Las mejores barreras de cama para bebés

Tl  fL

Una de las preocupaciones de los progenitores cuando tienen un bebé es cerciorarse de que duermen bien, arropados y seguros. Cuando descansan en la cuna la seguridad está garantizada pues los laterales hacen de barrera, impidiendo que puedan caerse, pero cuando se les pasa a la cama cambia la película.

Hay pequeños que apenas se mueven, pero otros asemejan auténticos remolinos que se destapan y amanecen en posturas inesperadas.

Aún para los más sosegados, se aconseja emplear una barrera como la del modelo Asalvo, barrera 2 en 1, compatible con todo género de camas, plegable para transportarla y con una largura de 150 cm.

De este modo los pequeños no van a correr el riesgo de terminar en el suelo y los progenitores descansarán a sabiendas de que su retoño está “a salvo”.

La barrera para la cama no solo da seguridad a los progenitores, también a los pequeños les da protección y, si acaban de dejar la cuna, no se sentirán tan desangelados.

Recomendaciones

Existen en el mercado múltiples géneros de barreras para cama, cada una con una característica principal, que se explican ahora: las plegables, idóneas para las familias que se marchan los fines de semana al pueblo, para las vacaciones o, simplemente, para quienes no desean tener un bártulo enorme cogiendo polvo en el cuarto trastero cuando no se usa; las abatibles, que viran cara abajo para acceder al pequeño o hacer la cama; y para finalizar, las fijas, que simulan los barrotes de la cuna y están hechas de aluminio o madera. No habitúan a tener tanta largura con lo que dejan acceder al bebé bordeando la cama.

Sabiendo los géneros de barreras que se ofertan, ahora toca explicar los aspectos a tener en consideración en el momento de elegir una barrera de cama. Los especialistas aconsejan una barrera plegable y abatible que facilite el cada día de los progenitores y sirva para llevarla a cualquier lugar. También he de ser segura y robusta.

Una vez puesta no debe moverse si el pequeño la empuja o la golpea. La instalación y el montaje deben ser fáciles y sin dificultades en el momento de poner y suprimir. Y, si es universal, los progenitores podrán emplearla en diferentes camas eligiendo un formato que se adapte a todo género de estructuras y jergones.

Todos estos consejos y particularidades han sido recabados tras realizar un pormenorizado estudio de las creencias de especialistas y progenitores satisfechos, que destacan las 5 mejores barreras de cama para bebés que se detallan ahora.

Con esta comparativa, los progenitores hallarán el modelo preciso de barrera de cama amoldado a sus necesidades y a su situación, con costes que fluctúan entre los 20€ y los 60€.

La opción mejor: Asalvo, barrera de cama 2 en 1

La barrera para cama 2 en 1 de Asalvo ha sido elegida como la mejor por su utilidad. Puede ponerse en cualquier cama de esta manera sea estándar, (somier y jergón) o nido con perfil de madera.

Esto es posible gracias a que los botones que la hacen abatible están situados unos centímetros por encima en lugar de en el ángulo de las barras. Así, se salva la altura del perfil de madera y se abate de forma fácil, con lo que no es necesario quitarla para hacer la cama.

Para fortalecer la seguridad ante pequeños muy inquietos o con mucha fuerza, incluye una correa extensible a cada lado que se engancha entre las láminas del somier y evita que puedan sacarla de un empujón. No pasa nada si el somier no tiene láminas pues el peso del jergón y del pequeño ya la deja fija.

Esta barrera de Asalvo tiene diferentes diseños para combinar con el moblaje infantil. Su largura es de 150 cm y, generalmente, acostumbra a ponerse desde el cabecero. La función principal es que no se peguen un trompazo durante la noche si viran cara la parte externa de la cama.

Por eso los 40 o 50 cm que quedan libres en la una parte de los pies no son un inconveniente. De hecho cuando el pequeño sepa subir y bajar solito de la cama, podrá hacerlo desde ese hueco.

Se aconseja tener paciencia con el montaje en tanto que puede parecer deficiente, que el tamaño de la tela es pequeño o las barras muy grandes. Pero no hay que desesperarse, la barrera he de ser de esta manera para que, una vez montada, quede estable, segura y firme.

Una buena alternativa: Hot Mom, barandilla de cama de 150 cm para bebés

Rebajas

La barrera de cama de la marca Hot Mom es otra buena opción que se acopla a todo género de cama. Con ella el bebé duerme apacible y seguro sin riesgo de accidentes.

Para las camas nido o compactas es suficiente con encajarla bajo el jergón, en tanto que el perfil de madera hace de encuentre imposibilitando que la barrera se salga. En cambio, para camas normales con somier hay que atornillar las patas a las láminas para que quede bien fija y en las de canapé, se debe prestar bien atención si se quiere o se puede perforar la base.

Si no se quiere atornillar y el jergón no pesa lo suficiente, la protección podría salirse en tanto que las patas son bastante cortas en comparación con la altura de la barrera.

Tiene un tamaño de 150 x 40 x 64 cm y está recomendada para pequeños desde 18 meses y hasta los 5 años. Es plegable y abatible con pulsar los botones laterales al tiempo.

Los especialistas confían en esta barrera como sistema de seguridad. El único “pero” es la posible complicad de su montaje pues las instrucciones solo vienen escritas en alemán y en inglés.

De madera: Pinolino 172330

Cuando se busca una barrera de cama de madera, el modelo de Pinolino es, sin duda, la opción mejor. Este fabricante es conocido por sus diseños exclusivos de barreras seguras para el bebé, pensadas también como un factor decorativo que combine con perfección con el cuarto infantil.

Está fabricada con madera de haya con barnizado mate o lacada en blanco. No es abatible, pero su instalación es fácil, pues solo es suficiente con ponerla bajo el jergón. No se aconseja para los pequeños más pequeños acostumbrados a la cuna con protectores mulliditos. Al ser de madera, pueden amanecer con un chichón.

Ofrece una longitud suficiente para poder proteger al máximo al bebé frente a las posibles caídas, con unas medidas de 120 x 32 x 40 cm. También está libre para camas de 90 cm. Este modelo es muy completo, sólido, estético y resistente.

Una apuesta segura para quienes intenten lo mejor.

La más segura: barrera de cama nido para bebé, 180 cm, de Mundibebé

Eso de que la mayoría de barreras de cama tengan una medida estándar de 140 o 150 cm de largo y 40 o 50 cm de alto, no satisface las necesidades de los progenitores que desean la máxima protección para su bebé bien sea pues es un seísmo, pues es pequeño o pues desean curarse en salud. Esa calma llegará cuando vean la barrera de Mundibebé de 180 cm de largura y 65 cm de altura.

En muchas ocasiones, debido al poco espacio que ofrecen los pisos, se intentan combinaciones para habitaciones infantiles que maximicen la posibilidad de almacenamiento. Por eso muchos dormitorios están compuestos por una cama nido con cajonera y otra cama extra debajo.

Esto acarrea que la cama principal quede a una altura notable con lo que la barrera de Mundibebé será el complemento perfecto, en tanto que no deja espacios y tiene una gran altura. Aunque es un modelo en especial desarrollado para camas nido y compactas también se pude instalar en camas normales y en canapé.

Es una barrera abatible gracias a un sistema renovador que marcha por medio de un botón, con lo que resulta más cómodo que otros modelos. Se pliega para llevarla a cualquier lugar y se desmonta para suprimir la tela y lavarla en la lavadora.

El mejor coste: barrera de cama abatible 140 cm/ 90cm Jané

Los progenitores depositan toda la confianza sobre la reputada marca Jané, experta en artículos infantiles. Mejorar el reposo es uno de sus objetivos, por eso ha concebido barreras para cama de todo género y para todos los presupuestos. En esta ocasión la elegida es su barrera de cama abatible básica, blanca y con tejido de red, por ser la mejor barrera existente en el mercado a un coste más que asequible.

Se trata de una barrera abatible, que viene montada y simple de emplear en tanto que le da libertad al pequeño para subir y bajar de la cama. Además, es un modelo seguro que queda fijado con el propio peso del jergón.

Es ligera y, al estar fabricada con una estructura metálica y una reja de malla, deja circular el aire de forma libre. Con una largura de 140 cm y una altura de 47 cm abarca el suficiente espacio para que el bebé no se caiga de la cama al voltearse al paso que duerme, pero, ¡ojo con la altura!

Para que la barrera haga bien su función, no se aconseja su empleo con jergones que tengan más de 20 cm de grosor. Hay una versión libre con una medida de 90 cm para las camas que dejan el cabecero o los pies de la cama libres.

Aunque su diseño no es tan atrayente como el resto de opciones, al final lo que se busca es seguridad y este modelo la ofrece a un coste inmejorable. Un aspecto a tener en consideración para los futuros compradores, es que esta barrera solo es compatible con camas estándar y, aunque se encaja en ciertas camas nido con perfil de madera, será imposible abatirla.

Última actualización el 2019-12-04 at 18:30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados