Las mejores planchas para hacer crepes en casa

Las creperas son una plancha muy versátil con la que podremos hacer todo género de desayunos, meriendas y cenas… ¡Las crepes son la base de muchas recetas!

Desde hace cierto tiempo, este género de productos se han democratizado y abaratado de manera notable, con lo que ahora se encuentran presentes en muchos hogares.

Aunque la masa de las crepes es fácil de preparar, sin las herramientas recomendables podemos provocar un desastre en la cocina. Con este aparato, nos aseguraremos de que las crepes tendrán el grosor recomendable y que se dorarán de forma homogénea por todos los puntos.

Aunque existen diferentes buenas opciones, nosotros tenemos debilidad por la opción de Cecotec. No solo es buena marca que nos da la garantía de calidad, sino pone a nuestra predisposición una de las planchas de crepes más versátiles del mercado y al mejor coste.

Esta plancha cuenta con una placa que se puede virar dependiendo de si queremos hacer una sola crepe grande o 4 más pequeñas pero cocinándolas al tiempo. ¡Y no solo eso! La placa se puede desmontar y meter en el lavaplatos. ¿Se puede pedir más?

A tener en consideración en el momento de adquirir una crepera

Cabe resaltar que las planchas para crepes de las que vamos a hablar son las destinadas al empleo casero. Aunque existen planchas profesionales que superan los 150€ diseñadas para un empleo intensivo, nosotros nos vamos a centrar a las del hogar.

Materiales

Lo más imprescindible de una plancha para crepes es que tenga una capa antiadherente para poder extraer la crepe con sencillez una vez esté dorada. Si supera esta demanda, encontraremos que la plancha está fabricada en alguno de estos materiales:

  • Hierro derretido: Es el material propio de las planchas profesionales a las que se le dará un empleo realmente intensivo. Es costoso y propio de planchas de gama alta.
    Aunque es el mejor de los materiales, si le daremos un empleo eventual y limitado, no necesitaremos materiales de tan alto nivel y va a suponer un ahorro.
  • Acero inoxidable: Material que favorece la durabilidad de la plancha.
  • Aluminio cubierto con teflón: Muy común en este género de planchas en tanto que transmite bien el calor de forma homogénea.

Potencia

Una buena potencia ayudará a que la plancha alcance y sostenga la temperatura perfecta en escaso tiempo. Para una plancha de crepes que usaremos en casa algunas veces, con que tenga desde 800W será más que suficiente.

El diámetro de la plancha

Lo normal es que las planchas tengan un diámetro de entre 20 y 30cm, para hacer las crepes de una en una. Sin embargo, existen creperas más grandes que dejan hacer múltiples en una tanda.

Por lo tanto, el diámetro va a depender del número de personas que la vayan a emplear regularmente. Si solo son 2 o 3 comensales, la plancha tradicional será más que suficiente. Mientras que si esa cantidad sube, agradeceremos tener una alternativa más grande.

Para hacer múltiples crepes al tiempo, además existen creperas que cuentan con múltiples planchas en lugar de una sola de mayor diámetro. Eso sí, generalmente dichas planchas son más pequeñas que las tradicionales (unos 10 o 20cm).

¿Eléctrica o de gas?

Hace algunos años, solo podíamos hacernos con creperas de gas. Actualmente, las eléctricas son más asequibles, seguras, fáciles de manejar y prácticas para el hogar. Por ello, si le daremos un empleo casero, recomendamos elegir una plancha de crepes eléctrica y huir de las opciones que emplean gas.

Accesorios

Lo normal es que las crepes incluyan un rodillo y una espátula, en tanto que los vamos a emplear para la preparación de las crepes. Si no estuviera incluido, vamos a deber hacernos con unas. Esto no es un enorme inconveniente en tanto que son realmente simples de hallar y tienen un coste más que asequible.

Otros extras

Los usuarios más experimentados en la materia y más exigentes podrán querer la funcionalidad de regular la temperatura. De esta forma, podremos inspeccionar si hacemos una crepe más restallante o que esté más blandita.

Antes de comenzar con las mejores… la receta:

Cómo hacer Crepes, receta punto por punto

Hacer crepes es una de las cosas más sabrosas y fáciles de la cocina. Especialmente si tenemos una de estas planchas o ‘creperas’ que prácticamente dismuyen nuestro trabajo a mezclar bien los ingredientes.

Y a ello vamos.

Para hacer 8 crepes precisamos los próximos ingredientes

  • 250 gramos de harina
  • Medio litro de leche entera
  • 4 huevos
  • 50 gramos de mantequilla
  • 10 gramos de azúcar
  • Una pizca de sal.

Ponemos la harina en un bol y vamos añadiendo poquito a poco la leche, los huevos, el azúcar y la sal al paso que batimos hasta el momento en que se quede todo bien ligado pero con una textura liquidita.

Podemos batir a mano o hacerlo con una batidora de varillas, que resultará más descansado y será más fácil hallar el punto.

Después colamos la mezcla para asegurarnos de que no hay grumos y la dejamos descansar por espacio de una hora, aproximadamente.

Y desde ahí, con las tostadoras de crepes ya no hay mucha ciencia ni complicad. Porque realmente podríamos decir que las hacen solos.

Sólo hay que repartir bien el líquido por la superficie, con la ayuda de la espátula de madera, y proseguirse las instrucciones o mirar para darle la vuelta y sacarla en el momento justo. Según nos gusto blanda o restallante.

Después ya solo queda elegir si las tomamos solas con un tanto de azúcar y canela (están muy, muy ricas) o si las rellenamos.

Y el relleno puede ser salobre, para un primer o segundo plato delicioso, o dulce para un buen postre. Al gusto de cada uno de ellos.

Cecotec Crepera Fun CrepeStone Twin: La más mejor, más versátil y con plancha 2 en 1

Además de que Cecotec es una marca reconocida y avalada por muchos usuarios, esta crepera es bien interesante por su término 2 en 1.

Incluye una placa reversible que podremos virar conforme lo que precisemos: en un lado podremos hacer una crepe tradicional y grande de 30,5cm de diámetro, y en el otro, hacer crepes o tortitas de 4 en 4 (de en torno a 10 cm cada una). ¡Para todo género de situaciones!

La placa, siendo desmontable, es muy fácil de adecentar. Además, acepta ser introducida en el lavaplatos. Este es un enorme punto positivo de esta alternativa, pues nos cercioramos de que la usaremos más en tanto que no va a existir la ‘haraganería’ de tener que limpiarla a mano cada vez.

Destaca por su gran potencia de 1200W y por el material de sus placas –recubrimiento de piedra RockStone, para repartir homogéneamente el calor– con una capa antiadherente de calidad. Y gracias a esa capa antiadherente ni siquiera necesitaremos agregar mantequilla para cocinar.

Esta potencia nos dejará hacer crepes en cuestión de 2 minutos, con lo que es una alternativa realmente veloz si queremos hacer grandes cantidades.

Además, la potencia es de forma fácil regulable y cuenta con un indicador de luz para cuando ya se ha llegado a la temperatura pedida.

Un punto positivo es que incluye como accesorios el rodillo para esparcir la masa y la espátula para poder manejar las crepes ya cocinadas. Como los vamos a especificar para emplear el producto, es de agradecer que vengan estos instrumentos incluidos.

En terminante, es una alternativa muy versátil, capaz de amoldarse a las demandas del número de comensales. Las crepes se harán en 2 minutos y para lavar el electrodoméstico bastará con meter la placa en el lavaplatos.

Clatronic CM 3372: La plancha tradicional más asequible

Rebajas

Si queremos una crepera tradicional de calidad sin gastar mucho en ella, esta es la opción mejor. Con 29cm de diámetro, podremos hacer crepes realmente finas de forma muy veloz y simple.

Cuenta con una potencia de 900W, lo que nos dejará cocinar con una velocidad asombrosa. En 3 minutos se precalienta el aparato y podremos hacer unas 8 crepes en menos de cuatro minutos, aproximadamente.

Este modelo cuenta con una capa antiadherente realmente bien desarrollada. Si no empleamos estropajos para su limpieza, sino paños húmedos o lonas suaves, durará años sin resentirse.

Un punto en favor de esta plancha para crepes es que cuenta con la regulación de temperatura.

Aunque puede ser algo complicado por el hecho de que no es un regulador numérico, con el uso se le coge el truco para poder hacer las crepes a nuestro gusto.

Como mecanismo de seguridad, mantiene la carcasa y la zona donde están los botones siempre y en toda circunstancia fríos para evitar quemaduras. Esto se debe a que el material de la base es de un plástico de alta calidad, aislante del calor.

Además, tiene un dispositivo contra el sobrecalentamiento para evitar accidentes.

Como queja, el cable es extremadamente corto (un metro aproximadamente). Por lo que si queremos ponerlo en una mesa al paso que comemos, posiblemente se quede algo justo o que precisemos un alargador.

Entre sus extras incluye un esparcidor para la masa (rodillo), preciso para conseguir que las crepes salgan redondas y homogéneas. También tiene un indicador de encendido y apagado, como de que ha llegado a la temperatura escogida.

En terminante, una plancha tradicional de calidad a un coste prácticamente inmejorable.

Tefal: ¡Cuantos más, mejor!

Esta opción de Tefal es una de las planchas para crepes más populares. Su coste y la calidad del producto la han hecho merecedoras de ello.

Se trata de una plancha capaz de hacer 6 crepes (o tortitas) al tiempo, con lo que es la opción mejor para un empleo familiar. Eso sí, preparemos un espacio en nuestra cocina para guardar este aparato por el hecho de que, aunque es ligera en peso, es más grande que las creperas tradicionales.

Con una potencia de 850W, podrá calentar de manera rápida cada uno de ellos de los compartimentos. Al ser crepes más pequeñas (unos 12cm de diámetro) se harán más veloz incluso con menor potencia que en otros modelos.

¡La única lástima es que no deja regular la temperatura!

Como todas las opciones aquí propuestas, cuenta con una capa antiadherente. Gracias a esta capa, se hace muy fácil su limpieza (aunque no deja desmontar la placa).

Entre sus extras incluye 6 espátulas y un cucharón de medida para poder emplearla en el centro de la mesa y además ir haciendo las crepes durante la cena, por ejemplo.

Todos estos accesorios se pueden enganchar en la una parte de bajo la crepera. El cable tiene como punto a favor que mide 2 metros de largo, lo que nos deja emplear la crepera en prácticamente cualquier lugar. Además, el cable es extraíble para guardarlo más de forma fácil.

Crepera Tristar: Mejor relación calidad-coste

Rebajas

Tristar cuenta con este modelo fabricado en aluminio derretido, lo que nos asegura que el precalentamiento y el cocinado será veloz.

Este material además favorece que sea una plancha resistente y que dure en perfectas condiciones a lo largo del máximo tiempo.

Estamos frente a un modelo de plancha fija con un diámetro de 30cm. Aunque no se puede desmontar para adecentar, su capa antiadherente es tan eficaz que tras su empleo bastará con pasarle un paño húmedo.

Tampoco necesitaremos incorporarle aceites ni grasas en tanto que la crepe no se pegará en absoluto con este sistema antiadherente.

Sus 1000W, deja un precalentamiento de la plancha en 3 minutos y una producción increíble. Porque las crepes estarán listas en 1 minuto. Y podremos hacer muchas crepes seguidas sin que dé tiempo a que las primeras que hicimos se enfríen.

Un punto a favor es que cuenta con regulador de la temperatura, como con un indicador LED para enseñar en qué momento está ya lista para emplearse.

Además, es muy fácil de emplear, con 5 niveles de temperatura diferentes, con lo que le cogeremos el truco desde su primer empleo.

Dispone además de base antideslizante, tema esencial para evitar accidentes durante la manipulación de la plancha. Y en la parte inferior cuenta con un compartimiento para guardar el cable y facilitar de esta manera el almacenamiento del producto.

Esta crepera incluye el rodillo para repartir la masa uniformemente. Sin embargo, no contiene espátula. No es un inconveniente, en tanto que la espátula se puede reemplazar incluso por un tenedor.

De todas formas, podremos hallar espátulas finas para una manipulación más simple por menos de 5€.
Pero es muy esencial saber que si no queremos rallar la plancha y quitarle el antiadherente, mejor elegir espátulas de madera.

Se trata de una plancha para crepes con una relación calidad-coste muy, muy buena, que nos durará un buen tiempo y, sobretodo, nos resultará muy veloz de emplear y fácil de adecentar.

Kenyo TCP: Una 2 en 1 más asequible

Se trata de una alternativa muy semejante a la de Cecotec pero algo más asequible. Eso sí, no es tan veloz en el momento de calentarse y cocinar las crepes como la primera, pero sí muy eficaz y de calidad.

Cuenta con las placas intercambiables para poder hacer una gran crepe (de 25,5cm) o 4 más pequeñas (10cm) pero al tiempo. Al tener algo menos de potencia (1000W) no es tan excepcionalmente veloz como la de Cecotec, pero sí lo suficiente para sentirnos satisfechos durante su empleo.

Es un modelo más fácil de emplear: sin regulador de temperatura, con un botón de encendido y apagado y luces que apuntan en qué momento ha llegado a la temperatura perfecta para comenzar la faena.

Por supuesto, la placa cuenta con el sistema antiadherente con lo que no nos será complicado darle la vuelta a las crepes sin especificar agregar mantequilla o aceite a la base. Ahora bien, vamos a deber asegurarnos de que se hacen bien por abajo, para darle la vuelta sin que se pegue.

Se trata de una plancha versátil por sus placas 2 en 1, funcional, resistente y de calidad. Después de un año de empleo regular, comprobaremos que se mantiene como el primer día.

Última actualización el 2019-12-04 at 11:00 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados