Las mejores almohadas cervicales para un mejor reposo

Encontrar un buen aliado para el reposo es esencial para dormir del tirón y levantarse al día siguiente con los músculos cervicales relajados.

Tanto el somier como el jergón son esenciales, pero la almohada va a determinar y ofrecer un apoyo perfecto y, en consecuencia, un reposo continuado y dulce.

Las almohadas tradicionales han pasado a la historia por el hecho de que solo ofrecen un apoyo acolchado que, en un primer momento y tras un intenso día, puede parecer el cielo, pero que por la mañana siguiente podría tornarse en una torticolis insoportable, por la mala postura adoptada.

Para evitar estos dolorosos espasmos y otras molestias se idearon las almohadas cervicales, que se identifican por su forma ergonómica que garantiza una recomendable alineación de la columna y el cuello, además de esto de por un apoyo sin presión de la zona alta del cuerpo: hombros y cabeza.

Evolución y características particulares

A lo largo de los años han evolucionado y son muchas las marcas de sistemas de reposo que ofrecen uno o múltiples modelos de este género de almohadas.

Tras un minucioso estudio, se han elegido los cinco mejores que actualmente se comercializan, entre aquéllos que destaca la almohada ergonómica de Supportiback, cuyas cualidades principales son su extrema comodidad y el gel disipador del calor que incorpora para mantenerla fresca.

Para qué sirven

Pero una almohada cervical ofrece más que un sueño reparador. También disipan los cefaleas, alivian las tensiones musculares de quienes trabajan frente a un computador o cogiendo mucho peso diario, minimizan los ronquidos y mantienen las veinticuatro vértebras alineadas mientras que dormimos.

Normalmente están fabricadas con fibras de alta densidad tipo viscoelástica o látex en tanto que este género de materiales alivian la presión y se amoldan al contorno sin hundirse.

Eso sí, estos materiales también son conocidos por el hecho de que acumulan calor, con lo que convendría cerciorarse de que tengan un buen sistema de ventilación o una funda transpirable para que no nos despertemos sudando en medio de la noche.

Para quiénes son recomendables

Es esencial tener en cuenta que la almohada cervical es eficaz para quienes duermen en situación supina (bocarriba) y fetal (de lado), mientras que que no está recomendada para quienes duermen bocabajo.

Aunque hay que especificar que hay modelos viscoelásticos, pero sin forma ergonómica, que dejan cualquier postura.

Ahora que conocemos un tanto del producto, vamos a pasar al análisis personalizado de cada una de ellas.

Seguro que esta lectura va a facilitar la elección de quienes precisen una de estas almohadas en tanto que cada una ofrece diferentes características particulares y costes, pudiendo seleccionar entre un modelo que cuesta menos de 30 euros o uno de más de 80.

La preferida: Supportiback

La almohada ortopédica terapéutica de Supportiback se ha ganado el reconocimiento de especialistas en el reposo y tiene el mayor número de valoraciones positivas por muchas razones.

Ha sido desarrollada por médicos especializados y es apropiada para quienes duermen de lado o boca arriba.

En cuanto empiecen a usarla van a ver aliviados tanto los cefaleas como la tensión muscular del cuello, los hombros y la espalda.

Esto se debe a su forma ergonómica y a la espuma viscoelástica de alta densidad que se amolda al contorno del cuello, los hombros y la cabeza sin dejar huecos y distribuyendo la presión.

Asimismo, al dormir alineados, se respira mejor y, en consecuencia, se ronca menos.

A los especialistas les chifla que incorpore un gel disipador del calor que la mantiene fresca en cualquier temporada del año. Y es muy esencial su funda transpirable, en tanto que las almohadas viscoelásticas provocan sudoración en muchas personas.

La Supportiback tiene unas medidas únicas de 54 centímetros de largo, 35 de ancho y 10 de alto en su zona superior por 7 en su parte baja. Podría resultar algo pequeña para determinadas personas, con lo que resulta conveniente tener en cuenta este aspecto.

Otra buena opción: UTTU almohada viscoelástica

La particularidad de la almohada de UTTU es que tiene una capa media extraíble para amoldarse a todo género de personas y formas de dormir (bocarriba, de lado o bocabajo).

De esta forma, si dejamos la almohada como viene tendremos un modelo alto con 12 centímetros en la parte más elevada y 10 en la parte baja.

Pero si quitamos la espuma viscoelástica central, la UTTU quedará con 9 centímetros en la zona alta y 7 en la baja, ideal para aquellas personas que pasan gran una parte de la noche bocabajo.

Está fabricada con espuma UTTU Dynamic de alta densidad que se ajusta a la curva natural del cuello y que garantiza un enorme confort. Al igual que el modelo preferido de Supportiback, su forma ergonómica ayuda a relajar sensiblemente la tensión muscular amontonada, elimina los cefaleas y previene los incómodos ronquidos.

Este material singular mantiene siempre y en todo momento la misma dureza, independientemente de la temperatura y la época del año. Además, su funda extraíble contiene un 40 % de fibra de bambú que la hace transpirable.

Es algo más grande que nuestra preferida, con 60 centímetros de largo y 36 de ancho.

Tempur original: la almohada cervical por antonomasia

La marca Tempur tiene una curiosa historia detrás unida a la NASA, quien desarrolló en los años 70 un material para absorber “la presión a la que los astronautas estaban sometidos durante las fases del despegue”.

Diez años después este material “pasó al dominio púbico” y fue entonces en el momento en que un conjunto de científicos decidieron estudiarlo, desarrollarlo y mejorarlo para poder fabricar los jergones y las almohadas Tempur.

Ahora comprenderás por qué es el modelo con el coste más elevado de esta comparativa, pues su material es de una calidad superior y también incomparable.

Su forma ergonómica garantiza un reposo continuado y sin interrupciones durante toda la noche al amoldarse a la perfección a la morfología de la cabeza, los hombros y la espalda relajando los músculos de forma natural.

Además, si cambiamos de postura cambia su forma con nosotros, y en cuestión de segundos ya la notaremos otra vez como si estuviera hecha a medida.

Está singularmente recomendada para quienes duermen de lado, con lo que, si te pones de otra manera, los especialistas aconsejan otros diseños que se muestran en esta comparativa.

La Tempur Original puede escogerse en múltiples grosores y medidas para ajustarse a todos los modos de reposo y morfologías.

Este modelo en específico es una talla M y tiene unas medidas de 50 centímetros de largo, 31 de ancho, 10 en la zona alta y 7 en la baja.

El mejor bulto de dos de Camapolis Seasons

Las almohadas viscoelásticas del fabricante nacional Camapolis Seasons son la opción ideal para quienes aborrezcan los modelos ergonómicos que solo dejan dormir de lado o bocarriba, pero precisan una almohada cuyo material les dé el máximo apoyo cervical.

Están fabricadas en España y ofrecen una firmeza media de grado 3 sobre 5 para evitar que la cabeza se hunda, pero sin resultar extremadamente firme.

Así se consigue una agradable sensación de relajación en el cuello y las cervicales al tumbarse.

Incorpora dos fundas extraíbles: una exterior con tratamiento aloe de agradable tacto y una interior que queda tensada para evitar cualquier género de arruga que perjudique el sueño. Ambas pueden lavarse en la lavadora.

Sabanalia: el mejor coste

Al igual que Camapolis, Sabanalia es una compañía cuyos productos se fabrican íntegramente en España. Su modelo de almohada cervical viscoelástica ocupa un puesto en esta comparativa por el hecho de que con un coste realmente bajo, ofrece unas características particulares para el reposo más que inmejorables.
Su diseño ergonómico está ideado para quienes duermen de lado o bocarriba en tanto que consigue que las cervicales encuentren el apoyo recomendable a lo largo del reposo, adaptándose al contorno del cuello y la cabeza.
Debido a su densidad alta resulta más firme que otros modelos. Otra de sus características particulares es que su funda incorpora un tratamiento de aloe que le aporta suavidad y beneficios en el momento de dormir.
La Sabanalia se oferta en dos medidas de largo: 50 o 70 centímetros. El ancho es estándar, con 33 centímetros aproximadamente, y la altura cambia de la zona baja a la zona alta desde los 8 a los 11 centímetros.
El fabricante advierte que “debido al molde viscoelástico flex-form, las medidas pueden cambiar un 3 %, siempre y en todo momento respetando los estándares de calidad indicados”.

Última actualización el 2019-12-04 at 11:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Guías de opiniones, compra, análisis y artículos en Dormitorio