Las mejores vaporeras eléctricas

SZZTRVFqL

No todos somos amantes de las verduras hervidas y mucho menos si hablamos de carnes hervidas, determinados incluso tildan esta forma de preparación como “comida de centro de salud”. Lo que no podemos negar es que los comestibles preparados solo con agua, son sensiblemente más saludables.

Para que los comestibles conserven mejor el sabor, sus vitaminas y sus propiedades nutricionales, podemos valernos de una vaporera eléctrica, un estupendo instrumento que cocina valiéndose únicamente del vapor. Nuestros especialistas han probado determinados modelos y han elegido a la mejor posicionada entre coste, calidad y posibilidades, la vaporera eléctrica Russell Hobbs.

Rebajas

¿Por qué una vaporera eléctrica?

Algunas personas ponen los recipientes con comida, en otro con agua y lo tapan, lo que acaba sucediendo es que los comestibles acaban empapados con agua producto de la condensación del vapor; esta última técnica se asemeja más a la cocción a “baño María” que al vapor.

Para cocinar al vapor, se usa uno más recipientes herméticos llamados bandejas, pero que evitan la condensación del vapor, haciendo que los comestibles se cocinen sin exceso de agua.

La principal ventaja es que los comestibles conservan la mayoría de sus propiedades nutricionales. Al no estar sumergidos en agua hirviendo, no se ablandan de más desprendiendo el agua contenida y perdiendo una parte de sus nutrientes con ella.

Es una cocción sensiblemente más sana, no se emplean ni grasas ni aceite, solo el vapor. Es ideal para dietas bajas en calorías o que tengan limitaciones de sal, pues el sabor en los comestibles se conserva y no se pierde diluyéndose en el agua.

Al no entrar en contacto directo con una fuente de calor, no se degradan las vitaminas. Si bien el vapor es caliente, no es tan intenso pero suficiente para cocinarlos. Además en este género de cocción, los comestibles no se queman, ni se “pegan”.

Si de estética se trata, los colores en los comestibles se destacan, haciendo que los platos luzcan más atractivos y apetecibles.

Se pueden cocinar cualquier género de comestibles, pescado, verduras, carne; incluso múltiples comestibles al tiempo, ahorrando tiempo y energía. También es útil para recalentar comida, pues hace que no pierdan la humedad y se resequen.

Recomendaciones

Existen vaporeras manuales y eléctricas. Los especialistas han contemplado las eléctricas pues dejan otras opciones (ajustar el tiempo y grado de cocción, cocinar más de un comestible al tiempo, emplean menos cantidad de agua, sistemas de seguridad, etc.) a diferencia de las manuales que habitúan a evaporar muchos de los nutrientes pues su cocción no es absolutamente hermética, además de esto precisan valerse de otros accesorios donde poner el agua como las ollas. Las vaporeras manuales habitúan a pueden ser de aluminio derretido, acero inoxidable o incluso bambú.

Las vaporeras eléctricas se componen de múltiples recipientes herméticos, las bandejas. Dependiendo de la cantidad de comestibles que vayamos a cocinar debemos tener en consideración aproximadamente número de bandejas al momento de adquirirla.

No tenemos la obligación de emplear en todos y cada cocinado todas las bandejas que trae consigo, pero debemos pensar que conforme el modelo habitúan a tener como estándar entre dos o tres bandejas.

Apilar más de una bandeja deja cocinar al tiempo, pescados, verduras y/o arroces. En general las carnes y pescados se sitúan en la bandeja inferior (la que está en contacto con la base), en la media el arroz y las verduras en la superior. Algunos valientes cocinillas, emplean la bandeja inferior o la media para cocinar ciertas legumbres.

A tener en consideración

Si vamos a darle un empleo usual, quizás lo idóneo sea decantarse por una vaporera de tres pisos con diferentes géneros de funciones. Pero si por contra, vamos a comer comestibles al vapor de forma más ocasional, los modelos de dos bandejas serían los más convenientes.

Para generar vapor, necesitaran valerse de un depósito de agua, que conforme el modelo tendrá diferente capacidad. Pueden contener de 3 a 9 litros de agua. Las vaporeras con tres bandejas precisan más vapor para su cocción y tendrás depósitos de agua de mayor capacidad.

Cada comestible lleva un tiempo de cocción diferente. Las vaporeras tienen un temporizador, que deja programarlas con arreglo al comestible que estemos cocinando. De acuerdo al modelo este es un factor que acostumbra a distinguir unas sobre otras.

El espacio de guardado es esencial tener en consideración, sobre todo en las vaporeras de tres bandejas. En general no son aparatos pequeños y deberemos destinarle un cierto espacio es las cocinas.

La potencia precisa para la cocción puede estar en el rango de los 400W a 2000W. Cuántos más compartimientos tenga la vaporera, mayor potencia precisará para cocinar todos los comestibles de forma pareja. También la potencia estará condicionada conforme a las funcionalidades que preste.

Como medidas de seguridad, ciertas incorporan tecnologías que las hacen sensiblemente más aislantes evitando quemarnos al contacto. Incluso en determinados modelos, cuando la temperatura es muy frecuente, se apagan automáticamente.

Como accesorios extra la mayoría de los modelos habitúan a ofrecer una bandeja para cocinar arroz. Suelen traer consigo recetarios, que son realmente útiles sobre todo al iniciarse en este género de cocción, pues apuntan los tiempos de cocción ideales para cada comestible y en que bandeja debemos ponerlos.

En cuanto al coste, va a depender de las posibilidades y la calidad de la vaporera. Podemos localizar alguno modelos por bajo los 50 euros o bien otros por sobre los 100 euros.

Trucos de cocción

Por último, les dejamos determinados trucos de cocción que hemos aprendido de nuestros especialistas:

  • Si vamos a cocinar verduras, lo idóneo es cocinar las hortalizas en conjunto por un lado (como la zanahoria) y las leguminosas por el otro (habas, arvejas).
  • Si pensamos en cocinar verduras para guardar, es preferible que cuando estén listas, las enfriemos lo más pronto posible para detener su cocción.
  • Si vamos a cocinar carnes, podemos marinarlas antes y conseguir un sabor increíble. En el caso de los pescados se pueden envolver en papel de horno para que salga sensiblemente más jugoso.
  • Podemos aromatizar con hierbas y especies el agua con la que generemos el vapor y darle un toque de sabor a los comestibles.

El preferido: Russell Hobbs 19270-56

Rebajas

Con tres bandejas apilables deja cocinar hasta tres comidas al tiempo. Están fabricadas en polipropileno, un material termoresistente que no contiene BPA en su fabricación.

La base por fuera está realizada de acero inoxidable cepillado y se pon agua de manera fácil retirando las bandejas superiores, además de esto cuenta con dos entradas laterales para agregar agua a lo largo del cocinado de ser preciso.

En la parte frontal podemos contrastar el nivel de agua por medio de una ventana indicadora. El agua restante se recoge en otra bandeja haciendo que no entre en contacto con el agua de cocinado.

Para su empleo lo idóneo es agua filtrada o al menos mineral. Pensemos que una vaporera se vale del vapor del agua, si ponemos agua del grifo se estarán evaporando otros componentes y también irán a parar a el alimento. Además usando agua que no sea del grifo nos evitaremos quitar la cal del recipiente, en su interior es de plástico y realmente puede resultar complicado.

Al cocinar determinados comestibles como calabazas o zanahorias, lo perfecto es lavar las bandejas ni bien terminemos la cocción, si los dejamos en la bandeja pueden que acaben coloreándola.

Su gran capacidad es de 9 litros de agua (ideal para familias numerosas), pero lo son también sus dimensiones: 23,2 x 31,5 x 40 cm. Si advierte que el depósito se ha quedado sin agua, se desconectará automáticamente como medida de seguridad.

El temporizador es manual, dejando cocinados de hasta 1 hora. Funciona de forma similar a los relojes de cocina, cuando ponemos la perilla en la cantidad de minutos que precisemos, ira virando hasta llegar al 0 y al terminar nos notificará por medio de una señal sonora y se va a apagar automáticamente.

Este sistema además de esto nos deja inspeccionar cuántos minutos quitan de funcionamiento y también ir añadiendo otro género de bandejas con ingredientes que precisen menos cocción. No cuenta con programas prefijados de cocción.

Puede que para determinados comestibles nos parezca que tarda mucho, pero realmente es lo normal para una potencia de 800 W. Como accesorio extra trae un cuenco para poder hervir arroz con capacidad de hasta 1 litro, y a falta de recetarios viene con una tabla que apunta los tiempos de cocción estimados de cada comestible.

Es una vaporera que está bien cuando a las posibilidades que brinda en relación con el coste en que podemos adquirirla, pues cuesta menos de 50 euros.

Otras opciones

Tefal VS 4003

Una de las vaporeras más completas y premiadas, con la misma cantidad de bandejas pero con sensiblemente más utilidad debido a sus accesorios. Sus bandejas son plásticas, con creencias a favor y en contra, por un lado la marca tiene múltiples certificados de calidad en su haber, pero la verdad es que por ningún lado aclara ser libre de BPA.

Su capacidad es de cerca de 10 litros y lo acompañan los 1800 vatios de potencia, ideal para familias numerosas y pues no convidados también, podemos tener cantidad y velocidad garantizadas.

Se pueden cocinar hasta tres comestibles al tiempo, incluye como accesorios cuatro vasos de cristal con tapa, que sirven tanto para porciones individuales para realizar postres. Si queremos cocinar pescados y carnes en salsa, es posible pues tiene dos bandejas que evitan que el contenido se escurra, incluso podemos valernos de ellas para recalentar comidas o descongelar.

Además de la función de apagado de seguridad y automático al terminar la cocción, incluye la opción de sostener caliente las preparaciones y la función “Vitamin+” que ayuda a conservar las propiedades nutritivas de los ingredientes.

El temporizador es digital y se pueden inspeccionar los tiempos de cocción por medio de un visor LED en su frente. Los programas de cocción se pueden elegir automáticamente y un detalle muy práctico, es que en su frente tiene indicado los tiempos de cocinado de los comestibles evitando tener que recurrir al recetario.

Por su tamaño no hay que preocuparse, pues las bandejas se apilan de forma ultracompacta facilitando su almacenamiento. Para su mantenimiento y limpieza es suficiente con descalsificarla cada 10 usos añadiendo agua y vinagre, de todas formas solo es suficiente con proseguirse las indicaciones del manual.

Todos los elementos son capaces para el lavaplatos, aunque lo idóneo es que tanto el cestillo para vapor, el recogedor de agua, las cestas para comidas con salsas y las tapas de los vasos se laven de forma manual para asegurarnos la durabilidad.

La desventaja es que acostumbra a pesar cerca de 4 Kg y no contiene un recipiente para cocer arroz. Dependiendo el presupuesto, que cueste cerca de 100 euros también puede ser otra desventaja.

Seb VC145100

Aunque cuenta con una bandeja menos (siendo dos en conjunto), su principal ventaja es que están íntegramente fabricadas en acero inoxidable, evitando que se impregne cualquier color y olor producto del cocinado. Para los que son amantes de los materiales plásticos esta vaporera es ideal.

Eso si un detalle, la bandeja que recoge el sobrante de agua es de plástico, aunque no entra en contacto con los comestibles ni con el agua empleada para la cocción, es bueno saberlo.

Su tapa es de cristal, pudiendo ver la cocción de los comestibles en la bandeja superior, pero para ver los de la bandeja inferior, no queda otra que destaparla y tener mucho cuidado de no quemarnos con el vapor al hacerlo.

Con una capacidad de hasta 6 litros y su potencia es de 900 vatios, más que suficiente tratándose de una vaporera de dos pisos. En su base, se puede agregar agua por medio de un compartimiento, sin detener su funcionamiento.

Su funcionamiento es similar a la vaporera Russell Hobbs, su temporizador es manual de hasta 60 minutos. En el frente de su base, además de esto del indicador para el nivel del agua, tiene indicaciones sobre los tiempos de cocción de distintos comestibles.

Los componentes de la vaporera son capaces para el lavaplatos aunque es recomendable el uso de programas de baja temperatura. Cada 10 usos también es bueno realizar una limpieza con agua y vinagre para evitar depósitos de cal.

Para poder guardarla se pueden apilar sus bandejas una en otra, volviéndola compacta. Es una vaporera de coste intermedio, no supera los 100 euros pero si está sobre los 50 euros.

Philips HD9140/91

Lo bueno de esa vaporera es que la ser digital, incorpora tiempos preestablecidos de cocinado, independientemente que podemos elegir los tiempo que deseemos, pudiendo cocer desde arroz, huevos, verduras y carnes con simplemente elegir el botón indicado para esto. Se desconecta automáticamente una vez alcanzada la cocción.

Un consejo, con el uso las indicaciones de los botones se puede ir borrando, entonces mejor no tener las manos mojadas, y no abusar de químicos y paños húmedos para limpiarla.

Las dos bandejas inferiores tienen la misma altura, pero la bandeja superior es de una altura mayor, siendo más versátil que otras vaporeras cuando al volumen (no de esta manera cantidad) de los comestibles. Además incluye un “rice bowl” para cocer arroces y también incluso comestibles en rebosante salsa, de hasta 1,2 de capacidad.

El depósito de agua es pequeño para una vaporera de tres bandejas: 1 litro, por más protección por sobrecalentamiento que tenga, tenemos que estar un tanto más atentos con esta vaporera de no quedarnos sin agua a mitad del cocinado.

La poca capacidad de agua, se puede compensar con su potencia de 1800 vatios, que es casi el máximo que se les puede pedir a las vaporeras de este estilo.

Si nos agrada el alimento aromatizada, este modelo viene con un potenciador de sabor, una reja metálica puesta sobre la salida de vapor que deja poner hierbas y condimentas, sin la necesidad de que entren en contacto con el agua.

Durante el cocinado podemos agregar agua por medio de una entrada externa en su base (incluso podemos ver el nivel de llenado); al terminar el cocinado, podemos decantarse por la función “keep warm”, para sostener los comestibles calientes.

Está fabricada fundamentalmente en plástico y acero inoxidable, que hace que sea muy, muy ligera; su base cuenta con un recogecable, ideal si queremos tener la vaporera sobre la encimera, pues además de esto sus componentes se apilan volviéndola muy compacta.

Los componentes son capaces para el lavaplatos, pero además de esto incorpora un conduzco indicador de cal, que nos notifica con una señal sonora cuando es necesario quitar los posibles restos de cal del depósito de agua. ¿Su coste? Similar a la Seb.

Aigostar Fitfoodie 30CFO

Una de las más asequibles, su coste ronda los 30 euros. Tiene trs bandejas apilables para diferentes cocinado y un cuenco singular para cocinar arroz con capacidad de 1 litro. A través de dos agujeros laterales en su base, podemos agragar agua durante la cocción.

Funciona por medio de un temporizador de hasta 60 minutos. Cuenta con sistema de protección por sobrecalentamiento dando aviso con un conduzco luminoso, y se apaga si advierte que el nivel del agua del depósito está por bajo el mínimo.

Fabricada íntegramente en plástico (libres de BPA y con certificados de calidad CE, GS, RoHS y LFGB) lo que hace que sea una de las más ligeras. A decir verdad para sus 9 litros de capacidad, se queda un tanto corta de potencia: 800 vatios.

Al ser de plástico una ventaja es que sus componentes son capaces para el lavaplatos, incluso de esta manera su depósito precisa cada cierto tiempo un mantenimiento para evitar la acumulación de cal.

La gran gran gran desventaja, es que si necsitamos conocer los tiempos de cocción de los comestibles, deberemos valernos de alguna fuente externa como internet, la vaporera no incluye ni recetario ni tabla de cocciones.

Última actualización el 2019-12-04 at 18:40 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados