Las mejores lámparas LED de escritorio, para estudiar

GXtGGL

Si Thomas Edison levantara la cabeza, no daría crédito al ver de qué forma ha evolucionado el planeta de la iluminación desde el instante en que ideó la primera lámpara incandescente en 1880. Este fue uno de los mayores descubrimientos que aceleró el progreso de la humanidad por eso, actualmente, es inconcebible un planeta sin lámparas y lámparas dentro o fuera del hogar.

En Europa, desde 2009, se comenzó a prohibir la fabricación de este género de lámparas por consumir excesiva energía y en 2012 la Unión Europea prohibió la fabricación y comercialización de lámparas incandescentes de 25, 40, 60, 75 y 100 vatios. En substitución a las alógenas aparecieron las lámparas LED (Light-Emitting Diode), que se han ido popularizando en los últimos tiempos por ofrecer grandes ventajas en comparación con la luz incandescente como las que se nombran ahora:

  • Tienen una vida útil de hasta 50.000 horas debido a su naturaleza ecológica
  • Proporcionan un ajuste de brillo y además intensidad recomendable por su eficiencia energética y dismuyen la factura de la luz por su bajo consumo.
  • No precisan de un periodo de calentamiento. Además, marchan sin inconveniente ante bajas temperaturas.
  • Proporcionan luz cálida (amarilla) o fría (blanca). Hay lámparas con lámparas de color caluroso o frío predeterminado, pero otros modelos cambian de color para amoldarse al ambiente o a la necesidad del momento. También existen modelos en los que se regula el brillo consiguiendo de esta forma un espacio con la cantidad en intensidad de luz deseada.
  • La calidad de la luz además es mucho mejor que la incandescente, sobre todo para leer y escribir de noche. Por ello uno de los modelos más vendidos son las lámparas LED de escritorio, muy usadas en oficinas y por los estudiantes.

En este último punto es en el que se centra esta comparativa pues todos los que trabajan frecuentemente delante de un escritorio saben de la relevancia de elegir adecuadamente la mejor luz. Merece la pena, en consecuencia, dedicar tiempo en el momento de elegir un buen flexo de mesa como el Tao Tronics, elegido como el mejor tras una investigación pormenorizado de mercado basado en las creencias de especialistas en el ámbito.

A tener en consideración

Existen muchos géneros de flexos LED, pero lo esencial es conocer qué características particulares tienen y qué modelo se amolda mejor a las necesidades de cada uno de ellos. Los aspectos y recomendaciones a tener en consideración en el momento de elegir una lámpara de escritorio LED son los próximos:

  • ¿Zurdo o diestro? Parece una tontería, pero la mayoría tiende a poner el flexo por defecto al lado derecho cuando realmente solo deben hacerlo las personas zurdas. Esto tiene su lógica pues de esta forma se deja libre más área de trabajo para poner un bloc de notas, por ejemplo. De igual forma, si se trabaja con computador, el flexo de escritorio, debería iluminar el teclado en lugar de la pantalla, para evitar reflejos incómodos.
  • Los flexos LED tienen un brazo direccionable, que dirige la luz directamente y cara un punto preciso.
  • Ofrecen diferentes opciones de apoyo pudiendo ser de sobremesa o pinza y de brazo: flexible o articulado.
  • El tono de la luz tendría que ser neutro (el más semejante a la luz solar), idóneo para no fatigar la vista debiendo estar un tiempo excesivo delante del flexo de escritorio. Para ajustar el tono al gusto del lector existen los flexos LED táctiles con los que se regula la intensidad de la luz con un leve toque.
  • Funciones extra: reloj-despertador, la opción de poner música, función linterna, la conocida como “luz quitamiedos” (gracias a ser un flexo LED puede quedarse encendida toda la noche sin generar gran consumo de electricidad) o puertos USB para cargar de forma cómoda el móvil, cámara de fotografías, etc. También se encuentran modelos que, para reducir su consumo, favorecer la comodidad y prolongar la vida del flexo LED, dejan programar el encendido y el apagado del mismo.
  • Diseño y costo. Este aspecto viene determinado por el gusto personal o por el sentido estético de cada uno de ellos. Hay modelos tradicionales para los más nostálgicos y otros con figuras esbeltas y minimalistas para los más modernos. En cuanto al costo, se encuentran modelos básicos desde los 10 euros hasta modelos multifunción por 36.

El mejor de los mejores: Tao Tronics

La primera situación la ocupa la lámpara LED multifuncional de Tao Tronics. Con ella se gozará de 4 modos de luz (lectura, estudio, relax y sueño) y 5 niveles de brillo que se ajustan táctilmente, como de un puerto USB y un temporizador de una hora idóneo para emplearlo cuando se disfruta de un buen libro antes de dormir.

Con sus 14 vatios de consumo es una lámpara ideal para ahorrar energía con un empleo den vida de hasta 25 años. Los especialistas estiman que queda más que amortizada, aunque sea el modelo con el costo más elevado de esta comparativa.

El cuello se ajusta de manera fácil en el ángulo (40º/180º) y en la cabeza del flexo con unos 140º además, pudiendo ponerla prácticamente en paralelo al brazo.

Su luz es capaz para el estudio y se amolda a cualquier espacio. No tienen soporte de pinza, pero incluso de esta forma sus otras características particulares la transforman en una gran herramienta de trabajo y de estudio. Las horas tras la pantalla del computador o entre las páginas de los libros no fatiga la vista gracias a su luz natural, exenta de radiación ultravioleta, parpadeos ni estruendo.

Tiene un diseño bien elegante y ligero libre en blanco y negro. La única queja es que, al ir conectada a la corriente, el cable impida por su largura poner la lámpara en el lado deseado.

Una buena alternativa: Wilit T3 LED

La preciosa lámpara de estudio con cuello de cisne Wilit T3 LED es ideal para realizar todo género de trabajos y disfrutar en todos y cada momento de una luz ajustada gracias a su pluralidad de colores y tonos. En específico, incorpora 34 luces LED que emiten una luz agradable evitando la fatiga visual y los molestos parpadeos con una potencia total de 5 vatios.

Asimismo, sus 3 niveles de brillo aportan una luz intensa para las horas de estudio o una más suave para los momentos de relax y reposo. Para darle un toque personal la base se configura en el color preferido de cada estudiante. Cabe agregar que todos estos ajustes se realizan de una manera táctil sin especificar botones que puedan atascarse o estropearse a lo largo del tiempo.

A diferencia de otros modelos, ha sido fabricada en silicona flexible y resistente que deja ajustar de forma libre la situación de la lámpara. En específico, el foco se ajusta 90º en altura, 45º respecto a la base y 30º a izquierda y derecha.

En resumen: la Wilit T3 LED es un aparato perfecto, completo y simple de configurar tanto por adultos como por pequeños.

La más vendida: VicTsing, lámpara escritorio LED

Leyendo, estudiando, trabajando, como luz de compañía o en momentos de esparcimiento personal con una humeante taza de té o café entre las manos. Este sistema de iluminación no solamente se limita a dar luz, además es personalizable a cada momento y estado de ánimo de la jornada. Por esto y por su calidad/costo la VicTsing es una de las favoritas de los especialistas y de las más vendidas.

Tiene cinco niveles de brillo y de color que se controlan de forma táctil desde su base además de esto de una función que memoriza el último brillo y color ajustados.

Su tecnología LED ahorra el 75% de energía con solo 8 vatios de potencia en comparación con la iluminación tradicional, pudiendo llegar a tener una vida útil de hasta 50.000 horas.
Su cuello está fabricado en silicona que rota 360º y su estructura metálica le aporta estabilidad.

No tiene batería externa con lo que es necesario mantenerla conectada a la red eléctrica.

Sin cables: Jenki

El cuarto puesto es para esta lámpara LED de Jenki que destaca por ser inalámbrica y además agregar un puerto USB para cargar el móvil, la cámara de fotografías, la tableta… Al no llevar cable es muy simple de poner en cualquier lugar y como luz de mesilla de noche. Incorpora una batería de litio que soporta de 5 a 8 horas de trabajo con una carga completa.

Además, con su bien elegante panel de control táctil y además inteligente, el brillo se ajusta en 3 niveles y el color en 5, pasando de esta forma de una luz brillante y potente de escritura a una luz sutil y cálida para relajarse.

Ofrece una luz sin parpadeos, estable y sin reflejos gracias a un filamento LED 2835 que resguarda la vista de las luces intermitentes y fuertes reduciendo el agobio y la ansiedad.

La más asequible: Tsing

La lámpara de escritorio de Tsing es portátil, flexible, ligera, inalámbrica y económica. Tiene unas características particulares que la transforman en el mejor modelo económico del mercado.

Ofrece un moderno diseño minimalista en color blanco y tiene el brazo flexible con el que posicionarla a su antojo.

Incorpora una pinza de unión que se engancha en superficies de hasta 6 centímetros de anchura, de esta forma se puede anclar en el libro, en el perfil de la mesa o en una estantería. Además, no lleva cable y su traslado de un lugar a otro es muy fácil.

Para recargarla solo hace falta conectar el cable USB al computador. Tarda unas 8 horas en hacerlo y una vez cargada tiene una autonomía de unas 8 horas en intensidad baja, 6 horas en media y 3 horas en alta.

Cuenta con 14 LED de alta calidad que consumen solo 3,8 w/h de electricidad de año en año si se usa 8 horas cada día, o sea en suma 3.000 horas por año.
Los especialistas destacan su cuello superflexible que amolda múltiples formas y se dobla en todas las direcciones. Por otra parte, gracias a un botón táctil, el brillo puede ajustarse en 3 niveles.

En terminante, la Tsing es una lámpara de diseño, compacta y ligera que encaja en cualquier espacio.

Última actualización el 2019-12-04 at 18:00 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados