Los mejores altífonos bluetooth portátiles por menos de 50 euros

Ya se le puede pedir todo a un altífono portátil. Hasta hace pocos años, con que fuera portátil ya era un lujo. Hoy en día, puedes hallar mucha oferta de calidad y con costos de forma plena alcanzables a todo el planeta.

Sin embargo, no debemos dejar que la oferta nos nuble la resolución. No sería la primera vez que alguien adquiere un altífono incompatible con su móvil sin saberlo (¿sirve de algo un altífono en el que no podamos oir Spotify?).

Hay una tendencia a fijarse solamente en la potencia en el momento de adquirir un altífono. Sin embargo, existen múltiples características particulares y consideraciones a tener en cuenta que podrán guiar en la resolución de adquiere. Y nosotros siempre y en toda circunstancia lo queremos todo.

Tras realizar un análisis de la oferta del mercado, hemos encontrado nuestro altífono portátil preferido, el Sony SRS-XB10.

Vtin Punker -Altavoz Bluetooth , Premium 20W con Radiador Pasivo, 30 Horas de Emisión Continua ,Bluetooth 4.2 Altavoz inalámbrico portátil con para Huawei, XiaoMi, Nexus, HTC etc.

Sonido estéreo: dual-drivers 10w ofrece sonido claro y melodioso, gran alcance; le ofrece excelente experiencia de oir música
36,99 EUR

Tronsmart T6 Altavoz Bluetooth, 25W 360° Sonido Grave Subwoofer con 15 Horas de Reproducción Continua Manos Libres Inalámbrico Portátil Altavoz para Móvil -Rojo

Sonido surround 360°superior Este Bluetooth Speaker transmite un sonido envolvente de 360 grados. El radiador pasivo externo acentúa la contestación de graves incluso en los rangos de graves más bajos.
41,99 EUR

Trust Urban Dixxo – Altavoz portátil de 20 W para Dispositivos con Bluetooth (con iluminación de Colores), Negro

Espectáculo de luces LED de distintos colores en 360°, con múltiples efectos que pueden reaccionar y moverse al ritmo de su música
59,90 EUR

¿En qué debemos fijarnos en el momento de adquirir un altífono portátil?

Empecemos con las características particulares más obvias a tener en cuenta. Según la utilización que se le vaya a dar, habrá que entregar prioridad a una característica sobre la otra:

Peso

Si lo que queremos es que sea portátil, el peso no es banal en el análisis del producto. Un altífono que pese 700g es un altífono pesado, al máximo de lo que consideraríamos portátil.

En muchas valoraciones de productos se relaciona el peso del altífono con la potencia. Esto es un fallo y, al parecer, una creencia muy extendida. Por tener más potencia un altífono no pesará más. Son dos características particulares independientes una de la otra, con lo que recomendamos desterrar esa idea de nuestras psiques.

Forma

La forma tendrá cabida en la resolución de adquiere por un solo detalle: Algunos altífonos redondos pueden generar sonido en 360º. Es decir, que proyecta el sonido en todas las direcciones, además conocido como sonido omnidireccional. Esta característica, que antes era propia de los productos de gama alta, es poco a poco más demandada y se está empezando a generalizar.

Por otro lado, los altífonos cuadrados o rectangulares habitúan a generar sonido cara una sola dirección (unidireccional), pudiendo tener un haz aproximadamente extenso.

Dependiendo del empleo al que se desee destinar el altífono, la forma tendrá relevancia o simplemente será un extra, más relacionado con el diseño que con su utilidad.

Horas de batería

Es quizás una de las características particulares más críticas de este género de altífonos en tanto que, al lado del tamaño, es lo que hace que merezca el adjetivo de “portátil”.

La vida de la batería de cualquier aparato electrónico va decreciendo con su empleo y años.
Esto además pasa a largo plazo con los altífonos. Comprar un altífono con 5 horas de autonomía quiere decir que en un par de años probablemente ya no tendrá apenas duración. Esto se debe a los ciclos de carga (número de veces que cargas por completo un dispositivo) que dejan las baterías.

Por ejemplo, una batería de litio (la más frecuente en este género de accesorios) pierde en torno a un 20% de su capacidad a los 400-500 ciclos de carga. Y una vez superada esa cantidad, el porcentaje de pérdida irá medrando.

Este porcentaje se puede ver acrecentado en algunos géneros de baterías cuando no permitimos que se descargue por completo la batería antes de cargarla de nuevo. Para hacernos una idea estimada, las baterías de litio usadas para estos artículos tienen una vida de hasta 1.000 ciclos de carga/descarga.

Cuando se habla de la duración de la batería en altífonos portátiles, se debe tener en cuenta que no se está midiendo un empleo máximo del aparato (con toda la potencia, al máximo de volumen…) sino puntos medios. Depende del empleo que se le dé al altífono, la autonomía podrá verse reducida de forma notable.

El porcentaje al que han medido esa duración se puede hallar en las características particulares técnicas del producto. Normalmente, miden la duración de una reproducción continua al 30% de la capacidad del altífono (del volumen que puede conseguir).

Para elegir un altífono basándonos en su autonomía, lo mejor es guiarnos por la media de horas de batería. Y tener en cuenta que en la actualidad en los altífonos más económicos la batería dura un promedio de 10 horas, con lo que desaconsejamos adquirir un altífono que maneje autonomías inferiores.

Por otro lado, será bueno informarse de de qué manera se carga el altífono y cuánto tarda en rellenarse al 100% la batería.

Para examinar el tiempo de carga inmejorable debemos tener en cuenta la autonomía de la batería, pues no es exactamente lo mismo cargar para cinco horas que para 15.

Así, un altífono que tenga 20 horas de autonomía pero que tarde 7 en cargar, es un altífono con carga veloz.

Como regla general, nunca adquiriremos un altífono que tarde en cargarse más de la mitad de lo que entonces dura la batería (si dura 10 horas, no deberá llegar a las 5 horas de carga en ningún caso).

Conectividad

El altífono deberá ir conectado a algún soporte que le provea de contenido. Hoy en día todos los altífonos pueden conectarse con múltiples dispositivos que reproduzcan audio, siendo los móviles los más frecuentes.

Lo que cambia de un altífono a otro es de qué manera se conectan al dispositivo reproductor. Y existen múltiples opciones:

  • Bluetooth. Recomendamos que, al menos disponga de Bluetooth 4.2 y, si puede ser, incluso 5.0.

    Una cuestión esencial que debemos tener en cuenta para conexiones con Bluetooth es la distancia a la que puede seguir conectado el altífono con su dispositivo. Generalmente, acostumbra a ser hasta 10 metros, que es suficiente si estamos en la misma habitación donde queremos reproducir música.

  • NFC (Near Field Communication): Muy similar al bluetooth pero con capacidad de conectar los dispositivos solo con acercarlos al altífono.
  • Wifi: Elimina el inconveniente de la distancia, pudiendo reproducir audios desde cualquier punto de tu casa. Aunque la configuración de la conexión por Wifi es más compleja que la del Bluetooth, siempre y en toda circunstancia podremos hallar tutoriales que nos faciliten la labor.

    Eso sí, tiene la gran ventaja de que una vez conectados no deberemos repetir las gestiones cada vez que deseemos reproducir música.

  • USB: Tan fácil como conectar al altífono un pendrive con los audios o la música que deseemos oir. También se podrá conectar el móvil (o bien otro dispositivo reproductor) con un cable que tenga salida USB.
  • Tarjeta microSD: El funcionamiento es igual que el del USB. Sin embargo, puede resultar realmente útil en tanto que serviría la tarjeta de memoria que se conecta al móvil para conseguir más espacio.

    Si ubicas la música de tu móvil en esa tarjeta, ya no hace falta crear nuevas listas de reproducción en un pendrive. Con enganchar esa tarjeta al altífono, tema resuelto.

  • Entradas por cable: la más frecuente es una entrada mini-jack de 3,5mm (la que empleaban de forma tradicional todos los auriculares de los ordenadores o los móviles).

Potencia

La potencia de los altífonos se mide en vatios, y en las características particulares técnicas del producto lo que vendrá detallado es el valor máximo al que podrá llegar el altífono. LO que lleva por nombre ‘el momento pico’, que es la potencia máxima de salida de audio que soporta el altífono antes de romperse.

Esta es la razón de que podamos hallar un altífono con más vatios que otro y, no obstante, que suene sensiblemente más flojito. Por eso la potencia no debería ser el factor terminante al comparar los altífonos, en tanto que este dato no tiene una utilidad real para un empleo corriente del producto.

En este aspecto, y para no confundirnos en la resolución, debemos fijarnos en el Valor Cuadrático Medio (RMS, por sus iniciales en inglés).

Este valor mide la potencia del altífono con una reproducción continuada y en condiciones normales (sin distorsionar el sonido o deteriorar el aparato).

Cuanto mayor sea el número RMS, el sonido llegará más lejos y de forma más clara. De hecho, podemos encontrarnos altífonos de 3W de RMS que alcanzan volúmenes notables. A partir de 3W encontramos grandes ofertas de altífonos portátiles.

Certificación IP: Resistencia al polvo y al agua

Según la utilización exterior que tengamos previsto darle a nuestro altífono, será esencial que tengamos presente los valores que nos aseveran su resistencia al polvo y al agua.

Esta resistencia se va a medir con el “Certificado IP” (Ingress Protection, por sus iniciales en inglés), seguido de un número que definirá el grado de resistencia del que disfruta el altífono. El formato de la certificación será el próximo:

IP + NÚMERO (polvo) + NÚMERO (agua)

El primer número hace referencia al grado de protección contra el polvo y el segundo número mienta a la protección contra el agua de la que disfruta un dispositivo.

Por ejemplo, cuando veamos que un altífono tiene certificación IP24, sabremos que el “2” corresponde a la resistencia a la suciedad y el “4” al agua. A veces no se detalla alguna de los variables y se sustituye por una “X”.

La protección contra el polvo o la suciedad (el primer número) se valora en una escala del 0 al 6 y significa lo siguiente:

  • IP0X: sin protección.
  • IP1X: protegido contra objetos sólidos de menos de 50 mm de diámetro.
  • IP2X: protegido contra objetos sólidos de menos de 12,5 mm de diámetro.
  • IP3X: protegido contra objetos sólidos de menos de 2,5 mm de diámetro.
  • IP4X: protegido contra objetos sólidos >1 mm de diámetro.
  • IP5X: protegido contra el polvo; entrada limitada (sin depósitos perjudiciales).
  • IP6X: protección completa frente a polvo.

En cuanto a la resistencia al agua (el segundo número), se mide con una escala del 0 al 8. Aquí acabe agregar un aviso: que un altífono sea impermeable no siempre y en toda circunstancia quiere decir que se pueda sumergir. Es muy esenciales asegurarnos del grado de impermeabilidad o resistencia al agua conforme esta escala:

  • IPX0: sin protección singular.
  • IPX1: protegido contra el agua vertida. Se trata de agua sin presión, dejada caer desde 2 metros de altura durante un máximo de 10 minutos.
  • IPX2: protegido contra el goteo de agua cuando está inclinado hasta 15 grados con respecto a su situación normal (vertical, encima de una mesa).
  • IPX3: protegido contra la pulverización (agua en aerosol). Por ejemplo, podría aguantar una lluvia finísima durante un máximo de 5 minutos.
  • IPX4: protegido contra las salpicaduras. Por ejemplo, si se derrama una botella o le cayese lluvia al dispositivo, sería capaz de aguantarlo si no supera los 10 litros por minuto en un periodo máximo de 5 minutos.
  • IPX5: protegido contra el agua en chorros. Es decir, soporta un chorro de agua dirigido cara el dispositivo directamente. El chorro puede ser hasta 12’5 litros durante 3 minutos. La diferencia con el precedente es la presión del agua que soporta en un caso de esta forma.
  • IPX6: protegido contra aguaceros. Aguanta presiones 3 veces superiores a la certificación precedente, llegando a aguantar una media de 100 litros de agua por minuto.
  • IPX7: protegido contra los efectos de la inmersión (durante un tiempo determinado).
  • IPX8: protegido contra la permanencia bajo el agua (el fabricante detalla hasta cuánta profundidad puede darse la inmersión, por norma general hasta 3 metros).

En el caso de un altífono portátil, la resistencia al agua puede ser una gran apuesta. Sobre todo si se lleva a la playa o a la piscina, o si lo utilizamos en un lugar en que tenga humedad, como pudiera ser un baño con el vapor de la ducha. Si es el caso, se debe tener en cuenta esta característica.

En resumen, si nos encontramos con un dispositivo con la Certificación IP68, afirmaremos que estamos frente a un dispositivo con la máxima protección contra el polvo y contra el agua que podremos hallar en el mercado.

Otras funcionalidades extra pero interesantes

Otras características particulares a las que podríamos darle un buen empleo podrían ser la capacidad de marchar como manos libres, que disponga de correas para engancharlo en el momento en que nos trasladamos, que incluya mando (solo será útil si no piensas reproducir audios a través del móvil) o que disponga de Radio FM.

Si se va a utilizar en interiores, el sonido estéreo es un extra que vale la pena disfrutar. Si piensas emplearlo en exteriores, las baterías externas con las que aumentar la duración pueden ser una gran apuesta.

Comienza a haber altífonos que disponen de aplicaciones propias para poder alterar opciones de sonido (los altos y bajos, por poner un ejemplo) o para poder utilizar el altífono como despertador. Esta funcionalidad puede ser realmente jugosa para los amantes del sonido.

Y, finalmente, la escalabilidad. Esto no es muy habitual en un altífono, pero puede ser útil para situaciones como fiestas improvisadas: algunos altífonos Bluetooth pueden conectarse entre sí. Esto deja progresar la distancia a la que llegan, consiguiendo un sonido envolvente. Al multiplicar la cantidad de altífonos reproduciendo la misma música al tiempo, el límite lo pones tú.

El preferido: Sony SRS-XB10

Nunca consideramos que cabrían tantas características particulares en un aparato tan pequeño con un costo tan ajustado. Prácticamente cabe en la palma de una mano y apenas pesa 260g. Es la clara definición de portátil.

Pero que el tamaño no engañe: este altífono es pequeño pero matón. Sorprende la calidad del audio para ser un dispositivo portátil conectado por Bluetooth. También se puede conectar mediante NFC o un mini-jack de 3.5mm.

Entre sus características particulares más interesantes, además de esto de su diseño sólido y ligero, habría que reseñar que lleva “Extra Bass”. Una mejora que hará que no se distorsionen los sonidos graves cuando esté puesto al máximo volumen (inconveniente bastante corriente en los altífonos portátiles). De esta forma, se puede disfrutar de una calidad de sonido envidiable.

Dispone de altífono en estéreo que, a la vera de su escalabilidad (deja la conexión entre otros altífonos iguales), hacen de este aparato una buena adquiere.

Varios altífonos acompasados en estéreo podrán crear un ambiente envolvente que no muchos altífonos portátiles dejan. Además, es de los pocos que, en ese rango de costo y con esa calidad de sonido, están listos para resistir al agua con certificación IPX5.

Este altífono se puede conseguir en 6 colores diferentes y se vende con una correa de unión para poder transportarlo de manera fácil. Como la mayoría de los nuevos altífonos, el Sony SRS-XB10 dispone de manos libres.

Como única queja podríamos ponerle que no es el que más volumen alcanza en el mercado. Esta limitación puede hacerse observable si emplea en un ambiente concurrido, estruendoso y abierto. Sin embargo, se puede solucionar conectando otro altífono igual.

En cualquier caso, es sin duda uno de los altífonos portátiles asequibles que mejor calidad de sonido tienen.

Otras opciones

Vitin Punker

El altífono Vitin Punker le sigue muy de cerca a nuestro preferido. Aunque no consigue la ligereza del Sony, no llega a pesares ni medio kilogramo, lo que tampoco está nada mal. Y aunque sus dimensiones son algo más grandes, no pierde su portabilidad.

Con 20W, lo realmente interesante de este producto es que tiene una batería que llega a las 25 horas de autonomía empleándolo al 70% de su potencia.

Habitualmente, en el momento en que un vendedor de altífonos portátiles habla de la autonomía de una batería, mide cuánto dura conforme un empleo medio (por norma general al 30% de su volumen, por poner un ejemplo). Y el Vitin Punker tiene una autonomía fuera de lo común.

Eso sí, para volver a recargarla, necesitamoa unas 7 horas aproximadamente. Como pasaba con el precedente, tiene un volumen más que admisible pero, si se aspira a usarse en fiestas, no será suficiente.

Este altífono se puede conectar mediante Bluetooth, microUSB y 3.5mm para aquellos dispositivos que carezcan de conexión inalámbrica. También dispone de manos libres y es resistente a las salpicaduras de agua y al polvo (certificación IPX4).

Tiene muy buena calidad de sonido sin apenas distorsión de los graves gracias, de nuevo, a que además tiene ‘Extra Bass’. Y es, sin duda, una muy buena relación calidad-costo.

Tronsmart T6

Con el tamaño de una botella de agua y un peso menor a 600g, no deja de ser un altífono portátil interesante en el momento de valorar la adquiere.

En cuanto a la autonomía de la batería (unas 12 o 15 horas, dependiendo del volumen) es más que recomendable. Y podremos recargar la batería en menos de 4 horas.

Tiene una buena potencia (25W) y puede conectarse mediante Bluetooth 4.1 o de la entrada ayudar de audio (mini-jack 3.5mm).

Otra característica resaltable es el radiador pasivo que genera los bajos, situado en la parte inferior del aparato.

El tratamiento de los sonidos graves es muy propio en este altífono, consiguiendo unos bajos muy potentes sin perder los altos, que los mantiene claros y limpios. Realmente esto no es ni bueno ni malo: es cuestión de gusto.

Según el género de música que escuchemos, pedirá un equilibrio mayor entre todos los sonidos o será una ventaja fortalecer los graves. Pero el sonido, al fin y al postre, es bueno, potente y envolvente, de 360º. Para exteriores es realmente interesante.

Como queja afirmaremos que no dispone de protección alguna contra el agua o la humedad. Pero tiene un diseño interesante y funcional: los botones son realmente cómodos, dejando saltarse canciones directamente manipulándolos. Este género de botones no son muy habituales en esta gama de altífonos.

También dispone de una rueda para moderar el volumen de forma veloz y fácil.

Como extra, cuenta con un micrófono integrado para poder emplear el altífono como manos libres.

Trust Urban Dixxo

Este altífono nos trasladará a la celebración directamente: es un espectáculo de colores con las luces LED reaccionando al ritmo de la música (o eso se supone).

Con un diseño más vivaz, su forma redonda le deja tener un altífono 360º, lo que nos dará un sonido envolvente.

Se puede conectar mediante Bluetooth y además cuenta con entrada de mini-jack (3.5mm), microSD o USB. Con el reproductor mp3 incorporado, se puede reproducir música conectando el USB o la tarjeta microSD. También cuenta con un micrófono con el que poder disfrutar del manos libres.

Tiene una buena potencia (20W) y una calidad de sonido a la altura de cualquier altífono portátil de su categoría.

La autonomía de la batería es de 15 horas (si se emplea sin luces). Sus dimensiones y peso además lo ponen en una buena situación. Eso sí, el producto no incluye el cargador (cable microUSB).

JBL Go

Se trata de uno de los altífonos portátiles más asequibles y ligeros del mercado, sin desamparar a la calidad del sonido.

Este mini altífono, de largo tiene aproximadamente el tamaño de una tarjeta de crédito, y pesa lo que un iPhone 7. No deja de ser sorprendente que algo tan pequeño consiga esa calidad y además intensidad de sonido. Es la prueba de que con poca potencia se pueden conseguir resultados sorprendentes.

¿Cuál es la queja entonces? Tiene una autonomía de solo 5 horas de reproducción continua. Eso limita mucho el aparato cuando encontramos en el mercado otros que superan las 20 horas de autonomía. Por el contrario, se compensa un tanto pues el tiempo de carga apenas llega a la hora y media.

Con un diseño más que ligero y sólido, es el altífono para los que deseen llevar uno encima siempre y en toda circunstancia. Tiene múltiples colores libres y se puede conectar mediante Bluetooth, entrada de mini-jack o puerto USB. También dispone de manos libres.

Eso sí, no distancies el móvil más de 3 metros del altífono o perderá la conexión.

A pesar de todo, es una gran opción para quien esté buscando un altífono asequible y portátil, que le pueda caber en el bolsillo del pantalón.

Última actualización el 2019-12-04 at 11:50 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados