Las mejores botas de agua (katiuskas) para pequeños

Las botas de goma o katiuskas son singularmente veneradas por los pequeños en tanto que con ellas pueden correr y saltar sobre los charcos sin miedo a mojarse y haciendo honor a Pepa Pig, uno de los personajes animados preferidos de los pequeños. Ellos estarán encantados y los adultos, apacibles, al saber que sus pies se mantienen secos en todo momento.

Las katiuskas son unas botas de caña media o alta con suelas de goma antideslizante y fabricadas con caucho natural o con PVC (Policloruro de Vinilo).

Estos materiales se identifican por su impermeabilidad, flexibilidad y resistencia, cualidades que definen a una buena prenda contra el agua. Como la elegida como preferida en esta comparativa, la Stormer Lux de Demar, que no solo está fabricada con PVC de alta calidad, sino incorpora un calcetín a medida, de forro polar, que aporta un extra de calor y el máximo confort al pie.

Una pincelada de historia

Katiuska es el hipocorístico del nombre ruso Katja, esto es, una designación cariñosa o familiar, como aquí podría ser Pepe.

Las botas de agua se empezaron a popularizar con este nombre por una conocida zarzuela estrenada en los años 30 del pasado siglo que llevaba como título Katiuska, la mujer rusa. En ella la protagonista calzaba unas botas de media caña como las usadas para resguardarse los días de lluvia.

Los asistentes a la obra empezaron a pedir, desde ese momento, unas botas como las que vestía Katiuska. Evidentemente solo en España se las conoce con este nombre, y el substantivo tiene su entrada en la RAE.

Esta simple bota es una prenda imprescindible en el armario de cualquier pequeño. Pero durante los años ha ido mejorando el diseño, con lo que convendría fijarse bien en algunos detalles antes de realizar una adquiere.

Como seleccionar bien la talla. Es un paso vital. Y no es tan fácil como pueda parecer. Porque dependiendo del fabricante o del diseño (con o sin calcetín), la guía de tallas cambia. Y para dar una pista, por lo general podría afirmarse que las botas que no incorporan forro son algo más grandes que el calzado frecuente, para que quede espacio suficiente para ‘vestir’ nuestros pies con calcetines gordos.

Los fabricantes además hacen hincapié en el cuidado tras su empleo, singularmente cuando las vayamos a guardar en el zapatero hasta el momento en que llegue un día lluvioso. Recomiendan secarlas bien, limpiarlas con agua saponácea y no exponerlas a la luz solar para que los colores no se estropeen.

El mercado ofrece un sinfín de modelos y diseños, tradicionales o con vistosos estampados y colores. Para facilitar la busca y la resolución de adquiere se ha realizado un pormenorizado estudio de este producto guiados por las creencias de especialistas y que reúnen las mejores características particulares. Los costes comprender una horquilla desde los 15 hasta los 50 euros.

Las preferidas: Stormer Lux de Demar

El modelo mejor valorado tanto por especialistas como por progenitores es el Stormer Lux de la marca Demar. Con estas botas, singularmente diseñadas para los días lluviosos, dar un camino se convertirá en un momento ameno. Los pequeños podrán pisar charcos y correr sin miedo a mojarse o caerse.

Y si viene la nieve, además nos pueden servir. Porque además de esto de resguardarnos del agua son capaces de resguardarnos del frío.

La bota incorpora un calcetín de forro polar extraíble que la hace muy abrigada en los días más duros del crudo invierno. Y ese recubrimiento se puede lavar a máquina a una temperatura de hasta 40º.

Su diseño es otro aspecto que llama la atención, en singular para los terremotos de la casa. Pueden seleccionar entre nueve estampados amenos y originales con caras de animales, planetas o con motivos de vehículos y motocicletas, entre otros.

Comodidad y seguridad deben ir de la mano. Gracias a su suela antideslizante caminarán seguros y sin riesgo de resbalar.

La marca ha pensado en todo, por eso ha creado estas botas con materiales seguros que respetan la piel de los pequeños, perdurables y de alta calidad.

A diferencia de otros modelos, están fabricadas en Europa con plástico PVC (Policloruro de Vinilo) no contaminante y sin caucho que, generalmente, desprende un fuerte olor.

Son ligeras y este detalle resulta esencial pues la caña alta y la rigidez de la bota habitúan a incordiar hasta el momento en que se amoldan al pie.

Las tallas se enmarcan desde el número 20/21 hasta el 34/35. Los especialistas aconsejan adquirir una talla más de la frecuente, en tanto que el calcetín le resta espacio y va ajustado. De este modo, podrán proseguirse utilizándolas sin forro en primavera, aunque les haya crecido el pie.

En resumen, las botas de agua Stormer Lux de Demar son chulísimas, resistentes, están exentas de substancias contaminantes y tienen una muy buena relación calidad/costo.

Otra buena opción: LADEHEID

Las botas de agua de Ladeheid son similares a las favoritas de Demar, pero con un costo algo más elevado.

Fabricadas en la Unión Europea, están hechas con PVC resistente, fuerte y flexible para que, además de esto de proteger del agua, resulten agradables.

Al igual que las favoritas incluyen un práctico forro interior con forma de calcetín que se quita para lavar y mantiene calentitos los pies. Así pueden emplearse en los días helados, pero además, quitándole el forro, en los días de lluvia de las estaciones menos frías.

La puntera y el talón están reforzados para optimar la durabilidad de las botas. Y la suela, cincelada, le da su característica antideslizante.

Los especialistas además destacan estas botas de goma por sus coloridos y variados diseños, que encantarán tanto a pequeños como a pequeñas.

Dispone de once modelos a seleccionar con tamaños que van desde el número 21/22 hasta el 35/36.

La única queja que se ha encontrado respecto a estas botas es que resultan más pesadas que el modelo de Demar. Esto podría condicionar en singular a los pequeños pequeños, que tienen por lo general un pie enclenque.

Para facilitar la adquiere y atinar con el número se añade una guía de tallas. Tallan un pelín grandes, con lo que si existen dudas respecto a qué tamaño seleccionar, con un número superior será suficiente para la época.

La original: Hunter Original Kids

La marca británica Hunter lleva fabricando desde finales del siglo XIX calzado, ropa y accesorios diseñados para su empleo en tiempos hostiles, lluviosos y fríos.

Probablemente el artículo que más distingue a la firma son sus icónicas botas para adultos. Y lo que han hecho es calcar el diseño para la clientela infantil.

Están fabricadas artesanalmente en una pieza de caucho vulcanizado natural, con acabado mate, que las hace flexibles y 100% impermeables.

A diferencia del modelo para adultos, se ha creado una suela más plana con puntera redondeada para que resulte simple caminar. Además, una caña ancha ofrece libertad de movimientos y hace que sean fáciles de poner y de quitar.

En la una parte de atrás incorporan una tira reflectante de arriba abajo que da visibilidad al pequeño cuando baja la luz solar. Y su color rojo unisex le da un toque alegre a esos días grises de invierno.

Las botas Hunter no defraudarán a los amantes de la marca que intentan protección, estilo y diseño sin importarles abonar por este motivo: son el modelo con el costo más elevado de esta comparativa.

A diferencia de las precedentes no tienen forro con lo que para determinadas personas resultarán frías. Pero la marca tiene gran pluralidad de calcetines para combinar con sus botas. Si no, unos altos y gordos además cumplirán dicha función, aunque los originales encajen mejor.

La página oficial de Hunter explica unos fáciles pasos para su almacenamiento, limpieza y cuidado para que las botas estén siempre y en toda circunstancia en perfectas condiciones. Aquí se ofrece su guía de tallas que van desde el número 26/27 hasta el 34.

De diseño: Aigle Lolly Pop

Las botas Lolly Pop de la marca francesa Aigl se distinguen por su identificable diseño, que incluye dos rayas blancas en la parte superior de la caña, y la tira reflectante de su talón, lo que hace perceptibles a los incansables “saltacharcos” durante la noche.

El americano Hiram Hutchinson fue el creador de la marca en 1853. Su legado como maestro artesano del caucho ha trascendido hasta nuestros días y sus herederos siguen diseñando calzado, katiuskas y ropa que combinan estilo, diseños únicos y practicidad.

Las Lolly Pop originales tienen un diseño tradicional en colores planos como el azul marino o el amarillo que evoca a los intrépidos marineros. Pero han sabido amoldarse a los tiempos creando diseños con estampados y ampliando la paleta de colores para que los pequeños grumetes elijan su preferido.

Al igual que el modelo de Hunter, están fabricadas en caucho natural y tienen un recubrimiento interior compuesto por un 65% de poliéster y un 35% de algodón para darles calidez. Aun así, en los días fríos será preciso ponerse un par de calcetines bien abrigados para que los pies no se queden helados.

Aigle presenta el tallaje más extenso de esta comparativa en tanto que sus botas de goma pueden utilizarlas desde pequeños bien pequeños, con un 19 de pie, hasta adolescentes o adultos con un 38. Para dar en el clavo con el tamaño la marca además ofrece su guía de tallas.

El mejor costo: Crocs Handle It Rain Boot

La marca Crocs es conocida por sus conocidos zuecos de reposo empleados por trabajadores que deben pasar largas jornadas de pie. Los han elegido como preferidos desde médicos hasta celebridades como Frank ‘de la Jungla’, que se adentra en rincones ocultos y además inhóspitos con ellos puestos.

A los especialistas les chiflan sus botas de agua para pequeños además de esto de por su costo ‒el mejor de esta guía comparativa‒, por su gran ligereza, flexibilidad y por sus asas laterales que asisten en la autonomía para calzarse de los pequeños de la casa.

La marca patentó el material de fabricación Croslite, un género de resina que se calienta y se suaviza con el calor anatómico adaptándose a la piel. También es antialérgico y antibacterias (una particularidad esencial teniendo presente que son prendas que la mayoría del tiempo estarán mojadas o húmedas).

Las Crocs están diseñadas en vivos colores, sin estampados, y ofrecen un tallaje desde el número de pie 22/23 hasta el 34/35. Se facilita la guía de tallas clicando aquí.

Al igual que otros modelos no va forrada, con lo que habrá que acompañarla de un buen calcetín calentito en los días de frío.

Última actualización el 2019-12-04 at 11:50 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados