Las mejores mecedoras para el jardín

photo  cbcb

Todos asocian la mecedora a la relajación. No es para menos. Hollywood, con sus westerns y road movies, la han introducido en el imaginario colectivo a través del frecuente personaje moviéndose compasadamente en ella al paso que toca el banyo o toma una cerveza. También en este país se han puesto de tendencia y son parte del moblaje de muchos porches y jardines. Es un estupendo asiento para descansar y echar una cabezadita. Y si no, que se lo pregunten a quienes han probado la mecedora de SoBuy, la incontrovertible ganadora de esta comparativa.

Las mecedoras tienen dos elementos propios: son sillas con brazos y sus pies descansan sobre dos arcos que sirven para mecerse. Funciona de modo similar a la cuna con balancín de los pequeños y, por eso, también ciertas mamás la emplean como silla de lactancia.

Antes de declinarse por uno o bien otro modelo, habrá que pensar en la función que se le quiere dar. Si usted, como consumidor, prima la comodidad sobre la estética, por poner un ejemplo. Aunque la tradicional es la mecedora de madera, en el mercado existen sillas hechas en mimbre, bambú o hierro.

Por otro lado, tenga presente la capacidad de carga. No todas las mecedoras del mercado son robustas y soportan grandes pesos. Escoja un modelo que se adecue a su estatura y volumen.

La siguiente comparativa reúne cinco mecedoras de diferentes materiales y diseños para que el consumidor adquiera la que satisfaga sus gustos. Además, se han elegido modelos que no resultan especialmente costosos, con un rango de costo que va desde los 50 hasta los 110 euros.

La ganadora: SoBuy silla de relax

La marca alemana SoBuy “ofrece soluciones de decoración renovadoras y modernas” y sus productos, de calidad, se amoldan “a las necesidades de los clientes”. La continua innovación ha dado con un modelo de mecedora versátil, que además de esto de aportar comodidad, presenta un diseño moderno y amoldable a diferentes espacios tanto de interior como de exterior.

La mecedora SoBuy está fabricada en abedul y acero. La madera es identificable por su claridad y es empleada en los países nórdicos, donde predominan las estancias con muebles cálidos.

Lo mejor de este modelo es que presenta un reposapiernas graduable a cinco niveles y su cubierta, 100% algodón, es agradable al tacto y tan cómoda que no le resultará difícil cerrar los ojos. Incluye un cojín para descansar la cabeza.

La capacidad de carga es de hasta 120 kilos, con lo que se ajusta a la mayoría de los pesos.

Quizás, por su adaptabilidad es la mejor de las opciones para cualquier persona, incluyendo las embarazadas o gente de avanzada edad. Pero, ojo, tenga presente que la mayoría de las mecedoras son bajas y se balancean, con lo que a veces cuesta levantarse de ellas.

La más cara: Garden Pleasure 305216

Rebajas

La hamaca-mecedera de Garden Pleasure, de la misma manera que la SoBuy, se amolda a los diferentes espacios y ofrece una gran comodidad. Aunque las diferencias son apreciables, empezando por su diseño.

De líneas marcadamente modernas, fabricada en aluminio, es una tumbona con reposapiés que se reclina y se pliega. Su peso de solo 5 kilos y medio la hacen idónea para llevársela de campin o la piscina.

El tejido es de textileno resistente al agua, con lo que si se le olvida a la intemperie no tendrá que preocuparse, aunque se aconseja guardarla y no exponerla a las inclemencias meteorológicas.

Coincide con la favorita de esta comparativa en la capacidad de carga, de hasta 120 kilos.

Como puntos menos recomendables, resulta difícil mecerse conforme la situación del cuerpo que se adopte y su costo es algo superior a la media. Aunque bien merece abonar algo más pues las posibilidades son inmejorables.

La retro: Songmics mecedora de hierro

¿Le agrada combinar lo moderno y lo tradicional?, ¿el diseño es su prioridad? Échele un vistazo a esta mecedora de hierro plegable de Songmics. Es un modelo bien elegante que no va a pasar inadvertido por su excelente acabado, de forma tradicional con respaldo y asiento de reja, y sus líneas curvas y llanas.

Aunque el hierro está lacado y resulta resistente a la oxidación, el mismo fabricante aconseja que se guarde en el interior cuando no se vaya a emplear para evitar el moho causado por la lluvia.

Otras advertencias para los clientes. Por un lado, su diseño la hace más incómoda que otras mecedoras, con lo que se aconseja acoplarle algún género de cojín o almohadilla si la quiere para un reposo dulce. Por otro lado, aunque es robusta, el fabricante no apunta cuál es la capacidad de carga.

Por último, es esencial que sepa que Songmics no manda sus productos ni a Baleares ni a Canarias.

La tradicional: Trueshopping «Bowland» Adirondack

Si lo que busca es la frecuente mecedora fácil, de madera y para exterior, la opción mejor es la «Bowland» Adirondack de Trueshopping.

Construida en abeto chino, se puede pintar para que encaje con el ambiente; o bien, adquirir unos cojines amoldables de Adirondack libres en color negro, verde, azul y rojo.

Cojín por Silla de Jardín Adirondack. Una sola pieza por el asiento, espalda y cabeza de la silla. Disponible en 6 colores (520mm x 470mm) – SÓLO COJÍN

Espesor del cojín: 50mm, con nudos a asegurar; 7 colores libres: verde oscuro, rojo, azul, verde claro, negro, crema y turquesa
56,99 EUR

Lo mejor de esta mecedora, conforme los especialistas, son sus extensos reposabrazos y la cómoda espalda encorvada para encajar esta parte del cuerpo.

De todas formas tenga presente que, por su diseño, esta silla está muy pegada al suelo, con lo que levantarse le resultará complicado. Además, otro factor antes de adquirirla es que es un producto que precisa ser tratado con aceite de teca al inicio y al final de cada temporada. Si no, se corre el riesgo de que la mecedora acabe por estropearse.

La más asequible: vidaXL silla mecedora de bambú

Lo que llama la atención de la mecedora de vidaXL es su bello diseño de bambú. Es tan bonita que todos los miembros de la familia desearán sentarse en ella, aunque no sea tan cómoda como los precedentes modelos y su balanceo se quede algo justo.

Al final no deja de ser un modelo más similar a una silla que a una mecedora en la que habitualmente pensamos.

Sin embargo, por su firmeza (el bambú tiene unas cualidades inusuales), por sus dimensiones y por su resistencia a los rayos UVA, la hacen competitiva y a un costo menor.

Última actualización el 2019-12-04 at 18:21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados