Las mejores barbacoas eléctricas

JqbTWTQL

Llega el fin de semana y nos agrada pasar el día al aire libre o quizás invitar amigos o familiares a casa. Sea como sea el plan, el alimento siempre y en toda circunstancia es parte esencial de cualquier encuentro.

Una buena opción es realizar una barbacoa, claro que esto no siempre y en toda circunstancia es fácil o viable. Una solución para no dejar el plan por el camino son las barbacoas eléctricas. Luego de múltiples piezas asadas, los especialistas aconsejan como preferida a la Severin 2790; la organización del evento ya se lo dejamos en vuestras manos.

¿Por qué una barbacoa eléctrica?

Hacer una barbacoa es una actividad de disfrute con amigos y familia, como disculpa para celebrar un aniversario o un evento esencial, o simplemente por el placer de asar y de comer comestibles con un sabor diferente al frecuente cocinado.

Se amoldan a todo género de comestibles, carnes, verduras, pescados, etc. Podemos emplearla incluso como una cocina en sí, valiéndonos de otros accesorios como cuencos de hierro o barro para cocer quesos, huevos, alubias, etc.

Cocinar a la parrilla es una alternativa sana, por el hecho de que no precisa de aceites ni agregar ningún género de grasa extra. La grasa de los comestibles, por ejemplo en la carne, es un inconveniente para aquellos que tiene colesterol; al cocinar en la parrilla la grasa se escurre, consiguiendo conseguir comestibles más saludables.

Las barbacoas eléctricas por su tamaño son ideales para espacios abiertos pequeños como terrazas o balcones. Otra ventaja para estos espacios es que las barbacoas eléctricas no hacen mucho humo en comparación con otras barbacoas a leña, lignito o gas.

Además por ser más pequeñas, hacen que sean sensiblemente más fáciles de adecentar y de sostener. No debemos suprimir restos de leña, ni estar pendientes del repuesto de una bombona de gas.

Son portátiles, haciendo que podamos movernos con ella y además incluso poder realizar una barbacoa al aire libre en espacios como cámpines o conectadas a una caravana.

Mucho más alcanzables que una barbacoa de gas o de leña, las barbacoas eléctricas que se amoldan a diferentes presupuestos.

A tener en cuenta

Como acostumbra a ocurrir con la mayoría de los aparatos de cocción eléctricos, tienen un termostato que deja inspeccionar la temperatura de cocción. El termostato tiene incorporado un conduzco de apagado, así cuando alcanza la temperatura indicada, se apaga para evitar exceder la temperatura elegida ahorrando además de esto energía. Si la temperatura de la barbacoa desciende, volverá a encenderse hasta conseguir de nuevo la temperatura de cocción elegida.

El manejo del termostato es muy fácil, quizás pensemos que por tratarse de una barbacoa tendrá alguna sofisticación pero no es así. En general el termostato deja temperaturas en tres niveles: alto, medio y bajo.

Debemos prestar atención a la potencia que usan, primero para medir el nivel de gasto energético que tendremos, y segundo por el hecho de que cuanta más potencia tengan más velocidad y eficiencia en asar tendrán. Lo ideal es que manejen una potencia en el rango de los 2000-2500W.

La superficie de cocción es una característica clave que va a depender del empleo que le deseemos dar. Si pensamos en que barbacoa es homónimo de celebración, familia y amigos, debemos pensar en una superficie de importante tamaño. Si por contra queremos asar, pero el espacio en el balcón es reducido, deberemos pensar en una barbacoa con una superficie de menor tamaño y menor capacidad. En este aspecto, una superficie más grande precisará una mayor potencia y incluso así los tiempos de cocción serán más lentos. Para tener un factor, mejor una superficie de 30 cm2 a partir de ahora.

El depósito de agua, que la mayoría de modelos trae incorporado, tiene la función de recoger la grasa sobrante y evitar el exceso de humo. Esto no evitará que la grasa caiga sobre la resistencia, pero por lo menos entonces podremos quitarla de manera fácil con un paño húmedo.

Los materiales más recomendables para una barbacoa son el acero inoxidable y el hierro derretido, además de esto tiene la propiedad de transmitir el calor de forma uniforme. El aluminio es sensiblemente más ligero y además de esto tiene la desventaja de transmitir demasiada temperatura a los comestibles pudiendo quemarlos; además de esto por ser un metal pesado, no es muy recomendable su contacto con los comestibles.

El tamaño, pues si piensas “qué más da, estará en el balcón” déjame decirte que un instrumento eléctrico mejor resguardarlo del polvo y la lluvia; debemos contemplar entonces su espacio de guardado o por lo menos ponerlo en un lugar a cubierto tras su empleo. Obviamente que si de medidas se trata, debemos contemplar que la barbacoa que adquiramos, entre así como nosotros que la estaremos manipulando, en el hueco que le hemos asignado para su empleo.

Dependiendo el modelo, puede incluir un soporte o usarse directamente sobre una mesa cualquiera. Aquí ya depende del espacio dónde la ubiquemos y del gusto de cada uno de ellos. Hay quienes prefieren una barbacoa sin soporte, por el hecho de que prefieren adquirir un mueble mono para el balcón y ponerla allá, otros prefieren no enrollarse y que venga lista para poner en su lugar.

Son segurísimas, no precisamos manipular ningún género de brasa caliente ni estar en contacto con bombonas de comburente. Su sistema de cocción eléctrico no elimina gases de combustión haciéndola todavía más segura.

Como detalle de diseño, algunos modelos pueden emplear piedras de lava en el depósito para repartir mejor el calor. Las piedras de lava serían el lignito de las parillas eléctricas.

Recomendaciones

Les dejamos ciertas recomendaciones que han aprendido los especialistas entonces de realizar múltiples barbacoas:

  • Calentar la barbacoa al máximo antes de poner la carne, para evitar que se vaya cociendo al paso que la barbacoa se calienta, y tengamos una carne poco jugosa.
  • Siempre tener en cuenta el corte de la carne, grueso o delgado, para regular la temperatura. Debemos evitar darle la vuelta a los cortes de carne todo el tiempo, es preferible un corte más delgado que sepamos cocinar siendo el ideal 2 cm de espesor.
  • No pinchar la carne ni tampoco las verduras, solo vamos a conseguir que pierdan sus jugos y se sequen. Mejor valernos de unas pinzas.
  • Para limpiarlas bastará con un harapo o gamuza húmeda, y de ser posible (y sin quemarnos), incluso cuando la barbacoa esté tibia. Si no tiene la opción de desmontarse, no debemos por ningún motivo meterla bajo el agua.
  • Los aparejos como las pinzas, los guantes, el delantal, un cepillo, unos buenos cuchillos, bandejas; son además artículos esenciales que debemos tener a mano en el momento de asar.

El preferido: Severin 2790

Las medidas de su superficie de cocción son ideales 41×26 cm. La reja de cocción tiene un buen espacio recomendable entre ranuras, pudiendo poner comestibles muy angostos como salchichas.

Con la reja podemos decantarse por dos alturas de cocción mediante los dos géneros de agujeros que tiene en su base. El agujero con un agujero hace que la reja esté más cercana a la resistencia para cocinar los comestibles a una mayor temperatura, y si preferimos distanciarla un tanto para un cocinado más pausado podemos poner la reja en el agujero cóncavo.

La manilla accesoria deja hacer palanca con la reja para poder quitarla y retirar de forma más fácil los comestibles.

El termostato deja diferentes géneros de temperaturas, es muy potente con 2500 W dejando asar en escaso tiempo aunque tarda un tanto hasta conseguir la temperatura elegida. Están indicadas de forma que sea fácil identificar las temperaturas bajas, medias y altas, pudiendo variarlas en todos y cada rango. La luz conduzco roja apunta cuando el termostato está encendido o apagado.

Es completamente desmontable, depósito de agua, reja, resistencia y base; para una mejor limpieza y guardado. Sus cuatro patas de apoyo anchas le ofrecen una buena estabilidad.

La resistencia tiene un detalle de diseño, que aunque puede pasar inadvertido es realmente útil. Tiene unas guías metálicas que atraviesan todas las vueltas, para que al ponerla sobre la base no se hundan con su peso transcurrido el tiempo, y tengan riesgo de tomar contacto con el agua. En la parte central de la resistencia hay un hueco que podría estar mejor aprovechado, al poner comestibles en esa zona, podemos querer que les llega un tanto menos de temperatura.

Los acabados son estándar, podemos decantarse por una parrilla con mejores acabados, como es natural que sí, pero debemos quitarle posibilidades o estar preparados a pagarla más cara.

Otras opciones

Jata BQ101A

Rebajas

Con dos alturas regulables desde el mismo diseño de la reja. El depósito de agua está integrado a la base, dándole mayor robustez pero complicando un tanto su vaciado y limpieza. El resto de componentes se desmontan.

El diseño alargado de la resistencia, deja un cocinado con temperaturas parejas en toda la superficie de 34 x 24 cm; con estas medidas es esencial tener en cuenta que es un tanto más compacta que otras.

Su potencia es de 2400 W, es suficiente para las medidas que tiene la barbacoa, pero quizás para comestibles de corte grosísimo demora un pcoc más de los aguardado en asarlos.

Incorpora un sistema de seguridad que no permite que la resistencia se encienda si no está apropiadamente puesta en la estructura. El inconveniente es que al desplazar la parrilla, puede moverse la resistencia perdiendo el contacto y haciendo que recolocarla sea complicado.

La gran desventaja, es que esta barbacoa no tiene un termostato ni la opción de regular la temperatura, solo podremos regular el calor de los comestibles con las mudando la altura de la reja.

Dentro de las barbacoas eléctricas es una alternativa muy básica pero muy asequible.

Tefal BG9038

Una opción más compacta, robusta y con un mejor diseño es la barbacoa Tefal. Es ideal para dos personas por el hecho de que su superficie de cocción es de 37 x 20 cm y su potencia es de 2200W, mucho menor que otras barbacoas.

La temperatura es muy frecuente y no tiene posibilidad de regularse con un termostato. La distribución de su resistencia es ideal, por el hecho de que tiene 2 guías que la mantienen evitando que se caiga por el peso como en la barbacoa Severin y está tan bien distribuida por toda la superficie como en la barbacoa Jata.

Es completamente desmontable para poder limpiarse. La bandeja de agua es de aluminio, no siendo el mejor material para comestibles o vapores de agua; y singular cuidado al lavarla, lo idóneo es evitar el lavaplatos por mucho que no deseemos.

La desventaja es su costo, hablamos de una barbacoa que no deja regular la temperatura y que cuesta por sobre los 50 euros.

George Foreman 22460-56

Rebajas

Lo bueno de esta barbacoa es su utilidad de espacios, en tanto que podemos emplearla con su pie de apoyo que alcanza una altura de 97 cm, o quitarlo para apoyarla sobre cualquier otra superficie. Su diseño es robusto, sobrio, redondo y con tapa.

Si vamos a emplearla en el exterior con el soporte, debemos buscar una superficie que sea lo más uniforme posible, pues puede moverse un tanto ientras manipulamos la tapa o los comestibles.

Para su placa de cerca de 40 x 40 cm2 los 2400W de temperatura son más que suficientes para asar un sinnúmero de comestibles.

Su termostato deja inspeccionar la temperatura. El indicador de temperatura incorporado en su tapa, deja inspeccionar la temperatura interior sin especificar destaparla; y claro la tapa deja que los comestibles se cocinen a mayo temperatura, más veloz y además empapados de su aroma.

Más que una barbacoa es un grill exterior y además interior, pues no lleva reja sino una placa antiadherente. La placa es extraíble y cuenta con una bandeja antigoteo.

Si la queremos tener en nuestra terraza, tenemos que estar preparados a invertir algo más de 100 euros.

Taurus Maxim’s III

Rebajas

La Taurus es buena elección económica de barbacoas, con termostato y temperatura regulable. La situación de la reja es de altura única, no pudiendo combinar altura y temperatura para asar.

La potencia es un tanto escasa para los 42 x 22 cm de superficie, incluso la resistencia se queda un tanto corta no llegando absolutamente bien a los bordes.

Puede que tarde un tanto en conseguir conseguir las temperaturas máximas, pero esto es debido a su potencia no muy recomendada para barbacoas con esta superficie. Incluso podemos querer que algunos cortes de carne tarda un tanto más que otras en cocerlos.

Si pretendemos que el depósito de agua y la reja duren con su brillo y color, mejor lavarlo todo a mano y evitar el lavaplatos, claro no es muy cómodo y práctico tratándose de la bandeja que además de esto junta la grasa y la reja en donde muchas veces quedan restos de comestibles engastados.

Para una barbacoa cuyo costo es de cerca de 30 euros y que brinda la posibilidad de un termostato regulable, no está nada mal.

Última actualización el 2019-12-04 at 18:30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados