Las mejores cintas eléctricas para correr a tu ritmo, haga frío o calor

La cinta de correr es, a la vera de la bicicleta estática, el aparato más popular para bajar peso, mantenerse en el ideal si se ha alcanzado y, muy esencial, velar por la salud de manera especial si las condiciones físicas aumentan riesgos. Todo ello sin importar un mínimo si las condiciones climatológicas son favoreces o no para correr.

Forma una parte de las máquinas de ‘cardio’ que ofrecen, entre sus posibilidades, inspeccionar en todos y cada momento el ritmo cardiaco y la presión arterial. Dos factores de enorme utilidad para no pasarse en el sacrificio.

Tanto no hacer nada de ejercicio como pasarse en el tiempo o la intensidad pueden suponer un riesgo para la salud.

De entre las cintas con motor analizadas en esta comparativa (además las hay manuales) destacamos un modelo de 1600 W de la marca Fit-Force que da buen resultado para usuarios de peso medio a un coste muy asequible.

Rebajas

El proceso precedente a la adquisición de una de estas máquinas debe de estar marcado, principalmente, por las características particulares físicas de quien será su principal usuario y por los objetivos que se marque con ella.

Es evidente, que la pluralidad de modelos es amplísima y su segmento de costos además. Si la utilización será diario o intensivo es conveniente apostar por la firmeza y ser consciente de que esa cualidad afecta a el bolsillo.

En todo caso, comprobar bien las condiciones de entrega. Es decir, si no es un bajo saber antes si se sube o no a la residencia o lugar señalado.

¿Para qué una cinta de correr?

Algunos aspectos vinculados al sobrepeso y a la salud ya los hemos señalado. En el campo estrictamente físico, este aparato es muy favorezco para hacer un ejercicio fácil y variado.

¿Máquina o al aire libre?

Los ‘pros’ y ‘contras’ de correr en cinta están predeterminados por cada usuario. Decir que cada persona que se sube es un planeta suena a tópico, pero por algo se convierten en semejantes. Es decir, en un caso de esta forma es realmente cierto.

Por tanto, sostener grosso modo que correr sobre cinta es bueno o es malo resulta demasiado valiente. También depende de los gustos.

Hay gente que prefiere correr por la calle y otros en casa o en un ‘gym’.

Ventajas de correr al aire libre

Empecemos por la más evidente: correr al aire libre es sin coste.

Si se tiene la suerte de poder hacerlo por campo, bosques o cerca del mar, los pulmones lo agradecerán y la sensación de disfrute será mayor.

A efectos de musculación, es más eficaz en tanto que cuando sales a la calle las piernas propulsan el cuerpo cara delante y ese sacrificio afecta a la tonificación.

En la cinta, esta acción te la ahorras en tanto que el tapiz discurre cara quien está encima y no precisas impulso para ganar metros, solo estabilidad.

Correr al aire libre sobre diferentes superficies implica un mayor reto para el cuerpo que hacerlo sobre una cinta mecánica.

Esto supone que mejora la coordinación, fuerza a trabajar a más músculos y, en consecuencia, ayuda a prevenir lesiones.

Ventajas de correr sobre la cinta

Primera y esencial, no dependes de la climatología para hacer ejercicio. Eso sí, hay que abonar.

Puedes planear al milímetro que precisas o quieres con el ajuste de indicadores como la velocidad y/o la inclinación.

No hay que centrarse más que en el ejercicio. Si vas por la ciudad, además de esto del riesgo de polución, has de estar al loro a la circulación.

El impacto sobre las articulaciones es menor al pisar sobre material blando como el de la cinta y no asfalto o tierra.

¿Cómo marcha?

A grandes rasgos, o con motor eléctrico o con tracción humana. Las primeras son, de largo, las más extendidas sobre todo en los centros de entrenamiento.

El motor de la cinta ergonómica (denominación técnica) es el encargado de proveer la fuerza electromotriz por medio de la correa de transmisión para desplazar el tapiz sobre el que se dan las zancadas.

El dispositivo más usado en el campo de cintas familiares es el tipo Permanente Magnet Direct Current (PMDC) que trabaja por medio de corriente continua.

Como es lógico, el voltaje es tan variado como es la potencia de las máquinas. Puede fluctuar entre los 80 y los 260 voltios.

Para conocer el ‘DNI del motor basta quitar la cubierta (en prácticamente todas, delantera) y comprobar todos los datos que vienen adheridos a la pieza

Tipos de cintas

Establecemos dos grandes clases de cintas con características particulares diferentes y orientadas a diferentes cometidos:

  • Eléctrica o motorizada: Como su nombre apunta, marchan por medio de un motor eléctrico que deja predeterminar la velocidad del ejercicio por medio de su cuadro de programación.
  • Magnética: No llevan ningún género de motor. La cinta, por eso esté sutilmente inclinada, se empuja cara atrás con el impulso del pie. Sus ventajas son la durabilidad, el poco espacio que ocupan y su coste.

Factores a tener en cuenta

Potencia del motor

Es recomendable hacer una estimación precedente de la que se requiere dependiendo del peso de quien la vaya a emplear y la frecuencia con la que lo hará. Además de la potencia de crucero, es esencial saber qué picos puede ofrecer para acciones puntuales como sprints o subidas de velocidad puntuales a lo largo del ejercicio.

Para el campo familiar, la mayoría de las cintas eléctricas marchan con corriente continua y, por lo tanto, el motor es más sigiloso.

Velocidad

Tampoco hay que auto engañarse. La relevancia de este factor está reservada a usuarios muy muy frecuentes, muy en forma, semi o profesionales. Todas las cintas del mercado ofrecen un arco de velocidades más que suficientes para amoldarse al usuario medio y más.

Amortiguación

Por el contrario, este factor sí que tiene mucha relevancia para cualquiera que la utilice. Es vital para conservar las articulaciones de impactos indeseados.

Según las estimaciones, las piezas de amortiguación de estos dispositivos pueden absorber entre el 15% y el 40% del impacto generado por la zancada. En muchas cintas se puede ajustar.

Peso máximo

El peso máximo que fije la cinta es un referente muy fiable de los materiales en la que está fabricada y de la potencia.

Pendiente

El grado de inclinación es un dato a tener en cuenta para ejercicios muy determinados. En general, de igual modo que con la velocidad, los márgenes prestados (hasta 15º por lo general) resultan suficientes.

Pantalla

Las pantallas y cuadro de manos de las cintas eléctricas han dado un salto cualitativo enorme gracias a las nuevas tecnologías.

Hay tantos géneros de consola que, como consejo, lo más práctico es no dejarse cegar por los extras y comprobar primero que cuenta con lo básico para inspeccionar el ejercicio.

Como acostumbra a ser de esta forma, lo segundo es examinar que se ven bien los indicadores y que no despistan lo accesorio.

Es decir, si se tiene margen económico bien está que se pueda ver una serie de TV al paso que se pasea o se corre, pero más esencial tener bien observable el número de pulsaciones.

Una enumeración de factores propios de la máquina que no olvida uno familiar de singular relevancia como es el lugar para alojarla en tanto que habitúan a ser pesadas o grandes.

Muchas, obviamente, se pueden doblar, pero, aun de esta forma, es conveniente sopesar primero cuál será su ubicación.

Beneficios para la salud

Adquirir una cinta de correr, y lógicamente emplearla, afecta a rebosantes beneficios para la salud. Entre ellos, destacamos:

  • Mejora de la capacidad cardiovascular
  • Fortalecimiento muscular
  • Oxigenación del organismo
  • Ayuda a contener la pérdida de masa ósea
  • Componente estético derivado de la reducción de peso

Mantenimiento de la máquina

  • Lubricación: Muy esencial si es precisa (en la mayoría de casos lo es aunque hay modelos que lo hacen por su cuenta). Para ello es recomendable hacerlo con un aerosol singular y hacerlo de forma periódica en función de las instrucciones del fabricante.
  • Limpieza: Hay que estar pendiente de que el tapiz esté limpio en tanto que el deterioro del material acostumbra a estar vinculado a la acumulación de polvo. Cada semana, como margen de referencia, sería recomendable limpiarla con un paño húmedo. Especial atención a que el polvo o las partículas no se amontonen en la zona del motor.
  • Temperatura del motor: Aunque sea un medio muy artesanal, es eficaz. El control de temperatura se puede hacer poniendo la mano sobre la cubierta bajo la como se aloja. Estará caliente, pero no debe llegar a quemar.
  • Subirse en marcha a baja velocidad: Es muy recomendable para el mantenimiento situar los pies en los laterales fijos del tapiz, poner la máquina en funcionamiento a baja velocidad y subirse en marcha.

Fit-Force 1600W: Precio muy asequible para usuario medio

Rebajas

Un modelo de coste asequible y buenas posibilidades para un empleo familiar moderado. En el apartado técnico el motor marcha con corrección y no hace demasiado estruendo. La consola de datos y además indicadores es fácil y cuenta con buena visibilidad.

La calidad está pues ceñida al coste toda vez que no se olvide que su gama media lo es a todos los niveles. Es decir, gama media-baja de coste, pero además para el perfil del usuario.

Para personas muy, muy altas y/o de notable peso (no hay, lógicamente, límite específico, pero podemos aventurar desde 85 kg.) el funcionamiento se puede quedar algo corto. Sobre todo, si de emplea para correr. El riesgo de inestabilidad es probable, aunque si se opta por caminar mejora.

Otro de los aspectos positivos más señalado, esencial en una máquina de estas características particulares, es su simple montaje a base de tornillos. También incorpora un buen catálogo de programas y hasta algún extra que viene realmente bien como la conexión USB. Al hilo de esta conectividad, el soporte es suficiente para un móvil, pero queda pequeño si quieres poner una tablet.

Las objeciones pasan por la medida del tapiz que puede resultar algo estrecho conforme la corpulencia del usuario. En todo caso, como se apuntaba, es un modelo muy recomendable para personas de peso medio.

Para desafíos mayores no alcanza, claro que su coste es el que es. Por tanto, con estas excepciones, una excelente calidad-coste.

Sportstech FX300: Mucha máquina en poco espacio

Otro nivel de diseño y calidad y, como es previsible, de coste por elevado. A su impacto visual suma un aspecto positivísimo como es su eficaz forma de plegarse en modo totalmente vertical.

En poco espacio se puede guardar una máquina de enorme calidad. De hecho, se puede guardar bajo una mesa o de un sofá.

Resulta muy robusta y, en consecuencia, garantiza un requisito prioritario como es la estabilidad sobre la cinta. Un montaje que no supone muchas dificultades se aúna a sus aspectos positivos.

Entre las principales faltas, no tiene opción de fijar el porcentaje de inclinación sino trae una fija. Respecto al nivel de estruendo, y como es previsible en estos indicadores, hay creencias encontradas.

En la pantalla, atractivísima con su corte futurista, se ven realmente bien los indicadores básicos como el tiempo, la distancia y las pulsaciones. Buena conectividad para diferentes aplicaciones.

También monta unos led auxiliares que pueden despistar o resultar algo molestos por los ángulos en los que están montados.

Sixtus 3,5 kw: Funcional con un programa variado

Cinta familiar muy funcional con un variado programa de entrenamientos (trae doce de serie). Ideada para empleo medio, sin grandes intenciones competitivas o usos de gran intensidad.

Para caminar o correr a velocidades propias de personas que intentan bajar peso o cuidar su salud el resultado es perfecto. Con ese objetivo se pueden predeterminar entrenamientos personzalizados.

El montaje es muy intuitivo y el estruendo se sitúa en los niveles estándar, aunque al subir de velocidad aumenta exponencialmente.

En todo caso, se trata de un indicador subjetivo que está muy relacionado con las horas a las que se haga el ejercicio.

YM Walking Pad: El tamaño como gran aliciente

Una alternativa muy, muy diferente a las tradicionales de frontal y brazos. Carece de los dos componentes. Sin embargo, hay un factor que aumenta de forma increíble su valoración: el tamaño.

En máquinas que habitúan a ser realmente ostentosas esta alternativa supone un cambio de 180 grados. Se puede emplear bajo una mesa y, por poner un ejemplo, leer o ver un monitor situado encima.

Como es lógico, esta apuesta además tiene inconvenientes. El principal es que están más concebidas para caminar a ritmo en tanto que si se corre careces de apoyos en el caso de cualquier mínimo incidente.

BH Fitness Marathoner: Potente y compleja

Sólida, potente, fiable y compleja en su tecnología. A ello se aúna una marca de prestigio y, todo ello, da como resultado una excelente máquina a un coste muy sobre las gamas medias en el campo familiar.

Consola atractiva y con múltiples posibilidades. Sus características particulares implican un tamaño ostentoso y pesado poco compatible para casas con metros cuadrados contados. Con lugar y dinero, muy recomendable.

Última actualización el 2020-03-26 at 11:50 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados