Los mejores aparatos de sonido o estruendo blanco para tu bebé

Seguro que alguien en tu ambiente te ha contado alguna vez que para dormir a su bebé debe encender el secador del pelo, la campana extractora de la cocina y también, incluso, bajar al garaje para dar unas vueltas con el turismo a horas intempestivas. No se trata de una gracieta y es más habitual de lo que asemeja.

Los recién nacidos están acostumbrados a los sonidos que durante 9 meses ha escuchado a través del útero materno como los latidos de su corazón acompasados con los de su madre o las voces paternas.

Se trata de los conocidos como sonidos o ruidos blancos que, bajo diferentes frecuencias y ritmos, se reproducen al mismo volumen y aíslan el resto de ecos. Ayudan a calmar a los bebés y a los pequeños pequeños en situaciones de agobio como, por poner un ejemplo, el cambio de pañal, el baño, un viaje en turismo largo, un molesto cólico de lactante o la hora de ir a dormir.

Las marcas expertas en puericultura son conscientes de estas desapacibles situaciones a las que se encaran los progenitores primerizos y apuestan, en su catálogo, por aparatos que reproducen sonidos blancos bajo la apariencia de muñecos cariñosos. Aunque no todos, como se verá ahora.

Entre todos ellos hay un claro preferido por su diseño, por la calidad de su sonido y por la pluralidad en sus armonías. Se trata del Búho de Bubzi Co, un aparato de estruendo blanco camuflado en un búho de peluche que, además de esto de achuchable, decorará la habitación infantil. Los especialistas destacan de él el aparato reproductor se extrae para lavar el muñeco.

A tener en cuenta

El diseño, en este género de productos infantiles, influye mucho en el momento de la adquiere. Por eso verás que muchas marcas ocultan el aparato en bonitos muñecos de peluche que tanto agradan a los pequeños. Sin embargo, otros fabricantes optan por diseños que se asocian a una luz quitamiedos o a un altífono. Si prefieres un modelo neutro podrás ponerlo en otros lugares de la casa sin que desentone ni rompa la estética del lugar.

Pero como ya intuyes, decorar o ambientar la habitación no es su función principal. Así que fíjate, antes de lanzarte a por uno de ellos, en las próximas características particulares de estos duermebebés.

  • Los sonidos. Algunos aparatos incluyen el frecuente sonido blanco, como el estruendo del ventilador o el latido del corazón. Pero también los hay que incluyen nanas singularmente escogidas o sonidos de la naturaleza. Cuantas más opciones de sonidos tenga, mejor podrás amoldarlas a tu bebé o asociar un sonido para cada momento del día.
  • El control del volumen. La mayoría de los duermebebés tienen múltiples opciones de volumen para ajustarlo a las condiciones y el contexto. Recuerda que los especialistas no aconsejan un volumen extremadamente alto.
  • Las funciones extra. Como leerás, la función señalada en uno de los modelos que encontrarás ahora es que se activa con el sollozo del bebé. Échale un vistazo, pues puede ser la solución a noches de insomnio para ti y para tu pequeño.
  • El apagado automático. Es esencial que los aparatos incluyan o bien el apagado automático (lo hacen pasados unos 20 o 30 minutos) o un temporizador programable.
  • La luz de compañía. Cuatro de los cinco modelos que se describen en esta guía comparativa incluyen una luz de compañía que acompaña al sonido. Algunas alumbran el peluche, proyectan en el techo o la pared estrellas de colores o simplemente hacen de luz de compañía. En algunos la potencia de la luz también es regulable.
  • Las baterías. Los aparatos de estruendo blanco diseñados solamente para bebés marchan con pilas intercambiables tipo AA o AAA que en ciertos casos se incluyen. El empleo de pilas en lugar de baterías recargables evita, conforme los fabricantes, que haya un aparato emitiendo ondas de manera continua.

Colocar un duermebebés en la habitación de tu hijo reporta el mejor de los beneficios: el reposo. Es esencial, desde el instante en que nacemos, que nuestro sueño sea agradable y reparador. La única advertencia que se ha mentado es que el volumen se adecúe a la situación.

Los aparatos de sonido blanco que se describen aquí abajo tienen un coste que fluctúa entre los 30 y los 70 euros.

El preferido: Bubzi Co Búho

Este simpático buhito, de la marca australiana Bubzi Co, es el elegido como preferido por los expertos en puericultura y cuidado del bebé. Asimismo, está clasificado como el aparato infantil de sonidos blancos con mayor número de valoraciones positivas otorgadas por los usuarios.

La compañía, establecida en Sidney, fue fundada por Elijah y Angela, un matrimonio cuyo objetivo es acudir a los recién estrenados papás en los cuidados de sus descendientes. Para ello, han creado bellísimos artículos de calidad empleando las últimas tecnologías.

Además, es una compañía solidaria que dona una parte de sus ingresos a la organización Postpartum Support International para acudir a tratar la depresión posparto que muchas madres sufren tras dar a luz.

Su búho de peluche incorpora un aparato que emite sonidos y luces relajantes. Podrás elegir entre diez armonías tradicionales como Minuet o Baa Baa Black Sheep, como el trino de los pájaros, el latido del corazón y otros ruidos blancos. Incluye una cinta con velcro para ajustarlo a los barrotes de la cuna y se apaga de forma automática pasados 30 minutos.

También ofrece cinco opciones de volumen para ajustarlo a nuestro gusto, como un proyector de estrellas de colores que captarán la atención del pequeño.

El aparato en sí, de plástico y circular, cabe en un bolsillo y se puede llevar de camino sin especificar cargar con el búho. De este modo, el peluche se lava cuando esté sucio.
Funciona con pilas y, aunque pueda resultar un embrollo, ha sido desarrollado de esta forma para evitar cualquier género de onda que pueda ser perjudicial para el bebé.

El búho de Bubzi Co, además de esto de prestar una inestimable ayuda para relajar al bebé, decora su cuna con sus suaves colores en blanco y gris. Si no sabes qué reglar en el próximo Babyshower o bautizo, no lo vaciles, los papás se quedarán encantados y el bebé tendrá un amigo inseparable con el que dormir a pierna suelta.

Otra buena opción: Ewan la ovejita del sueño, de SweetDreamers

Lynda es una madre de seis hijos que tras ver que su sexto bebé solo se calmaba y dormía con el sonido de la aspiradora, decidió investigar y consultar a especialistas en sueño y médicos que le ayudasen a diseñar productos para mejorar el reposo de los bebés.

Tras siete años de duro trabajo creó SweetDreamers, una compañía con una variada gama de productos que cumplían todas las esperanzas esperadas y que hoy tienen una gran acogida por aquellos progenitores desbordados frente al insomnio de sus retoños.

La protagonista y subcampeona de esta guía es Ewan, una linda ovejita esponjosa y suave con cuerpo de algodón blanco y de cabeza y patas moradas que lleva en su interior la solución para esas noches intempestivas.

Se trata de un aparato que reproduce cuatro sonidos blancos cada vez que apretamos una de sus patas: una aspiradora, la lluvia, una armonía de un arpa y una grabación real de un útero materno con los sonidos intrauterinos y los latidos del corazón.

También contiene una suave luz de compañía de color rosa que imita el ambiente del útero para acudir al pequeño a calmarse y llegar al consuelo. Tanto los sonidos como la luz, se apagan de forma automática a los 20 minutos.

Al igual que el búho de Bubzi Co, se adhiere a la cuna o al carro del bebé con una cinta de velcro.

¡Ojo!, Ewan, que marcha con 3 pilas AAA, no puede lavarse en la lavadora, solo a mano ya que el aparato de sonidos blancos viene integrado.

Con sensor de sollozo: Percy, Ollie o Bernnie, de Tommee Tippee Gro

Rebajas

Tommee Tippee es una marca muy conocida por sus productos de lactancia y de reposo como sacos, luces de compañía y duermebebés.

Nos detenemos para conversar de estos últimos. En apariencia, los modelos de la compañía inglesa son similares a los de Bubzi Co; o sea, fabrica peluches de un tamaño notable que pueden ponerse tanto en la cuna como colgado en los barrotes de la misma. Pero en un caso de esta forma, ofertan una mayor pluralidad de animales: Percy el Pingüino, Ollie el Búho y Bernnie el Oso. La terna es hermosa por igual y quedarán divinos en la decoración de cualquier cuarto infantil.

Pero lo que hace singular a estos duermebebés es su renovador CrySensor que, como su nombre apunta, se activa de forma automática cuando el bebé llora. De esta forma, el pequeño se aliviará sin que los pacientes y cansados papás tengan la necesidad de levantarse.

Los bebés se relajarán mediante una luz regulable en tres niveles de intensidad que alumbran las barriguitas de los muñecos y mediante los cuatro sonidos con efecto somnífero que se activan al apretar ciertas de las extremidades de Percy, Ollie o Bernnie. Los sonidos, que se reproducen durante 20 minutos, incluyen un estruendo blanco, el latido del corazón, la lluvia y una hermosa nana de Brahms.

Hay que ser cautos ya que solo se limpia por la parte externa con un harapo húmedo ya que los componentes eléctricos impiden meterlos en la lavadora. Para su funcionamiento hay que adquirir cuatro pilas AA que hay que adquirir aparte.

Para toda la familia: LectroFan Evo ASM1020-KK

El cuarto aparato de estruendo blanco, de LectroFan, deja de lado el diseño infantil para que podamos ponerlo en cualquier lugar de la casa sin que desentone. Su apariencia es similar a la de un altífono portátil en color negro y con la base en forma heptagonal.

Con este gadget no solamente los más pequeños se relajarán en el momento de ir a dormir. Los adultos también podremos utilizarlo al paso que echamos una siesta, leemos nuestra novela preferida o para asistirnos en nuestra concentración.

LectroFan, que dispone de una entrada de 3,5 mm para enchufar los auriculares, da diez sonidos de ventiladores, diez de estruendo blanco, rosa o cobrizo, y dos sonidos del océano, uno en calma y otro con oleaje.

La diferencia del sonido rosa y cobrizo con el blanco es la frecuencia en la que se emite. Para los bebés se aconseja el blanco, que emite una señal lineal que contiene todas las frecuencias con la misma potencia.

El volumen, por su lado, es graduable, y el aparato dispone de un temporizador para que se apague pasado un tiempo.

A diferencia del resto, se carga a la red con un cable CA (Corriente Alterna) o mediante un puerto USB.

El mejor coste: Munchkin Shhh Sleep Machine

El quinto transmisor de estruendo blanco de esta comparativa viene de la mano de Munchkin, una marca experta en puericultura, que ha creado Shhh Sleep Machine, un aparato minimalista de sonidos blancos que adorna la estancia como una lamparita de noche.

Cuenta con tres sonidos a elegir: un “shhh” suave, el latido del corazón y un estruendo blanco. El volumen puede ajustarse y, como sus contendientes, incorpora un temporizador de apagado.
La parte superior del aparato se alumbra con una sutil luz que se queda fijada o intermitente y que acompaña al sonido elegido.

Este aparato de ruidos blancos, el más económico de esta comparativa, marcha con dos pilas AA (no incluidas) y puede llevarse colgado de la muñeca con una cinta ya que, gracias a su reducido tamaño de 10 cm de alto, es realmente simple de transportar.

Una de las creencias menos recomendables de los usuarios es que el fabricante provee este producto en dos colores azarosos (gris o azul) con lo que no se elige.

Última actualización el 2020-03-13 at 12:00 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados