Las mejores básculas de cocina

APPmIzL

Estamos familiarizados con el peso o volumen de los comestibles, en la costumbre por ir al mercado o tienda a adquirirlos y adquirirlos envasados o al peso. Cuando cocinamos, también nos valemos de las medidas de peso y volumen.

Pero, ¿y si pudiéramos calcular estas medidas de forma más específica o en cantidades más pequeñas? Por ello unos especialistas han probado ciertas básculas de cocina y han decidido que la preferida es la Etekcity.

¿Por qué báscula de cocina?

Depende del género de receta que realicemos, precisamos de cierta precisión en el cálculo de los ingredientes. Si bien en muchas ocasiones podemos guiarnos de jarras medidoras, una báscula de cocina acostumbra a ser un instrumento más preciso.

Por ejemplo, si ponemos harina en una jarra medidora y la movemos, se compactará aproximadamente y hará cambiar la medida. Con una báscula esto no sucede, en tanto que independientemente de qué compactado esté el sólido, siempre y en toda circunstancia nos dará su peso justo.

Podemos realizar el pesaje tanto para ingredientes sólidos o líquidos. Inclusive determinados modelos de básculas, dejan descontar el peso del recipiente y solo calcular el contenido del mismo.
Otra ventaja que encontramos en las básculas, es que pueden pesar diferentes géneros de medidas y realizar conversiones, de esta manera sea que pesemos onzas, libras, gramos, o incluso midamos volumen en litros o bien onzas líquidas.

Si debemos enfrentar algún género de régimen o cuidado singular en las comidas, las básculas de cocina son de enorme utilidad pues nos dejan medir con más precisión las porciones. Algunos modelos también ofrecen información nutricional sobre el comestible que estamos pesando.

Recomendaciones

¿Báscula digital o mecánica? Por su precisión, los especialistas nos aconsejas las digitales. Cualquier pequeño incremento en el peso, una báscula digital lo advierte mejor que una mecánica, debido a su sensibilidad. Para esto es esencial tener en cuenta, en adquirir una báscula que tenga una graduación de 1 gramo, esto es que que permita la lectura desde 1 gramo.

Una báscula digital facilita la lectura del peso en tanto que aparece de forma precisa en el visor, a diferencia de una mecánica en donde la lectura la deberemos realizar nosotros mismos.

Si bien una báscula mecánica pesa cantidades mayores que una digital, también tienen más margen de fallo. Si pensamos adquirir una báscula justamente por su precisión, cuánto menos margen de fallo tengamos mejor, y por ende nos es conveniente una digital. Ahora si precisamos pesar grandes cantidades, una digital no nos serviría en tanto que habitúan a pesar hasta un máximo de 5 kilos.

Dependiendo de las básculas, ciertas incorporan la función “Tara” que deja ir añadiendo pesos, sin quitar el antes pesado. Es útil en el momento de realizar mezclas de ingredientes, en tanto que no resulta necesario mudarlos de un recipiente a otro conforme se pesan. Esta función también acostumbra a usarse para quitar el peso del recipiente, en tanto que podremos pesar el recipiente solo y entonces ir añadiendo los ingredientes; el resultado es un peso más preciso.

Como estamos pesando comida es esencial tener en cuenta la limpieza de la báscula, lo idóneo es que la bandeja de pesado sea desmontable y lavable, cosa que ocurre en la mayoría de los modelos.

Si nos agrada el diseño y que haga juego con el resto de los aparejos de cocina, vamos a deber contemplarlo, pues los materiales habitúan a ser distintos como metal, vidrio, plástico, llanas o con dibujos.

También es recomendable que se apaguen automáticamente, para que no consuma toda la batería, en el caso de que nos olvidemos de apagarla.

El preferido: Etekcity

Tiene prácticamente todas las funciones que se pueden esperar de una báscula de cocina digital. Pesa hasta 5 kilos con una graduación de 1 gramo; sus medidas son reducidas y cómodas para cualquier cocina (18 x 14 x 1,8 cm) y está fabricada en acero inoxidable, un material ideal para la cocina por su higiene y por su estética. Además si la dejamos sobre la encimera, incluso podrá hacer juego con el resto de los electrodomésticos.

El pesaje de la báscula es fiable, pues deja pesar gramo a gramo. Pero lo más esencial es su función de conversión de medidas.

Es una alternativa que nos deja por ejemplo pasar de onzas a gramos, resultando muy cómodo si recurrimos a recetas que están en inglés o que a veces en la traducción no incluye las medidas. Siempre está la opción de recurrir a una aplicación que nos transforme las medidas, pero en un caso de esta manera deberemos contar con un factor extra y arriesgarnos a que pueda o no ser preciso.

Incluye la función Tara que nos deja por un lado precisión: quitar automáticamente el peso del recipiente, consiguiendo el peso neto del contenido; y por otro lado comodidad: podemos ir añadiendo ingredientes sin mudar el recipiente, pero teniendo conocimiento de cuanto pesan cada uno de ellos de esos ingredientes que vayamos añadiendo.

Su apagado es automático y nos apunta cuando resulta necesario recambiar las pilas. Utiliza 2 baterías AAA, que se pueden adquirir en cualquier súper y también incluso habitúan a emplearse para muchos aparatos que tenemos en casa; a diferencia de las pilas de botón que traen otras básculas, y que habitualmente duran menos, son más bastante difíciles de mudar y no se habitúan a hallar en cualquier parte.

La báscula tiene con respecto a su tamaño una ventaja y una desventaja, conforme se mire. La ventaja es que siendo pequeña y de poca altura cabe en cualquier cajón y ocupa poco espacio en la encimera. La desventaja es que si queremos pesar un ingrediente en un plato, los números desaparecerán de nuestra vista bajo el borde del propio plato, lo que nos forzará a desplazar el plato pudiendo alterar la medición o agacharnos si queremos ver lo que pesa.

De ahí que determinados especialistas aseguren que por su tamaño asemeja una báscula pensada para medir el peso de los ingredientes en contenedores pequeños, teniendo presente que en este género de contenedores no habitúan a caber los 5 kilos para los que la báscula está pensada.

Por eso muchos especialistas aseguran que sería la báscula perfecta si fuera un tanto más grande. Porque su precisión, el aspecto bien elegante y la comodidad de su conversión de medidas la sitúan sobre la competencia.

Otro punto positivo es que tiene una función que lanza una cantidad en negativo si la báscula se encuentra sobre una superficie desnivelada. Un aviso muy práctico, pues nos dejará nivelarla para para progresar la precisión del pesaje.

Como agregado la marca asegura que usa la tecnología “Stainless stell”, y que gracias a ello evita que las huellas digitales dejen marcas en la báscula toda vez que no tengamos las manos manchadas con comida. Algo un tanto especial, cuando la mayor una parte de las veces estaremos usando la báscula mientras que manipulamos comestibles.

La realidad de la experiencia, es que las huellas dejan mancha. Y esa es una de las debilidades reportadas por múltiples usuarios.

Finalmente se contempla como desventaja el hecho de que no tiene un contador de calorías incorporado, lo que reduce su utilidad al pesaje de los comestibles.

Otras opciones

Soehnle Fiesta

Rebajas

Si queremos una alteración cuando a diseño, la báscula Soehnle es una alternativa de diseño sobrio y bien elegante, y no por este motivo debemos abonar un costo excesivo, el costo de esta báscula está por bajo los 20 euros.

La bandeja para pesar es de vidrio, extraíble y lavable; realmente bonita pues el vidrio en la cocina es un material apreciado por su higiene, pero no por eso está exenta de que si en un desatiendo la bandeja se nos cae y no se rompa. Más al cocinar, que nuestras manos no habitúan a estar singularmente limpias de los ingredientes con los que estemos trabajando. Si contar con que en el caso de que se rompa el vidrio, debemos pensar en su repuesto.

A determinados especialistas, el cristal en altura no los ha persuadido completamente. Depende del recipiente, puede tener el mismo inconveniente que la Etekcity y obstruir el visor de pesaje. El punto más crítico es que si apoyamos un bol con gran capacidad, puede no ser completamente estable sobre la plataforma, ante algún desatiendo, si el bol se cae pondremos bajo riesgo el contenido y la plataforma de vidrio.

En el resto de sus funciones, es muy similar a la Etekcity: conversor de medidas, función Tara, etc; a menos que para marchar usa 2 pilas AA, las cuáles también son fáciles de adquirir.

Sus medidas: 20,3 x 11,4 x 2,9 cm, si contamos con un espacio de guardado reducido, posiblemente no sea la opción mejor, aunque una báscula de esta manera más bien tenerla sobre la encimera y que se luzca.

Smart Weigh

Esta marca acostumbra a ser un tanto más costosa que el resto, y tal vez no tiene sentido cuando las funciones son las mismas: auto-apagado, “Tara”, pesaje en diferentes medidas y conversión de las mismas. Si optamos por este modelo en las de su marca, es uno de los más económicos.

La desventaja con respecto a otras básculas, es el tamaño de la plataforma de pesaje. Mientras que las otras son rectangulares y más grandes, esta es circular reduciendo el espacio y haciendo el área de pesaje más pequeña, y debiendo recurrir a un recipiente más grande que en otras básculas si pretendemos pensar en cantidad.

Los especialistas en esto son un tanto repetitivos y nos aclaran que cuánto más grande el recipiente, más volará fuera de la balanza y más visibilidad le quitará al visor.

La ventaja con respecto a su tamaño, es que es sensiblemente más compacta y de simple guardado.

Lo que se echa en falta es el acabado de sus materiales, fundamentalmente de sus botones. Al estar enrazados a la máquina, su diámetro es menor que el agujero en el cuál están insertados.

No es que los especialistas sean quisquillosos con las medidas, pero en muchas ocasiones por ese breve espacio, pueden colarse ingredientes. No siempre y en toda circunstancia nuestras manos están secas o limpias en la cocina; con el tiempo y la utilización, si de forma continua su cuela polvo o agua aunque sea en pequeñas cantidades o por mucho que hagamos el sacrificio en secarla y limpiarla, tras un tiempo de empleo lo razonable es que apreciemos que los botones no marchan completamente bien.

AccuWeight

Diferente cuando a diseño, no solo por el color sino pues está fabricada de vidrio, pero tendríamos el mismo inconveniente que en la Soehnle, si se cae se rompe, y en este modelo no hay posibilidad de pensar en un repuesto pues no se trata de una bandeja extraíble sino de la propia báscula.

Aquí no hay tanto riesgo por la bandeja en altura, pero debemos ser realmente cautelosos cuando apoyamos los recipientes pues podríamos astillarla o rajarla.

Lo que más les ha agradado a los especialistas de esta báscula, es que no despilfarra espacio de la superficie de pesaje con la botonera, pues están puestos en el borde inferior. Tendremos las mismas dimensiones que en otras básculas, pero al estás distribuido los botones de otra forma, ganaremos espacio para el área de pesaje y ¡no tendremos inconvenientes con el visor! Además es esencial que al no estar sobre la misma superficie, la botonera está resguardad de cualquier ingrediente que estemos manipulando.

Es una de las básculas más asequibles y cuenta con todas las funciones básicas.

Beurer

Beurer es una marca alemana reconocida por la fabricación de productos para la salud y el bienestar. No es que se trate de un elogio a la marca, sino con esta báscula si de hay algo de lo que debemos estar seguros, es de su precisión.

Tiene las mismas funciones que los modelos precedentes, pero incluso la función “Tara” la realiza automáticamente.

Cuenta además de esto con el componente ayudar de ofrecer una pluralidad de diseños, si lo que procuramos claro, es darle a la cocina algún toque de color o entretenido. Por si estamos pensado en su espacio de guardado, sus medidas son estándar de 14,5 x 20 x 1,7 cm; aunque lo bonito con esta báscula es poder tenerla a la vista y que haga las veces de objeto decorativo.

Con esta báscula no debemos preocuparnos por los botones, puestos que son táctiles y están incorporados en la misma superficie de la báscula. La desventaja con este género de botones táctiles, es que si tenemos las manos mojadas o manchadas, posiblemente nos cueste un tanto hacer que adviertan el dedo. Podremos limpiarnos, pero es verdad que en los repetidos usos esto puede resultar un tanto molesto.

A diferencia de otras básculas de vidrio, está fabricada con vidrio de seguridad, que la hace más resistente que otras básculas de vidrio, pero incluso de esta manera hay que tener cautelas.

SmartLab

Seguramente apreciemos que el visor de esta báscula es un tanto más complejo, no es que se trate de una tablet pensada para la cocina, pero podría acercarse. La particularidad que tiene este género de básculas es que nos deja realizar un análisis nutricional de los productos que pesemos. Brinda información sobre calorías, colesterol, grasa y hidratos de carbono. Es como tener a tu nutricionista sobre la encimera.

Es ideal para personas con inconvenientes de colesterol, diabetes o que deban llevar adelante algún género de régimen estricto, como los atletas; no solo por los datos que brindan, sino pues se identifican por ser extremadamente precisas.

La desventaja que podemos hallar en este género de modelos, y en la SmartLab es que su memoria no siempre y en toda circunstancia cuente con la lista pormenorizada de comestibles que pudiéramos llegar a precisar. Algunos comestibles muy específicos posiblemente no los contemple, y no deja agregarlos.

Su costo es de en torno a 30 euros, y para las de su tipo es una alternativa muy barata. Si pretendemos mayor sofisticación, debemos estar preparados a estirar nuestro presupuesto un tanto más.

Ozeri

A diferencia de otras básculas de cocina, está deja pesar comestibles de hasta ¡8 kilos!, es ideal para familias numerosas que precisen pesar grandes cantidades, incluso muchas personas que se dedican a realizar comidas o postres a pedido habitúan a valerse de balanzas como estas.

Lo bueno es que su tamaño no es excesivo, pues no se trata de aumentar el área de pesaje, sino la capacidad de carga. Aunque un tanto más grande que el resto, conserva las dimensiones de una báscula familiar: 23,1 x 15 x 1,5 cm.

Su material es de vidrio temperado y marcha con dos baterías de litio, que aunque tienen una buena autonomía, mejor hacernos con una de repuestos para tener siempre y en toda circunstancia a mano, no vaya a ser que nos quedemos sin pilas en medio de una preparación.

Última actualización el 2019-12-04 at 18:21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados