Los mejores carretes para pescar en cualquier medio acuático

El carrete es un aparejo tan consustancial a la caña de pescar que prácticamente no se entiende la una sin el otro. A pesar de su reducido tamaño, el carrete contiene un complejo mecanismo compuesto de numerosas piezas cuyo cometido principal es contener la línea o sedal.

Como es lógico, los avances en tecnología han posibilitado el aumento y mejora de las posibilidades y una progresiva especialización dependiendo de la modalidad de pesca que se practique, aunque no sean estrictamente incompatibles.

Es decir, hay modelos para cada una de ellas, pero además puede usarse un carrete en diferentes medios acuáticos. Esta pluralidad deriva en que haya además costos para todos los bolsillos.

En esta selección se ha procurado incluir los mejores modelos de diferentes modalidades de pesca deportiva. Entre ellos destacamos el Skysper 10+1BB por su excelente relación calidad coste y por ser un modelo perfecto para iniciarse en la práctica con plenas garantías y que además cumple, además de esto, en niveles más avanzados.

¿Cuáles son sus funciones esenciales?

En líneas generales serían tres que realiza prácticamente de forma simultánea:

  • Aguantar la fuerza del pez que tira del sedal
  • Subir la pieza capturada de manera fácil
  • Rebobinar el sedal con perfección

¿De qué piezas se compone?

La disección de un carrete no da como resultante un número preciso de piezas, pero sí se pueden resaltar sus principales elementos que cambian dependiendo de la modalidad de pesca que se escoja:

1) Asiento.- Es la superficie que va sobre la caña.

2) Manivela.- El volante del carrete que deja ordenar las acciones.

3) Guía hilos.- La pieza por la que pasa el sedal. Requiere usual mantenimiento ya que si se queda fijo por el salitre o por la falta de limpieza, el calor del roce inutilizaría el hilo. Por tanto, se debe desmontar y adecentar a menudo.

4) Pick up.- Es el aro metálico que bloquea el carrete para recoger el sedal del agua.

5) Anti retroceso.- En los carretes que lo tienen viene a ser una pequeña palanca con situaciones ON y OFF. Cuando está accionado (ON) la línea o sedal solo puede ir cara delante. Con ello se impide que se destense y se enrede con la manivela.

La situación de desbloqueo (OFF) es recomendable para montar la calle y pasar el sedal por las anillas o para batallar con el pez sin emplear el freno y poder darle hilo. No es recomendable tenerlo desbloqueado al paso que no pique la pieza.

6) Bobina.- Es la pieza que aloja el metraje de línea o sedal. Las hay fijas o giratorias. Las fijas no viran para recuperar el sedal sino este se enrolla por medio de un arco guía-hilo giratorio.

Los carretes de bobina giratoria son menos empleados, están orientados a hilos de gran diámetro para piezas grandes y requieren aprendizaje, ya que son más complejos de manejar.

7) Freno.- Su integración en el planeta de la pesca es parcialmente reciente. Su función es presionar la bobina de semejante modo que le deja patinar para ceder sedal en el momento de la presión. A efectos prácticos, permite que el pez escape tirando del sedal hasta desgastarlo por cansancio y poder entonces capturarlo de forma más fácil.

Tipos de carretes conforme modo de pesca

Al igual que en el número de componentes, no hay una clasificación recia de géneros de carretes. Aquí ofrecemos una de ellas:

De spinning.- Primero recordar en qué consiste esta modalidad. Se trata de procurar engañar (en pesca a pia o a bordo de embarcación) a los peces lanzando un reclamo artificial al agua y darle vida simulando el movimiento de un pez.

Probablemente es el carrete más versátil y, en consecuencia, uno de los más populares si no el que más. Una de sus principales características particulares es el llamado ‘retorno cero’ que permite el clavado del pez en el momento en que pica en el reclamo. Se emplea para lanzamientos largos.

De bait casting.- Se diferencia del spinning en que en esta modalidad se emplean carretes rotativos y no frontales. Son parcialmente recientes ya que los giratorios se emplean a menudo para especies más grandes. Los avances en diseño y el aumento de la suavidad de estos carretes ha posibilitado esta utilización.

De surf casting.- Modalidad que se practica desde la ribera de la playa. En este caso, las cualidades más a tener en cuenta serían la capacidad de lance al agua y la restauración del sedal. Lo que más les distingue del resto es que su bobina acostumbra a ser más ancha que en las otras modalidades. Con ello se busca mejorar el bobinado del hilo y ganar unos metros extras en la lanzada.

En el caso de los rodamientos es más esencial la calidad que la cantidad. Por ejemplo, de acero inoxidable y sellados.

De spin casting.- Especialmente desarrollado para que no se enrede el sedal y, en consecuencia, muy recomendable para los más pequeños que se comiencen en la práctica. Sin embargo, sus posibilidades va sensiblemente más allá y cumplen realmente bien en atrapas medias.

De jigging.- También conocida como pesca vertical. Similar al spinning aunque desde embarcación. Se emplean reclamos plomados que se dejan caer hasta el fondo y se recogen por medio de tirones para imitar a un pez.

A su carrete se le demandan dos requisitos esenciales: que tenga potencia (se expresa en kilos y marca la tensión máxima que puede conseguir el freno) y que sea cómodo graduar la recogida del sedal. Recomendable que la bobina almacene por lo menos 250 metros de hilo y sea preferiblemente fija para que la contestación del carrete sea fluida.

De pesca a mosca.- Los más fáciles y económicos ya que su función es guardar el sedal. Se emplea con cañas de gran longitud. En consecuencia, es fácil de diseño, pero realmente difícil de sacarle todo el desempeño ya que demanda una excelente técnica.

El rebobinado se ejecuta directamente pues no hay mecanismos que alteren la recogida.

Currican.- Para pesca de embarcación. El más recomendable para la modalidad mar adentro. Gran resistencia y control de freno.

La relevancia del mantenimiento

El mantenimiento del carrete es imprescindible para asegurar sus inmejorables posibilidades y que sea más perdurable. Cuando se pesca en agua salobre todavía lo es más ya que el salitre es un oponente declarado.

Si uno no confía en su habilidad, mejor llevarlo a una tienda o a un especialista por lo menos una vez por año, singularmente si no se pesca muy a menudo.

Si nos consideramos autosuficientes hay que hacer un desmontaje muy estricto. Para ello resulta conveniente dotarse de un espacio ideal: mínimo una mesa extensa y con escasos o ningún incordio.
Como objetos precisos señalamos un pincel o una brocha fina, un pedazo de paño suave y un bote de aceite.

Método de limpieza.- Hacerlo con agua no es buena idea ya que puede introducir cualquier resto en el carrete. Mejor quitar la arena o cualquier resto con una brocha fina. Pasar entonces un paño y darle un tanto de aceite al cuerpo y las piezas desmontadas.

Engrasar.- Vendría a ser el segundo paso y se aplica sobre las zonas móviles del carrete como la bobina, el freno delantero o el guía hilos (esta es la zona más frágil del carrete como ya se apuntaba).

Para rematar este proceso es recomendable echar unas gotas de aceite en el eje central del carrete sobre el que se articula la bobina. Limpiar y secar bien par que no se peguen posos de suciedad.

Skysper 10+1BB, calidad a buen coste

Para estar en la gama baja de coste sus posibilidades son inmejorables. Como ejemplo, aunque aconseja un máximo de 8 kilos, se pueden atrapar con garantías piezas de hasta 10 kilos toda vez que la técnica acompañe.

Su recogida es suave y el freno potente y fiable en su gama. El enrollado de sedal es fácil. Y tiene buena resistencia a la corrosión.

Resulta ligero y práctico para su cometido. Y deberíamos resaltar además su suavidad, sin sacudidas. El sedal se desliza realmente bien y es excelente para principiantes aunque además resultará realmente útil para usuarios más experimentados.

La fibra de carbono en la que está fabricado su sistema de arrastre le dota de una significativa potencia. Y tiene un cuerpo de aluminio ligero.

Algunas de las objeciones derivan de su pequeño tamaño aunque hay que tener en cuenta la gama en la que se encuadra.

Shimano Catana 4000, ideal para spinning y corcheo

Estamos hablando de una de las marcas punteras. Y nos referimos a un modelo muy robusto que se completa con una bobina de aluminio y grafito (viene con dos). Resulta bastante ligero (unos 350 gramos) y tiene un coste bastante ceñido a sus inmejorables posibilidades.

Muy recomendado para la modalidad spinning y para la tradicional del corcheo. Este género de pesca toma características particulares de otras y además su equipo es bastante sintético. En todo caso, es imprescindible el uso de flotadores de entre 10 y 20 gramos.

El desempeño del freno frontal multidisco es bueno. Suave cuando se recoge el sedal y simple de manejar. En síntesis, los usuarios valoran las buenas sensaciones que transmite durante la pesca.

Su versión 2500 además es apreciadísima sobre todo para principiantes o para los más pequeños, aunque su desempeño va sensiblemente más allá.

Lixada Baitcasting, la apuesta por el coste

Un carrete de casting (lanzado) baratísimo que responde realmente bien en su gama. Y aunque la durabilidad es mejorable, hay muchos usuarios que prefieren apostar por el coste y mudar de carrete cuando ya no responda. Y para esos es la apuesta ideal.

Este Lixada da buena contestación para piezas por bajo los 10 kilos. Es además de esto ligerísimo y tiene una relación calidad-coste inmejorable. Transmite buenas sensaciones por suavidad en el momento del lanzado al agua.

Las objeciones están vinculadas a características particulares ligadas primordialmente a sus materiales (parte es plástico) y mecanismos como el freno. Es decir, su eficiencia es menor en ciertos casos, pero además su coste es sensiblemente más bajo.

Daiwa Tatula 103-tw, la apuesta por el lujo

En el extremo opuesto, por coste, podemos poner este modelo de una de las marcas más fiables en el campo y además de las más caras.

Fabricado en aluminio para hacerlo más ligero, cuenta además de esto con un renovador sistema de arrastre elaborado en carbono.

Es uno de los carretes más demandados entre usuarios ya avanzados y en el campo profesional. Y entre sus cualidades más valoradas está el simple manejo (siempre y en todo momento referido a técnicas depuradas) y su durabilidad.

Baetis Nymph Matic 2.0, para río o lago

Incluimos aquí este modelo, ideal para pesca al hilo en río o lago. En este género de carretes se valora mucho el material en el que está fabricado ya que se trata de un requisito esencial para conseguir que sea lo más ligero posible. Para ello, además de esto se diseñan con microperforaciones.

Dado que los diseños para esta modalidad son menos complejos, además de esto de la ligereza los apasionados valoran mucho la durabilidad.

En conjunto, el material de fabricación hace que, en esta marca, haya carretes para pesca al hilo que cuestan cuatro veces menos que este modelo de aluminio.

Última actualización el 2020-03-03 at 19:01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados