Los mejores aerógrafos para ‘hobbys’ y artistas gráficos

El aerógrafo es una pequeña herramienta del tamaño y diseño muy similar a una pluma que genera una fina capa de pintura de diferentes diámetros. Viene a ser como un enano aspersor o pistola de pintura.

Habitualmente, se usa con para hobbys (imprescindible en el modelismo) o con fines artísticos y también industriales en el campo de la ilustración. En todo caso sus aplicaciones cada vez son más extensas (tatuajes, repostería, bronceado, maquillaje, textil…).

Fue inventado por el acuarelista de norteamérica Charles Burdick en 1893. Como recensión histórica, el aerógrafo vivió su esplendor en la década de los sesenta con la irrupción del Pop-Art, movimiento artístico inspirado en la publicidad y en el arte comercial

Conectado mediante una pequeña manguera a un torno permite salpicar un chorro de color que es posible inspeccionar gracias al pulsador que incorpora.

También se controla con la alteración de la presión del aire, la densidad de la pintura que se escoja y la distancia entre el dispositivo y la superficie sobre la que se trabaja.

De los escogidos elegimos el modelo de la compañía alemana Harder & Steenbeck que, a un coste razonable en una marca de prestigio, ofrece inmejorables posibilidades para quienes comienzan y también responde sin inconveniente ante trabajos más avanzados. Una herramienta que además de esto durará si se la cuida.

¿Cuáles son sus componentes?

Pese a su pequeño tamaño, es una pieza de precisión con hasta veinta componentes. Entre ellos destacamos los principales:

  • Cuerpo: Es el componente central que aloja los mecanismos de funcionamiento. La pequeña pistola de pintura.
  • Depósito: Es el recipiente en el que se vierte la pintura, Para facilitar su limpieza, tema muy esencial en estos productos, se desmontan.
  • Palanca: Viene a ser el volante del dispositivo. A través de ella se controla el funcionamiento. Regula pues el flujo de pintura y el de aire.
  • Aguja: Es su situación respecto a la boquilla la que determina el flujo. Es decir, el grosor de esta pieza cambia en función de lo que se vaya a pintar.
  • Boquilla: Componente finísimo con un agujero por el que pasa la aguja. Es muy frágil y requiere una limpieza muy frecuente.

¿Cómo marcha?

Una corriente de presión pasa por el cuerpo del aerógrafo que absorbe la pintura y la pulveriza. Este sería el proceso básico de su funcionamiento que ahora desarrollaremos mediante los diferentes géneros de dispositivos.

Tipos de dispositivos

La clasificación es variada en función de las características particulares que se elijan.

Por su clase de atomización:

  • Externa.- La mezcla de aire y pintura se hace fuera de la estructura del aerógrafo. Es decir, los dos elementos van por componentes diferentes en el dispositivo y confluyen ya en la boquilla para salir.
  • Interna.- La mezcla se genera en el cuerpo del dispositivo.

Por su alimentación:

  • Gravedad.- El deposito va arriba y el paso de la pintura al cuerpo obedece a la fuerza de la gravedad. Orientado a trabajar en pequeñas superficies. Demanda una buena técnica de empleo. Vale para diestros y zurdos.
  • Succión.- El depósito va situado en los laterales o debajo en los empleados para grandes dimensiones y extrae la tinta mediante la absorción. Más favorezco para superficies más grandes.

Por el control de la pintura:

  • De acción simple.- La palanca solo controla el flujo de aire. Para hacerlo con la pintura es necesario aflojar el tornillo de unión y desplazar la aguja. Son los más económicos y los más convenientes para comenzar.
  • De acción doble.- Controla aire y pintura. Más complejo en su empleo. El gatillo tiene dos movimientos. Si se pulsa cara abajo sale solo el aire y cara atrás la pintura. Dentro de esta clase los hay por su lado de acción doble fija o independiente.

En la fija la presión del aire es fija y lo que se reparte es la pintura. En los de acción doble independiente la palanca se desplaza de delante cara atrás para inspeccionar la pintura y de arriba cara abajo para hacerlo con el aire. Es el sistema más complejo y el más orientado a la actividad artística.

Qué tener en cuenta

La progresiva ampliación de actividades que emplean el aerógrafo hacen todavía más preciso tener en cuenta para qué exactamente lo vas a emplear antes de decidirse por un modelo o bien otro.

No se debe olvidar que en la actualidad se emplean desde para pintar las uñas a firmar platos de cocina creativa. Por tanto, la especialización es esencial.

Aun así, hay algunos factores generales a apreciar:

  • El tamaño de los trabajos que vas a enfrentar. Por ejemplo, nada que ver su empleo en superficies grandes (absorción) que en tareas minuciosas (gravedad).
  • En el caso muy frecuente de destinarlo a dibujar o a creaciones artísticas es recomendable saber si requieren muchos colores y detalles o se limita a colores básicos y fáciles.

¿Qué pintura hay que emplear?

No todas valen. Como cualidades precisa pinturas líquidas (el símil más recurrente es el del espesor de la leche). La razón es obvia. El paso de la pintura se hace por el estrechísimo agujero de la aguja.

En la actualidad, el material más empleado en esta actividad son las resinas acrílicas en base de agua.

Un aspecto esencial: la limpieza

Para los principiantes un consejo: no hay que desesperarse. Los atascos y las máculas serán muy frecuentes en los principios de esta técnica.

Las causas pueden ir desde la presión inadecuada o la mala preparación de la pintura a una incorrecta limpieza de la herramienta.

Decir que este último aspecto es esencial en el mantenimiento de este frágil instrumento. El objetivo es que, tras su empleo, quede como nuevo o prácticamente. Para ello hay que proveerse de material. Entre otras cosas:

  • Líquido específico para su limpieza
  • Bastoncillos
  • Papel de cocina
  • Pincel

Hay en el mercado set de limpieza ya completos con recipientes específicos para su puesta a punto. Si el uso es usual o profesional probablemente merezca la pena adquirir uno.

Como pasos a proseguirse señalamos los que siguen:

  1. Vaciar el depósito y agregar líquido limpiador. Si no se tiene se puede emplear agua o el disolvente con el que se trabaje.
  2. Limpiar y secar bien el depósito con papel y bastoncillos.
  3. Añadir al depósito de pintura líquido limpiador (o la alternativa) y expulsarlo a través del aerógrafo. Para este paso se emplean los recipientes específicos citados. Si no se cuenta con ellos se puede disparar el líquido contra una esponja o un papel hecho una bola. Una vez hecho se vacía de nuevo.
  4. Sacar la aguja por la parte posterior del dispositivo. Es la parte más frágil. Hay que poner todo el cuidado posible y más para que no se doble. Limpiarla con papel o esponja y volverla a introducir.
  5. Pulsar de nuevo la palanca para extraer el aire que quede.
  6. Para iniciarse y sensiblemente más: Harder & Steenbeck Ultra Two in One Harder

    Buena relación calidad-coste a pesar de no ser económico ya que esta marca alemana es una de las más reputadas en este ámbito. Una opción perfecta para iniciarse en la aerografía aunque no quiere decir que se quede corto para trabajos más avanzados (viene con puntas de 0,2 y 0,4 mm.).

    Muy ligero y manejable. Sólido y con buenos acabados. A pesar de estar por coste más cerca de la gama media ofrece posibilidades por sobre el segmento. Si se cuida bien durará un buen tiempo.

    Así, por poner un ejemplo, en el momento de limpiarlo, aspecto de gran relevancia, no se precisa ningún dispositivo para desenroscar la punta, lo que evita el riesgo de partir la rosca. Precisamente, la sencillez en el intercambio de obturadores es una de las principales características particulares de esta marca.

    Resulta suavísima al tacto cuando se activa y responde con precisión. Razonablemente versátil en su segmento puede servir para trabajar detalles y también para pulverizado de superficies de notable tamaño. Es decir, su rango de aplicación es muy elevado.

    Otro de sus puntos a favor es que se amolda realmente bien a la mano.

    El resultado en aficiones como el modelismo es perfecto ya que resulta muy eficaz en trazos finísimos.

    Como es regla de la casa, dispone de una extensa gama de repuestos para el mantenimiento del dispositivo.

    Versatilidad a buen coste: Elite Q5 Plus

    La pluralidad de boquillas que trae le abre las posibilidades de trabajo. Desde línea fina a trazo grueso ofrece garantías. Su pulverización deja, siempre y en toda circunstancia dependiendo del dominio técnico, realizar degradaciones de color con buen resultado.

    Otra de sus cualidades pasa por su extensa aceptación de géneros de pintura incluso si son algo pesadas. También la capacidad de su depósito es notable con un admisible peso. Cuenta con un regulador de resistencia que facilita en todos y cada momento emplear la pintura precisa para la labor que se acomete.

    El material con el que está fabricado resiste bien la acción de los disolventes. Además incorpora algunos componentes de seguridad a resaltar como el reforzamiento que tiene en la boquilla.

    Otro de los ‘pros’ más valorado es la sencillez con la que se puede mudar de colores. Entre las objeciones puntuales está que a veces se tapona. Hay que tener en cuenta que, con la experiencia en el uso, algunos de estos percances se subsanan.

    Diseño y posibilidades de alto nivel: Harder & Steenbeck Infinity CR Plus

    De una ribera a otra. De uno muy barato a otro muy costoso. Un modelo de gama alta de la marca puntera alemana. Diseño de gran lujo para unas posibilidades que están a la altura.

    Ideal para todo con un muy fácil sistema de limpieza y un muy, muy amplio catálogo de accesorios. Como en todo producto que requiere la participación activa del humano, sus máximas posibilidades se sacan con una solvencia acreditada en el uso del aerógrafo.

    Es decir, es un modelo pensado para profesionales o prácticamente. Los materiales de fabricación de dotan de una gran resistencia de manera perfecta compatible con la ligereza.

    Muy económico para trabajos específicos: KKmoon 0.3mm 7cc

    La valoración equiparada con su bajo coste resulta perfecta. Hay que solicitarle lo que puede dar y también incluso, con destreza, va más allá.

    En el campo artístico puede ser una herramienta realmente útil para iniciarse y también ir cogiendo horas de trabajo. También es una alternativa como complemento de otros con más posibilidades para usuarios más experimentados.

    En uno de los campos que más requiere el uso del aerógrafo como es el de las maquetas su utilidad es alta.

    Alimentado por absorción: Elite E4182

    Modelo de alimentación por absorción (deposito en la parte inferior). Como es propio de este género de dispositivos sus resultados se optiman en superficies más grandes y que no requieren excesivos detalles.

    Por ejemplo, está singularmente recomendado para grandes murales, automoción o camisetas.

    Última actualización el 2020-03-23 at 12:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

    Guías de adquiere, creencias, artículos y análisis en Hobbies