Las mejores gofreras

Es el otro gran bocado ‘dulce’ de nuestros tiempos, así como los sabrosos crepes.

Un gofre puede alegrarnos el desayuno, servirnos de merienda y, para muchos amantes de este postre, puede reemplazar incluso a la cena. ¿A quién no le agrada un gofre calentito a cualquier hora del día?

Por suerte, tenemos las gofreras: esos pequeños electrodomésticos que nos harán que ese antojo pueda ser una realidad en nuestros hogares.

Y aunque no habitúan a ser productos extremadamente costosos, sí debemos fijarnos en ciertas particularidades en el momento de hacernos con uno.

Aunque nuestra preferida es la gofrera redonda de Aicook. Con placas giratorias y una buena potencia, hacen que el proceso de cocinado sea veloz y homogéneo. Además, siendo compacta y ligera es realmente fácil de guardar. ¡Apta para ser guardada en todo género de cocinas!

A tener en cuenta

A la hora de decantarnos por una máquina de gofres, deberemos atender a las próximas particularidades:

Materiales de la plancha

En esta máquina verteremos la masa de forma directa sobre la plancha. Por ello, el material del que esté fabricada será de vital relevancia para evitar que se pegue demasiado el gofre en el momento de cocinarlo o de conseguir que la masa se distribuya de forma homogénea en toda la superficie.

Los materiales más recomendados son:

  • Hierro derretido: Gran conductor del calor, hará que los gofres se cocinen con mayor velocidad.
  • Teflón: Más asequible que el precedente, es un material muy resistente al óxido que nos asegurará la durabilidad de la máquina.

También será esencial asegurarnos de que las placas disponen de algún material antiadherente para sacar los gofres sin riesgo de destrozarlos.

Algunas máquinas nos pedirán extender mantequilla o aceite en la plancha antes de añadir la masa.

Potencia

La potencia determinará la velocidad de la preparación del gofre, como la temperatura máxima que pueden conseguir sus placas.

Si vamos a hacer muchos gofres en todos y cada tanda, desearemos irnos a potencias parcialmente altas o que incluso superen los 750W.

La resistencia eléctrica

Hilando fino, si procuramos la gofrera ideal, lo mejor será que la resistencia eléctrica se integre con las placas. Este detalle nos cocinará los gofres de forma veloz y homogénea por todos los lados, manteniendo siempre y en toda circunstancia una buena temperatura.

Dimensiones de la máquina

Obviamente, el tamaño de nuestra gofrera va a depender de la cantidad de gofres que deseemos hacer al tiempo. Aunque lo más frecuente es localizar máquinas con capacidad de dos gofres al tiempo, podremos localizar una gran pluralidad.

Por ejemplo, si son muchas personas las que habitúen a comer este producto en una casa, podríamos irnos a las opciones rectangulares de 4 gofres o a las versiones redondas que, aunque el gofre tienda a ser algo más pequeño, hacen más porciones al tiempo.

La forma de la gofrera

La forma con la que deseemos que se cocinen nuestros gofres será cuestión de gustos. Sin embargo, has de saber que, normalmente, cada forma implica un espesor en la masa del postre que vayamos a tomar:

  • Gofrera cuadrada: Normalmente torra los gofres para que salgan con la masa más inflada y blanda.
  • Gofrera redonda: Suelen cocinar gofres más finos y crepitantes, y requiere determinados cambios en la masa por la situación en las placas.

Por supuesto, existen gofreras capaces de regular la separación de las placas para cambiar el grosor del postre, como distintas formas (con motivos navideños, por poner un ejemplo) con las que podremos cocinar nuestro gofre.

Extras interesantes

Existen máquinas para hacer gofres que dejan mudar unas placas por otras, montándolas y desmontándolas de manera fácil. De esta forma, podemos tener sandwichera y gofrera al tiempo.

Este género de planchas intercambiables habitúan a ser más simples de adecentar que las que tienen planchas fijas, en tanto que se pueden separar por piezas y adecentar bajo el grifo.

Sin embargo, tienden a ser productos más enclenques, que se rompen con una mayor frecuencia.

También encontraremos gofreras que dejan regular la temperatura o inspeccionar los tiempos en que sigue encendida la máquina (temporizador).

Receta simple para 8 gofres

Ingredientes:

  • 250 gr. de harina todo empleo
  • 25 gr de levadura fresca o 8 gr. de levadura seca
  • 150 gr. de azúcar
  • 200 ml de leche
  • 100 gr de mantequilla
  • Una pizca de sal
  • Un sobre de azúcar avainillado
  • 2 huevos (apartando las claras y las yemas).

Si vamos a emplear levadura fresca necesitaremos calentar tenuemente en una taza la leche, para disolver en ella la levadura. Con cuidado por el hecho de que si calentamos demasiado la leche… el calor matará a la levadura.

Una vez que está tibia esta mezcla, le agregamos las yemas de huevo una a una y batiéndolas veloz para que no se cuajen.

Mientras, en un bol mezclamos la harina con la levadura seca, solo si hemos optado por esta alternativa.

Y con o sin levadura, tamizamos la harina con la sal y el azúcar (preferiblemente avainillado).

Hacemos un hueco en la parte central y echamos ahí la leche con los huevos (y la levadura si la había). Y comenzamos a mezclar todo, de dentro cara afuera, hasta conseguir una masa homogénea y muy blanda: como si fuera una masa de crepes pero más compacta.

Luego tapamos la masa y la dejamos que fermente. El tiempo va a depender de la temperatura ambiente, pero lo normal es que en unos 30 o 40 minutos esté lista.

Después de ese tiempo, en el que la masa habrá doblado su volumen y se habrá vuelto esponjosa, echamos la mantequilla y el azúcar que distribuiremos amasando un tanto.

Mejor con una cuchara de madera para desgasificar la masa un tanto.

Finalmente montamos las claras a puntito de nieve y las agregamos batiendo con la misma cuchara hasta el momento en que estén completamente integradas.

Luego ya solo habrá que ponerlas en una gofrera y poco más que proseguirse las instrucciones.

La mejor gofrera redonda

Este modelo es de las mejores máquinas para hacer gofres redondos (4 piezas). Con 950W, calienta sus placas en 3 minutos, gracias a lo como resulta muy veloz la cocción con este aparato.

Si queremos hacer gofres en grandes cantidades, agradeceremos la velocidad de funcionamiento de este aparato.

Cuenta con un diseño sólido y de poco peso, con lo que no será difícil de manejar, y podremos guardar nuestra gofrera en cualquier hueco que tengamos en la cocina.

Un punto interesante de sus placas es que son giratorias. Esto facilita que la masa se distribuya uniformemente y que su cocinado sea completamente homogéneo.

Además, aunque gire 180º la masa nunca se saldrá por los lados en tanto que está realmente bien sellada la tapa. Y las placas además disponen de un sistema que impide que la masa se pueda filtrar dentro del aparato.

Esta gofrera no solo es singularmente veloz a lo largo del precalentamiento, sino podremos cocinar los gofres en 3 minutos. Y el resultado es realmente bueno, con gofres esponjosos y bien hechos por todos los puntos.

En cuanto a materiales, está fabricada en acero inoxidable y con un recubrimiento antiadherente en las placas.

En este punto es esencial saber que no se pegan los gofres al intentar extraerlos tras su cocinado, con lo que no es necesario poner mantequilla o aceite, con lo que eludimos incorporarle grasas extras o innecesarias a nuestro gofre.

Por ser una gofrera bastante bien desarrollada (mantiene la masa siempre y en toda circunstancia dentro de las placas), la limpieza tras su empleo resulta bastante fácil. Una vez se enfríen las placas, podremos pasarle un paño húmedo o incluso papel de cocina para dejar el aparato listo para el próximo empleo.

En cuanto al almacenamiento, el producto cuenta con unos bloqueos en el lateral para impedir que se abran las placas, lo que deja que se guarde verticalmente. Al ser un producto tan sólido, el almacenamiento es realmente cómodo.

La única queja que podríamos ponerle a esta máquina es que el cable de alimentación a veces se puede quedar un tanto corto. Habríamos agradecido unos centímetros más de largo.

Como extra, incluye la regulación de la temperatura para poder cocinar los gofres en el punto que deseemos. También incluye luces LED para señalarse que la máquina está encendida o que el gofre ya está listo.

En terminante, si procuramos una gofrera redonda o, simplemente, algo sólido y ligero que poder guardar comodamente pero que, durante su empleo, sea veloz y eficaz, ¡esta es de las opciones mejores!

La gofrera más veloz

Rebajas

Tristar nos ofrece esta alternativa de gofrera cuadrangular en la que se pueden hacer los gofres de dos en dos. Se trata de de las opciones mejores si procuramos una máquina con este formato, con una relación calidad-costo realmente buena.

Con 1000W de potencia y la posibilidad de regular la temperatura de cocinado, esta gofrera se ha transformado en una de las opciones más interesantes.

Está fabricada en acero inoxidable y las placas están diseñadas con un material antiadherente, con lo que no será preciso añadir mantequilla para evitar que los gofres se queden pegados. Esto nos dejará cocinar nuestro postre de una manera menos grasa.

Un punto que podría pasar inadvertido, pero que estimamos esencial, es que cuenta con una base antideslizante. Esto nos evitará quemaduras y algún susto en el momento de sacar los gofres ya cocinados del aparato.

Es compacta con lo que nos será simple guardarla. Y cuenta con un divido para guardar el cable.

Tiene además de esto dispositivos de seguridad para proteger del sobrecalentamiento, y el mango es ‘siempre y en toda circunstancia frío’ para evitar quemaduras aunque se esté empleando la gofrera en ese momento.

También dispone de luces LED que apuntan si la máquina está encendida o si ya está a la temperatura elegida.

Se trata de una alternativa muy resistente, que nos asegurará la durabilidad del electrodoméstico con una calidad realmente buena y un costo muy ajustado.

Aigostar Rubik 30JVU: Para usuarios prácticos (3 en 1: gofres, emparedados y grill)

Aigostar Rubik 30JVU es una de las opciones más interesantes para aquellos usuarios que siempre y en toda circunstancia intentan el 2 en 1.

En este modelo, tendremos incluso un 3 en 1, en tanto que las placas de esta gofrera se pueden intercambiar por placas de grill para hacer comestibles a la plancha, o por placas de sandwichera (todas las placas incluidas).

Por menos de 30€, tendremos tres pequeños electrodomésticos que ocuparán el espacio de uno.

Todas estas placas tienen un material antiadherente de alta calidad que impide que se peguen los comestibles. Funciona realmente bien, y podremos separar los comestibles (tanto gofres como si utilizamos la parrilla o sandwichera) con solo empujarlos.

Este detalle y la capacidad de extraer el alimento con sencillez, hace que su limpieza sea realmente veloz, práctica y cómoda, un punto positivísimo de esta alternativa.

La única queja que encontraremos es que es más propensa a romperse debido al número de veces que podemos montarla y desmontarla para mudar sus placas.

Eso sí, ¡prohibido adecentar las placas con estropajo o se irá el material antiadherente!

Sus 750W hacen que sea veloz y que en 3 o 4 minutos podamos tener nuestros gofres listos para tomar.

Mantiene en todo momento una temperatura muy frecuente entre los 160 y 200ºC. Aunque las dos placas (de arriba y abajo) se pueden emplear de forma homogénea, cuando se emplean las del grill se pueden abrir las tapas para utilizar las placas extendidas y disfrutar de mayores superficies.

Como dispositivo de seguridad, dispone del mango frío para evitar quemaduras mientras que se comprueba el estado de lo que cocinamos.

Además, cuenta con un indicador LED para informar de que el aparato está encendido o de que se ha alcanzado la temperatura máxima.

Se trata de un aparato muy versátil con el que podremos cocinar desde gofres y emparedados hasta filetes, hamburguesas o tostadas. ¿Qué más se puede pedir?

Cecotec Fun Gofrestone: Para los amantes de los postres (3 en 1: gofres, “muffins” y donuts)

Este modelo redondo de Cecotec además cuenta con placas intercambiables pero dedicadas únicamente a la repostería.

Podremos utilizar las placas para hacer gofres, mini-donuts o incluso pequeños mufins (más bien una especie de bollitos individuales) con diferentes formas.

Con los 700W de potencia, podremos emplear cualquiera de las placas con sencillez y velocidad, en tanto que este producto deja regular la potencia dependiendo del comestible que estemos cocinando.

Permite hacer 4 piezas de gofres, 7 mini-bollitos o 7 donuts al tiempo.

Entre los materiales de fabricación destaca por el recubrimiento de piedra RockStone, patentado por Cecotec. Este recubrimiento potencia la función antiadherente de las placas y mejora las texturas de los gofres o postres que hagamos en él.

Una de las mejores particularidades de este modelo es que, siendo placas desmontables, podremos limpiarlas con sencillez. ¡Más todavía! Podemos meterlas en el lavaplatos y no tendríamos ni que esmerarnos en adecentar.

Como en los modelos anteriormente propuestos, cuenta con luces que apuntan si está encendido el aparato o si ha llegado a la temperatura recomendable para cocinar.

En cuanto a los mecanismos de seguridad, incorpora el asa fría para evitar quemaduras, la base antideslizante para evitar accidentes cuando extraemos los comestibles y la protección contra el sobrecalentamiento.

Para los amantes de los postres que cuenten con espacios reducidos en sus casas, ¡no podemos imaginar opción mejor!

Gourmetmaxx 02651: Para grandes cantidades de gofres

Si precisamos grandes cantidades, esta alternativa será de las mejores. Permitirá cocinar los gofres de 4 en 4 en menos de 3 minutos gracias a su gran potencia de 1200W, ¡excepcionalmente veloz!

La calidad se hace evidente desde el primer empleo. Los materiales son robustos (porcelana) y las placas cuentan con un buen sistema antiadherente.

Calienta veloz y de forma homogénea y no necesitaremos añadir ningún género de grasa a las planchas para sacar los gofres suavemente tras su cocción.

Aunque se limpian bien y de forma simple gracias al material antiadherente y a su diseño en porcelana, las placas no son desmontables por lo vamos a deber llevar cuidado y no meterlo bajo el grifo en ningún caso.

De todas formas, apenas queda manchada tras su empleo, con lo que no nos resultará un embrollo en el momento de limpiarla: bastará con pasarle un paño húmedo a las placas.

Como extra, con el producto se incluye una receta para la masa de nuestros primeros gofres.

La única queja que le pondríamos es que es una gofrera bastante grande y pesa un tanto, con lo que vamos a deber asegurarnos de que contamos con espacio suficiente en nuestra cocina para guardarlo.

Por lo demás, es una gofrera para grandes cantidades con un cocinado muy veloz y fácil de adecentar. ¡Nos podrá durar años, incluso dándole un empleo regular!

Última actualización el 2019-12-04 at 11:00 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados