Las mejores bolsas de herramientas

Es frecuente que todas las casas tengan una caja de herramientas tradicional a la que echar mano ante cualquier desperfecto y donde guardar todos los aparejos de bricolaje en perfecto orden.

Estas cajas habitúan a estar fabricadas de plástico o metal para aguantar las inclemencias del tiempo y para que las herramientas no se corroan con la humedad.

Son realmente prácticas, pero en el momento de transportarlas ya no lo son tanto. Resultan pesadas y, ciertas de ellas, carecen del espacio suficiente para guardar herramientas de enormes dimensiones como, por ejemplo, taladros. Si no, que se lo pregunten a los profesionales, quienes de manera continua se mueven de un lado para otro.

La alternativa es decantarse por una bolsa de herramientas, que tienen una estructura menos recia y ofrece mayor espacio, como la favorita de esta comparativa: la Fatmax de Stanley.

Rebajas

Además de pertenecer a una reconocidísima marca dedicada al bricolaje, destaca del resto pues su boca ancha deja un acceso veloz a su interior, tiene múltiples bolsillos multifuncionales y su estructura robusta y estable no tiene nada que envidiar a las cajas de herramientas tradicionales.

En la próxima comparativa encontrarás cuatro excelentes modelos más que se distinguen por alguna particularidad en específico.

A tener en consideración

¿Conoces las particularidades de estas bolsas? Antes de adquirir una, ten presente estas cuatro particularidades.

Material

Escoge una bolsa que esté confeccionada con materiales técnicos tipo nylon o poliéster de deniers altos, como 600×600 o 1.200×1.200.

Generalmente vienen identificadas con una D que va acompañada de una cantidad que le da mayor resistencia cuanto más alto sea el número. Soportará mejor las inclemencias del tiempo y evitará posibles raspaduras tras la fricción continua de los objetos.

Base

Al estar confeccionadas de tela, deben tener una base resistente de plástico o PVC para evitar humedades y darle estabilidad en el apoyo. Además, como los útiles de bricolaje son pesados, impide que la base se hunda y pueda llegar a rasgarse.

Capacidad

Tu profesión o la utilización determinará el tamaño o los departamentos que tenga tu bolsa. Un fontanero o un obrero precisarán de un enorme espacio para introducir grandes herramientas, pero a un ingeniero podría serle útil una bolsa donde apilar piezas pequeñas. En esta comparativa hemos abarcado diferentes tamaños y capacidades.

Comodidad

Son bolsas para llevar colgadas del hombro o de la mano. Asegúrate de que la cinta que pasa por tu hombro y las asas tengan una parte acolchada para evitar rozaduras.

Si crees que vas a cargar tu bolsa con mucho peso, lo más conveniente es un modelo con ruedas y mango telescópico que te deje llevarla como una maleta.

Como ya hemos citado, tanto si eres profesional o apasionado, te lo ponemos simple. Aquí encontrarás diferentes modelos de calidad y a costos que fluctúan entre los 20 y los 60 euros. Una inversión de la que no te arrepentirás.

La mejor del mercado: Stanley Fatmax

Rebajas

The Stanley Works y Black & Decker se fusionaron en 2010 para convertirse en una compañía con una extensa gama de artículos de bricolaje manuales y eléctricos tanto para profesionales para usuarios.

Son marcas de confianza que han llevado a su bolsa Fatmax al primer puesto de esta comparativa al haber sido elegida por los especialistas como el mejor modelo del mercado por su calidad-coste.

Se trata de una bolsa con una estructura recia que la hace estable para que no se pliegue incluso si no está demasiado llena.

Una de sus mejores particularidades es que puedes apoyarla en cualquier superficie en tanto que su base de fuerte plástico la resguarda de la humedad y de la suciedad, algo muy frecuente cuando se trabaja en el exterior o en obras.

Otra característica que destacan los especialistas es el simple acceso a las herramientas. Sus múltiples bolsillos exteriores y también interiores dejan tenerlo todo ordenado y a mano.

Su interior se compone de dos extensos bolsillos de gran apertura con separadores para poner cada aparejo y velcros para colgar herramientas eléctricas como el taladro.

En la parte externa, encontrarás otros tres laterales multibolsillos tan funcionales y prácticos donde introducir instrumentos frecuentes como destornilladores y llaves.

Con la bolsa de Fatmax de Stanley nada rodará ni se perderá. Asimismo, para transportarla, lleva incorporada un asa regulable en largura y reforzada con una almohadilla acolchada para colgarla del hombro sin que resulte incómoda ni haga daño.

Para que te hagas una idea, pesa 900 gramos y tiene unas medidas de 43x30x28 cm.

La alternativa: Bosch Professional

Rebajas

La muy conocida marca alemana Bosch nos trae una estupenda bolsa de herramientas que se lleva la medalla de plata en esta pole.

Es un modelo desarrollado para resistir peso; por eso esté confeccionada con poliéster 600D, un tejido técnico de alta resistencia, impermeable y antirrasgaduras. La base de plástico PVC le da todavía un extra de robustez al paso que la aísla del suelo.

Se abre por medio de una cremallera central y en su interior, además de esto de un extenso espacio para las herramientas de mayor tamaño, se compone también de cinco bolsillos para piezas pequeñas como, por ejemplo, los destornilladores o la cinta métrica.

En la parte frontal exterior hay tres bolsillos cerrados con solapa y velcro muy prácticos para poner lo imprescindible o si la llevamos colgada y precisamos coger algo sin abrir la maleta ni descolgárnosla del hombro.

La llevarás de manera fácil de un lado a otro gracias a sus dos asas de mano o al hombro con la cinta regulable.

Tiene unas medidas de 48x30x28 cm, algo superiores a la bolsa preferida de Stanley y pesa 1,5 kilos. Si este tamaño no te asemeja suficiente, puedes adquirir la versión XL de 55x35x35 cm.

La mejor con asa de aluminio: Probag de FACOM

El modelo más práctico y asequible para llevar colgado del hombro es, sin duda, la caja de herramientas textil Probag de FACOM.

Esta marca lleva más de cien años “palpitando al ritmo del desarrollo industrial del siglo XX” y con sus ideas prácticas para realizar trabajos de bricolaje se ha transformado en un referente europeo con sus herramientas de mano. Pero no solo fabrica excelentes aparejos, también se ha preocupado por la forma de llevarlos.

Como solución ha desarrollado la fantástica bolsa Probag, fabricada con poliéster de 1.200 x 1.200 deniers (una unidad de medida de la densidad lineal de masa de fibras) que la hacen extremadamente resistente y también hidrófuga, o sea, que evita las filtraciones y la humedad.

Se distingue del resto por su sistema de almacenamiento exterior vertical cuya función es poder acceder a todas las herramientas de forma veloz.

También incluye múltiples bolsillos dentro y fuera y un divido singular para guardar la sierra de mano.

Se puede cargar en el hombro con una cinta con hombrera que lo resguarda del peso o llevarla con la mano por medio de una barra de aluminio que cruza de lado a lado la bolsa. Esta barra tiene una empuñadura de cuero para facilitar el agarre sin riesgo de que se nos resbale.

Para proteger las herramientas puedes cubrir la bolsa con la tapa superior con cierre de velcro.

Con unas medidas de 36x52x25 cm, la bolsa de Probag de FACOM tiene una capacidad de 47 litros y soporta hasta 15 kilos de peso.

El mejor modelo con ruedas: Makita

Así como FACOM destaca por sus herramientas manuales, la marca nipona Makita está experta en la fabricación instrumentos eléctricos y sistemas de almacenamiento que cumplen con los más altos estándares de calidad del mercado.

Podríamos confundirla con un bolso de deporte, pero cuando se observa detenidamente se puede ver que difiere (y mucho).

Su particularidad más resaltable son las ruedas y el mango telescópico de aluminio que nos deja llevarla como si de una trolley se tratara y sin el menor de los sacrificios. También incluye un asa superior para cargarla.

Está confeccionada con nylon de alta densidad que la hace fuerte y perdurable. Tiene un enorme espacio interior al que se accede con una cremallera y múltiples bolsillos donde guardar los objetos de menor tamaño.

La Makita tiene un volumen notable (38 cm de alto, 70 de largo y 36 de ancho), con lo que resultará ideal para aquellos que cargan con herramientas de importante tamaño.

El único pero que le ven los especialistas que su base no es recia, con lo que puede ceder si la cargamos en exceso.

La más asequible: Ryobi UTB2

El quinto y último modelo de esta comparativa es una bonita bolsa color pistacho a un coste supereconómico y que te dejará tener todas las herramientas organizadas.

La marca que hemos elegido es Ryobi, no tan conocida como otras, pero especializada también en todo género de material para el bricolaje profesional y para el hogar.

Está fabricada con nylon y un esqueleto interno metálico que la hace indeformable y que resguarda el contenido de los golpes.

Dotada de múltiples bolsillos y con una cremallera central para acceder a su interior, la UTB2 de Ryobi acoge múltiples accesorios y útiles.

No es tan grande como ciertas de las bolsas que hemos descrito anteriormente, pero con unas medidas de 35 x 20 x 28 cm dispone del suficiente espacio para cargar con las herramientas que tenemos por casa.

Es el modelo que mejor encaja con los que se atreven con el bricolaje a nivel casero o los maniáticos del orden que no deseen realizar una gran inversión.

Última actualización el 2019-12-04 at 10:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Guías de opiniones, compra, análisis y artículos en Herramientas