Las mejores cámaras Bridge

photo  dbae

Si llevamos un tiempo empleando nuestra cámara compacta y queremos dar un paso más y comenzar a emplear programas semiautomáticos o manuales, ha llegado el momento de pasar a una cámara Bridge como la SONY DSC-HX400V, uno de los equipos fotográficos escogidos por nuestros especialistas.

Rebajas

Rebajas

Panasonic Lumix DMC-FZ300 – Cámara Bridge de 12.1 MP (Zoom de 24X, Objetivo F2.8 de 25-600 mm, Estabilizador Óptico, 4K, Sellada contra Polvo y Salpicaduras), Color Negro

Corrección de cinco ejes: La tecnología HYBRID O.I.S.+ (estabilizador óptico de la imagen) de cinco ejes deja una grabación de vídeo sin desenfoques y con una sola mano. Detecta y compensa los cinco géneros de movimiento de la cámara, de esta forma, podrás grabar vídeo de forma estable incluso desde un ángulo elevado o a ciegas
599,90 EUR −270,90 EUR 329,00 EUR

¿Qué nos aportan estas cámaras?

Este género de cámaras dan un paso más respecto a las cámaras compactas, y nos ofrecen determinados programas para poder jugar y aprender más de la fotografía.

Como su nombre apunta, hablamos de unos equipos fotográficos “puente” (brigde en inglés) que se encuentran entre las cámaras compactas y las cámaras réflex. Con objetivos no intercambiables, disponen de ciertas novedades respecto a las cámaras compactas, como son la posibilidad de disparar manualmente, ajustar velocidad, diafragma o ISO.

En determinados equipos podremos seleccionar disparar en JPG o en RAW, un formato de imagen que conserva su calidad sin compresión. Son cámaras más robustas y con un tamaño mayor que las compactas aunque sin llegar a los tamaños de las cámaras réflex.

Podemos llevarlas de viaje con una funda económica que sea impermeable, con compartimentos para accesorios y bolsillos para tarjetas de memoria, como la AmazonBasics Holster que tiene una base dura para proteger de golpes y penetración del agua.

AmazonBasics – Funda para cámara de fotografías réflex, color negro

Compatible con la mayoría de cámaras réflex con objetivo zoom (hasta 270 mm).
22,99 EUR

Las cámaras Bridge ofrecen zoom ópticos más grandes, una empuñadura estilo réflex y mejores controles. Aumentan sus posibilidades, y además su coste.

Si queremos una cámara fotográfica que dispare en modo automático sin mayores conocimientos fotográficos, pero nos apetece jugar y aprender de la fotografía y probar con programas semiautomáticos o manuales, este sería nuestro equipo ideal.

A tener en consideración

Veamos ciertas cuestiones a tener en consideración en la adquiere de una cámara Bridge:

  • Megapíxeles y sensor de imagen. Cuanto mayor sea el sensor, más calidad tendrá nuestra imagen. Debemos tener en consideración que no siempre y en todo momento los megapíxeles significan mejor calidad, con lo que debemos tener en consideración la apertura de la lente.
  • Apertura de la cámara (además conocida como número f). La apertura es lo que deja una mayor sensibilidad y trato de la luz, con lo que vamos a ver mejores resultados (singularmente en circunstancias de poca luz). Un aviso sobre este indicador: una mayor apertura se apunta con un menor número f. Es decir, una apertura de f/1,7 siempre y en todo momento será mejor que una de f/2,0.
  • Zoom óptico. Cuanto mayor sea el zoom óptico, mejores fotografías podremos hacer a objetos alejados de nuestra cámara. Hay que tener en consideración que en este género de equipos, el zoom sobresaldrá bastante con respecto al cuerpo de la cámara. A veces resulta incómodo, con lo que recomendamos que si vamos a emplear el zoom habitualmente, dispongamos de un trípode para poder tomar mejor nuestras fotografías.
  • Pantalla trasera. Nos asisten a tomar imágenes desde diferentes perspectivas y son muy intuitivos para ver de qué manera han quedado nuestras imágenes. Cuanto mayor el tamaño del monitor, mejor. Algunas cámaras dejan además de esto desplazar y virar estos respaldos para tomar de forma más cómoda nuestras fotografías.
  • Visor óptico. Muchas de estas cámaras no disponen de visor óptico, con lo que solo podremos disparar observando por medio de su pantalla trasera. Si estamos acostumbrados a mirar por el visor de la cámara antes de disparar, es algo incómodo hasta habituarnos.
  • Estabilizadores ópticos. Nos asisten a corregir movimientos y vibraciones de la cámara cuando vamos a disparar. Si el equipo dispone de ello, mucho mejor.
  • Conectividad Wifi, Bluetooth o NFC. Permite enviar sencillamente las fotografías a nuestros dispositivos móviles y tabletas, y de esta forma poder compartirlas o guardarlas.
  • ISO. Nos ayudará a poder retratar en condiciones de luz bastante difíciles. Cuanto mayor sea su rango, mejores fotografías vamos a tomar.
  • Peso. Estas cámaras no son tan ligeras ni pequeñas como las compactas tradicionales.

¿Merece la pena una cámara Bridge o es mejor una Evil?

Una de las grandes ventajas de una cámara Bridge respecto a una Evil (sin espejo) es el tamaño y peso del equipo fotográfico. Las cámaras Bridge son por norma general más fáciles, pequeñas y ligeras. Aunque además, más limitadas cuando a posibilidades.

El tamaño de su sensor acostumbra a ser además más pequeño, con lo que no consiguen ofrecernos la calidad de una cámara Evil o una réflex.

Al no contar con de ópticas intercambiables, portamos todo el equipo en un cuerpo. Las cámaras Bridge habitúan a dotarse de potentes zooms de incremento, como los 65 x de la Canon SX60 HS que hemos analizado. Esta opción nos ofrece un zoom enorme, pero con menor detalle que una cámara Evil.

Las cámaras Evil, no obstante, dejan el intercambio de objetivos y consiguen un mayor abanico de opciones en la toma fotográfica final, aunque esta situación supone un aumento de peso, tamaño y costo del equipo fotográfico.

Otra de las diferencias entre los dos equipos es la velocidad del enfoque y de disparo. Las cámaras Evil son más veloces, aunque sin llegar a la velocidad de las réflex.

Las cámaras Bridge son por lo tanto más asequibles, y aunque no disponen de funciones tan completas como las de una cámara Evil o una réflex, son bastante resolutivas, de simple manejo y de poco peso y tamaño.

Las cámaras Evil son más completas, pero además más caras. Robustas, pero de mayor tamaño y peso, están prácticamente a la altura de una cámara réflex.

Nuestra cámara Bridge preferida: SONY DSC-HX400V

Rebajas

Ligera, con una buena óptica, un buen zoom… y aunque no es tan económica como una cámara compacta al empleo, tiene un buen coste.

Con 20,4 megapíxeles, un sensor retroiluminado CMOS Exmor R y una pantalla trasera basculante de 3 pulgadas, destacamos en esta cámara de su esencial zoom óptico estabilizado de 50 aumentos de enorme calidad ofrecido por Zeiss, que nos dejará retratar objetos que se encuentran a una larga distancia. Podremos, además de esto, enfocar de forma manual.

Un punto fuerte de esta cámara es su gran calidad de imagen, con una fiel reproducción de colores, gracias a su procesador de imagen BionzX.

Dispone de conectividad Wifi y estabilizador de imagen. Su sensor CMOS garantiza imágenes con gran detalle y reducción de estruendo. Es una cámara de 635 g de peso, robusta y bien acabada.

No dispara en formato RAW, sino en JPG, y cuando a la grabación de vídeo no dispone de 4K, pero graba en Full HD de forma increíble. Dispone de diferentes modos manuales para retratar, como la posibilidad de retoque de fotografía, o iluminación de retrato.

Los diales de modo y su empuñadura nos aportarán firmeza en una cámara idónea para viajar, sin complicarnos en mudar objetivos y cargar demasiado peso. Esta cámara es una perfecta compañera de aventuras.

En segunda situación: Nikon Coolpix B500

Esta cámara de 16 megapíxeles destaca por su potente zoom óptico de 40 aumentos, ampliable hasta 80 aumentos, con el que podremos tomar increíbles fotografías de paisaje con su gran angular de 22,5 mm o incluso captar con determinado detalle la luna o el cielo nocturno con su superteleobjetivo de 900 mm, característica que puede inclinar nuestra resolución de adquiere.

Su estabilizador de imagen nos ayudará a asegurar unas imágenes definidas, y más teniendo presente las longitudes focales que nos ofrece esta cámara.

Con una empuñadura de simple agarre, dotaremos de estabilidad y firmeza a esta cámara de 452 gramos de peso, con diales de modo de acceso simple y fácil.

Graba vídeos en Full HD (a 1080 p) y toma fotografías en JPG.

Aunque no dispone de visor óptico, su pantalla trasera es grande (de 3 pulgadas) y abatible. Además es antirreflejos y antihuellas.

Si queremos una cámara con un enorme zoom, calidad y sencillez de empleo, este equipo fotográfico es perfecto.

Otra de nuestras preferidas: Canon SX60 HS

Esta potente Canon nos ofrece un sensor CMOS de 16,8 megapíxeles y un estabilizador óptico que nos ayudará a retratar sin trípode y en condiciones de luz bastante difíciles. Su pantalla trasera es de 3 pulgadas y plegable.

Su óptica dispone de un potente angular de 21 mm, que unido al excepcional zoom óptico de 65 aumentos nos permite un extenso rango de focales para sacar el máximo partido a este equipo fotográfico.

Además, deja la grabación de vídeo en Full HD, donde podremos acoplar además de esto un micrófono externo si fuera preciso. En cuanto a la grabación de imágenes, nos deja disparar tanto en JPG como en formato RAW.

Podremos compartir nuestras imágenes sin inconveniente, o inspeccionar la cámara con un Smartphone, ya que dispone de conectividad Wifi.

Sin duda este es buen equipo cuando a tener en consideración si procuramos una cámara potente, completa y de poco tamaño y peso.

Una buena Bridge algo más asequible: Sony DSC-H300

Rebajas

Esta cámara es buena opción cuando a calidad-coste. Con un sensor de 20,1 megapíxeles, ofrece un potente zoom óptico de 35 aumentos.

No dispone de visor óptico, aunque tiene una gran pantalla trasera. Estéticamente es una cámara muy cuidada. Simula una cámara DSLR y su empuñadura nos resultará muy cómoda en el manejo y disparo de este equipo fotográfico.

Además, deja realizar fotografías panorámicas en 360 grados pulsando el botón de barrido panorámico, y graba vídeos en HD.

Uno de los inconvenientes es que este equipo fotográfico es que no trabaja con baterías, y marcha con cuatro pilas. Tendremos que llevar un bulto de repuesto por si las moscas tal vez.

Por posibilidades y coste, esta cámara es idónea para iniciarse en el planeta de la fotografía y dar el salto a una cámara Evil (sin espejo).

Un paso más: una Bridge de categoría. Panasonic Lumix DMC-FZ300EG-K

El coste de esta cámara justifica de sobra las posibilidades que nos ofrece.
Aunque no dispone de un enorme sensor, sus 12,1 megapíxeles nos aseguran una buena toma de imágenes. Podremos disfrutar de un visor óptico, además de esto de su pantalla táctil de tres pulgadas.

Su conexión vía wifi a dispositivos móviles o tabletas nos dejan disfrutar de esta cámara con comodidad y compartir sus imágenes de manera rápida.

Una buena característica que distingue a este equipo del resto es su óptica Leica 25-600 mm, muy lumínica f:2,8/4,5. Su estabilizador óptico nos ayudará a evitar imágenes turbias y a disfrutar mejor del superteleobjetivo de 600 mm.

El punto fuerte de esta cámara es sin duda la posibilidad de grabar en vídeo a 4K (a 25 fotogramas por segundo) y Full HD. Podremos guardar nuestras imágenes en JPG, aunque no en RAW.

Una cámara robusta, completa y idónea para grabación de vídeo, sin precisar emplear objetivos intercambiables.

Última actualización el 2019-12-04 at 13:21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados