Los mejores asientos y hamacas de baño para bebés

lacbbbL

El momento del baño resulta complicado durante los dos primeros años del bebé. Para facilitar esta labor diaria es recomendable adquirir una hamaca para los bebés que todavía no se mantienen sentados, como la que ofrece la marca Luma, o un asiento de baño de Jané, que es el favorito de los especialistas y, en consecuencia, de esta comparativa.

Rebajas

Estos accesorios, además llamados aros, se ponen en la bañera portátil, en la de casa o, incluso, en un plato de ducha. Así los progenitores bañarán a su bebé con total comodidad y seguridad.

A tener en cuenta

Para no errar en la adquiere resulta necesario proseguirse ciertas recomendaciones cuando a:

  • Las dimensiones. Si se va a adquirir una hamaquita para poner en su bañera, hay que fijarse en que quepa en una forma estable.
  • La seguridad. Debe tener ventosas que se adhieran a la superficie donde se vaya a poner para impedir que se mueva a lo largo del aseo. Pero recuerde que nunca debe dejar solo al bebé a lo largo del baño; en cuestión de segundos puede ocurrir cualquier accidente.
  • El diseño. Para los pequeños que no paran quietos están honestamente bien los asientos que llamen la atención. Por eso algunos modelos incorporan juguetes que los mantienen distraídos y hacen más fácil el trabajo para los papis.
  • La edad del bebé. Un recién nacido precisa una hamaca que lo sostenga en situación tumbada y sostenga su cabeza. En cambio, para los que se mantienen sentaditos con 6 o bien 8 meses es mejor un asiento lugar desde donde poder chapotear.

Los mejores asientos para bañera de bebé son artículos pequeños, portátiles y hechos de plástico ligero, lo que deja ponerlos en cualquier lugar. Tienen un rango de coste que va desde los 8 euros ‒para las hamaquitas fáciles‒ hasta los 42€ ‒para los aros con juguetes‒. Si no tiene claro cuál elegir debido al gran surtido que ofrece el mercado, ahora, se presentan los 5 mejores modelos que existen hoy en día.

El mejor asiento: Jané 040517C01

Rebajas

Jané es una compañía que lidera el mercado del cuidado del bebé. Ese factor, de esta manera como las múltiples creencias positivas de los especialistas y la mejor calidad/ coste, sitúan a este asiento de baño para bebé a la cabeza de este listado.

Destaca por ser un asiento plegable y sólido que se adhiere a la superficie con unas potentes ventosas haciéndolo inamovible. Otro aspecto remarcable es su sistema de apertura frontal que asegura una colocación fácil del peque sin herir sus piernas regordetas en el momento de meterlo o sacarlo.

El bebé gozará del baño de forma cómoda sentado y se divertirá con los juguetes que trae en el frente. Está fabricado en plástico de enorme calidad y además indicado para bebés desde los 6 meses hasta el año.

La mejor hamaquita para los más peques: Luma L171

El Luma L171 no es tan vistoso como el precedente, pero puede ser una alternativa interesante si se busca algo fácil y a un coste muy competitivo.

Es idónea para bebés recién nacidos hasta los 6/8 meses. Su diseño ergonómico les mantiene en una situación descansada y relajada que les hará disfrutar en los primeros contactos con el agua calentita.

Incorpora dos ventosas que la fijan bien a la superficie y, gracias a sus dimensiones, se puede poner en la bañera de casa o en las diseñadas de manera especial para ellos.

Este asiento está libre en múltiples colores que encajarán con los gustos de los papás. Aunque el más demandado es el blanco, además los hay en negro o en gris.

Es un modelo ligero, fácil y funcional.

Una buena alternativa: Safety, asiento para el baño giratorio

Rebajas

Safety First es una marca experta en productos de seguridad para los bebés tanto dentro como fuera de casa. Como a lo largo del baño los peques han de estar seguros y cómodos además han concebido un asiento ideal que vira 360º para posicionarlo en la dirección que más convenga.

Su respaldo es ergonómico, apoya la espalda del bebé y le ofrece confort. Además, se sosten con 4 ventosas que le dan estabilidad. Los especialistas han observado que ciertas bañeras alicatadas tienen el suelo redondeado y solo dejan poder conectar 2 de las 4 ventosas. Aun de esta manera, se ha comprobado que el aro queda de manera firme sujeto a la bañera.

En la parte delantera tiene una bola sonajero que vira con la que podrá jugar y estar entretenido mientras que papi o mamá le lavan la cabeza que, por lo general, acostumbra a ser el momento crítico.

Según las instrucciones del fabricante, este género de asiento está ideado para pequeños de 6 a 12 meses. A partir de esta edad ya tendrán un peso elevado, con lo que no se aconseja, pero hay usuarios que la emplean hasta los 2 años y siguen encantados con esta silla de baño.

La única queja es que puede ser complicado meter y sacar al peque si ofrece resistencia y pone las piernas recias, con lo que se echa de menos que se abra por la parte delantera.

Para los más juguetones: Vtech Aquasilla

Vtech toca todos los palos y, además de esto, de forma racional. En esta ocasión ofrece un asiento para el baño idóneo para los bebés hiperactivos y juguetones.

Tiene un panel con juguetes y actividades absolutamente extraíble con el que va a pasar un rato ameno mientras que toma el baño diario. Ese panel tiene cuatro botones con formas, 6 armonías y una canción. Se va a reír mucho con el pingüino que salpica agua, la foquita con la que mamá o papá le aclarará la cabeza y la rueda que activa la música.

El asiento viene con 4 ventosas gruesas y fuertes que se adhieren al suelo de la bañera y evitan deslizamientos peligrosos.

El asiento de baño es ameno y seguro. Cabe decir que al tener tantos accesorios de entretenimiento es el más costoso de este listado. Los especialistas lo aconsejan como una original opción de regalo.

El más económico: StillCool hamaca para baño

La hamaca para baño de Stillcoll ha sido desarrollada para los que intentan un sistema fácil, seguro, poco ostentoso y a un excelente coste.

Se trata de un adaptador de tela que, con unas medidas de 60 x 90 cm, se ajusta a la mayoría de las bañeras portátiles. Sus materiales son: algodón, poliéster y PVC. Tiene una zona acolchada para la cabeza y el resto es tejido de malla que acelera el proceso de secado.

Se ajusta a los 4 lados de la bañera con unas piezas plásticas de bloqueo que la dejan suspendida dando una sensación realmente agradable y relajante para al bebé.
Es recomendable para pequeños desde 0 a 3 años o 20 kg de peso.

Ocupa poco, seca bien y cumple su función. Al no ser graduable de largo, el bebé puede escurrirse un tanto con lo que debería tener algún género de sistema de ajuste o velcro para los diferentes largos de las bañeras.

Última actualización el 2019-12-04 at 18:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados