Las mejores estufas para este invierno

Con la llegada del frío volvemos a dar vueltas a la mejor forma de calentar nuestras casas. La mejor y la más asequible, que las dos cuestiones son muy esenciales por el hecho de que el calor no es sin coste. Y eso lo aprendemos muy deprisa cuando salimos del centro de las ciudades y nos encontramos con calefacción individual en casa.

Y como es más asequible calentar la zona en la que pasamos más tiempo que calentar toda la casa, las estufas toman un esencial estrellato por su eficiencia, velocidad y ahorro.

Pero como hay muchos comburentes y muchos géneros de estufas, bueno será tener unas nociones básicas de cada uno de ellos antes de tomar una resolución y hacer una adquiere que nos durará muchos años.

Y además resultará imprescindible tener muy claro lo que queremos y en qué condiciones vamos a hacer trabajar a nuestra nueva estufa.

¿Va a tener que calentar muchos metros? ¿Lo hará en una habitación bien alejada o llena de rehendijas y corrientes? ¿Convivirá con la calefacción o estará sola? Y un largo etc. de cuestiones que serán terminantes en el momento de dimensionar la adquiere. Sin olvidar, claro, el presupuesto con el que contamos.

Aquí procuramos darle ciertas pautas para que usted mismo pueda valorar cada género de estufa, y le incluimos las favoritas que los especialistas han elegido.

Así que puede ir buscando un buen libro y preparando un rico té para sentarse delante de su nueva estufa y disfrutar calentita de sus aficiones.

Las mejores estufas de cada tipo

Rebajas




Rebajas

Rebajas

Qué géneros de estufas existen

La principal diferencia entre una estufa y otra es el género de comburente que emplean.

Las más tradicionales son las de leña, las de gas butano y las eléctricas, aunque las de pellets o biomasa van ganando terreno poquito a poco. Y tal vez más adelante llegue a ser moneda corriente conversar de estufas solares.

Qué tener en cuenta en el momento de elegir una estufa

Potencia y tamaño

Lo primero que tenemos la obligación de saber es cuánta superficie vamos a calentar y, a ser posible, con qué aislamiento cuenta nuestro hogar, incluyendo el número, tamaño y género de ventanas, que siempre y en toda circunstancia son una variable esencial.

Además es bueno tener en cuenta que si la casa es vieja y tiene los techos altos (de tres o más metros), aunque es más bonito y espacioso tiene el inconveniente de que el sacrificio para calentar la habitación será considerablemente mayor. No olvide que el aire caliente sube… y no es agradable vivir con los pies fríos.

Pero centrémonos en la altura estándar de los techos actuales, que está en torno a los 2,5 metros (con suerte).

Si contamos con un buen aislamiento térmico en paredes y ventanas, necesitaremos una potencia de en torno a 60/70 vatios por cada metro cuadrado de habitación.

Es solo una cantidad aproximada, por el hecho de que las variables son tan extensas que es imposible establecer una regla fija.

En cualquier caso, en Internet hay muchos simuladores que nos ayudarán a realizar un cálculo aproximado de una manera fácil, incluso teniendo presente el sistema de calefacción que elijamos.

Pero en líneas generales, y solo por el hecho de que tengamos una pista, el cálculo más usado es de 1 kW para entre diez y quince metros cuadrados, con una altura de techo de 2,5 m.

Pero además habría que apreciar en el cálculo si lo que buscamos es una fórmula para calentar con una sola estufa principal o si se trata de acudir a nuestro sistema de caldera.

Ventilación

Es un tema muy importante por el hecho de que la salud es lo primero. Y es bueno saber desde antes de hacer la adquiere que, conforme el tipo, tener una estufa encendida por la noche en una habitación cerrada puede ser una bestialidad.

Las estufas consumen oxígeno del ambiente y emiten gases que en grandes cantidades no son buenos para nuestro organismo. Por esto se hace preciso ventilar los ambientes dónde pongamos la mayoría de las estufas.

El suministro de aire puede ser desde rejillas puestas en la pared hasta un conducto de aire desde el exterior a la estufa.

Pero la puerta, aunque le parezca contraproducente, ha de estar abierta en la mayoría de los modelos.

Rendimiento energético

La eficiencia energética es la relación que existe entre la cantidad de energía que dan y la cantidad de energía que consumen. Y cuanto mayor sea el número, mejor.

Generalmente se intentan valores de desempeño iguales o superiores al 70%. A modo de ejemplo, las estufas a leña tienen un desempeño que va del 50 al70%, las de pellets del 80 al 93% y una estufa con chimenea abierta de 10 a 15%.

Última actualización el 2019-12-04 at 11:50 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados