Los mejores auriculares inalámbricos

Enrollar o no desenrollar el cable, esa es la cuestión. Y no menor, pues alén de ser un “rollo” tener que hacer malabares cada vez que empleamos los auriculares, el principal inconveniente es que tanto retorcer cables con el tiempo acaba por terminar con la vida útil de nuestros auriculares.

Un solución, son los auriculares inalámbricos. Los especialistas se han pasado múltiples horas yendo y viniendo con múltiples de estos dispositivos para finalmente aconsejarnos como el favorito el auricular inalámbrico Holyhigh.



Comparativas

Estos son los auriculares inalámbricos analizados en esta comparativa:

Rebajas

Bose SoundSport Free Auriculares intraurales inalámbricos, Bluetooth, Negro (Triple Black)

Inalámbricos para una total libertad de movimiento; Repletos de tecnología que hace que la música suene con claridad y potencia
199,95 EUR −40,96 EUR 158,99 EUR

Apple Air Pods (modelo precedente)

Increíblemente simple de emplear, los AirPods combinan un diseño; inteligente con una tecnología avanzada y un sonido cristalino
189,02 EUR

¿Por qué unos auriculares inalámbricos

Principalmente por la comodidad de no tener que estar atados a un cable. Es sensiblemente más cómodo poder ir de aquí para allá sin género de ataduras o tirones.

Incluso nos evitaríamos la molesta situación de desenredar los auriculares antes de cada empleo, y que no se enreden sabemos que es inevitable.

La tecnología hoy día, nos deja tener auriculares con una muy buena calidad de sonido, sin concretar que deban conectarse por medio de un cable, como tal vez sucedía antes, que al no estar tan desarrollada se perdía un tanto la calidad de sonido.

Hay auriculares inalámbricos para todos los gustos y presupuestos, los más frecuentes y vendidos, como resulta lógico por su coste, son aquellos de menor tamaño que nos sirven para ir de un lado a otro sin siquiera darnos cuenta que van con nosotros.

Pero también has de saber que hay auriculares específicos para profesionales del planeta de la música como los que emplean los productores, músicos o DJs. Si de entusiastas se trata, hay auriculares para gamers y para audiófilos; también para viajantes y atletas.

En el artículo tal vez nos centremos más en el resto de los mortales que preferimos prescindir de los cables, disfrutar de una buena compañía musical y que el bolsillo no nos duela tanto. La dificultad se la dejamos a los sibaritas del audio.

A tener en cuenta

Tecnología: Varias son las cuestiones que influyen en la calidad del sonido y todas de la mano de la tecnología del auricular. Se las explicaremos de forma clara y sucinta:

  • Sensibilidad: se refiere a la potencia de salida del sonido, medida en decibelios (dB). Es recomendable no pasarnos de los 100dB para no dañar el oído.
  • Impedancia: medida en ohmios (ohm) nos apunta el paso de la corriente eléctrica y afecta a la intensidad de sonido producido por los auriculares. Cuántos menos Ohmios mayor volumen. Lo ideal es que esté en el rango de los 16 a 32 ohm, en dispositivos pequeños; y entre 25 a 70 ohm en los auriculares más grandes.
  • Respuesta: se mide en hercios (Hz) y debe ver con las frecuencias que reproduce el auricular. Un buen factor es que brinde frecuencias entre 20 y 20.000 Hz, que son las frecuencias que puede captar el oído humano.
  • Potencia: no es más que la potencia eléctrica y se mide en milivatios (mW)

Aislamiento exterior: La calidad del sonido va a depender mucho del costo del auricular, los más costosos probablemente nos van a ofrecer un mejor cómputo de graves y agudos; pero mucho también va a depender de la capacidad que tengan de aislar el estruendo exterior, de nada nos vale un auricular que se escuche realmente bien lo que reproduce, pero que también se escuche magníficamente el exterior.

Dependerá en gran medida de la forma del auricular: los que se llaman de pabellón cerrado, cuentan con una carcasa que los cubre, como material aislante. Los que se llaman de pabellón abierto, carecen de esta carcasa y los que están a nuestro alrededor serán testigos de lo que sea estemos escuchando. Aunque parezca una contradicción, los modelos de pabellón abierto aportan mejor calidad de sonido, pues tienen menos inconvenientes de reverberaciones que lo de pabellón cerrado.

También va a depender de la tecnología que incorporen, determinados modelos ofrecen algún sistema que anula el estruendo exterior.

Sujeción: Son aparatos muy, muy pequeños y que con un mal movimiento si no tienen un buen sostén puede desprenderse. Algunos modelos habitúan a valerse de pinzas o algún sistema similar que se amolda a las orejas, otros en cambio se amoldan al interior del oído; siendo los primeros más grandes.

Una buena referencia para decidir esta cuestión, es tomar como factor los cascos que empleamos diariamente. Si somos de los que tenemos inconvenientes para que quede en el oído, mejor decantarse por unos auriculares inalámbricos con pinza o algún sistema de unión.

Hay modelos que dejan alternativas para amoldarse, sea combinar un sistema o bien otro, o la posibilidad de amoldar el auricular al oído.

Autonomía de la batería: Dependerá de cuánto tiempo le destinemos a su empleo, si nos van a acompañar de forma activa durante todo el día, o solo en recorridos como ir y volver del trabajo. Si el uso que le daremos es intensivo, deberemos hacernos con unos de larga duración, claro que esto impactará en el tamaño de la batería y por consecuente en el peso del auricular.

Otra alternativa si no estamos preparados a resignar tamaño, es llevar el sistema de carga con nosotros, con lo como debemos contemplar que sea pequeño y transportable.

Aquí los factores y también cálculo son muy fáciles, debemos proponernos, cuántas horas dura la batería, cuántas horas los tendremos en empleo y cuánto tiempo tarda en cargarse.

Tamaño: Una de las cuestiones que agrada de este género de auriculares, es que siendo sensiblemente más pequeños que otros son realmente simples de transportar y pasan prácticamente inadvertidos durante su empleo. Recordemos que el sistema de unión y el tamaño de la batería tendrán mucho que ver en el tamaño.

Aquí hay dos enormes diferencias:

  • Los circumaulares (Over-ear), son aquellos que se emplean cubriendo la oreja, y habitúan a ser los frecuentes auriculares inalámbricos que se emplean en el hogar. Es muy habitual que se comuniquen con una base que está conectada a la corriente eléctrica y que además de esto es la responsable de generar la señal para que podamos oir. En cuánto a aislamiento y calidad del sonido, son los mejores sin duda.
  • Los supraaurales (On-ear), son la versión compacta de los circumaulares, renunciando un tanto al aislamiento y calidad del sonido. No cubren toda la oreja pero se ponen sobre ella. Suelen emplearse en el exterior y no se conectan a ninguna base pero se valen de la tecnología Bluetooth o WiFi para vincularse con un móvil o bien otros dispositivos. También es verdad que hay modelos más complejos que traen ya incorporado el propio reproductor de música.
  • Los intrauditivos, son los que más guerra dan para mantenerse pues van en el canal auditivo, claro que va a depender del tamaño de nuestro oído, qué fijos o no queden. Son sensiblemente más pequeños y ligeros, algo que nuestra oreja acostumbra a agradecer. Debido a su tamaño son sensiblemente más portables, pero debemos ser realmente cautelosos con los movimientos bruscos, pues podrían caerse al suelo y en el peor caso estropearse.

Ergonomía: De la mano del tamaño y la unión, debe venir la comodidad en el uso. Si estaremos gran parte o todo el día con el auricular puesto en el oído, la ergonomía es esencial, pues nos evitaremos sentir molestias. Tiene que mantenerse bien, pero al tiempo amoldarse realmente bien a la forma de nuestros oídos.

Manejo: Todo realmente bonito, pero ¿de donde manejamos el volumen y la selección de canciones en algo tan pequeño?, la contestación es fácil. Algunos dispositivos lo traen consigo, claro que tal vez esto puede aumentar un tanto su tamaño; otros se valen del dispositivo al cuál esté conectado; los más avanzados, y obviamente más costosos, emplean los comandos de voz.

Alcance: Parte de la eficiencia en el manejo del auricular, estará limitada por el alcance del auricular respecto del dispositivo. Suelen valerse de la tecnología Bluetooth y ya sabemos en exceso que dependiendo del dispositivo al que se conecten los auriculares, su enlazamiento será mejor o peor. Lo ideal es que el sistema Bluetooth no sea inferior a la versión 4.0.

Diseño: Si tecnológicamente ya tenemos todo lo que queremos en un auricular y además de esto se mantienen bien, nos quedará por elegir alguno que nos resulte atrayente cuando a diseño. No es que se trata de una cuestión menor, pero de nada nos vale un auricular súper bonito, pero que debamos recolocarlo todo el tiempo pues se nos cae, o que nos deje oir más lo que afirma el de al lado, que la propia música que se reproduce.

Extras: Algunos auriculares, sobre todo los que se vinculan al teléfono, traen consigo un micrófono para que podamos responder llamadas durante su empleo.

El preferido: Holyhigh

Si nos agradan este género de auriculares los Holyhigh cumple realmente bien son su función de auriculares intrauditivos y rondan los 50 euros, algo bastante económico tratándose de esta gama de productos.

En una hora de carga tendremos listos los auriculares para 4 horas de música ininterrumpidas. Claramente son auriculares concebidos para realizar determinados recorridos con buena música, pero por la duración de la batería no son patos si pretendemos estar todo el día con ellos.

El estuche es muy práctico, pues nos aseguramos de poder transportar los auriculares con seguridad; además de esto son en sí el propio dispositivo de carga, con lo como no precisamos de bases extras. La base es muy fácil de conectar, por medio de un puerto mini y USB, incluso al mismo pc.

Prácico y fácil de emplear, entre sus funciones podremos reproducir, frenar y mudar música; hacer contacto con el asistente de voz y atender llamadas valiéndonos del micrófono integrado; todo desde un solo botón “touch screen” integrado. La desventaja es que el volumen no lo podremos regular desde los auriculares.

Lo que si podremos monitorear desde el teléfono, en el caso de que lo tengamos enlazado, es el estado de su batería, pues aparecerá como un indicador más en la parte superior de la pantalla principal.

Incluye la tecnología de control del estruendo CVC 6.0, aislando los ruidos externos para poder progresar el sonido. Se enlaza por medio de Bluetooth 4.2 y tiene una distancia de conexión máxima de 10 m, aunque determinados especialistas aseveran que en torno a los 5 m ya comenzaban a perder señal. Dependerá también de que otros objetos estén interfiriendo la señal.

Portarlos es ligerísimo, pesa solo 4,5 gramos, como muchos de los cascos con cables; y además de esto incluye 3 géneros de siliconas de ajuste, para elegir el que mejor unión nos aporte en función de nuestro canal auditivo. Algunos especialistas los han probado para practicar deportes y les ha funcionado fantásticamente, pues cuentan con protección para el sudor.

Son compatibles para Iphone, Galaxy, Xiaomi, Huawuei y demás dispositivos Bluetooth 4.2.

Otras opciones

Bose Sound Sport Free

Rebajas

Si estamos preparados a invertir un tanto más, con los auriculares intrauditivos Bose entramos en la alta gama de este género de dispositivos, pues la marca cuenta con una trayectoria en equipos de sonido.

Este modelo es el primero que desarrolla la marca y no lo han hecho nada mal, aunque determinados especialistas han detectado que en ciertas ocasiones pueden perder conectividad durante las llamadas.

Implementando la tecnología “StayHear+Sport”, han desarrollado un conducto que se amolda de forma uniforme en torno a la oreja. Imaginemos el frecuente auricular que se engancha a la oreja por fuera con un gancho, bueno Bose le ha dado una vuelta más de diseño y han hecho posible que este enganche sea interior, adaptándose a toda la cavidad y la concha del oído. Todo este desarrollo los hace ideales para hacer deporte, por la unión que aportan, de ahí también su nombre.

A lo igual que el Holyhigh, un solo botón multifunción para la música y las llamadas, sencillez y practicidad al tiempo. En el otro auricular, la posibilidad de subir y bajar el volumen; haciendo de este modelo un todo en uno en contraste al Holyhigh. Lo que si estaría realmente bien como mejora, es que los botones sean un tanto más blandos al accionarlos.

Especialistas en sonido, no podían ofrecer menos que la posibilidad de un volumen ecualizado para que la calidad del sonido sea inmejorable.

Están cubiertos por fuera con una malla que repele el agua manteniendo el interior seco, más a favor para los atletas.

En su estuche para transportarlos, podremos realizar también una recarga veloz de 15 minutos nos ofrecerá una autonomía de 45 minutos; su carga completa es de 5 horas para una autonomía de 10 horas.

Podremos valernos de su APP “Connect” para percibir notificaciones de producto y demás, pero la función que más destaca de la aplicación, es poder rastrear la última conexión de los auriculares por medio de un mapa, en el caso de que se nos extravíe alguno, valiéndose del GPS del móvil toda vez que lo tengamos activado.

Jabra Elite Sport

En la gama de los Bose, aunque un tanto más costosos. Jabra es una marca que se dedica de forma exclusiva la fabricación de todo género de auriculares y ya han desarrollado múltiples intrauditivos.

Resuelven la unión brindando múltiples opciones de adaptación, tanto del canal auditivo como de la concha del oído. Intercambiables entre sí, para amoldar el auricular a nuestra actividad y pensado sobre todo para el ejercicio físico.

Los comandos están integrados al auricular, para determinados especialistas los comandos de volumen están muy próximos unos de otros complicando un tanto su tacto, claro que también va a depender del tamaño de nuestra mano.

Un detalle que tienen estos auriculares es la posibilidad de no aislarnos, la función “HearThrough” filtra el sonido exterior por si las moscas nuestra actividad requiere que prestemos atención a lo que sucede a nuestro alrededor.

Se carga igual que los modelos precedentes, su carga completa demanda ciertas horas más, en torno a cuatro horas y media, pero conseguiremos una mayor autonomía, 13 horas y media. Con este modelo sí podremos movernos sensiblemente más tiempo y desentendernos.

Como son auriculares orientados a atletas o aspirantes a, dejan enlazarlos a una APP que valiéndose del monitor del ritmo cardiaco intrauricular, nos dejará monitorear nuestro desempeño y brindarnos recomendaciones de audio en tiempo real, al paso que realizamos actividad física.

Hargitech

Volviendo a la realidad de las opciones económicas encontramos los auriculares intrauditivos Hargitech, un híbrido entre unos Holyhigh y unos Bose.

Por un lado incorpora una tecnología de unión similar a la desarrollada por Bose, claro que no tan bien conseguida. Las siliconas de ajuste son intercambiables, tanto las que van en el canal auditivo como la que sosten el auricular a la concha del oído. El tema es que se vale más del enganche que de la presión en las cavidades, aporta unión pero no la misma que un auricular Bose.

En sus funciones, similar al Hargimix: reproduce, pausa y cambia música, atiende llamadas y hace contacto con el asistente de voz; pero no deja el control del volumen.

El diferencial es su utilidad, podremos emplear los auriculares con un mismo dispositivo, o emplearlos por separado para conectar dos dispositivos, interesante posibilidad como manos libres en el vehículo, dónde no podemos tener los dos oídos cubiertos.

Cargarlos cuesta un tanto más, para emplearlos entre unas 3 a 5 horas debemos conectarlos a su estuche-base de carga, en torno a una hora y media.

Un poco complicado las indicaciones LED de carga, apagado y emparejamiento del dispositivo, bastará con hacernos con la marcha un par de veces y tema zanjado.

Apple AirPods

No podían faltar, la Apple versión de los auriculares inalámbricos. Fieles a su marca han revolucionado el planeta tecnológico cuando salieron, y si tenemos un Iphone, es la opción mejor en cuánto a compatibilidad.

Es cierto que muchas marcas de gama baja han imitado su diseño y también incluso auguran una gran conectividad con otros dispositivos de la marca, pero sabemos de qué forma es este planeta: para un Apple, nada mejor que otro Apple.

Para comenzar, los auriculares tienen sensores ópticos y un acelerómetro que dejan que el Iphone advierta si los llevamos puestos. Los comandos se pueden activar por voz, de la mano de Siri; o configurándolos de forma táctil con el Iphone, o sea, no hay botones. Para determinados especialistas, aunque les parezca mentira, no les resulta muy práctico, es depender siempre y en toda circunstancia de un controldor externo Apple o de Siri, y echan en falta aunque sea un sensor táctil en los mismos auriculares.

Son ligeros y muy cómodos, prácticamente inapreciables para determinados especialistas. Al guardar los auriculares en el estuche, teniendo este cargado, nos ofrecerá cargas auxiliares; incluso guardándolos 15 minutos tendremos una carga exprés con una duración de 3 horas. La batería de la caja dura unas 12 horas de carga, al paso que que la autonomía de los auriculares es de 5 horas.

Su sonido es de gama media, por así decirlo. Se escucha mucho mejor que cualquier auricular económico, pero no tan bien como los auriculares diseñados por marcas especialistas en sonido.

Última actualización el 2020-06-04 at 23:03 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados