno por ser un material que amortigua los impactos.

La carcasa acostumbra a de ser de plástico duro para ofrecer resistencia en los posibles impactos. Las correas de unión hace que podamos amoldar el casco a nuestra cabeza, habitúan a ser de material suave y flexible para evitar molestias en la cara.

La comodidad es una cosa que está asociado al diseño, los materiales y la estructura. Si se trata del forro interior esto es del acolchado del casco, ha de estar preparado de forma que la cabeza no esté en contacto con partes de la carcasa.

Cuanto más suave y esponjoso mejor, y sobre todo transpirable. Algunos cascos tienen inserciones en gel o están diseñados con tejidos antibacterianos.

Para las correas de unión, lo idóneo es que estén distribuidas desde sobre la nuca, cubriendo la parte lateral y superior de la cabeza. Algunos sistemas dejan regular las situaciones en altura de las correas.

El ajuste es esencial, es lo que sostendrá el casco fijo y he de ser lo más milimétrico posible para poner alargarlas o acortarlas, de forma que consigan estar lo suficiente flojas para que no incordien, pero suficientemente apretadas para que el casco no se mueva.

Algunos accesorios extra que podemos localizar son las gorras incorporadas o extraíbles, las redes anti-insectos para evitar que entres por los agujeros de ventilación, las mentoneras que aportan comodidad en el enganche.

El preferido: Prowell F59R Vipor

Prowell es una marca reconocida en la fabricación de cascos para bicicletas, cuya prioridad es la seguridad, y da fe de ello todos los desarrollos que hace la marca en todos y cada uno de ellos de los modelos.

El modelo F59R tiene un sistema de ventilación REV, esto es que han aumentado el diámetros de los canales de ventilación, para hacer que el flujo de aire que presiona el casco al caminar ingrese por los dos grandes conductos de aire situados en la parte inferior de la cabeza, recogiendo todo el calor interior del casco y expulsándolo cara afuera.

La abertura frontal, marcha con el mismo sistema que las aberturas laterales. Con este casco tendremos una ventilación garantizada y la posibilidad de sostener la temperatura elevada alejada del cuerpo, pues es enormemente transpirable.

Los canales de aire internos del casco son mayores y profundos debido al sistema de moldeado del EPU (elastómero de poliuretano de alto desempeño, por norma general empleado para los parachoques) desarrollado por la marca. Más allá del diseño, el beneficio que ofrece este material es que soporta realmente bien la corrosión del paso del tiempo, la polución ambiental y los rayos UV.

Es ligerísimo y aerodinámico. El contorno del casco está desarrollado conforme el perfil S.M.A.R.T. otro desarrollo de la marca, que hace que este casco a diferencia de otros tenga un formato más sólido. Por fuera tiene una capa exterior de alta densidad, su cuerpo está realizado en una pieza durísima, que frente a una caída ofrece más resistencia y mejor distribución del impacto.

Si el casco estuviera fabricado en dos o más piezas, el riesgo de ruptura frente a un impacto es mayor. Para amortiguar las caídas desde el interior, está fabricado con una espuma de baja densidad que ayuda a absorber el impacto.

Para fortalecer la seguridad, el casco tiene a su alrededor una banda reflectante que hace que seamos más perceptibles en condiciones de poca iluminación, y también incluye una luz LED que podremos poner en la parte superior del casco para que seamos vistos desde todos los ángulos.

El sistema de ajuste es mediante 5 ejes que abarcan toda la cabeza consiguiendo una mejor adaptabilidad del casco a nuestra cabeza y al tiempo hará que quede fijo aportándonos seguridad. La altura del casco podremos ajustarla mediante un sistema de cierre fácil y de veloz liberación; no deberemos estar lidiando con tiras regulables ni hebillas de ningún género. Podremos lograrlo en dos tallas: Medium de 55 a 61 cm, y Large de 59 a 65 cm.

Dependiendo de la forma y tamaño de nuestra cabeza, puede verse un tanto “ostentoso”; si precisamos ajustar mucho las cintas, en usos prolongados la presión del casco puedan tornarse molesta y dejar marcas, por más almohadillas internas que tenga. Por el contrario, determinados especialistas han sentido que no les ajustaba lo suficiente.

Como accesorios extra, incorpora una gorra que se puede subir y bajar de altura o desmontar. Los cascos además de esto, cumplen con los estándares de seguridad y de producción europeos CE EN1078.

Es un casco de marca, seguro, ligero y con bastantes posibilidades para lo prácticamente 33 euros que cuesta.

Otras opciones

Spiuk Dharma

Otra gran marca de cascos son los Spiuk que tiene como prioridad en sus diseños la seguridad y la firmeza. Este modelo está reforzado en la parte frontal con polipropileno y su estructura interna en poliamida; la tecnología desarrollada por la marca Cone-Head, es de dos densidades de EPS (poliestireno expandido) por fuera y por la parte interior.

Tanto los refuerzos como la doble estructura, tienen como función progresar la absorción de los impactos y evitar que el casco se fragmente, haciendo el mismo efecto como si tuviéramos puesto un ABS.

Los refuerzos de seguridad se deben a que es un casco pensado para competición, aunque esto no quiere decir que su empleo esté reservado solo a ello. Pero debemos tener en consideración que estamos frente a un caso en la gama de los 100 euros.

Si debemos elegir entre un casco fabricado en EPS o uno en EPU como en el caso del Prowell, uno fabricado en EPU será transcurrido un tiempo, más resistente a factores ambientales, y no quiere decir que uno fabricado en EPS sean más inseguros.

Es enormemente transpirable, y eso se lo debe a sus 20 grandes aberturas de ventilación. Sus almohadillas internas y la red anti-insectos son intercambiables, esto es que además de esto de favorecernos del viento, nos evitaremos las molestias que consigo trae.

En cuanto a medidas y peso también es un casco ligero. La talla S-M de 51 a 56 cm y 235 gramos, y la talla M-L de 53 a 61 cm y 250 gr. Su ajuste es trasero, situándose en la nuca y con tres situaciones. La ventaja sobre lo cascos que se ajustan al cuello o barbilla, es su comodidad.

Al pasar tiempo montados en la bicicleta, no notaremos molestias como tal vez pueda ocurrir con otros sistemas de ajuste, que comienzan a apretar, a transpirar o incluso irritar. La queja es que dependiendo el circuito, determinados usuarios han sentido que puede aflojarse un tanto la ruedecilla trasera que facilita el ajuste. Al menos no deberemos quitarnos el casco para corregir esto.

Los especialistas han sentido que hay un desequilibrio entre la calidad de la carcasa y el interior del casco, no se trata de que el interior sea de mala calidad, sino teniendo un exterior con tan buena calidad, el resto es meridianamente mejorable.

Como accesorio extra incluye una gorra desmontable y una carcasa completamente cerrada, que es ideal para tiempos contrarreloj por el hecho de que brinda un soporte extra cuando a aerodinámica. También es excelente para resguardarnos en los días de lluvia o de mucho viento.

Kask Mojito

La principal diferencia de este casco son los materiales con los que está fabricado, ya que lo hace ideal para aquellas personas con algún género de inconveniente de piel por el hecho de que está confeccionado con piel ecológica analérgica; además de esto el acolchado en gel interior tiene un tratamiento anti bacterias, es muy transpirable gracias a sus 26 tomas de aire con canalización interna y lo mejor es que sus almohadillas son desmontables y lavables.

Por dentro, los materiales con los que está realizado son similares a otros cascos, carcasa de alto impacto de PC (policarbonato), y también interior de EPS (policarbonato), por el hecho de que obviamente precisamos que esté dotado de firmeza frente a los golpes y que deje una buena resistencia y absorción de los impactos.

Su ajuste es delantero y con presillas que dejan ajustar la unión del casco a la cabeza, y que se pueden quitar de manera fácil para ser lavadas.

Lo bueno de este modelo de cascos, es la utilidad de medidas S (48-56cm), M (52-58cm), L (59-62 cm) y XL (63-64cm); conque no debemos preocuparnos tanto por las medidas de nuestra cabeza.

Si de diseño y color se trata, es un casco que puesto se amolda realmente bien a la cabeza y siendo sólido visto desde fuera no queda extremadamente grande. Además la marca italiana Kask ha pensado para este modelo diferentes colores conforme a las banderas de los países.

SKL HL0512

Los cascos SKL son otra alternativa económica en cascos de bicicletas. De forma similar al Prowell, incorpora un sistema de luces LED con tres modos de flash de luz, que asisten a que seamos muy perceptibles en condiciones climatológicas desfavorables o de noche.

Es un casco ligero, de unos 250 g y sus correas son graduables en su parte delantera. El forro del casco de esta manera como las correas es desmontable para facilitar su limpieza.

Fabricado de forma similar a otros cascos, exterior de policarbonato y también interior de EPS, con redes anti insectos. Cuenta con 21 agujeros que lo hacen transpirables, aunque las almohadillas internas pueden quitar un tanto de confort, por lo menos favorecen a la temperatura interna.

El acabado es básico, es lo que hay cuando hablamos de un casco de menos de 30 euros; pero es más bien una cuestión de estética, pues la función de cuidar la cabeza frente a un impacto, la cumple.

Claramente su principal función es ofrecer una protección básica, y no es un casco capaz para ciclismo profesional, pero bien nos sirve para una vuelta en la bicicleta.

Catlike Mixino

Es un casco de gama alta y sus componentes son renovadores. La estructura interna está fabricada con nanofibras de grafeno (material derivado del grafito) y una malla de aramida, que le aportan sostén y muy buena ventilación.

Al acabado interior la marca le suma la tecnología Thermy-tex que evita la capacitación de bacterias provenientes del sudor que causan el mal olor, pero al paso que es supe-absorbente.

Su interior está fabricado con EPS y PPE, una espuma de plástico ecológica, reciclable y flexible, que de esta manera como el EPS le aportan al casco una alta absorción frente a los impactos.

No por esto causa que sea menos transpirable, sino todo lo opuesto, el sistema Dual Flow le ofrece al casco una excelente ventilación de 39 agujeros, al paso que cada uno de ellos contribuye en la aerodinámica, por el hecho de que el diseño de sus canales de ventilación internos favorecen la entrada y salida del flujo de aire.

La cubierta del casco es un tanto frágil, no por su confección sino por su acabado. Se puede rayar con mayor sencillez que otros acabados o incluso despintarse.

Se puede ajustar mediante un sistema de 4 medidas en un sistema de ajuste, situado en la parte posterior y manipulado por una rueda giratoria. El enganche al cuello, no difiere mucho del resto de los cascos de bicicletas.

Última actualización el 2019-12-04 at 13:00 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados