Las mejores fondue de carne, queso y chocolate

cuMsxluL

Se aproxima el frío y que mejor para recibirlo que con comidas calientes de estación. Algo que podamos comer un tanto de todo, que nos guste a todos y que sea tanto dulce como saldado. La contestación es una fondue de queso o de chocolate.

Claro que hacerse con un candelero para derretir el queso y el chocolate no es algo muy práctico, pero eso no es disculpa, pues ahora tenemos libres muchas fondues eléctricas que incluso los especialistas han probado, y ha elegido como la favorita para pasar un invierno a gusto a la Severin FO.

¿Por qué una foundue?

Una de las cosas que atraen mucho de una fondue, es su activa. Podemos elegir una pequeña porción de algún ingrediente que nos guste y bañarlo a nuestro gusto, entonces coger otro o combinar múltiples de los ingredientes y volver a bañarlos. De esta forma podemos comer un tanto de cada coda que nos apetezca y divertirnos al paso que vamos creando las distintas combinaciones de ingredientes y les damos un baño.

Suelen ser ideales para las reuniones pues dejan compartir, al reunirse todos en torno a un comestible común la activa de interacción se ve favorecida.
Satisface a todos, pues nos deja poner múltiples ingredientes diferentes que podamos humectar, así es que lo que a uno no le guste, quizás a otro sí. Pero nos cercioramos de que hay para todos los gustos.

Muchos creen que una fondue está limitada a un cierto número de personas, pero realmente tiene sensiblemente más juego. Podremos hacernos con más pinchos y ampliar el número de comensales, lo único es que quizás debamos repetir alguna ronda, pues cuantos más seamos, más vamos a comer.

Son versátiles, no solo por la combinación de los ingredientes, sino pues el baño puede ser tanto salobre como dulce. Si optamos por un baño salobre, las fondues habitúan a ser de queso o carne, pudiendo combinar cuánto queso o carne se nos ocurra y adobar el baño de miles y miles de formas diferentes. Si en cambio preferimos una alternativa dulce, esta acostumbra a ser de chocolate, y a lo igual que con la de queso, podemos elegir cualquier género de chocolate, más amargo, con más leche, blanco, pero acaramelado, combinar múltiples de ellos, etc.

Mucho más seguras, sobre todo para emplearlas con los pequeños, pues a diferencia de las fondues tradicionales, con las eléctricas nos eludimos manipular cualquier material inflamable; evitando incluso la emisión de humos y olores provenientes del comburente.

Aspectos a tener en cuenta

La placa calentadora es la responsable de derretir y sostener la temperatura del baño en su punto justo. El control de temperatura acostumbra a ser realmente preciso mediante un termostato regulable, que deja ir mudando la temperatura en función de si debemos derretir los ingredientes o por contra, simplemente sostenerlos calientes.

Los pinchos he de ser lo suficiente largos, para que nos dejen introducir sin inconveniente los ingredientes en el baño, claro que los modelos traen sus pinchos de manera perfecta amoldados, pero si queremos hacernos con más cantidad aparte, si debemos prestar mucha atención en que sean del mismo largo. El mango del pincho he de ser aislante y sobre todo evitar que se nos escurra de la mano y terminemos con el pincho en el baño; lo mismo con las puntas, ideal que estén afiladas lo suficiente para no perder restos de ingredientes en el baño y que se transforme en un batiburrillo poco apetecible. Un detalle que no todos los modelos traen, pero que es realmente útil, es que cada pincho tenga algún sistema que deje identificar a que comensal pertenece cada uno de ellos.

Nos hagamos con aproximadamente pinchos, la cazuela acostumbra a tener una capacidad y como ya lo hemos citado, en el caso de añadir más pinchos posiblemente debamos repetir ciertas vueltas de queso o chocolate. La capacidad de las cazuelas se mide con arreglo al número de comensales, pudiéndola elegir para 6, 8 o 10 personas.

El material con el que están fabricadas las fondues eléctricas acostumbra a ser acero inoxidable y habitualmente contar con algún recubrimiento antiadherente de teflón o porcelana. También podremos localizar determinados modelos fabricados en hierro derretido, ideales pues el material mantiene realmente bien la temperatura ahorrando incluso mucha energía. Si pensamos en hacer una fondue de carne, tengamos presente que los materiales cerámicos no son los más capaces, pues no consiguen conseguir la temperatura precisa en este género de fondues.

Las partes que componen la fondue deben poder desmontarse con sencillez, así nos aseguramos una fácil y recomendable limpieza.

Los accesorios más habituales que podemos localizar con las fondues son los cuencos para poner los ingredientes.

El preferido: Severin FO

Con el respaldo de una conocida marca alemana, la fondue Severin tiene una capacidad de 1, 25 litros y es capaz para fondues de queso y chocolate.
La olla de la fondue está fabricada en acero inoxidable, material ideal en la cocina pues es higiénico y además de esto nos asegura una buena transmisión del calor. Un detalle que les ha agradado a los especialistas, es que la tapa de la olla cuenta con protección anti salpicaduras, que son pequeñas cavidades para que los pinchos descansen entonces del baño, ahorrándonos tener que estar sosteniéndolo y evitando salpicaduras al extraerlo del baño.

El detalle de la olla que no ha persuadido a los especialistas es que las asas no son absolutamente aislantes; aunque no resulta necesario trasladar la olla pues se calienta en el mismo lugar dónde entonces vamos a comer, debemos esperar hasta el momento en que se enfrié entonces de su empleo si no queremos tener ningún accidente. Algún detalle aislante no estaría mal.

Cuenta con un termostato de 800 W de potencia y deja regular la temperatura conforme a 5 situaciones, lo que nos vale tanto para calentar el baño o simplemente para mantenerlo caliente al paso que disfrutamos de la fondue. Cuenta con un sistema de seguridad por sobrecalentamiento, si advierte que la temperatura es demasiado alta durante demasiado tiempo, el termostato se va a apagar para evitar estropearse y sobre todo no causar ningún accidente.

Está dispuesta para 6 comensales pues trae 6 pinchos, lo que no quiere decir que no se puedan sumar determinados convidados más y hacernos con más pinchos, solo que debemos ser solidarios con los turnos a lo largo del baño. Para los especialistas, a los pinchos les hace falta algún sistema que deje identificar a cada comensal cuál es el suyo, en tanto que son todos iguales y podremos confundirlos.

Su limpieza es muy fácil, tanto la olla como la tapa son desmontables y su material es capaz para el lavaplatos. La parte inferior dónde se sitúa el termostato es de plástico, en el caso de mancharse con un paño húmedo bastará para limpiarla. Para poder guardarla y evitar extravíos de pinchos o la tapa de la olla, mejor si la guardamos toda junta en su caja, solo debemos tener en cuenta ocupa las próximas dimensiones: 18 x 29,6 x 21,6 cm.

El costo de la fondue es de unos 50 € y considerando el respaldo de la marca, no está nada mal.

Otras opciones

Russell Hobbs Fiesta

Rebajas

Una fondue que además cuenta con el respaldo de una gran marca en materia de electrodomésticos. Con un tanto más de capacidad que la Severin, de 1,7 litros; y capaz para fondues de queso y chocolate.

Fabricada íntegramente en acero inoxidable, incluso su base es de acero cepillado. En caso de que deseemos tenerla sobre la encimera, reposadamente hará juego con el resto de electrodomésticos. De todas formas a pesar de tener menos capacidad, es un tanto más pequeña que la Severin: 16,4 x 20,7 x 17,5 cm.

Una ventaja y otra desventaja con respecto a la Severin en lo que refiere a la olla. La ventaja es que las asas si están fabricadas en un material que deja aislar el calor, con lo como en el momento en que se enfría no precisamos valernos de algún accesorio extra para cogerla ni esperar a que se enfríe. La desventaja es que no tiene una tapa anti salpicaduras, sino un pequeño borde; para determinados especialistas aunque cumple la misma función de no tener que estar manteniendo el pincho entonces del baño, siendo más estrecha que en la Severin, poner los pinchos no es absolutamente fácil.

El termostato deja regular la temperatura, a pesar de que tiene mayor potencia que la Severin, unos 1200 W, los especialistas ha sentido que tarda sensiblemente más en calentarse. Permite regular la temperatura no por situaciones sino en el rango del mínimo al máximo de temperatura, además de esto el gráfico indicador en su base nos enseña hasta dónde se considera la temperatura mínima y desde dónde comenzamos a elegir temperaturas máximas.

Un detalle que si se agradece en la Russell Hobbs, es que sus 6 pinchos están indicados cada uno de ellos con un color, con lo que cada comensal sabrá de manera perfecta cuál es el suyo.
Su costo está sobre los 40 €, pero en el rango de lo que se puede esperar para este género de fondues.

Unold Élégance

Versátil y cómoda es en líneas generales lo que podría definir a la fondue Unold.

Cuenta con dos recipientes diferentes para preparar la fondue. Uno es la olla de acero inoxidable, con capacidad de 1,5 litros y que cuenta con una tapa anti goteo a lo igual que las precedentes fondue, pero que por el tamaño de las cavidades para los pinchos y la comodidad de empleo se asemeja más a la que incorpora la fondue Severin, incluso las asas no tiene ningún recubrimiento aislante aunque su agarre es sensiblemente más cómodo y firme que las asas de la Severin.

El otro recipiente es un cuenco de porcelana con capacidad para 0,9 litros, que mejora la presentación de la fondue y además incluso deja preparar dos fondues una de queso para el alimento y otra de chocolate para el postre. También podemos emplearla si somos pocos comensales, en tanto que su capacidad es menor. La desventaja del recipiente cerámico es que no nos deja dejar descansar los pinchos entonces de introducirlos en el baño; y tampoco tiene asas aislantes, solo un borde que vamos a deber coger con algún accesorio para evitar quemarnos.

La diferencia con el resto de las fondues, es que la Unold está dispuesta para 8 comensales. A lo igual que la Rusell Hobbs, cada picho está identificado con un color para que los comensales no confundan el propio y su mango no es de plástico como en el resto, sino de acero dándole un toque de mejor acabado.

El termostato de la fondue Unold alcanza los 1000 W de potencia, y se puede regular en un rango de temperatura mínima a máxima. Aquí los especialistas coinciden en que una vuelta más de diseño no le habría venido nada mal, en especial cuando se han cuidado otros detalles de diseño como en los pinchos. Es una perilla fácil con un gráfico indicador muy simple, que sobresale de la base con una luz roja que aunque nos apunta cuando está encendido, rompe absolutamente con toda la estética de la fondue.

Como accesorio extra, en su base incluye unos cuencos para que podamos poner los ingredientes; sobre este detalle, a determinados especialistas les asemeja una buena idea sobre todo para la presentación de los ingredientes; pero para otros no es tan fácil acceder a todos los cuencos con lo que acabaríamos quitándolos de la base y el soporte acabaría ocupando un espacio superfluo, incluso para 8 comensales pueden resultar pequeños.

Debido a la utilidad de recipientes, tanto para el baño para los ingredientes, el costo de la Unold es un tanto superior al resto, rondando los 65 €.

Tristar FO

Una opción económica con detalles compartidos con los modelos precedentes.

La olla es de acero inoxidable, con una tapa anti goteo extensa que recoge de manera fácil y cómoda los pinchos entonces de cada baño de forma similar a la Severin o la Unold. A lo igual que la Russell Hobbs, cuenta con dos asas aislantes, que aunque son un tanto atractivas en cuánto a su diseño, son lo suficiente ergonómicas para dejarnos un buen agarre, incluso tienen una arandela que hace de encuentre a la mano evitando que se escurra y entre en contacto con la olla.

Su base de plástico, aloja el termostato que cuenta con una potencia de 1300W, con él podremos elegir entre 5 opciones de temperatura y está indicado de forma muy clara cuál es el rango de mayor temperatura en el podemos poner la fondue.

También cuenta con 8 pinchos como la fondue Unold y aunque no tienen el detalle del mango en hacer, sí que cuentan con colores para que los comensales identifiquen el propio pincho y no lo confundan con el resto.

Como bien lo adelantamos, es una opción económica de fondue, y su costo no supera los 35 €.

Klarstein Sirloin

Hasta aquí probablemente se estén pensando que en casa son solo dos y que no les queda otra que decantarse por una fondue a vela, pero no os preocupéis que para eso los especialistas han escogido la fondue Klarstein.

A diferencia del resto, no lleva una olla de acero inoxidable sino una cazuela de porcelana como la fondue Unold y aunque con un asa un tanto más pronunciada que facilita el agarre, no es aislante del calor; claro que aquí es un detalle que quizás podemos disculpar en pues de no alterar el bonito diseño de la cazuela.

La base dónde se calienta, es una cosa que a los especialistas no acaba de convencer. Quizás el diseño no es tan simple y estético como en el caso de la Russell Hobbs, asemejándose más a una cocina de campin. Incluso determinados especialistas apuntan que no es tan fácil de adecentar como en los otros modelos; incluso la zona de calentamiento está sensiblemente más expuesta, pero al menos vale la pena resaltar el detalle del anillo metálico que ayuda a contener la cazuela en esta zona y evitando que durante su empleo resbale y caiga.

Su termostato cuenta con una gran potencia de 1200W, algo que se agradece pues a los materiales cerámicos les cuesta sensiblemente más coger temperatura pero no así mantenerla. Para poder elegir la temperatura, nos valdremos del selector de 4 situaciones.

Cuenta con dos pinchos, pues está penada para pocos comensales, incluso nos sirve para hacernos una fondue para nosotros mismos, ¿Por qué no?

El costo es de en torno a 60 €, pero aquí el respaldo de la marca hace lo propio.

Última actualización el 2019-12-04 at 17:51 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados