Las mejores sartenes antiadherentes

qtKEAJwL

Si precisamos pertrechar la cocina, lo idóneo es armarse con un set de sartenes en lugar de adquirirlas por separado. Elegirlas no es labor fácil pues en el universo de sartenes, cada marca es un planeta.

Y sobre cuando hablamos de sartenes antiadherentes. Porque todos tenemos en la cabeza lo pronto que comienza a pegarse la tortilla, lo caras que son… Y cuando toca adquirir las próximas, que siempre y en toda circunstancia toca, procuramos como locas el modelo cuyo recubrimiento antiadherente nos vaya a durar más, aunque sea un tanto menos asequible.

En esta comparativa múltiples especialistas, además de esto de lanzar luz sobre este extenso planeta, han probado los set de sartenes y han elegido como las sartenes antiadherentes preferidas a las BRA Prior.

¿Por qué una sartén antiadherentes?

A diferencia de otro género de sartenes específicas para cocinar comestibles con técnicas y cuidados singulares, las sartenes antiadherentes son las más versátiles, con un mínimo mantenimiento y de simple limpieza.

La principal ventaja es que consiguen de una manera fácil que ningún comestible se ‘pegue’. Con las dificultades que supone para finalizar bien el producto, primero, y para la limpieza después.

Porque realmente son más simples de adecentar. La antiadherencia nos evita restos de comida pegados por la parte interior, y los recubrimientos exteriores nos lo evitan por fuera.
Por eso son ideales si no somos unos especialistas cocinillas o queremos practicidad.

Además, la forma en que están diseñadas hace que el calor se distribuya uniformemente por toda la superficie, consiguiendo cocciones de forma pareja.

La cantidad de aceite o mantequilla que ponemos para que los comestibles no se peguen es mínima. Por eso el hecho de que sean antiadherentes no solo es bueno pues facilita la cocción, sino pues conseguimos cocciones más sanas y bajas en grasas.

Cómo hacer que duren más… y mejor

Debemos prestar atención a qué género de cocina tenemos y a cuáles se amolda la sartén. Porque las hay fabricadas para cocinas de inducción, que son un tanto más caras, y también para vitrocerámicas, placas eléctricas y gas.

Identificar para que género de cocina es cada sartén no resulta un inconveniente, pues prácticamente siempre y en toda circunstancia está indicado.

Eso sí, las sartenes antiadherentes precisan, aunque mínimos, algunos cuidados.

Para empezar, el lavado. Los modelos vienen con instrucciones y respetarlas implica que nos duren sensiblemente más. No es buena idea que no les hagamos caso omiso, como ocurre demasiadas veces.

En general se aconseja limpiarlas con agua templada y limpiador, cuidando de que la esponja que usemos sea suave y no raye el material.

Mejor no meterlas en el lavaplatos pues los limpiadores que empleamos para estos aparatos son más abrasivos y pueden dañar la antiadherencia.

Al cocinar, los aparejos que empleemos (como espátulas) no deben ser de metal pues prácticamente siempre y en toda circunstancia dañan la antiadherencia. Mejor emplearlos de madera, plástico o silicona.

Cuando terminemos de cocinar, no las metamos bajo el agua fría. Los cambios bruscos de temperatura desfiguran las capas internas de la sartén y hacen que el calor deje de repartirse de forma uniforme.

Si las vamos a guardar una sobre la otra, lo mejor es poner entre ellas algún separador, paño o papel de cocina; pare evitar que el roce de una con otra dañe la antiadherencia.

Además. si la sartén es de mala calidad el material antiadherente pierde sus propiedades y comienza a desprenderse volviéndose tóxico para la salud, lo que también nos forzará a desecharla y adquirir otra.

También es bueno que sepamos que las sartenes no sirven para guardar comestibles. No hay que dejar el alimento un buen tiempo en la sartén pues las substancias que generan los comestibles, como los ácidos, pueden dañarla. Y lo que es peor: si la dañan, esos compuestos que se forman en la sartén pueden ‘migrar’ cara los comestibles.

Lo que hay que saber

Invertir en una buena sartén evita que las debamos mudar con demasiada frecuencia, con lo que es un gasto que prontísimo se convierte en un ahorro.

En general, como material antiadherente habitúan a llevar teflón, que es una marca registrada y se sabe de su composición. No debemos confundir el material de acabado antiadherente, con su composición. Una cosa es saber con qué está fabricada la sartén, y otra es conocer cuál es la composición del material antiadherente.

Hay diferentes géneros de materiales para fabricar sartenes antiadherentes:

  • De teflón. Mucho cuidado con las temperaturas elevadas. En general se fabrican con metal más una capa de teflón. Si vamos a cocinar en temperaturas mayores a 260ºC, el teflón comienza a degradarse y volverse perjudicial.

    Es esencial que no contengan PFOA. Este material se usa para pegar el teflón a la sartén y está prohibido, pues se ha descubierto que a largo plazo puede ser cancerígeno. No debe confundirse con el PFTE, que es parte del teflón y solo es tóxico a temperaturas superiores a 260ªC.

    Dentro de las sartenes antiadherentes habitúan a ser las más asequibles.

  • De porcelana o piedra. Son más resistentes frente a ralladuras y altas temperaturas (pueden resistir incluso 400ºC). Al no contener teflón son más ecológicas, y fabricarlas no requiere mucho consumo de energía.

    Su antiadherencia es más baja y también incluso algunos fabricantes incluyen teflón como recubrimiento para robustecerlas. Si no están reforzadas de teflón, un mal empleo pude causar que pierdan sus propiedades antiadherentes y el calor no se distribuya de forma uniforme.

    Necesitan un cuidado más singular al cocinar y limpiarlas, y su costo es más elevado que otras sartenes.

  • De aluminio o aluminio forjado. Si pretendemos una sartén de este material, debe, sí o sí, llevar una capa antiadherente que acostumbra a ser teflón.

    El aluminio por sí mismo, no es antiadherente; y tampoco se aconseja su empleo, pues es un material que se acumula en nuestro cuerpo.

    Aclarado esto, el beneficio es que son sartenes más ligeras y simples de manejar. Si precisamos que sean capaces para inducción, precisamos que lo aclare el fabricante, pues no acostumbra a ser un material capaz.

  • De titanio. Se presentan como mejores que las sartenes de teflón pues están libres de PFOA. Pero no nos dejemos engañar pues el titanio por sí mismo no es antiadherente. Y para que lo sea, de nuevo, debe llevar una capa de teflón que como bien sabemos he de ser también libre de PFOA.

    Las desventajas, es que son sartenes sensiblemente más pesadas y su coste es elevado. Las ventajas, es que si su mango es extraíble son también capaces para horno a temperaturas moderadas. Son muy perdurables, el titanio difiere el deterioro del recubrimiento, y soporta mejor golpes y rayaduras.

En general todas llevan algo de teflón como recubrimiento. Para los más «tiquismiquis», vamos a aclararles que hay múltiples géneros de teflón.

  • Classic. El más básico. No es válido para un empleo intenso, pues se raya con sencillez y se desprende antes.
  • Select. De mayor durabilidad y capaz para usos más frecuentes.
  • Platinum Plus. Soporta ralladuras y golpes, en consecuencia es sensiblemente más perdurable.
  • Professional. El mejor de todos y obviamente, el más costoso.

Las preferidas, BRA Prior

BRA es una marca que lleva en torno a 50 años dedicada a la fabricación de sartenes. La gama Prior está realizada con aluminio derretido para asegurar un reparto uniforme del calor, desempeño y aprovechamiento de la energía, bajo el sistema «Full Induction». El recubrimiento antiadherente es tricapa (bicapa interior, unicapa exterior) de Teflon Classic, libre de PFOA.

Su fondo difusor está desarrollado para asegurar un reparto uniforme de calor, conforme a la tecnología «Save Energy System». El mango de silicona es ergonómico y apilable. Tres diámetros diferentes para cada sartén: 18, 22 y 26 cm. Aptas para cualquier género de cocina.

Incluye un salvamantel, que sirve también para evitar el roce entre sartén y sartén. Lástima que siendo tres sartenes, incluya solo uno.

En comparación con otras sartenes pueden ser un tanto más pesadas. Esto no quiere decir que cueste cocinar con ellas, pero es esencial tenerlo en consideración.

Es muy usual leer en los comentarios de diferentes webs, a muchos usuarios lamentarse de que tras un tiempo de empleo el antiadherente se desprende y el alimento comienza a pegarse. O que se rayan con sencillez. Recuerden que son sartenes de Teflón Classic, y como hemos explicado en la introducción, no están dispuestas para un empleo intenso.

Hay que tener en cuenta que el set de BRA Prior es una alternativa media de la marca. Situado entre el BRA Forjadas y el BRA Terra, los dos también muy populares.

Otras opciones

Tefal Comfort Grip

El segundo set de sartenes en la clasificación de esta comparativa pertenece también a una marca de prestigio y con una larga trayectoria profesional: Tefal.

El diámetro de este conjunto es un tanto mayor que el de las BRA: 20, 24 y 28 cm. Están fabricadas en aluminio y tienen algunos detalles interesantes de fabricación, pero no son capaces para inducción.

El recubrimiento antiadherente de 6 capas ‘Titanium Force’, incorpora titanio. Ya aseveramos que el titanio por sí no es antiadherente, sino lo que aporta es durabilidad a las propiedades del teflón. Están libres de PFOA, plomo y cadmio.

El punto rojo que vemos en su base de cocinado, llamado «Themospot», hace que al calentarse nos indique cuando la sartén ha alcanzado los 180ºC. Este sistema es bueno no solo para situarse en la temperatura ideal de cocinado, sino pues ayuda al mantenimiento en buen estado de la sartén.

El exterior es esmaltado para que estas sartenes más resistentes a ralladuras. En su base, el diseño “Diffusal” con inserciones de cobre ayuda a repartir el calor de forma homogénea. Su mango es ergonómico con inserciones de silicona para un mejor agarre.

Como desventaja tienen el mismo inconveniente que las BRA, y es que no sirven para un empleo intensivo pues transcurrido el tiempo pierden antiadherencia y se desfiguran en la base. También es esencial resaltar, y es un punto en contra suya, que las sartenes Tefal son más caras.

El set de sartenes Tefal Comfort Grip, es el más básico en la gama de set de sartenes Tefal. Hay modelos más complejos, como los Expertise y Sensoria de la línea especialista, o las Aroma de la línea sibarita.

San Ignacio Professional Chef

Fabricadas en aluminio prensado, con antiadherente MultiClad multicapa. El exterior no es de cobre, sino de color cobre. El set tiene sartenes con diámetros de 20, 24 y 28 cm. Supuestamente son capaces para todas las cocinas, pero ciertas pruebas han demostrado que no son lo que se afirma capaces para inducción.

El mango de acero inoxidables es hueco para disminuir al mínimo la conducción del calor; y a diferencia de otras sartenes están remachados y no atornillados.

Pero esas resoluciones en la fabricación no dan grandes resultados, en tanto que es muy frecuente que los usuarios se quejen de que el mango conduce el calor y no lo aísla. Así que para cogerla será mejor ser prudente y valernos de algún agarre extra.

Además plantea el inconveniente de que el aceite tiende a filtrarse por los remaches.

Otras opciones superiores cuando a set de sartenes de marca San Ignacio es la Colección Granito o la Premium.

Monix MB

Rebajas

Son sartenes antiadherentes de teflón bicapa libre de PFOA, fabricadas en aluminio forjado. El set tiene sartenes con diámetros de 18, 22 y 26 cm. Su mango está fabricado en baquelita anti-quemaduras.

Es un set de sartenes que en las marcas conocidas, son una alternativa económica y eso se aprecia en su calidad.

Por ejemplo, en algunos comentarios se han quejado de que dejan marcas en las cocinas de inducción, y que el diseño de su base no hace que el calor se distribuya adecuadamente. Y no es absolutamente ferromagnético, otro punto en desventaja para las cocinas de inducción.

Magefesa K2 Gransasso

Quizás el set de sartenes más económico. Su recubrimiento es bicapa de teflón libre de PFOA y tiene dos capas de esmalte exterior para una mayor duración frente a ralladuras. El mango es ergonómico de baquelita, y el diseño de su base ayuda a que el calor se distribuya de forma uniforme.

La combinación de los diámetros de las sartenes del set es quizás una de las más pequeñas: 18,20 y 24 cm.

Tiene la misma desventaja que en otras sartenes, esto es, que por su recubrimiento y su coste, no son capaces para un empleo intensivo ni para fuegos elevados, aunque es un inconveniente acorde con su bajo coste.

Según creencias, pasado un tiempo pierden el material antiadherente, se curvan o incluso se quema el material.

Deik

Están fabricadas en aluminio con recubrimiento antiadherente «Fusion Tech», libre de PFOA, plomo y cadmio. La base es de acero inoxidable, capaz para todas las cocinas incluso para horno. Los diámetros de las sartenes son de 20, 24 y 28 cm.

El mango es de acero inoxidable, y no habitúan a ser los mejores, pues transmiten el calor. Lo bueno de este set es que incluye sus aparejos de cocina, ideal para no tener ralladuras.

En cuánto a experiencias de empleo, conforme los comentarios sus ‘jueces’ se dividen en amor y odio. Sin medias tintas. A algunos les ha funcionado a mil maravillas, pero a otros en cambio no les ha dado resultado alguno.

Cuberland Royal

Aunque su material es antiadherente con recubrimiento cerámico, no dejan de ser frágiles por tratarse de sartenes de porcelana.

Necesitan de algunos cuidados y sobre todo de moderación en las temperaturas de cocinado, pues pueden mancharse, agrietarse y perder la propiedad antiadherente. Son capaces para cocinados suaves como crepes o pescados.

La base es termodifusora para poder repartir el calor de forma uniforme. Y el mango ergonómico está fabricado en silicona. Es capaz para todo género de cocinas, pero los usuarios no aconsejan su empleo en inducción.

Tratándose de sartenes de porcelana no están mal de coste, ¿las hay de mejor calidad? Si como es natural, y más caras también.

Última actualización el 2019-12-04 at 13:30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados