Las mejores botas de lluvia

Poco a poco se asoman las primeras lluvias de otoño y nos dan la pista de que nos adentramos en los meses de más lluvia del año.

La lluvia es bonita, si estamos en casa, calentitos y con una buena tasa de té. Claro que, si nos toca salir a la calle o incluso dar un camino, no estar bien protegidos es homónimo entre otras cosas, de pies mojados y fríos.

Mantener nuestros pies resguardados del agua no implica dejar de lado la comodidad o la estética.

Por eso vamos a brindarles algunos consejos sobre como seleccionar las mejores botas para la lluvia y nuestro listado de artículos preferidos. Les adelantamos que el modelo que más les ha agradado a los especialistas y usuarios son las botas de agua de ukSotre, casuales, cómodas y con todo el estilismo para hacerle frente al agua.

Que tener en cuenta para seleccionar unas botas de lluvia

Materiales

La mayoría de las botas están confeccionadas en caucho, vinilo o cualquier otro material sintético. En cambio, hay otros materiales que hacen empleo de la tecnología textil.

Uno de ellos es la tecnología waterproof, que es un tratamiento que se le da al calzado para impermeabilizarlo, de forma que repela el agua y no se introduzca dentro del calzado.

El Gore-Tex o GTX es una membrana formada por microfibras que impiden el paso del agua y del viento y facilitan la transpiración. Suele ser usado en zonas con lluvias intensísimas o dónde el tiempo es muy extremo.

Caña

Debes tener en cuenta que hay diferentes alturas de caña. Desde la caña alta que cubre hasta la rodilla, pasando por la media caña que alcanza la mitad de la pierna o la caña baja que se eleva poco más del tobillo.

Talla

Seguramente te sientas tentado de adquirir la bota conforme con tu talla. Bien, ten presente dos cosas.
Una, que normalmente estas botas habitúan a ser angostas y algunos usuarios prefieren decantarse por un número más.

Dos, vas a utilizar estas botas a lo largo del invierno y la mayoría de los modelos no tienen abrigo, con lo como precisarás combinar las botas con dos medias grueso y posiblemente la talla que elijas te quede estrecha.

Estampado

Aquí para gustos colores. Hay un sinfín de modelos y seguro que das con el que mejor se amolda con tu armario.
Podemos hallar botas de lluvia con diferentes estampados, desde flores, lunares, escocesas; hasta botas de colores estridentes o colores más neutros para quienes prefieran lo tradicional que combine con todo.

Consejos prácticos

  • Si la mayoría del día estás bajo techo, no es necesario que te adquieras una bota de lluvia muy abrigada, es suficiente con que sea impermeable y te deje llegar de un lado a otro con los pies secos.
  • Por el contrario, si pasarás un buen tiempo fuera, no solo debes contemplar el sobretodo sino también un extra de comodidad. En caso de esta manera, la flexibilidad y el confort no son discutibles.
  • No es necesario que te adquieras una bota extremadamente cara, si dónde vives la lluvia es algo eventual. Basta con un modelo que te sirva para salir del paso en tanto que el desgaste a la que vas a someter el calzado es muy bajo.
  • Lluvia y calor, mala opción. Puedes tentarte de utilizarlas con las lluvias de verano, pero ten presente que es un calzado que da mucho calor y no acostumbra a ser transpirable.
  • Al llegar a casa, sécalas con un paño y de ser posible, airéalas. Evita dejarlas cerca de una fuente de calor en tanto que tiende a avejentar el caucho.
  • Si aparece un polvillo blanco en las botas no te alarmes. Este proceso se conoce como floración y lo realiza el caucho al expulsar partículas insolubles a la superficie.
  • ¿Se te han rozado? Prueba untando la rozadura con pasta dentífrica y entonces pásale un paño, o frótala con una goma de borrar y remata con un paño humedecido.
  • Evita la humedad dentro de las botas, para esto cuando no las emplees, guárdalas con múltiples hojas de periódico arrugadas en su interior, y de ser posible en situación vertical.

Algunas curiosidades

También llamadas katiuskas, tomando ese nombre de una zarzuela de Emilio González del Castillo y Manuel Martíalonso, son un género de bota cuya función es proteger los pies del agua de lluvia, barro o incluso la nieve.

Al principio fueron creadas para trabajar en el campo y estaban confeccionadas con caucho y vinilo. Pero tienen un origen más recóndito todavía.

En 1817 el Duque de Wellington le encargó a su zapatero Hobb´s, una bota que pudiera emplear tanto en el campo de batalla como de noche, bajo el pantalón. Así nacieron las conocidas “wellies”.

Los caballeros ingleses no tardaron en adoptar este nuevo modelo de calzado, elaborado por ese entonces en cuero; y entonces años después cruzaron el continente cara Estados Unidos, dónde fueron fabricadas en goma por su impermeabilidad y teñidas de verde camuflaje para aprovecharlas en las cacerías.

Las preferidas, Botas de Agua ukStore

Un diseño súper atrevido para estas botas de caña baja fabricadas en caucho con suela de goma. La altura del tacón es de unos 3,5cm y suficientemente ancho para asegurarnos, de esta manera como a la robusta suela, una caminar cómodo y con toda la seguridad de ser antideslizante.

La ukStore se destaca por ser graduable. Una cinturón regulable con hebilla, nos asegurará una recomendable unión desde el tobillo. Además cuenta con una banda flexible en los laterales que facilitan el ajuste, en tanto que el caucho no es un material que se pliegue con sencillez y que si lo hace, puede generar pliegues molestos al caminar.

La misma banda flexible, de esta manera como el pasador a la altura del tobillo asisten a calzarla de manera fácil y que al pasar el talón por la parte más estrecha de la bota se deslice de manera fácil y no resulte complicado.

Su interior no cuenta con forro térmico o acolchado, pero la marca nos agasaja con la adquiere de las botas un bonito par de medias que nos calzarán de 10. Si optamos por calcetines más finos, a lo mejor nos provoque alguna molestia.

Está libre desde la talla 35 a la 41, y podemos seleccionarla en tres diferentes colores: un tradicional negro, un sobrio azul o un atractivo rojo.

Las botas por antonomasia, Hunter Original Tall Classic

Una icónica marca con 160 años de historia. Son «LAS» botas de lluvia por antonomasia, pero también cuestan «LO» suyo. Para quién pueda permitírselo, que ni lo dude, estas son sus botas de lluvia.

De caña alta, no solo son ideales para utilizar durante los días de lluvia en la ciudad, sino son excelentes para dar paseos al aire libre en zonas con barro o con charcos con cierta profundidad. Podemos estar seguros que nuestros pies estarán cien por ciento a salvo del agua.

Fabricadas íntegramente en caucho, inclusive su correa graduable en la parte superior. Al tratarse de una bota de caña alta, lo idóneo es que quede lo más ajustada posible a la pierna posible, en tanto que si nos queda holgada o nos «sobra» mucho hueco, da la impresión de que nos queda grande.

La altura del tacón no es muy pronunciada (1,5cm ) y a lo igual que la favorita, es ancho y completa la suela antideslizante, que en el caso de las Hunter, está totalmente integrada al diseño de la bota.

No tiene un interior acolchado pero si cuenta con un forro textil. Además es muy habitual emplear estas botas con los tradicionales calcetines Hunter que sobresalen haciendo un dobladillo sobre ella y que resultan por demás abrigados.

Saguaro, una alternativa más formal

Si lo nuestro es el diseño más tradicional, simplemente por gusto o por el hecho de que nos combina mejor con la ropa para ir a trabajar, una buena opción son las botas de lluvia Saguaro, la opción contra el agua del usual modelo Chelsea.

Fabricadas en caucho con suela de goma, su diseño se identifica por la simpleza de sus líneas. Al utilizarlas con un vaquero, un vestido o un pantalón de vestir, prácticamente pasarán desapercibidas como botas de lluvia.

Además entre sus modelos podemos seleccionar entre versiones mate o con brillo, a la vera de una paleta de colores muy sobria con colores como el negro, azul oscuro o el cobrizo.

La bota es de caña corta y se ajusta por medio de una banda flexible. El tacón se eleva prácticamente nada y es del género de diseño vaquero. Además son extremadamente flexibles, ideal para largas travesías urbanas o para utilizarlas durante todo el día.

La marca también tiene una alteración al modelo Chelsea, de caña media y con un diseño simulando la técnica matelassé; para que prefieran salir de lo usual, pero no tanto.

Apta todo género de frioleras, Gracosy

No a todas nos agrada el calzado plástico y muchas otras nos caracterizamos por tener los pies siempre y en toda circunstancia fríos. Una buena alternativa, son las botas Gracosy, concebidas para la nieve pero que por ser impermeables resultan estupendas para la luvia.

Su exterior está confeccionado en microfibra, material que resulta una total barrera contra el agua. La suela de goma Inner no solo resulta antideslizante, si no que tratándose de una bota de nueve, le aporta un plus extra de agarre en suelos mojados o con inclinación.

El interior está revestido en terciopelo artificial. El inconveniente con los materiales artificiales es que habitúan a producir malos olores, pero nada que no se resuelva aireándola entonces de cada empleo.

Hay que tener muy presente que su interior ocupa un espacio que le resta al pie, por este motivo muchos usuarios han optado por una talla más a la que emplean cotidianamente, y evitar con lo que las botas les queden muy angostas.

De caña corta, tienen una cremallera lateral que deja abrir totalmente la bota y calzarla sin inconveniente alguno. Una opción sport, ideal para el fin de semana y para los anti botas de plástico.

Crocs, entretenidas y coloridas

Rebajas

Vibrantes, desmandadas y súper cancheras. Crocs es conocida por fabricar las crocband, los suecos de goma que tanto emplean los pequeños en verano y los profesionales de la salud, pero entre sus filas también tiene otras alternativas como estas botas de lluvia.

Una de las botas más ligeras y cómodas que podemos hallar en esta comparativa, gracias a la tecnología Iconic Crocs Comfort desarrollada por la marca. Se trata de un acolchado de espuma Croslite (también desarrollo de Crocs) que se siente suave al contacto al paso que resulta ligerísimo.

Su diseño roomy, resulta en un calce más extenso y espacioso. De tacón plano y caña media, cuanta con unos agujeros que sirven al momento de calzarnos la bota.

También podemos hallar el mismo modelo con caña alta, para los que prefieran una Crocs de pies a cabeza.

Una opción todoterreno, las botas Ladeheid

Clásicas y robustas, de esta manera son las botas para lluvia Ladeheid. Fabricadas en PVC de una sola pieza, mantienen las tradicionales líneas de unión de las viejas botas de caucho, que se fabricaban en múltiples piezas y entonces se unían.

Su suela es plana, robusta y con múltiples detalles en la trama que ofician de grip, dotando a la suela de unas características particulares espectaculares, todavía en suelos encharcados.

Las Ladeheid habitúan a ser la frecuente bota que se emplea para trabajar en el campo, en lugares resbaladizos y mojados o incluso para realizar actividades al aire libre dónde el agua está por el medio.

Son botas de caña alta, aunque a diferencia de otros modelos no llegan hasta la rodilla, sino se quedan un tanto por debajo pero sin llegar a una caña media. Están libres desde la talla 36 a la 42 y vienen en amenos colores para combinar.

súper cancheras y con todo el estilismo, Aonegold

Antes fallecida que fácil es la oración que mejor le va a las botas Aonegold. DE caña alta y con un diseño muy similar, prácticamente igual, al de una bota de montar.

Lo que destaca de la Aonegold es su doble ajuste, por su lado superior y a la altura del tobillo, consiguiendo de esta manera amoldar mucho mejor el calzado al pie. Recuerden que las botas de caña alta lo idóneo es que queden bien pegadas a la pierna.

Fabricadas en PVC, combinando el material en acabado mate y brillo. Su suela plana y su tacón de 3,5 cm tienen detalles similares a las suelas de los zapatos náuticos de invierno, ahorrándonos resbalones peligrosos.

Para calzarlas, cuentan con un cierre lateral que abre la bota en su totalidad. La podemos conseguir en color cobrizo, negro y rojo.

Que nos sobre el color con las botas Aigle Malouine

Aigle es una marca francesa fundada a mediados del 1800, y debe su fama gracias a que su creador consiguió la licencia del proceso de vulcanización patentado por Goodyear. Desde entonces se dedica a la fabricación, entre otros, de artículos de caucho.

El diseño de las Aigle es juvenil y descontracturado, de esta manera como las líneas blancas que le aportan un toque deportivo. Lo bueno es que vienen en diferentes colores y podemos hacernos con algunos pares para combinar con todo nuestro armario.

Su suela es de goma plana y su caña se eleva un tanto sobre una bota de caña media. No cuentan con ningún sistema de ajuste y para calzarlas es suficiente con tirar de ellas y también introducir el pie dentro, con lo como el diámetro de la caña es bastante extenso y queda un tanto «suelto» una vez puestas.

Le Chameau Vierzon, otras de las tradicionales

Seguramente estemos muy acostumbrados a que homónimo de botas de lluvia de marca son las Hunter, pero lo que probablemente no sabíamos es que las botas de la marca Le Chameau están prácticamente a la altura de las Hunter, por su calidad y por su historia en el calzado para lluvia.

Desde el año 1927 la marca confecciona botas de lluvia ideales para paseos al aire libres, tardes de campo o cualquier género de actividad al exterior.

Fabricadas en goma y con el interior revestido en tela. Un detalle que desataca en estas botas es la hebilla de cierre y ajuste a presión, que deja amoldar mejor el diámetro de la caña.

En las botas de caña alta, el calzado a veces resulta complicado por la estrechez de la caña. La vuelta de diseño del pliegue de caucho lateral hace que calzar las botas sea con total sencillez, dejando aumentar sensiblemente el diámetro.

Algunas gacetas de tendencia las han clasificado como «el Rolls Royce de las botas wellington» o «la crème de la crème de las botas de lluvias». Saquen ustedes mismas sus conclusiones y anímense con estas botas chulísimas.

Una bota no tan bota, cubrecalzado Perletti

Por último queremos dejarles una alternativa a las acépticas de las botas de lluvia, el cubre calzado Perletti.

No se trata de una bota en sí, sino de una bolsa plástica fabricada en PVC con suela antideslizante; las que se ajustan por medio de unos cordones regulables.

La principal función, además de esto de sostener los pies secos, es proteger el calzado del agua. Es una buena alternativa para las que no nos agradan las botas de lluvia, pero tampoco queremos deteriorar los zapatos y mucho menos ir con dos pares de calzados por la vida, uno para la lluvia y otro para mudarnos.

El cubrecalzado alcanza la altura de una caña media y viene en diferentes tallas,S. M y L. También tenemos la opción de decantarse por el modelo Perletti de caña alta, ideal para proteger las botas de vestir o, por que no, tener una protección extra en nuestras piernas en los días de lluvia, las que utilizamos medias de lycra comprenderán a lo que nos referimos.

Última actualización el 2019-12-04 at 10:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Guías de opiniones, compra, análisis y artículos en Moda