Las mejores polainas impermeables

Los deportes al aire libre no deben verse condicionados por las inclemencias del tiempo o el estado del terreno. Pero para esto debemos equiparnos con accesorios imprescindibles como las polainas, unas prendas que cubren las piernas hasta las rodillas y que hoy en día están fabricadas con los mejores materiales textiles técnicos. Atrás quedaron las calzas de cuero que vestían nuestros abuelos.

Las polainas impermeables y a prueba de viento, como la Outad, que es la favorita de esta comparativa, no solamente se emplean para la nieve.

Son uno de los artículos imprescindibles en la supervivencia; los conocidos como Must-Pack de los mochileros, los excursionistas, los amantes del senderismo, la pesca y otras actividades al aire libre como la recogida de setas.

Funciones y características particulares

Aunque la función principal es proteger de la humedad y sostener los pies secos y el calzado limpio, también salvan de los raspones y cortes que pueden generar las ramas, los arbustos y las rocas.

Y también nos pueden librar en más de una ocasión de las latosas picaduras de los insectos, de manera especial si se transita por zonas húmedas cercanas a los ríos.

Los modelos analizados en esta comparativa son hasta la rodilla (las hay que son cortas) y tienen unas características particulares en común:

  • Están confeccionados con tejido Oxford ultrarresistente o poliéster.
  • Cierran la pantorrilla frontalmente con velcro o cremallera, y la parte superior con una goma flexible graduable por bajo la rodilla, o con una correa graduable con hebilla.
  • Se mantienen a los cordones con un ojal o clip metálico, favoreciendo con lo que no se muevan.
  • Una cinta de tela o plástico rodea la suela para afianzarla al pie y evitar que se moje. Y en este punto, una advertencia esencial: las de tela resisten menos usos que las de plástico.

Estos son las características particulares generales de las polainas impermeables. No obstante, como el mercado ofrece un sinfín de modelos, desde Compramejor se ha realizado una investigación ‒avalado por la opinión de los especialistas‒ para facilitar la adquiere.

Solo debe elegir uno de los cinco modelos que se plantean ahora, tanto si es un experimentado alpinista como un excursionista ocasional.

Mantenga sus piernas calientes y secas en las rutas de montaña, como protegidas de la arena, del barro y de los molestos bichos por un costo realmente asequible, de entre 5 y 20 euros.

Las mejores: OUTAD

Las polainas de Outad destacan por ser portátiles y resistentes, además de esto de por estar fabricadas con materiales impermeables listos para aguantar el viento, el agua, la nieve y los posibles desgarros producidos por rocas o ramas.

Se amoldan a todos los tiempos pues también son traspirables, una característica precisa cuando se les dará un empleo en lugares cálidos y húmedos.

Las Outad destacan por su portabilidad, en tanto que otros modelos son tan robustos que impiden doblarse y guardarlas en una mochila. Un incordio si el recorrido es largo o de múltiples días.

En cambio, estas polainas son de paño de Oxford 600D, un tejido robusto, chubasquero y, al tiempo flexible, que ocupa escaso espacio una vez dobladas.

Las costuras están termosoldadas para evitar roturas y que se cuele la humedad o anélidos como las sanguijuelas.

Son simples de poner, se amoldan al gemelo con una banda de velcro vertical que concluye con un enganche para sostener la polaina a los cordones de la bota, y así dejarla fijada al calzado.

También incluyen un cordón flexible que las ajusta bajo la rodilla y una tira que pasa por la suela de la bota.

La forma de uve en la parte inferior hace que se amolde al calzado y no penetre el agua.

Están libres en tres tallas (S, M, L) y cuatro colores (gris oscuro, azul celeste, naranja y verde guisante). Para hacerse una idea, la talla M encaja bien para personas que midan entre 1,65 y 1.75 cm aproximadamente.

Una buena alternativa: AOTU

La marca experta en deportes indoor y outdoor AOTU ofrece una buena alternativa comparable a la favorita de OUTAD.

Se trata de unas polainas en color negro y de tallaje único que se amoldan a la mayoría de piernas, salvo que se trate de una persona con gemelos delgadísimos.

Para salir de dudas, el fabricante apunta las medidas en centímetros y pulgadas. De esta forma, antes de adquirirlas se puede ver si son del tamaño recomendable (circunferencia de apertura inferior x circunferencia de tobillo x circunferencia de apertura superior: 38 x 45 x 48 cm).

Al igual que las favoritas por los especialistas, están confeccionadas con tejido Oxford 600D, resistente a los rasgones y al agua en sus versiones.

Se amoldan a todo género de calzado ‒mejor de Gore-Tex si se pretende ir por sitios mojados o con barro‒ y se ponen de la misma forma que las OUTAD:

Un velcro frontal se engancha con un clip metálico al cordón de la bota; la goma superior graduable se anuda a la pantorrilla; y una banda de TPU (un género de plástico flexible y de alto desempeño) se pon de lado a lado bajo la suela cuya resistencia puede aguantar hasta 30 grados en negativo.

También se doblan con sencillez y también incluyen una bolsa para guardarlas y no empapar el resto de enseres que van en la mochila.

Las quejas: son de un solo color, no se puede elegir la talla y el costo resulta más elevado.

Unigear: las más técnicas

Todo el equipo que forma una parte de Unigear busca que las personas “conecten” con la naturaleza y compartan esos momentos con sus seres queridos.

Por eso es de las mejores marcas cuando a material deportivo para exteriores se refiere ‒“es esencial para nosotros que nuestros productos estimulen a la gente a vagar por la naturaleza”‒ encontrando en su extenso catálogo desde unas lentes para practicar esnórquel hasta los mejores accesorios de escalada.

Las polainas de senderismo Unigear están confeccionadas con tejidos impermeables de doble capa y primera calidad: Oxford 600D y poliéster 210D. De esta forma las piernas y el calzado se mantendrán siempre y en todo momento protegidos, secos y calientes.

Salvarán a los excursionistas de un par de calcetines mojados o de las picaduras de insectos. Además, una vez acabada la travesía se pliegan de forma fácil y ocupan un espacio mínimo.

Ponérselas es labor simple, como en los modelos precedentes, pero la diferencia reside en el ajuste superior que, en lugar de ser un cordón flexible, es una correa con hebilla que se aprieta todo lo que sea preciso para que la polaina no se deslice cara abajo al caminar.

Una vez ajustada, la cinta restante se guarda en un espacio a la vera de la hebilla para que no cuelgue y evitar tropiezos al paso que se desplaza.

El material usado para lo correa que sosten la bota por debajo es TPU, un género de plástico flexible y resistente a temperaturas bajas extremas.

Hay dos colores a elegir, dependiendo del gusto: negras para los reservados o azul celeste para los valientes.

En cuanto al tallaje, se pueden adquirir en M y XL. Para atinar con el tamaño pueden verse las medidas en una guía de tallas que facilita el fabricante.



Lixada: las más vendidas

El cuarto lugar de esta comparativa lo ocupan estas estupendas polainas que no son las más profesionales, pero cumplen con la función de proteger de la humedad en la montaña, en caminos mojados o con nieve.

Se puede decir que son fáciles, eficaces y económicas. Hechas de poliéster robusto, resistentes al roce, son transpirables y simples de poner y suprimir gracias a la cremallera frontal cubierta con una cinta de velcro.

Esta característica las hace irresistibles a la adquiere.

Se enganchan a los cordones de las botas con un ojal metálico y se cierran en la parte superior con una cuerda flexible. A diferencia de las tres precedentes, la parte inferior va sosten con una tira de tela que se ajusta con un pasador. No son tan resistentes como las de plástico, pero servirá para doce salidas.

Para los que van a comenzar a hacer montaña son perfectas pues las polainas se habitúan a romper con sencillez por el roce con los crampones, con lo que es preferible no realizar una mayor inversión.

Solo se fabrican en un tamaño, acomodable a la mayoría de las personas (longitud 40 cm y circunferencia de la pantorrilla 50 cm) y en tres colores: negro, rojo y verde.

El mejor costo de SODIAL(R)

Gracias a las polainas de Sodial(R) este invierno todo el planeta podrá disfrutar de una escapada a la nieve para tirarse en trineo, practicar esquí o dar un camino por los blancos paisajes con unas raquetas.

Complete su equipo de invierno con estas polainas que podrá adquirir por un escaso costo, pero que no tienen nada que envidiar a otras más profesionales. Sobre todo si la meta que piensa cumplir con su adquiere es ir a la montaña en condiciones, pero una o un par de veces por año.

Son resistentes al agua, al viento, al desgaste y a los desgarros. Pero, lo que enamora a los expertos en equipamiento de deportes al aire libre es que el cierre frontal de velcro va acompañado de una cremallera que las hace más inescrutables todavía.

Una cualidad que comparte con el modelo de Lixada. Se ciñen al gemelo con un flexible y en la parte superior con una goma graduable como la mayoría de polainas.

La cinta inferior que rodea la suela es de tela en lugar de TPU, como en los modelos de mayor calidad. Aun así, para usos ocasionales soporta con perfección, aunque haya que reajustarla alguna vez si el camino es largo.

Pero, ¡ojo!, carece de un divido donde introducir la tira cuando se ajusta al zapato, con lo que resulta conveniente atarla pues se corre el riesgo de pisarla y caerse de bruces.

Así como otros modelos aseguran la impermeabilidad y la transpirabilidad, las Sodial(R) no se aconsejan para zonas con temperaturas muy caliente, en tanto que dan calor y no dejan pasar ni el aire ni la humedad al exterior.

Solo pueden adquirirse en color negro y tienen una sola talla.

Última actualización el 2019-12-04 at 11:40 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados