Las mejores pulseras de actividad económicas

fitness trackers

Tener un registro de la actividad que realizamos día a día no es tan fácil. Y lo prueban los múltiples intentos errados en los que todos nos hemos embarcado alguna vez. Porque seamos francos, ¿cuántas veces nos hemos bajado aplicaciones al móvil con intención de controlar todo género de actividades y hemos desfallecido en el intento?

Y eso a sabiendas de que el ejercicio resulta necesario para nuestra salud y que inspeccionar nuestro sacrificio es casi como tomarnos la temperatura… por el hecho de que el estado de forma tiene mucho que ver con el estado de nuestro corazón.

Además, las pulseras de actividad no solo sirven para los deportes como se cree. Si debemos inspeccionar nuestra actividad cardiaca, nuestra presión arterial, padecemos de insomnio o precisamos perder peso, estas pulseras son recomendadas para realizar un seguimiento pormenorizado que deje mejores diagnósticos y controles.

Y su empleo es tan fácil que son muy recomendables para las personas mayores, en tanto que en muchas ocasiones se valen de ellas para acudir a combatir el sedentarismo.

Así que en el momento en que somos conscientes de la necesidad de hacer ejercicio, lo mejor para no engañarnos es aceptar que precisamos que el control lo hagan por nosotros. Y las pulseras de actividad lo hacen. Los especialistas han probado ciertas opciones económicas y se han decantado por la como la favorita a la pulsera Xiaomi Mi Band 3. Ahora ya no tendremos excusas ni para hacer ejercicio ni para monitorizarlo.

Otras buenas opciones que examinamos en esta comparativa:

Fitbit Charge HR – Pulsera de actividad y ritmo cardiaco

Tipo de batería: polímero de litio. Transceptor Radio: Bluetooth 4.0

Garmin Vívosmart HR – pulsera de actividad con pulsómetro integrado Garmin Elevate

Recuento pisos subidos; Indica que llevas demasiado tiempo sin actividad con una suave vibración.

Samsung Gear Fit 2 – Pulsera de Fitness de 1.5” (4 GB, 1 GHz, 512 MB RAM, Tizen, talla L), color negro

Capacidad de almacenamiento de 4 GB y memoria RAM de 512 MB; Conectividad Bluetooth 4.2, Wi-Fi 802.11b/g/n, GPS, GLONASS
Rebajas

Polar Loop2 – Pulsera de actividad, color negro

La pulsera de actividad Polar Loop 2 es bien elegante y resistente al agua; Objetivo de actividad adaptado
89,90 EUR −45,00 EUR 44,90 EUR

¿Por qué una pulsera de actividad?

Una pulsera de actividad es un gadget wearable, lo que traducido quiere decir que es un dispositivo que tiene una meta y una función específica, y que además de esto lo llevamos puesto con nosotros.

Una pulsera de actividad acompaña nuestra vida ubicada sobre nuestra muñeca y deja controlar actividades como los pasos que damos, la distancia recorrida, las pulsaciones, el movimiento al paso que dormimos… Y determinados modelos más complejos dejan medir los movimientos específicos con arreglo al deporte que efectuemos.

Las pulseras de actividad son ideales para motivar nuestro movimiento, estar más activos, trazarnos objetivos, superarnos al conseguir nuestras metas; incluso para los que son muy competitivos, nos dejan equiparar la propia actividad con la de otras personas. Es fundamentalmente como ese amigo que se apunta con nosotros al gimnasio para acompañarnos, y nos ayuda a ser fieles al ejercicio y no desamparar al primer ataque de holgazanería disfrazado de la sempiterna falta de tiempo.

¿Cómo marchan?

Seguramente nos preguntemos como es que estas pulseras registran los datos de nuestro cuerpo. Es realmente fácil, a modo general tienen incorporado un sensor llamado Podómetros, que advierte el movimiento de la cadera y lo transforma en pasos, o sea los pasos serían la unidad de medida. Una cierta cantidad de movimiento se toma como un paso.

De forma similar, con estos pasos se calcula la distancia recorrida, un metro o kilometro equivaldrá a una cierta cantidad de pasos. ¿Y las calorías? Se calculan dependiendo de la distancia recorrida, teniendo presente además de esto la edad, peso, altura y sexo.

Muchas veces, pueden advertir movimientos que no son en sí pasos, por ejemplo si estamos efectuando mucha actividad con las manos.

¿Y aquellas que regulan el sueño? También se valen del sensor de movimiento, solo que en lugar de insistir en el momento en que nos movemos, pondrán la atención en cuan quietos estamos a lo largo del sueño. La ausencia o no de movimiento se traducirá en sueño profundo o sueño ligero. Claro que además de esto controlan las horas de sueño.

Además, todos estos registros se pueden descargar en una nube por medio de una aplicación y supervisarlos desde el móvil.

Recomendaciones

Por lo primero que debemos empezar es por establecer un presupuesto, por el hecho de que vamos a localizar pulseras desde 20 euros hasta más de 200 euros. Para que nos orientemos, una pulsera por bajo los 50 euros es una pulsera que contará los pasos, las calorías, la distancia recorrida y quizás realice un seguimiento del sueño.

Si buscaremos pulseras de entre 50 y 100 euros podremos medir considerablemente más factores y además incluso pueden ser resistentes al agua o conectarse a una aplicación. La duración de la batería en estas pulseras será mayor.

Aquellas que van en el rango de los 100 a los 200 euros serán más complejas pudiendo monitorear la frecuencia cardiaca, conectarse al Smartphone y percibir notificaciones, diagramar planes de entrenamiento, etc.

Las pulseras profesionales cuestan por sobre los 200 euros, y realmente debemos valorar si realmente nuestra actividad deportiva vale la pena, pues pueden dibujar mapas con detalles de la ruta de entrenamiento, inspeccionar muy frecuentes vitales, descargar los datos a una aplicación y realizar estadísticas. Son pulseras concebidas para atletas.

Dime que deporte practicas y te afirmaré que pulsera elegir. Muchas pulseras miden el ejercicio físico generalmente, pero otras en cambio están singularmente diseñadas para una actividad específica como running, bicicleta, natación, fitness, triatlón, etc. Claro que cuanta mayor sofisticación, mayor costo.

No todas las pulseras pueden ser resistentes al agua, pero muchos de los modelos aceptan realmente bien las salpicaduras, la lluvia y el propio sudor del cuerpo.

No todas tienen el mismo sistema de cierre, ciertas se ajustan como un reloj, otras se ponen como una pulsera o tienen un sistema de anclaje como un clip o botón. Depende de la actividad que hagamos podremos elegir uno o bien otro. Las que se ponen como pulsera son ideales por el hecho de que no llevan hebillas extras que se puedan enganchar en ningún lugar, al paso que que las que se ajustan como un reloj dejan ajustarlas conforme a nuestra muñeca. Para actividades intensas, si optamos por un sistema de anclaje debemos asegurarnos de que su cierre es total.

La interfaz es algo común en todos, ciertas más visuales que otras, pero lo esencial es que sea intuitiva, veloz y fácil de utilizar. Algunos modelos dejan regular el brillo de la pantalla, ideal para actividades al aire libre o durante las horas de sueño.

Autonomía de la carga, no solo es esencial que dure un cierto tiempo y que no debamos recargar su batería cada dos por tres. Debemos pensar que cada vez que lo cargamos, interrumpimos las mediciones al paso que dure su carga. Si precisamos generar un patrón a largo plazo, cuantas menos cargas mejor. La carga de estos dispositivos acostumbra a durar entre 5 días y una semana y acostumbra a ser por medio de USB.

Elegir el diseño de la pulsera además es posible, aunque muchas son de silicona por el hecho de que es el material que mejor se amolda a las actividades físicas, podemos decantarse por combinaciones de material, texturas, colores, etc. Si llevaremos todo el día puesta la pulsera, has de saber que el diseño está asociado además a una comodidad de empleo.

En caso de que se pueda enlazar a un móvil, presta atención si la pulsera es capaz para Google o Apple. También es bueno conocer de antemano cuál es su aplicación, sus posibilidades y desempeño; una buena guía habitúan a ser los comentarios en Google Play o en Apple Store.

Funciones básicas

Más allá de adquirir una pulsera económica, hay ciertas funciones básicas que deberíamos tener en cuenta de que las incorporasen.

Cronómetro de actividad, que no es otra cosa que medir el tiempo de movimiento.

Poder fijarnos una meta diaria de pasos o calorías quemadas. Permitirá inspeccionar nuestros objetivos motivándonos a cumplirlos. Posiblemente al principio estemos muy comprometidos con nuestra meta y resultará simple, pero el inconveniente aparece cuando de esto hay que hacer una rutina y no saltársela. Controlar la meta nos hará ganar constancia.

Pulsómetro, como su nombre lo afirma para medir el pulso. Quizás no todas las pulseras económicas tengan esta función, o posiblemente si la tengan y no sea tan precisa.

Contabilizar las calorías perdidas nos será de gran ayuda si estamos necesitando perder peso, no solo para restárselas al peso, sino para medir el desgaste energético. Algunas pulseras dejan por medio de una aplicación, registrar las calorías que comemos y realizar cómputos entre lo consumido y lo gastado.

Si sentimos que durante el día no rendimos, posiblemente sea por el hecho de que no descansamos adecuadamente. Con funciones como las de monitoreo del sueño podremos saber cuántas horas descansamos, las horas recomendadas dependiendo de la actividad, como es la calidad del sueño, etc. Esto es posible por el hecho de que a lo largo del sueño la respiración se ralentiza bajando la intensidad del ritmo cardiaco.

Las alarmas son realmente útiles, sobre todo para los que llevamos una barahúnda en lugar de una vida. Nos notificarán cuando es momento de realizar una actividad, cuando estamos un buen tiempo sin movernos, etc. Si estas todo el día frente al computador, esta función es esencial.

Otras funciones que podemos localizar dependiendo el modelo son reloj, reloj cronómetro, enlace con el móvil para percibir alarmas, correas intercambiables, sumergibles, etc.

El preferido: Xiaomi Mi Band 2

La relación calidad, posibilidades costo es una de las más equilibradas, cumple con lo preciso, Xiaomi es una marca que disfruta de una cierta reputación y cuesta menos de 20 euros.

El diseño es realmente simple y sobrio fabricado en TPE. Pesa cerca de 13 gramos y en relación con nuestra muñeca las medidas de ajuste van desde 15,5 a 21 cm.

Su batería fabricada en polímero de litio está incluida y tiene una autonomía de 20 días.

Su pantalla táctil es OLED (mejora la visibilidad con menos energía), con solo pulsar el botón podemos tener un ‘pantallazo’ veloz de los datos al momento. Tiene un recubrimiento que la resguarda de rayos UV, contra rayones y suciedad. El botón texturizado deja que podamos advertirlo a oscuras y utilizarlo con las manos mojadas. Además sirve las veces de reloj, con levantar la muñeca podremos consultar la hora en nuestra pulsera. Si pudiéramos mejorar su visibilidad a pleno sol, sería una pantalla de las mejores.

Permite medir el “spring” de los pasos, o sea evita los movimientos insignificantes contando solo los pasos que damos.

Tiene incorporado un acelerómetro, los sensores de movimiento advierten automáticamente el momento preciso en el como comienza el entrenamiento sin activar nada en la pulsera. Permite medir el pulso, y además de esto con los datos conseguidos ajusta la intensidad y duración de el ejercicio físico. Además los sensores advierten la inactividad prolongada, alertándonos con un leve zumbido cuando es el momento de salir de la silla y movernos un tanto.

Cuenta con monitor del sueño, advirtiendo por medio del ritmo cardiaco las horas de sueño más profundas y ligeras.

¡Es resistente al agua! Estupendo, no debemos preocuparnos por salpicaduras ni por el sudor, pero además de esto podremos bañarnos o ir a la piscina con la pulsera. Cuenta con certificado IP67.

Es compatible con Apple y Android, cuenta con bluetooth para enlazar al móvil, deja desbloquear el teléfono al acercar la pulsera sin claves de acceso ni huellas; y las notificaciones, mensajes y llamadas entrantes lleguen a la pulsera como alarmas.

A través de la aplicación y de la web MI de Xiaomi podremos descargar los datos y visualizar nuestro progreso, por medio de gráficos y estadísticas; pero solo es compatible con una sola aplicación.

La sincronización con el móvil no siempre y en toda circunstancia es buena, es lo que acostumbra a pasar con todos los aparatos de bluetooth, tienden a desconectarse a veces. Debemos además ser realistas y entender, que una pulsera de cerca de 20 euros, tiene una vida útil limitada.

El nuevo modelo: Xiamoi Mi Band 3

La pulsera de actividad Xiaomi Mi Band 3 ofrece mejores notificaciones y una duración de la batería de un par de días, igual que su modelo precedente Xiaomi Mi Band 2 incluso con una pantalla más grande. Su banda es hipoalérgica, sumergible a 50 metros de profundidad (la Mi Band 2 era sumergible hasta 1 metro), con información de duración del ejercicio, pulso cardiaco, podómetro, distancia, monitor de calidad del sueño y notificaciones «anti-sedentarismo».

Permite rechazar llamadas pulsando durante unos segundos sin sacar el móvil del bolsillo. Y con su nueva aplicación Xiaomi Sports App podemos configurar un programa de fitness que sea compatible con nuestro estilo de vida.

Su precisión es incomparable con una lectura del ritmo cardiaco en cualquier momento del día para ver las alteraciones durante las 24 horas del día. Es ligera, bonita y resistente. Es una buena opción si no tenemos un presupuesto para adquirir un smartwatch de las mismas particularidades.

Además, esta en de españa una vez la conectamos al móvil, identifica llamadas y además incluso se pueden ver los mensajes de aplicaciones como WhatsApp en su display.

Otras opciones

Fitbit Charge HR

Lo primero es su diseño texturizado, moderno y al tiempo sobrio; podremos decantarse por el negro o bien otro color. Está fabricada en goma, quizás el material no es un acierto por el hecho de que tras un tiempo podemos querer determinados signos de desgaste.

El tamaño de su pantalla OLED, para determinados puede quedarse corto, teniendo presente que nos deja ver las estadísticas de nuestro monitoreo. Un punto flojo es que conforme a su tamaño (small o large) y color puede cambiar el costo a prácticamente el doble. Su batería debe durar entre 3 y 4, si así no sucediese debemos hacer unos de su garantía.

Su registro de actividad deja inspeccionar los pasos, la distancia recorrida, los minutos de actividad y hasta los recorridos en altura. Con todos estos datos podremos saber incluso las calorías que hemos quedamos. Para conocer los datos nos valdremos de un pequeño botón lateral que presionarlo va a mostrar de forma alternada los diferentes datos y cuyo orden podremos configurar.
En comparación, las mediciones de los datos de las pulseras Fitbit habitúan a ser sensiblemente más precisas comparándolas con otras pulseras de actividad.

Al momento de acostarnos, advierte de forma automática el sueño, controla la cantidad y la calidad del sueño. También sirve las veces de despertador, por medio de una alarma vibrátil, ideal para levantarnos de forma paulatina y sin sobresaltos.

El modo “Ejercicio” acompasa vía bluetooth la pulsera con el móvil y el computador, dejando volcar los datos del entrenamiento. La pulsera puede hacernos conocer las notificaciones del teléfono por medio de su identificador de llamadas. Es compatible con sistemas Android y Windows, una lástima para Apple.

La pulsera Fitbit desgraciadamente, no es sumergible; puedes lavarte las manos, sudar, estar expuesta a la lluvia pero debemos tener en cuenta que los sensores no están protegidos contra el agua.

Tanto en la web como en la aplicación podemos registrar los comestibles que consumimos, visualizar los progresos con gráficos y estadísticas, examinar nuestra tendencia y ganar insignias por cumplir nuestros objetivos! Es una herramienta que podemos compartir con otros usuarios para generar competencias y mandarnos mensajes.

Garmin Vívosmart HR

La pulsera Garmin es un tanto más versátil cuando a tamaño dejando medidas como XL. Su diseño es estándar, su correa posiblemente resulta más agradable por ser más ancha, más fina y redondeada. La pantalla es grande en lo tocante al pulseras de actividad y además de esto bajo la luz del sol tiene excelente visibilidad.

¡Otra pulsera sumergible!, resistente al agua hasta 5 ATM por el hecho de que sus sensores están adecuadamente cubiertos. En cuanto a su autonomía, ronda los 5 días.

Permite monitorear el sueño, la frecuencia cardiaca, las calorías quemadas y cuantifica la intensidad de las distintas actividades que efectuemos; de verdad su función “minutos más activos” deja inspeccionar las actividades como correr o ir al gimnasio, en función de las recomendaciones brindadas por reconocidas organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS). Como incorpora un altímetro barométrico, puede medir si subimos escaleras o si realizamos alguna actividad con inclinación.

No debe confundirse la función “minutos más activos” con “Move IQ” que es la que advierte de forma automática el inicio y fin de cualquier actividad física.

No solo registra la actividad sino memoriza el nivel de actividad asignando objetivos de pasos, una vez cumplido fijará un nuevo objetivo; lo más similar a un personal trainer y además tu muñeca. Obviamente que cuenta con una función que notifica si advierte inactividad por tiempo prolongado, aunque es a cada hora y posiblemente con el tiempo resulte un tanto molesto.

Sincronizándose con el móvil es de las mejores, deja configurar las aplicaciones de las que queremos percibir notificaciones, inspeccionar el dispositivo de música y hasta localizar nuestro teléfono si se pierde. El resto de posibilidades de la aplicación (MyFitnessPal) o la web es similar, podremos planear la actividad, compartirla con otros usuarios, realizar un seguimiento de las calorías consumidas y quemadas.

Muchos especialistas han apreciado que quizás la precisión de las Garmin es mejorable, a veces puede marcar alturas que no se suben o pulsaciones incorrectas. Otro inconveniente es que a veces cuesta acompasarse con el teléfono por el bluetooth y sus peripecias. Y una última cosilla, un indicador del estado de la batería, no vendría nada mal.

Samsung Gear Fit 2

Antes que nada, su costo roza los 100 euros, está muy en el tope pero quizás alguno pueda estirar un tanto más su presupuesto.

Su pantalla es una pasada de 216 x 432 pixeles y tecnología Super AMOLED. Todo lo que vemos lo vemos realmente bien y con una buena definición. Lo único que podemos querer es que a veces muestra demasiados datos cuando queremos dar un simple paneo general.

Por el diseño no debemos preocuparnos, deja ajustar el diseño de la pantalla conforme a como queremos que se muestren los datos.

Sus sensores (acelerómetro, barómetro, giroscopio y HR) advierten movimientos como pasos, distancias recorridas, velocidad de los movimientos, cambios de altura, monitoreo del sueño. Y como no es de las que se queden detrás, administra tus notificaciones y tu música. Una de las funciones rastrea el género de actividad que estemos efectuando automáticamente mostrando en la pantalla las estadísticas con los objetivos que debemos conseguir. Además cuenta con GPS para rastrear la ruta que realizamos.

Aun así a pesar de sus sensores, Samsung no es una marca que se especialice en pulseras por mucho que las fabrique, ¿pueden aparecer fallas con los sensores? la contestación es sí y no. Es una pulsera más complejas que otras, pero hay otras cuyos sensores son mejores.

Punto, puntísimo a favor que la sincronización del teléfono a la aplicación la apodemos hacer vía bluetooth pero además WiFi. Es compatible con IOS y Android 4.3 y 4.4, es recomendable comprobar bien el teléfono, en determinados teléfonos la falta de compatibilidad hizo que no se pueda aprovechar la aplicación.

El pero lo encontramos en que tras cierto tiempo de empleo, los conectores de carga comienzan a dar inconvenientes y conseguir conseguir el contacto de carga comienza a ser complicado.

Polar Loop2

Rebajas

Las funciones son similares a las de otras pulseras, deja medir frecuencia cardiaca, pasos, distancia, tiene alarma de inactividad, te notifica de cuantas calorías has quemado, realiza de forma automática el seguimiento del sueño, y avisa de mensajes y llamadas entrantes. También es sumergible y hace las veces de despertador.

Una de las funciones muestra la intensidad de la actividad que has desarrollado durante el día y te asesora para que alcances la meta planteado.

Lo curioso de esta pulsera, es que no tiene una pantalla que deja visualizar los datos, sino se vale de indicadores LED, que son los puntitos que se ven a simple vista. Esto a determinados les puede parecer un detalle estupendo, una vuelta a los 80; al paso que que otros prefieren leer números de forma clara en un pantalla sin andarse con vueltas, en esta cuestión a gusto de cada uno de ellos.

Todos los datos se pueden descargar y acompasar por medio de la aplicación “Polar Flow”. En cuanto a ordenadores, es compatible con Mac OSX10.6 o siguiente y con Windows XP, 7 o bien 8.

Lo que se echa en falta en las pulseras Polar es la duración de la batería, puede inclusos no durar ni un día si nuestra actividad es intensísima.

Última actualización el 2019-12-04 at 18:30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados